Hoy proponemos dos formas diferentes de aprender idiomas con las lecturas en casa. 2 libros bilingües para aprender inglés de una forma divertida.

Hay varios momentos de la infancia que son claves para el aprendizaje. Podemos seguir aprendiendo durante toda la vida debido a la plasticidad de nuestro cerebro, pero hay fases que son más relevantes que otras para aprender ciertos conocimientos.

En lo que se refiere a idiomas extranjeros, la fase que va hasta los 5 años es clave y la facilidad de aprendizaje sigue siendo muy alta hasta los doce. Sin embargo los niños tienen muchas asignaturas y el horario muy lleno, así que una forma de adquirir más lenguas de manera divertida es que lean sus propios libros en ediciones bilingües.

Os queremos proponer Soy un conejo, de la editorial Lata de Sal como ejemplo. Es un precioso álbum ilustrado para niños de hasta 7 años con texto en castellano y en inglés. Cada página contiene una frase sencilla en ambos idiomas. Es perfecto para que entren en contacto con el inglés mientras les lees un cuento.

soy-un-conejo

 

Otra opción más tradicional pero divertidamente reformulada son los cuadernos English is Fun. Es una colección de libros con actividades para diferentes franjas de edad. Lo que les hace diferente de los típicos cuadernos de idiomas es que está repleto de juegos, contiene diagramas y pegatinas y además está a todo color. El formato de ejercicio clásico es mínimo y propone ejercitar el idioma mediante el juego.

English is fun

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.