Vernos bien depués de dar a luz a veces no resulta tan fácil como nos gustaría. Los cambios corporales, el aumento de peso, el cansancio y todos los altibajos hormonales pasan factura y nuestra autoestima después del embarazo puede verse afectada en mayor o menor medida. Con esta idea en mente hoy hablo de cuidar nuestro aspecto, y nuestro cuerpo tanto por dentro como por fuera. Porque a veces solo es necesario verse bien para sentirse algo mejor. Y aunque parezca superficial mirarse en el espejo y gustarse es importante para muchas mujeres que acaban de ser madres. 

cuidar nuestro aspecto después del embarazo
(c) Can Stock Photo / prg0383

Cuídate para cuidar, mímate para mimar

Es cierto, nadie puede negarlo. Durante las primeras semanas, cuando no los primeros meses, de tener a nuestro pequeño en casa, disponemos de poco tiempo para mirarnos al espejo. Las prioridades cambian y nos volcamos a cuidar de ese ser indefenso al que tanto amamos, dejando para otro momento el cuidado de nuestro aspecto. Y esto, algo a lo que no solemos dar mucha importancia porque quizás nos etiquetarían de “malas madres” o de “superficiales” en este momento vital, es algo que puede acabar por hacernos sentir mal con nosotras mismas.

Dormimos poco y tenemos ojeras, a penas tenemos tiempo para una ducha rápida y en lo que menos pensamos es en estar guapas. Es cierto. A muchas nos pasa o nos ha pasado esto mismo que te sucede a tí. Sin embargo, a medida que los peques se van haciendo mayores, duermen más y nos demandan menos podemos volver a algunas de nuestras rutinas anteriores o adquirir nuevos hábitos de autocuidado. 

¿Qué puedes hacer?

Hacer ejercicio, salir a pasear, ir a la peluquería, … Sé que todo esto puede parecerte un lujo cuando tienes un bebé en casa, lo sé. Pero también sé por experiencia propia que debes intentar ofrecerte estas pequeñas dosis de tiempo y cuidado para sentir que no solo eres mamá. Verse bien y que te vean bien aumenta la sensación de bienestar, y cómo no, parte de nuestra autoestima, que tras ser madre en ocasiones se ve algo afectada. Algo tan simple como un pequeño toque de maquillaje, o usar lentillas en lugar de las gafas, puede hacer que te veas mejor. Sobre todo ahora cuando muchas empresas especializadas tienen varios modelos de lentes clásicas y lentes de contacto en color en oferta como es el caso de Vision Direct España donde además ahora te puedes beneficiar de 25 € de regalo por la compra de 100€ o más

Come de forma equilibrada y variada, bebe abundante agua y descanasa siempre que tengas la ocasión. 

Tras dar a luz tu bebé es lo más importante, pero tú también.

No es necesario decir que nuestro bebé es lo más importante y cuidar bien de él nuestra primera prioridad. Claro que sí. Pero ese bebé necesita una mamá que se sienta bien con ella misma y con el mundo. Una mamá que aprenda a pedir ayuda cuando la necesite, porque los primeros meses no son fáciles. Los bebés lloran y demandan mucha atención. Unos más que otros, en función de factores como su temperamento o prematuridad, por poner dos ejemplos.

Nos guste o no, lo cierto es que si nos abandonamos y nos descuidamos podemos caer en una espiral en la que cada vez hagamos menos cosas para nosotras. Cuando esto ocurre puede que nos despreocupemos de nuestra manera de vestir, de cómo nos peinarnos y nos vayamos sumiendo en un estado de apatía, desánimo, dejadez y descuido personal. 

Si ves que te está sucediendo algo similar puede que debas pedir ayuda a tu entorno más cercano para que te echen una mano. En ocasiones, cuando la apatía, la tristeza y el desánimo es severo debemos ponernos en manos de un profesional experto para descartar o tratar una posible depresión postparto. Un tema de gran importancia que no debes dejar pasar. 

Mantener unas expectativas realistas

No pretendo decir o dar a entender que debas perder peso rápidamente, ni tengas que ponerte a dieta sin control médico, más bien todo lo contrario. Quiero que te cuides, que te mires y te mimes. Que no descuides tu ser interior ni exterior pero que tampoco te pongas más presión de la debida. Que busques el equilibrio y seas compasiva contigo misma. Tu cuerpo ha cambiado para crear un ser maravilloso, aceptar estos cambios es absolutamente imprescindible pero no tiene porqué ir en detrimento de seguir viéndote bien. 

Las modelos de las revistas parece que se recuperan maravillosamente bien tras dar a luz, pero su forma de vida y la nuestra no tienen nada que ver. Ellas viven de su imagen y cuerpo, la gran mayoría de nosotras no. Tenemos otros hábitos, otras costumbres y el cuerpo tras dar a luz necesita tiempo para recuperarse, en muchas ocasiones será difícil volver a nuestro peso antes del embarazo. Lo más probable es que algún quilo de más se quede con nosotras durante mucho tiempo o para siempre. 

Cuanto más realistas sean nuestras expectativas respecto a nuestra recuperación tras dar a luz mejor la vamos a llevar y menos hundidas nos sentiremos. Cuidar nuestro aspecto después del embarazo es importante para mantener un buen estado de ánimo.

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.