Mamá Psicóloga Infantil

¿Por qué tenemos tanto miedo a que nuestros hijos se enfaden?

Según lo que voy leyendo últimamente en varios medios como foros, entrevistas en periódicos digitales, blogs, libros, etc., parece que los padres estamos fallando en algo esencial en la educación de nuestros hijos, nos da miedo que se enfaden, que lloren, que nos monten una pataleta  y para evitarlo hacemos lo que sea. Pero ¿por qué tenemos tanto miedo a que nuestros hijos se enfaden? ¿Quién nos ha dicho que los niños no deben enfadarse, frustrarse o sentirse contrariados?

niño enfadado

¿Tenemos miedo a que nuestros hijos se enfaden?

Seguramente contestarás no a esta pregunta, no tenemos miedo, pero vamos a realizar una sencilla prueba. ¿Qué pasa cuando les pones la leche o la comida en ese vaso o plato que no les gusta? ¿Se lo cambiamos y le ponemos el que nos pide antes de que monte en cólera? Seguramente prefieres evitar el berrinche antes de decirle que no puede ser, probablemente accedes a cambiarle el plato o el vaso o lo que sea que le ha disgustado.

No te creas que a mi no me ha ocurrido lo mismo y también he actuado así, pero analizando el fondo de la situación creo que es un error.

Es así, parece que tenemos miedo a que nuestros hijos se enfaden y por eso reaccionamos como lo hacemos, ponemos la comida en sus platos favoritos, les ponemos los dibujos animados en el momento que nos lo piden, les compramos la chuchería en el súper para que no lloren e intentamos decir pocas veces no, no puede ser. ¡Error!

Sí, ya se que me dirás que es preferible no discutir por estas pequeñeces y que más vale invertir la energía en lo que realmente importa, pero estas pequeñeces también forman parte de la educación. ¿Qué le enseñamos cuando actuamos obedeciendo a sus caprichos?  Y, lo más importante, piensa en la lección que le estás enseñando si le das todo lo que quiere sólo por ponerse a llorar.

Por poner un ejemplo, te diré que en casa los platos, vasos y cubiertos de color azul están castigados. Decir que ese es el color favorito de los dos. Así que, sí, castigué el plato, el vaso y los cubiertos azules hasta que mis hijos aprendieran a aceptar que sólo hay uno de ese color y que le tocaba a quien le tocaba, sin más. Como de momento ninguno de los dos está dispuesto a permitir que su hermano coma con el plato azul pues ninguno come con él. No hay discusión. ¿Es esta la mejor opción? No lo se, pero es una solución que como madre he instaurado, se trata de que vean que las normas, los límites, las pautas vienen desde los adultos y no son ellos quienes mediante el llanto, el berrinche o la pataleta cambian las situaciones a su antojo. Cuando aprendan a compartir ese plato sin que suponga un berrinche, entonces el plato dejará de estar castigado.

foto cortesía http://www.freeimages.com/

Trending Posts

sobre mi

Soy madre de dos adolescentes y psicóloga infantil colegiada (nº 15709), directora del blog Mamá Psicóloga Infantil desde 2012. En él, comparto consejos prácticos y científicos sobre crianza y desarrollo emocional. Autora de libros enfocados en la dinámica familiar y colaboradora regular en Ràdio Estel, dedico mi tiempo libre al senderismo y fitness, buscando equilibrio personal y bienestar emocional.

Sígueme

No te lo pierdas

Lo más leído

  • All Post
  • Desarrollo y Crecimiento
  • Educación emocional
  • Educación y Desarrollo Infantil
  • Miedos Infantiles
  • Psicología
  • Psicología Infantil
  • Recursos e ideas
  • Recursos Educativos
  • Sin categoría
    •   Back
    • Guía de regalos
    • Actividades para niños
    • Actividades Familiares
    • Regalos para bebés
    • Regalos para niños
    • Regalos para maestros
    • Regalos para madres
    •   Back
    • Niñez temprana 3-6 años
    • Niñez 7-9 años
    • Infancia 0-2 años
    • Adolescencia 13-18 años
    • Pubertad 9-12 años
    •   Back
    • Etapas del Desarrollo Infantil
    • Desarrollo emocional y social
    • Desafíos comunes en la crianza y educación
    • Retos Escolares y académicos
    • Niñez temprana 3-6 años
    • Niñez 7-9 años
    • Infancia 0-2 años
    • Adolescencia 13-18 años
    • Pubertad 9-12 años
    • Desarrollo emocional
    • Inteligencia Emocional
    •   Back
    • Desarrollo emocional
    • Inteligencia Emocional
    •   Back
    • Habilidades Sociales
    • Miedos y temores infantiles
    • Dificultades de aprendizaje
    •   Back
    • Juegos y material educativo
    • Libros y manuales
    • libros para padres
    • Libros interactivos
    • Libros infantiles
    • Libros juveniles
    • Libros juveniles
    • Libros para profesionales
    •   Back
    • libros para padres
    • Libros interactivos
    • Libros infantiles
    • Libros juveniles
    • Libros juveniles
    • Libros para profesionales
    •   Back
    • Psicología escolar
    •   Back
    • Regalos para bebés
    • Regalos para niños
    • Regalos para maestros
    • Regalos para madres

Newsletter

Subscribe For More!

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.
Hot

Categorias

Instagram

Edit Template
@Instagram
Lorem Ipsum is simply dumy text of the printing typesetting industry lorem ipsum.

© 2023 Created with Royal Elementor Addons

Descubre cómo transformar tu relación con tu hijo.

Adquiere tu copia de 'Mi hijo me cae mal' y empieza el cambio hoy

mi hijo me cae mal

«Mi hijo me cae mal» nos ofrece respuestas y consuelo desde la psicología a todas esas conductas ante las que no sabemos reaccionar, o ante las que reaccionamos mal, y nos invita a explorarnos a nosotros mismos para evaluar la relación que mantenemos con nuestros hijos en las diferentes etapas de su desarrollo.

David
David
Leer más
Es un libro que todos los padres deberíamos de leer, muy buenas aportaciones sobre la adolescencia.
Maria
Maria
Leer más
Estoy feliz porque AL FIN encontré un libro que desmitifica el rol de mamá y de papá con la perfección que nos ha enseñado la sociedad. Te enseña, desde cuestionamientos diarios, que es lo que te frustra de ser madre y de tu hij@. Es un libro muy bueno para los que atravesamos crisis como padres, también necesitamos entender nuestras propias emociones y de donde sale toda la frustración que a veces no invade cuando somos padres. Lo que no se puede decir, porque somos padres, aquí se expone cañará mente! Yo digo q Eulalia hay que seguir hablando de este tema, porque la maternidad NO SE DEBE SEGUIR IDEALIZANDO! No es imposible, pero tampoco es un camino de rosas, a veces y muchas, te pinchas y sangra! Y eso hay que decirlo y expresarlo! Me gusta me gusta y me gusta este libro! Recomendado
Maybe PC
Maybe PC
Leer más
Llevaré tu libro siempre en mi bolso. He apuntado,señalado, subrayado muchas líneas, párrafos, páginas enteras. Tan siquiera tenerlo cerca de mi hará que no pierda el control en las riñas , comunicación, manejo con mi hija. 🫂 Gracias a ti y a mí hermana por regalarme lo y ver la alta que me hacía.
Anterior
Siguiente