¿Cómo elegir el Sacaleches más adecuado para ti?

68

La lactancia materna es, sin duda, la mejor opción para nuestro bebé. Nadie, hoy en día, puede cuestionar los innumerables beneficios que supone la lactancia aunque no siempre es posible. No obstante, siempre que no exista ningún impedimento la OMS y la Asociación Española de Pediatría, entre otros agentes, recomiendan la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses de vida y posteriormente, junto con otros alimentos, hasta los 2 años o más. El uso de los extractores de leche es una ayuda imprescindible para alargar el tiempo de lactancia, sobre todo cuando te reincorpores al trabajo, pero exiten otras circunstancias en las que su uso es muy recomendable. En el post de hoy hablamos sobre cómo elegir el sacaleches más adecuado para ti, de los tipos que existen y de las diferentes situaciones en las que te puedes beneficiar de su uso.

Cuándo usar un sacaleches.

Los sacaleches te ayudan a extraer la leche que produces para poder usarla más tarde para alimentar a tu bebé. Créeme, existen diferentes motivos por los que una madre decide usar un sacaleches y no solo es para . Algunos de ellos pueden ser los siguientes:

  1. Uno de los motivos más usuales es para alargar el periodo de lactancia materna cuando debes reincorporarte al trabajo. Esto te permitirá extraer y guardar la leche para que otra persona pueda ofrecérsela usando un biberón cuando tu no estés.
  2. Las grietas en el pezón son también un motivo por el cuál algunas madres deciden usar un sacaleches y así evitar el dolor que causa amamantar hasta que se solucionan este problema.
  3. Problemas físicos del bebé o situaciones de prematuridad que dificultan que el bebé se agarre al pecho.  El uso de un sacaleches facilita la producción de leche y guardarla para podérsela ofrecer más tarde mediante sonda nasogástrica o biberón.
  4. Ayudar, de forma voluntaria y totalmente altruista, a mantener las reservas de los diferentes bancos de leche materna. Cuyo objetivo es asegurar la alimentación con leche materna de todos los prematuros o neonatos que por diferentes razones no pueden ser alimentados por su propia madre.

Tipos de sacaleches: manuales o eléctricos

En el mercado existen dos tipos de sacaleches aunque encontrarás infinidad de marcas. Decidirse por uno u otro debe ser una decisión pensada, teniendo en cuenta algo más que el precio.

  1. Sacaleches manual — Es el que funciona a mano, sin necesidad de electricidad, por lo que podemos usarlo en cualquier lugar. Este es el tipo de sacaleches que suelen elegir las madres que no tienen intención de sacarse la leche con mucha frecuencia, es decir, que solo lo harán de forma ocasional o puntual.
  2. Sacaleches eléctrico — Es el que usa un motor para extraer la leche. Los sacaleches eléctricos son los más recomendados para aquellas madres que deseen extraerse la leche de forma frecuente y realizar su propio banco de leche o donarla. Este tipo de sacaleches son los que prefieren las madres que pretenden alargar la lactancia más allá de los 4 meses de baja maternal.

En TodoMaternidad podrás encontrar información más específica y detallada que te ayudará en el proceso de elección del mejor sacaleches para ti. Espero que este post te haya resultado útil, si es así ayúdame a llegar a más personas compartiéndolo en tus redes sociales.

 

 

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel