Consejos para el baño del bebé

La hora del baño es uno de los momentos del día más agradables tanto para nuestro bebé como para nosotros, sus padres. Aunque como madre te diré que también es uno de los que más pueden atemorizarte durante los primeros días, sobre todo cuando eres primeriza y estás sola en casa. Para que te sientas segura en todo momento y puedas transmitirle a tu pequeño la tranquilidad que necesita hoy te propongo una serie de consejos para el baño del bebé. De modo que sigue leyendo para saber qué hacer y qué intentar evitar.

Consejos para la hora del baño del bebé
Imagen de trang huyền en Pixabay

Consideraciones previas

Ser madre primeriza tiene sus pequeños inconvenientes y uno de ellos es la inseguridad entorno a múltiples cosas que al principio nos asustan pero que pasados unos días realizaremos con total normalidad. Una de ellas es la hora del baño del bebé.

Algunas de las preguntas que se nos plantean el primer día son:

  • Qué hora es la más adecuada para el baño.
  • Cómo sujetar al bebé para que no se nos escurra entre las manos.
  • Cuál es la temperatura del agua más adecuada.
  • Qué necesitaré antes, durante y después del baño.
  • Qué hacer si llora.

En este post intentaré ofrecerte algunos consejos para el baño del bebé y despejar estas dudas y otras más.

5 Consejos esenciales para la hora del baño del bebé

Para que tanto tú como tu bebé podáis disfrutar la hora del baño desde el primer día te sugiero que sigas estas recomendaciones o consejos que te proporciono a continuación.

  1. Prepáralo todo con antelación. Antes de empezar debes cerciorarte que dispones de todos los elementos y productos que vas a necesitar y que los dejas en un lugar cercano. Es decir, es importante asegurarte que vas tener a mano todo cuanto vayas a necesitar. Y qué es lo imprescindible:
    • Bañera. Tienes una guía súper completa en Labañeradetubebé.com
    • Gel neutro especial para bebés.
    • Esponja suave
    • Termómetro de agua
    • Toallas
    • Cambiador
    • Crema hidratante o aceites esenciales para la delicada piel de tu recién nacido.
    • Pañales.
    • Ropa de recambio.
  1. Asegúrate que la temperatura del ambiente y del agua son las correctas. No debe hacer demasiada calor – tampoco frío – en la estancia donde vayas a realizar el baño puesto que podría causar malestar a tu pequeño. Y sobre todo no olvides que el agua de baño debe estar sobre unos 35º – 36º. No sobre pases esta temperatura porque podrías quemar la fina piel de tu hijo. Para ello te recomendaba tener un termómetro de agua en el punto anterior.
  1. Desviste y coloca con suavidad y despacio a tu bebé en la bañera. Los asientos de bañera para bebé pueden ayudarte a sostenerlo bien en ella sin miedo a que resbale. Los bebés deben sentirse seguros en todo momento y por ello, si no dispones de este elemento es fundamental que lo sostengas con el brazo y mantengas su cuello estable.
  1. Háblale mientras le bañas, mantén el contacto visual y acaríciale suavemente para transmitirle toda la confianza que necesita para adaptarse a esta nueva rutina. Si llora mientras le bañas, tus suaves palabras y caricias le tranquilizaran. Si el llanto persiste puede que hayas escogido un momento en el que tenga hambre y llore por ese motivo. Si es así invierte el tiempo justo para asearlo y colma su necesidad tan pronto como puedas. Ahora es demasiado pequeño para hacerle esperar.
  1. Dale un suave masaje relajante. Mi consejo es que este momento sea uno de los más especiales del día. Un momento de contacto, de transmitir ternura, cariño y amor. Los masajes suaves en el abdomen favorecen la expulsión de gases y previenen los cólicos. Pero esencialmente los masajes transmiten sensaciones agradables que los bebés tanto necesitan para poder establecer un apego seguro con sus padres o cuidadores habituales.

Resumiendo

La hora del baño del bebé es uno de los momentos más agradables pero también los más temidos del día para los padres primerizos. Seguir los consejos que te he ofrecido te permitirá sentirte más segura y confiada, pero recuerda que puedes pedir ayuda a algún familiar cercano para que te acompañe en este momento tan íntimo.

Recuerda que si este post te ha parecido interesante o crees que puede ayudar a otras mamás o papás primerizos puedes compartirlo en tus redes sociales para que llegue a ellos.