¿Dejámos el chupete?

3



Para mi fue fácil que mi hijo mayor dejara el chupete.

Lo dejó casi a la fuerza porqué tuvo un virus muy molesto: estomatitis herpética, que cursa con mucho dolor y fiebre alta. Le dolía tanto la boca que no quería para nada  su tan querido y amado chupete.

Pero no es así en todos los casos, ni mucho menos. Y muchos padres nos preguntamos:

 ¿Cuál es el mejor momento para dejar el chupete?

No hay ningún manual que nos indique las fechas y las normas de cómo ni cuándo conseguir que nuestros hijos dejen el chupete, de cómo hacerlo bien como padres y ser perfectos. Ésto, ésto no existe!

Hay que encontrar el momento oportuno para despedirse del chupete, y cada niño tendrá su propio ritmo. Unos lo dejarán antes y sin mucho esfuerzo y a otros les costará algo más, pero seguro lo conseguimos si consideramos previamente algunas cuestiones.


Por mi experiencia diría, de acuerdo con lo que se indica en libros y revistas sobre el tema, que se deben dar unos requisitos previos para quitar el chupete.

  • Empezar entre los 2 años y los 2 años y medio (24-30 meses). No es aconsejable quitarlo demasiado pronto.
  • Se ha adaptado a los ritmos de la guardería. O cuando va al parque no se lo dejamos porqué se ensucia y él lo asume bien.
  • Se ha adaptado a las ausencias maternas.
  • Nos tomamos muy en serio su retirada y tenemos una estrategia bien estudiada.
  • Preparamos el terreno con antelación, le explicamos al niño por ejemplo que se lo daremos a Papá Noel, o a los Reyes Magos, o que lo dejaremos bajo el árbol de Navidad… éstas son estrategias utilizadas por centenares de padres y funcionan. Si algo funciona a los demás … ¿ por qué no debería funcionarme a mi?
  • El niño debe tenerlo asimilado y debe estar preparado. Es absurdo quitarlo antes de tiempo y hacerle vivir situaciones angustiosas, para volver a ofrecerle de nuevo el chupete.
  • Planificamos bien antes de actuar y pensemos que:

El chupete es para nuestros hijos de estas edades su mejor amigo, les proporciona seguridad y equilibrio emocional, le consuela cuando está enfadado, nervioso o tiene hambre por eso les resulta tan difícil separarse de él.

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más