Gestación subrogada, infertilidad y nuevas familias

Son muchas las personas que en un momento determinado de sus vidas desean convertirse en padres o madres. Algo que, como bien sabemos, no es tan fácil como pensamos ni tan sencillo como desearíamos. Existen diferentes circunstancias en las que ese embarazo tan deseado no llega o no es posible. Hoy hablamos de infertilidad, nuevas familias y gestación subrogada. Una técnica a la que, a pesar de no estar permitida en España, recurren diferentes tipos de familias por motivos diversos de las que hoy vamos a hablar sin entrar en la polémica que suscita tal proceso.

gestación subrogada
Imagen de SeppH en Pixabay

Qué es la gestación subrogada

La gestación subrogada es una técnica de reproducción asistida en la que una mujer gesta y da a luz el bebé de otra persona. La fecundación se realiza in-vitro con el material genético del padre/madre o de ambos, llamados de intención o bien, en caso que no se pueda disponer de los óvulos o espermatozoides se recurre a los de donantes anónimos. La práctica más común es aquella en la que la madre gestante no tiene ningún vínculo genético con el bebé.

Este procedimiento para tener hijos es cada vez más frecuente entre parejas homosexuales, hombres solteros o mujeres que tienen problemas médicos que les incapacitan para mantener un embarazo en su útero a causa de alguna malformación o enfermedad. Hablamos de ello en el siguiente apartado.

Este método, que en nuestro país no es aún legal y que ha suscitado mucha polémica, es un procedimiento muy usual en Estados Unidos. País donde la legislación que regula la gestación subrogada permite que todas las personas implicadas actúen bajo un marco legal que les ampara y vela por sus derechos.

Casos en los que se recurre a la gestación subrogada

La gestación subrogada apareció como técnica de reproducción asistida allá por 1976, año en el que se firmó el primer acuerdo del que se tiene constancia. El método apareció para dar solución a algunos casos de mujeres con diferentes patologías uterinas que les impedían gestar a sus propios hijos. De manera que, se planteó la posibilidad de que otras mujeres, de forma totalmente altruista, pudieran hacerlo por ellas.

Desde entonces hasta ahora ha llovido mucho y el uso de la técnica se ha extendido. La sociedad ha cambiado y han aparecido nuevos modelos de familia. En la actualidad suelen recurrir a la gestación subrogada:

  • Mujeres incapaces de gestar por motivos médicos:
    • mujeres que han nacido sin útero,
    • han sufrido un cáncer,
    • han sido intervenidas para practicarles una histerectomía,
    • padecer esclerosis múltiple,
    • o han pasado por diferentes procesos de fecundación invitro sin éxito.
  • Cualquier persona que desee tener un hijo y no pueda gestarlo:
    • hombres y/o mujeres solteros,
    • parejas homosexuales.

España el proceso de gestación subrogada no está recogido por el Estado, de manera que los padres de intención no tienen ninguna protección legal ni derechos sobre el bebé, por lo que deben acudir a países donde sí sea legal y pasar, posteriormente, a inscribirlo en el registro civil donde aún queda mucho por hacer respecto a este tema.

Para finalizar

Si este post te ha parecido interesante o crees que puede serlo para otras personas te invito a compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a ellas.

A continuación te dejo con otros artículos que he escrito sobre en este apartado dedicado al embarazo

Y ya por último, recuerda que puedes suscribirte al boletín de noticias de Mamá Psicóloga Infantil para recibir cómodamente en tu mail todo cuanto voy publicando.