Mamá Psicóloga Infantil

Peter, acompañar es cuidar. Reseña

«Peter, acompañar es cuidar» es el nuevo álbum ilustrado de Camino García, una de las autoras de referencia para trabajar las emociones difíciles con los niños, del que hoy quiero hablarte. Publicado por el sello editorial Montena. Un cuento que nos permitirá tratar de un modo más amable y fácil cuestiones tan complejas como la enfermedad, la muerte o la importancia de estar al lado de quienes queremos en los buenos y malos momentos.

Breve sinopsis editorial y ficha técnica

Una enfermedad prolongada y su tratamiento suelen ser temas difíciles de explicar. Esta historia aborda ambas cuestiones y destaca la importancia de estar al lado de aquellos a quienes queremos.

Porque acompañar es cuidar.

Educación emocional en «Peter, acompañar es cuidar»

Los niños, frecuentemente, tienen sus primeras experiencias con la enfermedad y la muerte a través de la vida de sus mascotas. Peter es el perro que nos facilita en esta ocasión y a través de este cuento que el niño – nuestro hijo, alumno o paciente que está pasando por una situación similar – pueda hablar de lo que está sintiendo en estos momentos.

De nuevo, usamos el libro como herramienta facilitadora de la identificación y expresión emocional. Y lo hacemos así porque a través de los cuentos, con sus historias e ilustraciones, nos permite crear el ambiente necesario para que los más pequeños se atrevan a explicar lo que sienten y piensan, algo que no siempre resulta fácil.

El abanico emocional del que dispone el ser humano es amplísimo. Desde las emociones más básicas propuestas en el modelo de Salovey y Mayer (1990) como el miedo, ira, tristeza y alegría hasta otras más complejas como la envidia, la vergüenza o la melancolía. Sea como sea, todas ellas forman parte de nosotros y debemos conocerlas para poder identificarlas, comprenderlas y regularlas para que no nos desborden.

Este cuento trata de las 4 emociones básicas aunque principalmente tristeza, una de las emociones básicas de las que te hablaba en el párrafo anterior. Y lo hace de un modo delicado y sereno, porque estar tristes por la enfermedad o la pérdida de un ser querido es de lo más normal y a veces no sabemos cómo actuar para que se sienta mejor.


Post relacionado: Cómo hablar a los niños de la muerte.


Valores que nos ayudará a educar

Otro de los motivos por los que te recomiendo «Peter, acompañar es cuidar» es por los valores que en él se tratan y se transmiten. Valores universales que debemos seguir cultivando para que no se pierdan como por ejemplo:

Los valores se transmiten más con acciones que con palabras. Sabemos bien que nuestros hijos aprenden más por observación e imitación que por cualquier otra vía, al menos durante sus primeros años. Observar modelos de conducta a través de las imágenes mentales que suscita un libro como éste es un buen modo de educar en valores.

Después de leer «Peter, acompañar es cuidar «

Tras la lectura de este bonito álbum ilustrado podemos hacer varias cosas con nuestros hijos, alumnos o pacientes. No podemos o no deberíamos quedarnos solo con una lectura rápida y superficial porque no estaríamos

Obviamente dependerá también de la edad de los niños pero a mí me gusta saborear los álbumes como este después de leerlos. Me gusta volver a abrirlos y observar de nuevo sus ilustraciones, hablar de situaciones similares, de qué podríamos hacer para ayudar a los protagonistas, de cómo nos imaginamos que se sienten o qué otro final le daríamos nosotros.

Actividades que te sugiero realizar:

Actividad 1

Actividad 2

Actividad 3


Otros libros sobre la pérdida de una mascota: Las sombras se despiden al mediodía.


Salir de la versión móvil