Mamá Psicóloga Infantil

Qué es la puericultura y consejos para padres primerizos

Uno de los momentos más ilusionantes de la vida se produce con la llegada de los hijos. Este acontecimiento es recibido con especial ilusión por padres primerizos. No obstante, el criar a un niño supone mucho esfuerzo, sacrificio y responsabilidad puesto que los bebés pueden verse envueltos en muchos riesgos.

En los primeros meses de la vida de los pequeños se utilizan muchos artículos que nos ayudan a llevar mejor la crianza de los niños y, es por eso, que abundan numerosos productos de puericultura como biberones, hamacas, vajilla infantil, andadores, entre otros.

Sin embargo, resulta muy importante distinguir un producto de puericultura seguro de otro que no lo es. Tener en cuenta una serie de recomendaciones ayuda a ver crecer a los pequeños de manera segura. Para la redacción de este artículo, Omologic – Consultoría Especializada en Marcado CE, nos aporta una serie de consejos al respecto.

qué es la puericultura
(c) Can Stock Photo / ollzha

Qué es la puericultura

¿Eres padre o madre primeriza? Quizá hayas oído hablar acerca de la puericultura, ¿pero sabes realmente qué es la puericultura? Antes de entrar en su definición debemos considerar que un producto de puericultura no es un juguete, por lo que es necesario que un adulto supervise su uso.

Tras esta consideración, la puericultura se entiende como los productos que ayudan a criar a un niño pequeño en labores tan tradicionales como bañarlo, cambiarle la ropa, montarlo en un andador, entre otras ocupaciones. En un nivel más técnico, podemos saber que los artículos de puericultura se clasifican como bienes de consumo y, como tal, están regulados por la Directiva 2001/95/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 3 de diciembre de 2001, relativa a la seguridad general de los productos. Esta Directiva tiene como objetivo garantizar que los productos que se comercialicen en el mercado sean seguros.

Consejos para padres primerizos al adquirir productos de puericultura

Para entrar en el desarrollo de esta cuestión contamos nuevamente con las aportaciones de Omologic, pues durante el cuidado de un niño tienden a adquirirse productos de puericultura que pueden no ser seguros. Para distinguir un producto de puericultura seguro de otro que no lo es, nos indican los siguientes consejos.

  1. Los artículos de Puericultura no tienen que tener el Marcado CE. Como padre o madre no verás este logotipo en dichos productos. No obstante, este tipo de artículos están sujetos a los requisitos de normas europeas y habrán superado ensayos que hacen que puedan ser utilizados de forma segura y con calidad por los usuarios. Entre algunos ejemplos podemos nombrar: 
  1. La realización de los ensayos de seguridad para demostrar el cumplimiento con las normas técnicas de seguridad es esencial para poder garantizar que los productos para el bebé y puericultura son seguros y cumplen con la Directiva 2001/95/CE.
  1. Y si no tienen certificado CE, ¿en qué hay que fijarse para asegurarnos que estamos adquiriendo productos de garantía? Aquí os aportamos otras recomendaciones:

Una vez vistos estos consejos al comprar productos de puericultura y conocer con detalle qué es la puericultura, será posible que como padres podáis escoger productos seguros que no afecten a la salud e integridad física de vuestros pequeños durante sus primeros años de vida.

Salir de la versión móvil