Para padres y madres que buscan respuestas.

Beneficios de mantener horarios regulares a la hora de dormir

6 238

Siempre hemos oído hablar a los expertos que es necesario dormir bien para estar mentalmente activos, así como la importancia de las pautas de sueño y las rutinas para que nuestros pequeños aprendan a dormir correctamente. Ahora un estudio británico demuestra que acostarse a diferentes horas, es decir, no tener un horario más o menos fijo y establecido para dormir podría reducir la capacidad mental de nuestros hijos. 

Lo que el estudio, publicado en la revista HealthDay News el martes 9 de julio de 2013, demuestra es que irse a dormir a diferentes horas de la noche parece que podría reducir la capacidad mental de los niños. Este estudio ha hallado que cuanto más tiempo pasan los niños durmiendo a diferentes horas cada noche, más bajas son sus puntuaciones en pruebas de pensamiento. Es decir, que un horario irregular a la hora de acostarse podría estar relacionado con un bajo rendimiento escolar.

Esta investigación longitudinal se llevó a cabo con 11.000 niños y niñas del Reino Unido y estudió las rutinas familiares, incluyendo (claro está) la hora de irse a dormir. Los datos se tomaron cuando los niños tenían 3 – 5 y 7 años. A los 7 años se les administraron distintas pruebas de evaluación sobre sus habilidades matemáticas, de lectura y de conciencia espacial.

A los 3 años parecía común que los niños mantuvieran un horario irregular, uno de cada cinco niños se acostaba a diferentes horas, sin seguir ninguna pauta. A los 7 años más de la midad de los niños estudiados se acostaban regularmente entre las 19:30 y las 20:30h (algo que en España veo absolutamente impensable debido a los horarios laborales, escolares y familiares)

Tanto las niñas como los niños de 7 años que mantenía horarios irregulares para dormir obtuvieron puntuaciones más bajas en las tres pruebas que aquellos y aquellas que mantenían horarios regulares. 

Loa horarios irregulares para dormir a los 3 años se asociaron con unas puntuaciones más bajas en todas las pruebas administradas (matemáticas, lectura y conciencia espacial) tanto en niñas como en niños. Este dato sugiere que alrededor de los 3 años existiría un período sensible para desarrollar ciertas habilidades mentales

El impacto de un horario irregular para dormir parece ser acumulativo. Las chicas que nunca tuvieron un horario regular para dormir a los 3, 5 y 7 años de edad obtuvieron unas puntuaciones significativamente más bajas en la lectura, las matemáticas y la conciencia espacial que las chicas que tenían horarios fijos para irse a la cama. El impacto fue igual entre los chicos, pero en dos de las tres edades.

Los horarios irregulares de sueño podrían afectar a los ritmos corporales naturales y provocar privación de sueño, dañando la capacidad del niño de adquirir y retener la información, señalaron los investigadores.

El desarrollo infantil temprano tiene influencias profundas sobre la salud y el bienestar durante toda la vida“, comenta la autora del estudio, Amanda Sacker, del departamento de epidemiología y salud pública del Colegio Universitario de Londres. “Por tanto, un sueño de menor duración o interrumpido, sobre todo si ocurre en momentos claves del desarrollo, podría tener unos impactos importantes en la salud de toda la vida”.

Aunque el estudio halló una conexión aparente entre unos horarios irregulares para dormir y una reducción en la agudeza mental, no ha probado su causalidad.

 
Artículo original por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Journal of Epidemiology and Community Health, news release, July 8, 2013

foto cortesía de www.freedigitalphotos.net
A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel