Mamá Psicóloga Infantil

El niño terco y testarudo. La testarudez del niño de 2 a 4 años.

Tabla de contenidos

Hay etapas en el desarrollo de nuestros hijos e hijas en las que los padres creemos tener un niño terco y testarudo, porque vemos como insiste una y otra vez con lo mismo. Una etapa en la que además su palabra preferida parece ser «no». Lo quiere todo al momento y no entiende las negativas de los demás. 

Durante el desarrollo de los niños pequeños, los padres a menudo nos enfrentamos a desafíos significativos, percibiendo a nuestros hijos como particularmente tercos y testarudos. Esta fase, que se extiende aproximadamente desde los 2 hasta los 4 años de edad, es una etapa donde las rabietas son frecuentes y aunque te parezca otra cosa lo cierto es que necesitan reivindicar su recién estrenada independencia.

¿Qué define la testarudez del niño de 2 a 4 años?

La testarudez en niños de 2 a 4 años se puede describir mediante las siguientes características:

1. Persistencia en sus demandas:No importa cuántas veces se les explique o se les diga algo, los niños pueden continuar insistiendo en lo mismo.

2. Respuestas negativas constantes: Frases como «no quiero vestirme», «no quiero peinarme» o «no quiero recoger» son comunes y reflejan su deseo de afirmar su autonomía.

3. Demandas inmediatas: Los niños expresan deseos espontáneos y urgentes, como pedir agua o querer ver dibujos animados, buscando gratificación instantánea.

4. Egocentrismo: A esta edad, los niños tienen dificultad para entender perspectivas ajenas, centrando su mundo en sus propios deseos y necesidades.


Contenido relacionado: Mi hijo dice no a todo ¿Qué hacer?


Entendiendo la Testarudez: Más que Solo Caprichos

Esta etapa, a menudo denominada como la «pequeña adolescencia», es un período de gran desarrollo emocional y cognitivo. Los niños no solo buscan explorar sus límites, sino que también están aprendiendo a navegar sus emociones y las respuestas de aquellos que los rodean. Sus frecuentes rabietas son una manifestación de la frustración que experimentan al encontrarse con límites a sus deseos o al darse cuenta de sus propias limitaciones.

Es un momento en el que podemos observar comportamientos negativos, oposicionistas, dominantes, testarudos.


Tras el segundo cumpleaños, si nos fijamos, veremos como la palabra preferida de los niños parece seguir siendo el  «no»: «no quiero», «yo no», … Es la etapa que muchos psicólogos, pediatras, educadores y padres conocemos como la pequeña adolescencia.

En este periodo, los niños suelen manifestar también un alto grado de dominancia y pretender que sus deseos sean cumplidos al momento. Su pensamiento es egocéntrico y su modo de actuar egoísta. Pero es que el pensamiento infantil de esta fase se caracteriza precisamente por este egocentrismo.

Por tanto, y teniendo en cuenta lo expuesto hasta ahora, hemos de considerar que es totalmente normal que entre los 2 y 4 años de edad el niño se muestre terco y obstinado.

Las rabietas en los niños de 2 a 4 años

Tal y como hemos dicho, el niño descubre su «yo» y con él su voluntad. Aproximadamente a los 2 años de edad, muchos niños empiezan a manifiestan su malhumor, su oposicionismo y su terquedad a través de las más que famosas y temidas rabietas

Cualquier negativa de nosotros, los padres, les genera frustración, una frustración que les conduce a gritar, llorar y/o tirarse por el suelo llenos de rabia. 

Hay que contar con las rabietas como algo inevitable en los niños y niñas de 2 a 4 años.

Cuando aparecen las rabietas debemos saber manejarlas, superando los límites de la paciencia. Qué fácil es decirlo y qué difícil llevarlo a la práctica ¿verdad?.

Es cierto que el niño de 2, 3 o 4 años puede llegar a ser un agran provocador con sus actitudes negativistas o protestonas. Pero detrás de todo ello hay algo importante: la construcción de su personalidad.

Así podemos ver como nuestro hijo va siendo capaz de decir «no» y de expresar sus deseos o intereses, que a la larga van a ser una herramienta fundamental para su vida adulta. Otra cosa es que lo manifieste adecuadamente y en el momento oportuno, las circunstancias en las que nuestros hijos se muestran tercos y negativos a veces y hacen que perdamos el control ante un niño entestado en hacer las cosas por sí mismo y a su forma, justo en el momento que tenemos más prisa o el más inoportuno. ¿ Y cuando se acaba la paciencia? Pues debemos reponerla.

Ante estas situaciones puede ser útil esperar unos momentos antes de reaccionar, no se trata de que cedamos ante su voluntad si no de no olvidar que nosotros tenemos más recursos que ellos y podemos mostrarnos más flexibles. Esto les ayudará a crecer con más seguridad, enseñando con nuestro ejemplo a mostrarse más flexibles y reflexivos.

Conclusión: Crecimiento a través de la comprensión

Entender y aceptar que la testarudez es una parte normal del desarrollo infantil puede ayudarte a ser más empático y efectivo en tu crianza. A medida que tu hijo crece y aprende a decir «no» y a expresar sus deseos, también está forjando habilidades cruciales que serán valiosas a lo largo de su vida.



Contenido relacionado: La etapa del no quiero en los niños


Trending Posts

sobre mi

Soy madre de dos adolescentes y psicóloga infantil colegiada (nº 15709), directora del blog Mamá Psicóloga Infantil desde 2012. En él, comparto consejos prácticos y científicos sobre crianza y desarrollo emocional. Autora de libros enfocados en la dinámica familiar y colaboradora regular en Ràdio Estel, dedico mi tiempo libre al senderismo y fitness, buscando equilibrio personal y bienestar emocional.

Sígueme

No te lo pierdas

Lo más leído

  • All Post
  • Desarrollo y Crecimiento
  • Educación emocional
  • Educación y Desarrollo Infantil
  • Miedos Infantiles
  • Psicología
  • Psicología Infantil
  • Recursos e ideas
  • Recursos Educativos
  • Sin categoría
    •   Back
    • Guía de regalos
    • Actividades para niños
    • Actividades Familiares
    • Regalos para bebés
    • Regalos para niños
    • Regalos para maestros
    • Regalos para madres
    •   Back
    • Niñez temprana 3-6 años
    • Niñez 7-9 años
    • Infancia 0-2 años
    • Adolescencia 13-18 años
    • Pubertad 9-12 años
    •   Back
    • Etapas del Desarrollo Infantil
    • Desarrollo emocional y social
    • Desafíos comunes en la crianza y educación
    • Retos Escolares y académicos
    • Niñez temprana 3-6 años
    • Niñez 7-9 años
    • Infancia 0-2 años
    • Adolescencia 13-18 años
    • Pubertad 9-12 años
    • Desarrollo emocional
    • Inteligencia Emocional
    •   Back
    • Desarrollo emocional
    • Inteligencia Emocional
    •   Back
    • Habilidades Sociales
    • Miedos y temores infantiles
    • Dificultades de aprendizaje
    •   Back
    • Juegos y material educativo
    • Libros y manuales
    • libros para padres
    • Libros interactivos
    • Libros infantiles
    • Libros juveniles
    • Libros juveniles
    • Libros para profesionales
    •   Back
    • libros para padres
    • Libros interactivos
    • Libros infantiles
    • Libros juveniles
    • Libros juveniles
    • Libros para profesionales
    •   Back
    • Psicología escolar
    •   Back
    • Regalos para bebés
    • Regalos para niños
    • Regalos para maestros
    • Regalos para madres

Newsletter

Subscribe For More!

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.
Hot

Categorias

Instagram

Edit Template
@Instagram
Lorem Ipsum is simply dumy text of the printing typesetting industry lorem ipsum.

© 2023 Created with Royal Elementor Addons

Descubre cómo transformar tu relación con tu hijo.

Adquiere tu copia de 'Mi hijo me cae mal' y empieza el cambio hoy

mi hijo me cae mal

«Mi hijo me cae mal» nos ofrece respuestas y consuelo desde la psicología a todas esas conductas ante las que no sabemos reaccionar, o ante las que reaccionamos mal, y nos invita a explorarnos a nosotros mismos para evaluar la relación que mantenemos con nuestros hijos en las diferentes etapas de su desarrollo.

David
David
Leer más
Es un libro que todos los padres deberíamos de leer, muy buenas aportaciones sobre la adolescencia.
Maria
Maria
Leer más
Estoy feliz porque AL FIN encontré un libro que desmitifica el rol de mamá y de papá con la perfección que nos ha enseñado la sociedad. Te enseña, desde cuestionamientos diarios, que es lo que te frustra de ser madre y de tu hij@. Es un libro muy bueno para los que atravesamos crisis como padres, también necesitamos entender nuestras propias emociones y de donde sale toda la frustración que a veces no invade cuando somos padres. Lo que no se puede decir, porque somos padres, aquí se expone cañará mente! Yo digo q Eulalia hay que seguir hablando de este tema, porque la maternidad NO SE DEBE SEGUIR IDEALIZANDO! No es imposible, pero tampoco es un camino de rosas, a veces y muchas, te pinchas y sangra! Y eso hay que decirlo y expresarlo! Me gusta me gusta y me gusta este libro! Recomendado
Maybe PC
Maybe PC
Leer más
Llevaré tu libro siempre en mi bolso. He apuntado,señalado, subrayado muchas líneas, párrafos, páginas enteras. Tan siquiera tenerlo cerca de mi hará que no pierda el control en las riñas , comunicación, manejo con mi hija. 🫂 Gracias a ti y a mí hermana por regalarme lo y ver la alta que me hacía.
Anterior
Siguiente