Cubos y palas para construir castillos de arena. Miniland nos acompaña en este inicio de verano

Empieza otra temporada de verano. Los niños han terminado el cole y por delante nos quedan días y días de piscina, campo o playa. Nosotros, igual que muchas otras familias como la tuya, somos de playa y, como no puede ser de otra manera, en casa nunca faltan cubos y palas para construir castillos de arena. Cubos y palas que tampoco deben faltar en ninguna casa con niños sea la playa donde se pasen las vacaciones o sea el campo o la montaña.

Los niños también necesitan estas ansiadas vacaciones, necesitan desquitarse de las rutinas, de los rígidos horarios escolares y de los quehaceres diarios que el calendario escolar marcan a cualquier hijo de vecino. Es hora de dejar uniformes, mochilas y batas y coger cubos y palas para construir lo que sea que a nuestros hijos les venga en mente, ya sea un castillo de arena o un pastel de aniversario. En nuestro caso los cubos, palas y rastrillos son de la marca Miniland, su plástico es fuerte y resistente, no como otros que al final de la primera semana ya empiezan a mostrar signos de fragilidad. 
¿Por qué los niños necesitan tener cubos, palas y rastrillos para jugar con el agua y la arena?
 
El uso de estos clásicos  juguetes :
  • favorece la coordinación de movimientos de nuestros pequeños, vemos como hacen ejercicio físico llevando y trayendo cubos de agua o arena de aquí para allá;
  • promueve  la imaginación y la creatividad, la atención y concentración en una tarea de construcción;
  • nos permite seguir trabajando el nombre de los colores, formas y tamaños de un modo lúdico y divertido en un ambiente distendido;
  • garantiza horas y horas de diversión y de trabajo en equipo ya sea con papá y mamá o con hermanos o amigos.
Miniland nos acompaña en este inicio de verano y nos llevamos a la playa sus cubos y palas para divertirnos con la arena y el agua ¿tu ya tienes tu set? Si hoy vas a ir a la playa no te olvides de cogerlos

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.