Ahora que ha llegado el verano y que los niños ya han iniciado sus esperadas y deseadas vacaciones, muchos padres y madres pasaremos mucho más tiempo en compañía de nuestros hijos. A pesar que durante el verano vivimos más relajados y sin estar pendientes de despertadores y relojes, es momento de recordar los propósitos educativos que nos aconsejaban desde el observatorio  FAROS al inicio de este año 2013, si bien es algo que deberíamos recordar e intentar aplicar los 365 días del año.




  • Educar en positivo, sin gritar, insultar, humillar o azotar a nuestros hijos.
  • No descargar nuestro malhumor en ellos.
  • Pasar el máximo tiempo posible con nuestros pequeños involucrándonos en su desarrollo, educación y formación.
  • Ser firme al establecer y aplicar normas, pero igual de importante es que nosotros mismos las respetemos.
  • Solucionar metódicamente los problemas de mal comportamiento de nuestros hijos.
  • Inculcar  la importancia de buscar el equilibrio entre el trabajo y el ocio.
  • Enseñar el valor del dinero a través de la paga semanal.
  • Ayudar a nuestros hijos a afrontar y resolver sus conflictos.
  • Gestionar sus celos ante el nacimiento de un hermanito.
  • Y desde luego aprovechar la oportunidad de vivir al máximo nuestra maternidad o paternidad.

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.