Yoga para embarazadas, el mejor ejercicio de preparación al parto por Elena Ferraris Yoga

Los ejercicios de yoga para embarazadas trabajan  distintas partes del cuerpo favoreciendo las etapas de la gestación. El yoga para embarazadas es recomendable tanto para la salud de la mujer como para la del bebé.

Yoga para embarazadas

El ejercicio para embarazadas puede ser beneficioso para aliviar los dolores de espalda y musculares propios de la gestación. El yoga, además, ayuda a conseguir un estado de equilibrio entre el cuerpo y la mente para controlar los cambios que se producen en este estado.

 

Las posturas  de yoga para embarazadas están pensadas para las mujeres gestantes y durante su práctica no se fuerza el cuerpo. Para cada trimestre del embarazo hay una serie de posturas adecuadas, que son las que se practican. De esta forma, se obtiene todo el beneficio del yoga en cada etapa.

Los ejercicios que se practican son muy suaves y sirven para mejorar los tejidos de la madre y del bebé. Este tipo de ejercicios se utiliza para prevenir y aliviar las molestias propias del embarazo, tales como dolores de espalda, incontinencia o estreñimiento. Incluso, puede ayudar a que el bebé gire para facilitar el parto.

Hacer yoga no requiere tener conocimientos previos, puesto que es una técnica que se basa en mejorar clase a clase de manera natural y sin forzar. De esta manera se consiguen beneficios para el útero, la espalda, el corazón, el aparato circulatorio, los pulmones y el sistema digestivo.

Tener un buen estado de ánimo también es fundamental para que el parto se desarrolle con normalidad. Las asanas en combinación con la meditación sirven para equilibrar cuerpo y mente, reduciendo el estrés. Esto no solo en bueno para la mujer. El bebé percibe las alteraciones emocionales de su madre. Si la mujer está relajada, el bebé también lo está.

Ejercitar la respiración y los músculos, tal y como se hace en el yoga para embarazadas, es una práctica habitual en la preparación al parto, ya que ayuda a mantenerse relajadas durante las contracciones y el alumbramiento.

Unos músculos bien tonificados, especialmente en la zona pélvica, será de gran utilidad para que el bebé nazca con menos esfuerzo.

Si estás esperando un bebé y quieres encontrar un buen centro de yoga para embarazadas, te invitamos a que visites el centro de yoga de Elena Ferraris en Madrid, donde te informarán sobre los horarios de las clases de Yoga para embarazadas y a resolver todas las dudas que te puedan surgir al respecto, además, podrás consultar sobre todas las clases de Yoga que ofrecen aquí.

 

El yoga es el mejor regalo que puedes hacer a tu bebé incluso antes de nacer.

Aquí te ofrezco otros recursos que quizás te puedan interesar


(c) Can Stock Photo