Cocinar con los niños es una excelente actividad para realizar durante cualquier momento del año, pero resulta especialmente entrañable en Navidad. Esa época del año en la que cocina, tradición y eventos familiares tejen en la memoria de los niños recuerdos que perdurarán de por vida. Como muy bien sabes por experiencia propia, olores, texturas y sabores evocan emociones y rescatan momentos vividos. ¿Quién no recuerda un guiso especial de su madre o abuela por Navidad? ¿Quién no cierra los ojos al inspirar un olor o aroma conocido o con el sabor intenso de una buena taza de chocolate caliente?

cocinar con los niños en Navidad
(c) Can Stock Photo / racorn

En los siguientes párrafos te hablo de cocinar con los niños en Navidad fomentando su desarrollo, su autonomía y el interés por la alimentación saludable. Porque se puede cocinar con los niños y mantener una alimentación saludable y equilibrada también en estas fechas.

Navidad, niños y recetas para ellos

Cuando hablamos de Navidad inevitablemente se nos vienen a la mente imágenes de comilonas. Turrones, mazapanes, galletas, bombones y distintos guisos elaborados con variadas y gustosas salsas. La Navidad es y ha sido la época del año en la que más solemos comer y los alimentos que solemos ingerir son, normalmente, muy calóricos y grasos.

No obstante, la Navidad no debería estar reñida con una alimentación equilibrada y saludable, fácil, sencilla y en la que puedan intervenir los niños. Cocinar con los niños es una buena manera de inculcarles el interés por las cualidades nutritivas de lo que comen y un modo excelente de estimularles a probar alimentos nuevos. No todo debe ser chocolate, patatas fritas, pasta o pizza. O turrones y galletas de jengibre.

Aquí tienes diferentes recetas navideñas, fáciles y económicas con las que puedes empezar https://www.cocinacaserayfacil.net/recetas-de-navidad-faciles/ .

¿Por qué debemos cocinar con los niños?

Hay numerosas razones para introducir a los niños en la cocina y elaborar diferentes recetas con ellos. En otros artículos hemos comentado la multitud de beneficios que aporta cocinar con los niños pero hoy nos centraremos en tres de ellos: autonomía, lenguaje y salud a través de la alimentación saludable.

Favorecer su autonomía

Un modo de estimular la autonomía de nuestros hijos es dejando que participen en actividades cotidianas como las que realizamos dentro de nuestras cocinas. Los pequeños están deseosos de participar y por poco que nos esforcemos estarán entusiasmados en elaborar un pastel o unas galletas con nosotros. En realidad estas actividades son las que más padres y madres realizan con sus hijos en la cocina.

cocinar con los niños en navidad

Pero cocinar con los niños va más allá de elaborar postres. Mi propuesta es que puedan participar en otro tipo de recetas, las de cada día, como por ejemplo lavar y cortar unas fresas, cascar y batir huevos o empanar un filete de pollo.

Cada vez que permitimos que nuestras criaturas hagan por sí mismas algo que por su nivel de edad, madurez y desarrollo ya son capaces de hacer, sin que les interrumpamos por que tardan mucho o nos da miedo que se hagan daño, estamos favoreciendo su autonomía y por ende su autoestima y autoconcepto.

A cocinar se aprende cocinando, estando al lado de mamá o papá cuando prepara la comida o la cena, viendo cómo combinan los ingredientes y utilizan diferentes técnicas. Cocinar con los niños es abrirles la puerta a ser más competentes en el día de mañana cuando abandonen el nido.

Estimular su lenguaje

Más allá de la autonomía que se va adquiriendo a través de realizar diferentes acciones en la cocina, cocinar con los niños es una potente forma de estimular su lenguaje oral, pero también la lectura cuando ya son más mayores.

La cocina es un lugar lleno de estímulos con los que alimentar su vocabulario. Imagínate todo lo que puedes explicarle desde:

  • el color y nombre de frutas y verduras,
  • el tamaño de las ollas y platos,
  • el sonido de sartenes y bandejas,
  • las acciones que realizas como cortar, pelar, batir,
  • las cantidades que utilizamos como una docena de huevos, un litro de leche, medio quilo de harina, …

Cuanto mayor es la riqueza de vocabulario que un niño dispone mayor es su mundo.

Fomentar el interés por la alimentación saludable

Por último, y sin desmerecer los muchos otros motivos por los cuales deberíamos cocinar con los niños (estimular su psicomotricidad fina, potenciar el trabajo en equipo, …) quiero poner el foco en la importancia de fomentar en nuestros hijos el interés por la alimentación saludable.

cocinar con los niños en Navidad

Sabemos que cuanto más implicados están los niños en la elaboración de los platos que les presentamos más interés sienten por probarlos. Conocemos muchos niños que solo comen pasta, pizza, patatas fritas y hamburguesas o salchichas, algo que nutritivamente no solo es pobre sino que es poco saludable para su desarrollo cognitivo y físico, dando a lugar a más que probables problemas de salud a medio y largo plazo.

Los padres debemos fomentar el interés de nuestros hijos para cuidarse a través de hábitos saludables como la alimentación, el deporte, la higiene personal y dormir las suficientes horas.

Cocinar con los niños nos va a permitir explicarles el valor nutritivo de los ingredientes que usamos al preparar cualquier receta, explicando de forma natural y sin prohibir nada lo saludable o no que es y qué efectos tiene en nuestro organismo.

Cada vez los padres tenemos mayor información a nuestro alcance. Cada vez somos más los padres y madres informados, sabemos que debemos incorporar más fruta y verdura en nuestra dieta y reducir el consumo de azúcar y grasas saturadas. Hablar con nuestros hijos a la vez que damos ejemplo es una forma de fomentar el interés por una alimentación saludable, garantía de mejor bienestar físico y emocional.

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.