Para padres y madres que buscan respuestas.

Bizcocho de zanahoria para hacer con niños.

0 42

Obtén las actualizaciones a tiempo real.

Hoy os traigo una merienda o un desayuno estupendo, un delicioso y tradicional bizcocho de zanahoria para hacer con los niños.

Bizcocho de zanahoria

Hacer pasteles, tartas o bizcochos siempre es una idea estupenda para realizar con los más pequeños de la casa. Yo disfruto mucho haciendo este tipo de cosas junto a mis dos pequeños y ellos están entusiasmados. Les encanta la idea de ponerse los delantales, pesar los ingredientes, mezclar y observar la magia que se produce en las cocinas: cómo suben los pasteles, qué colores aparecen tras mezclar los ingredientes o ver cómo las claras de huevo tras batir y batir se convierten en espuma de nieve.

Bizcocho de zanahoria para hacer con los niños.

Realizar este bizcocho no te costará nada, es fácil y sencillo. Es una idea estupenda para pasar una tarde de sábado o domingo preparándolo junto con tus hijos. No tengas miedo de que te dejen la cocina perdida, te aseguro que merece la pena todo lo que puedan llegar a ensuciar porque,  realizando este tipo de actividades en la cocina junto a ti, aprenden tanto que no hay que desperdiciar ninguna ocasión.

Yo lo realizo con mi Thermomix T31, pero es una receta fácilmente adaptable a la realización tradicional, solo que requerirá más tiempo en algunas cosas,

Ingredientes para el bizcocho de zanahoria:

  •  280 gr. de azúcar
  •  la piel de una naranja
  •  400 gr. de zanahorias, peladas y cortadas en trozos
  •  4 huevos
  •  240 gr. de aceite de girasol
  •  250 gr. de harina de repostería
  •  2 cucharaditas rasas de bicarbonato
  •  2 cucharaditas de levadura Royal
  •  1 ½ cucharaditas de canela
  •  1 cucharadita de nuez moscada
  •  1 pellizco de sal

Preparación:

Paso 1) Pesamos todos los ingredientes y los dejamos preparados para cuando los vayamos necesitando. Es importante enseñar a nuestros hijos la importancia detener las cosas preparadas para cuando las necesitemos porque así ganamos tiempo.

Paso 2) Echamos el azúcar y la piel de naranja en el vaso. Pulverizamos durante 20 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10. Reservamos en un plato o bol.

Método tradicional: En caso de no disponer de la thermomix podemos rallar la piel de naranja bien fina y mezclarla con el azucar (glas si lo tenemos)

Paso 3) Pelamos las zanahorias y las cortamos en trozos grandes. Las echamos en el vaso y trituramos durante 5 segundos, a velocidad 5. Reservamos en otro plato o bol. Al igual que en el anterior caso, podemos rallar las zanahorias con un rallador normal y corriente.

Paso 4) Echamos los huevos en el vaso junto con el azúcar pulverizado con la piel de naranja que tenemos reservado y el aceite. Programamos 30 segundos, a velocidad 5. En este caso se trata

Paso 5) Añadimos las zanahorias reservadas y programamos 15 segundos, a velocidad 4.

Paso 6) Incorporamos la harina, el bicarbonato, la levadura, la canela, la nuez moscada y el pellizco de sal. Programamos 3 segundos, a velocidad 6.

Paso 7) Vertemos en el molde engrasado y horneamos durante 35 minutos, a 180º. Dejamos enfriar dentro del molde.

 

Y … ya tenemos nuestro bizcocho de zanahoria!!!! Ahora toca dejar paso a la imaginación y permitir que ella nos diga de qué modo lo decoraremos hoy. Esta vez yo le he puesto unos corazones de chocolate negro y blanco pero tu puedes decorarlo a tu modo, con lo que prefieras.

 

¿Qué aprenden los niños realizando este delicioso bizcocho de zanahoria?

  • Entrar en la cocina y ayudarnos a preparar comidas ya es de por sí algo que a prácticamente todos los niños les encanta y si hacemos pasteles, tartas o bizcochos todavía más.
  • Permitir que los niños sean sujetos activos en la elaboración de aquello que van a comer aumenta su interés por probar cosas nuevas.
  • Aprenderán que los bizcochos pueden hacerse con otros ingredientes diferentes a los habituales, que no necesariamente se tienen que hacer siempre de chocolate, de yogur o manzana.
  • Fomentamos la paciencia, la importancia de seguir instrucciones y la atención a los detalles.
  • Aumenta el interés por la lectura, ya que si ya saben leer podemos pedir a nuestro hijo que nos vaya diciendo los ingredientes y los pasos a seguir.
  • Estrecha lazos familiares y crea recuerdos inolvidables. Yo recuerdo tantas y tantas tardes de domingo haciendo pasteles con mi madre …

Anímate y ponte a ello. Un bizcocho de zanahoria siempre será bienvenido para desayunar!

Receta original del libro  “De viaje con Thermomix”.

Obtén las actualizaciones a tiempo real.

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel