Mis buenos propósitos

0
Último día del año 2013, desayunando como siempre un café con leche y cereales, me encuentro haciendo balance de lo sucedido este año en mi vida, lo bueno, lo menos bueno y lo realmente malo, a nivel personal y profesional. Y debo decir que lo bueno pesa mucho más que lo malo, aunque tenga la tendencia a recordar más esto último, como prácticamente muchas otras personas. 

Este no es un post para hablar de éxitos y fracasos, es un post para fijarme unos buenos propósitos para el próximo año, ese 2014 que está en la esquina esperando para entrar en nuestras vidas. Y como no podría ser de otro modo mis buenos propósitos van dirigidos a mis hijos. Este es un post muy personal que quiero compartir con vosotros.
Mis 10 buenos propósitos para el año 2014:
  1. Buscar la paciencia necesaria cuando esta se agote y crea que no tengo más. Siempre queda un poco más.
  2. Ir más despacio, rebajar exigencias. Son niños y necesitan tiempo para aprender.
  3. Jugar cada día con cada uno de ellos. Jugar y aprender con ellos y junto a ellos. Jugar y estrechar nuestro vínculo día a día.
  4. Reírme con ellos y ayudarles a que se rían conmigo.
  5. Cantarles nanas y canciones por el simple hecho de cantarles, para calmarles cuando estén enfadados, tristes o enfermos.
  6. Abrazarles y mimarles cada día.
  7. Decirles cuánto les quiero y lo importantes que son en nuestras vidas. No dejar pasar un día sin que oigan un «te quiero».
  8. Ilusionarme con sus ilusiones, abrir los ojos ante su admiración y volver ver los pequeños detalles de la vida.
  9. Ayudarles a identificar sus emociones y sentimientos, creciendo día a día y desarrollando su inteligencia emocional en casa.
  10. Facilitarles un entorno seguro y estable donde crecer y aprender, equivocándose sin miedo.
Feliz 2014!

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más