Para padres y madres que buscan respuestas.

Celebrar un cumpleaños personalizado.

Ideas y beneficios.

0 73

A todos los niños les gusta sentirse especiales, únicos, diferentes y ese día, el día de su cumpleaños, quiere ser los auténticos protagonistas. No cabe duda que, celebrar una fiesta de cumpleaños es un motivo de máxima alegría para un niño. Ese día tan esperado se convierte en algo mucho más especial si personalizamos los detalles. Hoy hablamos de personalizar los cumpleaños de nuestros hijos. Una tendencia cada vez más de moda y sobre la que queremos analizar algunos de sus posible efectos beneficiosos en los peques.

cumpleaños personalizado

Seguro que mis hijos no difieren mucho de los vuestros en este tema, como tampoco lo harán en muchos otros. Conforme se acerca la fecha de su cumpleaños, ese día tan señalado, no dejan de preguntar cuántos días faltan. Pacientemente les respondo que aún quedan algunas semanas pero que no sufran que no nos vamos a olvidar de hacer un pastel, comprar unos globos e invitar a los abuelos y a algunos de sus amigos. Y no falla, se tranquilizan durante unas horas, con suerte algunos días, pero al poco tiempo vuelven a preguntar.

El día de su cumpleaños es especial, y así debe ser. Ese día celebramos su llegada al mundo y nos volcamos en los peques para demostrarles de muchas maneras lo mucho que les queremos. Preparar un pastel juntos, decorar la casa, invitar a los amigos para compartir nuestra felicidad, … y cómo no ¡los regalos! Si ya una fiesta de cumpleaños de toda la vida nos llena de alegría imaginad lo que supone personalizar un cumpleaños.

Ideas para preparar un cumpleaños personalizado

Para preparar un cumpleaños personalizado para nuestro hijo lo primero que debemos hacer es conocerlo muy bien y saber qué le gusta en ese preciso momento de su vida, cosa que no será muy difícil. En caso que sean un pequeños, como cuando preparamos su primer cumple con tanta ilusión, las temáticas suelen ser más a gusto de los papis que de los peques, pero ellos se lo pasarán igual de bien.

Al preparar un cumpleaños personalizado tampoco se trata de tirar la casa por la ventana o pedir un crédito para poder llevarlo a cabo. Todo en su justa medida y siempre amoldándonos a nuestras posibilidades económicas. No es cuestión de volver a nuestros hijos en unos materialistas si no de ofrecerles un detalle único y exclusivo para ellos. Regalándoles un día para el recuerdo plasmando nuestro amor en algo visual, atractivo y especial que para que vivan ese día de forma distinta a cualquier otro.

Una vez sepamos qué le gusta o sobre qué temática centrar la fiesta de cumpleaños podremos:

  • confeccionar las invitaciones, en las que podemos aprovechar que se implique. Sin duda pasaremos un buen rato juntos imaginando, componiendo y creando las tarjetas que va entregara a sus amigos.
  • Escoger los detalles para la decoración: platos, servilletas, elementos colgantes.
  • Preparar la tarta o pastel con los que deleitar a nuestros invitados. Si la pastelería no es nuestros fuerte siempre lo podremos encargar para que lo personalicen con ideas relacionadas con la temática elegida.
  • y nunca deben faltar los globos que están personalizados, con fotos de ellos o con las que desees colocar.

 

Beneficios de celebrar un cumpleaños personalizado

Los beneficios de celebrar un cumpleaños personalizado pueden ser muchos, sobre todo para aquellos niños que están pasando por un mal momento o una etapa complicada. Como por ejemplo cuando acaban de tener un hermanito y se sienten algo desplazados o si han cambiado de lugar de residencia o de cole. En estos casos y en otros, tener un cumpleaños personalizado les hará sentir de nuevo felices, queridos y realmente especiales.

Celebrar su cumpleaños de forma singular y personal nos ayudará a demostrarle cuánto lo queremos y lo importante que es en nuestras vidas, algo que repercutirá de forma positiva en su autoestima. Pero a parte de hacerle sentir bien, también le estaremos transmitiendo algunos valores tan significativos como el de aprender a cuidar de los pequeños detalles o lo importante que es esforzarse por las personas a las que quiere.

Tener un cumpleaños personalizado puede ser maravilloso pero no por los regalos y todo lo material que envuelve este tipo de festejos si no más bien por los valores que podemos enseñarles como la importancia de :

  • estar juntos, con la familia y los amigos;
  • compartir con los demás los buenos momentos,
  • ser felices;
  • mostrarnos agradecidos.

Y vosotros, ¿cómo celebráis los cumpleaños de vuestros hijos?

 

 

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel