Ser padres – Mamá Psicóloga Infantil https://www.mamapsicologainfantil.com Para padres y madres que buscan respuestas. Wed, 11 Dec 2019 10:45:41 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.3.1 Estimular la autonomía e independencia de los niños de 2 a 3 años https://www.mamapsicologainfantil.com/estimular-la-autonomia-e-independecia-de-los-ninos-de-2-a-3-anos/ https://www.mamapsicologainfantil.com/estimular-la-autonomia-e-independecia-de-los-ninos-de-2-a-3-anos/#comments Wed, 11 Dec 2019 09:30:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=286 estimular la autonomía e independencia de los niños de 2 a 3 años

En este post vamos a ver qué es lo que podemos hacer como padres de niños y niñas de 2 a 3 años para estimular la autonomía e independencia de nuestros hijos. Porque un niño que aprende a hacer las cosas por sí mismo es un niño más seguro, con un mejor autoconcepto y por […]

La entrada Estimular la autonomía e independencia de los niños de 2 a 3 años se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
estimular la autonomía e independencia de los niños de 2 a 3 años

En este post vamos a ver qué es lo que podemos hacer como padres de niños y niñas de 2 a 3 años para estimular la autonomía e independencia de nuestros hijos. Porque un niño que aprende a hacer las cosas por sí mismo es un niño más seguro, con un mejor autoconcepto y por tanto con una autoestima más fuerte.

estimular la autonomía e independencia de los niños de 2 a 3 años
(c) Can Stock Photo / andreykuzmin

Consideraciones previas

Sin darnos cuenta, nuestro pequeño va creciendo y haciéndose cada vez más autónomo e independiente. Si tienes un niño de 2 a 3 años te habrás ido dando cuenta de todo ello. Y ciertamente, aunque ahora es todavía pequeño, ya reclama su espacio deseando hacer muchas cosas él solo, sin ayuda de nadie.

Empezamos a notar este proceso alrededor de los 18 meses. Momento en el cual nuestro pequeño comenzaba a querer a hacer un montón de cosas por sí mismo o cuando nos decía «yo solo, tú no» en el momento que pudo hablar.

Ahora, estas ganas imperiosas de valerse por sí mismo todavía son mayores, y hay que aprender a respetarles. Dejar que prueben y que intenten hacer las cosas de forma independiente y autónoma. Aunque tú aun creas que los niños de 2 a 3 años no pueden hacer determinadas cosas.

Ayudarles en lo necesario, y enseñarles los pasos que hay que realizar. Pero estimulando y fomentando sus aprendizajes para que lleguen a ser autónomos e independientes.

Estimular su autonomía e independencia pasa por dejar de sobreprotegerles.

La sobreprotección impide el desarrollo de la autonomía e independencia

Sobreproteger a nuestros hijos, hacer por ellos las cosas que ya saben hacer, no conduce más que a la inseguridad del niño.

Un niño sobreprotegido va a crecer creyendo que no es suficientemente válido para hacer cualquier cosa solo y acabará acomodándose. Acostumbrándose a que nosotros, los padres, le sigamos dando de comer, le vistamos y lavemos.

Es importante que les estimulemos y les dejemos hacer siempre que no corran ningún riesgo. Porque estimular la autonomía e independencia de los niños de 2 a 3 años permitirá practicar sus habilidades recién adquiridas y poner en marcha nuevas estrategias de aprendizaje.

Nuestros hijos necesitan protección y cuidado, pero también independencia y autonomía, y debemos aprender a dársela.

Los padres y madres debemos aprender a dar autonomía e independencia a los niños de 2 a 3 años

Para estimular la autonomía e independencia de nuestros hijos debemos dejar que alguna que otra vez se caigan al suelo. Que mojen el baño cuando se lavan las manos. O que se ensucien cuando coman, … Debemos aprender a no intervenir en todas las situaciones problemáticas o difíciles que se les plantean a nuestros hijos, ya que de este modo es como se aprende, de otro modo les impedimos su desarrollo madurativo.

Debemos aceptar también que esas ansias de independencia y autonomía generan a la vez algunas de sus rabietas y primeras frustraciones. Pero cuando consiguen hacer algo por si solos se sienten muy satisfechos, se sienten autónomos y perfectamente válidos para hacer aquello que se han propuesto, además les encanta descubrir sus nuevas destrezas.

¡Míralo! Observa a tu hijo que contento se pone cuando por fin puede hacer algo el solito. Estimular la autonomía e independencia de los niños de 2 a 3 años les permite sentirse mejor consigo mismos y más seguros de lo que hacen.

Cómo se comporta un padre o madre sobre

En cambio, un niño sobreprotegido es aquel que sus padres se siguen haciendo todo cuando él ya tiene una edad para hacerlo solo, como por ejemplo:

  • siguen dándole de comer,
  • continúan vistiéndole y calzando,
  • le siguen acompañando al baño,
  • ….

Los padres sobreprotectores siguen haciéndolo todo cuando el niño está perfectamente capacitado para hacerlo solo.


Contenido relacionado: Protección sí, sobreprotección no.


Los niños de padres sobreprotectores normalmente :

  • aprenden a ser dependientes de sus padres,
  • son más miedosos,
  • muestran actitudes inmaduras,
  • con poca tolerancia a la frustración,
  • suelen ser tímidos y retraidos,
  • con baja autoestima,
  • y en consecuencia suelen ser niños con pocos amigos.

Contenido relacionado: 14 consecuencias de educar con sobreprotección


Conclusiones

Teniendo en cuenta los efectos de la sobreprotección sobre nuestros hijos, deberíamos permitir que nuestros pequeños empezaran a realizar pequeñas tareas por sí mismos, ellos ya saben o pueden empezar a realizar por ejemplo:

  • Desvestirse y ponerse algunas prendas básicas.
  • Lavarse las manos.
  • Utilizar correctamente vaso, cuchara y tenedor
  • Expresar sus necesidades: sueño, hambre…
  • Decir que está sucio y pedir cambio de pañal o pedir ir al baño.

Para muchas tareas que realizamos en la cocina puedes usar una torre de aprendizaje o torre montessori para que alcance lugares donde su estsatura aún no se lo permite.

No les cortemos las ganas ni la posibilidad de aprendizaje, dejemos que coman solos aunque se ensucien, que prueben a vestirse y a ir al baño. Todo esto les estimula y promueve su futura autonomía.

Estimular la autonomía e independencia de nuestros hijos es la mejor forma de preparles para que lleguen ser adultos responsables. Personas que sepan tomar decisiones por sí mismos y que no se dejen influir por terceros.

No olvides compartir este post en tus redes sociales para que pueda llegar a otros padres y madres interesados en saber por qué es tan importante estimular la autonomía e independencia de sus hijos.

La entrada Estimular la autonomía e independencia de los niños de 2 a 3 años se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/estimular-la-autonomia-e-independecia-de-los-ninos-de-2-a-3-anos/feed/ 2
Parentalidad positiva y buen trato https://www.mamapsicologainfantil.com/parentalidad-positiva/ https://www.mamapsicologainfantil.com/parentalidad-positiva/#comments Mon, 09 Dec 2019 23:20:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=321 parentalidad positiva

Cómo fomentar una parentalidad positiva, basada en los buenos tratos y alejada de esa educación que ningunea a los niños (esa que muchos de nosotros hemos recibido) es uno de los objetivos que desde hoy mismo asumo alcanzar. De hecho, éste era, es y será el objetivo real de este blog. Mamá Psicóloga Infantil trata […]

La entrada Parentalidad positiva y buen trato se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
parentalidad positiva

Cómo fomentar una parentalidad positiva, basada en los buenos tratos y alejada de esa educación que ningunea a los niños (esa que muchos de nosotros hemos recibido) es uno de los objetivos que desde hoy mismo asumo alcanzar. De hecho, éste era, es y será el objetivo real de este blog. Mamá Psicóloga Infantil trata de muchos temas, pero los más leídos y buscados son aquellos que hacen referencia a la crianza de nuestros pequeños y cómo podemos educar mejor a nuestros pequeños.

Hoy este post trata sobre 10 principios fundamentales de la parentalidad positiva para que reflexiones sobre ello y puedas mejorar como padre o madre. Si eso es lo que deseas sigue leyéndome porque espero que lo que te explico te inspire.

Consideraciones previas

Save the Children en su documento «10 principios sobre parentalidad positiva y buen trato» nos recuerda que todos los niños y niñas del mundo tienen derecho a ser cuidados, no solo físicamente si no también afectivamente. Algo que sabemos bien pero que en ocasiones se nos olvida. Sobre todo cuando gritamos más de la cuenta. Amenazamos para conseguir un cambio de comportamiento. Aplicamos castigos arbitrariamente. O cuando herimos a nuestros hijos de cualquier otro modo.

Sobraría decir que todos los niños necesitan sentirse queridos,  protegidos y seguros para su correcto desarrollo. Pero el día a día nos demuestra que es preciso seguir recordándolo. Seguir hablando de lo mucho que los niños y niñas necesitan padres que se esfuercen para conocerles y entenderles. Es decir, saber cómo sienten, piensan y actúan en cada etapa evolutiva. Objetivos y principios que desde este blog queremos lograr, dando a conocer a todos cuántos me leéis todo aquello relacionado con la psicología infantil y pautas de crianza positivas.  

Parentalidad positiva 10 principios a seguir

En esta ocasión me hago eco de estos 10 principios de parentalidad positiva, escritos por la ONG Save the Children, y sobre los cuales hago mi pequeña aportación y reflexión. Espero que te ayuden a pensar sobre todo lo que puedes hacer para que tu forma de educar esté basada en los buenos tratos hacia tus hijos. Eso sí, aprovecha cualquier error que hayas podido cometer no para sentirte mal y culpable, si no como una oportunidad para mejorar.

foto cortesía de www.freedigitalphotos.net  

1- Nuestros hijos y todos lo niños y niñas tienen derecho al cuidado y guía adecuados.

Los niños necesitan cuidados físicos, afectivos, pautas y normas que les hagan sentir queridos, protegidos y seguros. (Art. 5 de la Convención de sobre los derechos del niño de las Naciones Unidas).

Ser padre o madre va más allá de traer al mundo a un pequeño bebé. Más allá de proporcionarle los cuidados básicos de nutrición e higiene.

Una parentalidad positiva requiere de padres y madres que ofrezcan a sus hijos los cuidados fisiológicos y emocionales que necesitan desde el primer día. También durante su vida intrauterina.

Ejercer una parentalidad positiva implica no dejar viejas creencias como que debemos dejar llorar a los bebés para que sus pulmones se hagan fuertes. Es olvidarnos de métodos maltratantes como el famoso Método Estivill para que los niños «aprendan a dormir solos».


Contenido relacionado: Beneficios de los besos y abrazos en bebés y niños ¡Abrázame mamá!


2- La parentalidad positiva se basa en : conocer, proteger y dialogar con nuestros hijos, tengan la edad que tengan.

Ser padres no es una tarea fácil, nadie nos dijo lo contrario, y serlo bajo los principios de la parentalidad positiva es un trabajo que exige grandes dosis de paciencia y esfuerzo diario.

La parentalidad positiva se basa en tres pilares fundamentales:

  1. Conocer y entender a nuestros hijos: cómo son, cómo sienten, piensan y reaccionan según su etapa de desarrollo. Algo que desde este blog intento dar a conocer aportando mi granito de arena.
  2. Ofrecer seguridad y estabilidad: nuestgro hijos han de confiar en nosotros, sentirse protegidos y guiados. Sin sentir miedo, temor o vergüenza.
  3. Optar por la resolución de los problemas de forma positiva: ello comporta evitar recurrir a los castigos físicos, gritos, amenazas o insultos.

Contenido relacionado: Gritos y bofetones. Razones para evitar su uso.


3- El vínculo afectivo o el apego es determinante para que nuestros hijos se sientan seguros y protegidos.

Otro de los puntos básicos de la parentalidad positiva es el de potenciar un apego seguro en nuestros hijos.

El apego o los lazos afectivos que creamos con nuestros hijos desde el mismo momento de su nacimiento definen la relación que establecemos con ellos, teniendo un peso importantísimo en su desarrollo, su personalidad y su autoestima.  


Sobre este tema podéis leer más en el artículo «¿Cómo crear un vínculo seguro con nuestros hijos?» 


4- Demostrar abiertamente y sin avergonzarse el afecto que sentimos por nuestros hijos para que se sientan queridos.

Demostrar a nuestros hijos nuestro cariño es algo que debería resultarnos natural, abrazarles, besarles y decirles te quiero no debería ser algo extraño si no algo que formara parte de nuestro día a día. Los niños pequeños no dan por hecho que les queremos, necesitan sentirlo, verlo, oírlo para sentirse amados, queridos, seguros, tranquilos.

foto cortesía de www.freedigitalphotos.net

Besos, abrazos, elogios, halagos, sonrisas, darnos la mano para pasear, sentarnos juntos en el sofá acurrucados, chocar las manos, … son demostraciones expresas de cariño y amor que aporta a nuestros pequeños la segurirdad de sentirse queridos e importantes para nosotros. Es precisamente con estas muestras naturales de amor y cariño como les demostramos que les queremos y nos sentimos orgullosos de ellos, pero también mediante las palabras y la escucha activa, mostrando interés por sus cosas, cómo se sienten y piensan, dedicándoles tiempo de calidad para estar junto a ellos.

5. Las normas y los límites son necesarias para el desarrollo de nuestros hijos, aportándoles seguridad.

En mi artículo «Disciplina: normas y límites, algunas reflexiones» hablo sobre la importancia de las normas y los límites para el desarrollo infantil. Save the Children, en este documento avala la idea ya que, destaca la importancia de las mismas para el desarrollo emocional, cognitivo, social y afectivo de todos los niños.

  • Las normas y límites son tan necesarias para el desarrollo emocional, cognitivo y social como el afecto. 
  • El niño y la niña necesita un entorno predecible y saber qué esperan de él o ella sus padres, les aporta seguridad.
  • Las normas deben ser claras, sencillas y estables, y servir para facilitar la convivencia familiar y la vida en sociedad. 
  • Es necesario que se acompañen de una explicación coherente, que el niño o la niña pueda comprender : no vale el “porque lo digo yo”.

6. Debemos dejar que nuestros hijos participen en el proceso de la toma de decisiones para desarrollar su sentido de la responsabilidad.

Si se implica a los niños y las niñas en el establecimiento de las normas es más fácil que las comprendan y acepten.Todos los miembros de la familia estaremos más motivados a la hora de cumplir las normas si éstas han sido habladas y consensuadas. Se pueden conseguir así decisiones más creativas y que sean percibidas como justas. De este modo, nuestros hijos desarrollan una buena autoestima, confianza en sí mismos y sentido de la responsabilidad. 


Contenido relacionado: ¿Pueden los niños tomar decisiones? Niños de 3 a 6 años.


7. Sanciones al mal comportamiento, cuidado con el tipo de castigo que aplicamos.

Cuando los niños y las niñas incumplen una norma o tienen una rabieta, no es porque sean malos o quieran amargarnos la vida. Nada de eso. Los niños pequeños lloran porque es su modo de comunicarse. Las rabietas también son un modo de comunicación. Expresan frustración, rabia, impotencia, necesidad de atención, cansancio, … Entender las rabietas de este modo nos va a permitir ser más empáticos con nuestros hijos.

La empatía es imprescindible para ejercer una parentalidad positiva.

Al igual que nos pasa muchas veces a los adultos, a los niños y las niñas les cuesta controlar sus emociones y tolerar la frustración. Es importante que entendamos bien este concepto, porque de otro modo podemos caer en el error de creer que lo están haciendo a propósito para irritarnos.

Cuando no se respeten las normas y el niño o la niña se exceda en su reacción ante prohibiciones u órdenes (rompan cosas, peguen a otros niños, se tiren al suelo y pataleen), debemos aplicar sanciones que sirvan para que repare el daño causado o para que entienda que lo que ha hecho no está bien y no debe volver a hacerlo.

Las sanciones deben ser proporcionadas y claras. Y aplicarse rápidamente y de manera firme, pero de forma tranquila y respetuosa. Las sanciones tienen que mantenerse, por eso deben ser proporcionadas, ser realistas y no durar demasiado tiempo.


Contenido relacionado: Premios y castigos ¿sabemos aplicarlos para que sean efectivos?


8. El cachete, el insulto, las amenazas y los gritos no son eficaces ni adecuados para la educación de nuestros hijos.

Los gritos y los bofetones no sirven para corregir la mala conducta que en un momento dado pueden haber tenidos nuestros hijos. Y obviamente nos alejan de esa parentalidad positiva que deseamos ejercer.

Los gritos, los cachetes, insultos o amenazas no enseñan a portarse bien. ¿Por qué? Porque el niño o la niña aprende que amor y violencia pueden ir de la mano. Que cuando alguien me molesta y soy más fuerte puedo ejercer mi poder sobre otro para imponer mi voluntad. Aprende que la inmediatez de la fuerza es más útil a la opción del diálogo y al establecimiento de normas y límites. 

Cuando se pega a un niño o una niña o se le insulta por algo que ha hecho mal se siente profundamente mal, indefenso y rechazado por sus padres. Estas emociones no le permiten recapacitar sobre el motivo por el que se le castiga. 

La corrección sin violencia, acompañada de una explicación clara, con ejemplos, alternativas y compromisos ayuda al niño o la niña a interiorizar las normas y a respetarlas de manera responsable.

Cuando nuestro hijo nos lleve al límite de nuestra paciencia podemos autoaplicarnos un time-out. Es decir, salir del lugar donde estamos y respirar profundamente. Este tipo de acción nos permitirá darnos un tiempo antes de reaccionar violentamente. Una vez calmados los ánimos podremos iniciar el diálogo sobre lo ocurrido, nunca debemos hacerlo cuando alguno de nosotros (niño o padre) estemos todavía demasiado enfadados. Una técnica que nos permitirá seguir ejerciendo esa parentalidad positiva que tanto deseamos llevar a cabo.


Contenido relacionado: Le pego mucho a mi hijo de 5 años


9. Los conflictos podemos resolverlos sin violencia.

Los conflictos dentro de las relaciones afectivas pueden estrechar los lazos de esta unión si se resuelven de manera pacífica.

Solucionar problemas sin violencia o agresividad, física o verbal, exige un ejercicio de autocrítica, de explorar nuestras motivaciones y de respeto al otro.

La parentalidad positiva requiere desplegar herramientas de comunicación y negociación, como:

  • La escucha activa.Tratar de entender lo que el otro quiere decirnos (aunque no compartamos su punto de vista).
  • Ponerse en el lugar del otro: ¿qué siente? Es importante mostrar empatía.
  • No emplear actitudes agresivas como insultos, reproches, chantajes o amenazas. Extreman las posturas de las personas enfrentadas y crean un clima muy desfavorable.
  • Negociar salidas al problema, cediendo en algunas cosas y asumiendo compromisos.


10. Para que nuestros hijos estén bien, nosotros, los padres debemos estar bien ¡Cuidémonos!

Madres y padres debemos enfretarnos diariamente a muchas situaciones y reaccionar de manera inmediata, sin pararse a pensar. Algunas situaciones pueden ser fuentes de preocupación, como la educación o la salud de los hijos y las hijas.

Es natural sentirse a veces desbordado, triste o frustrado, pero es necesario evitar que este estado se generalice o se alargue en el tiempo.

Asumir una parentalidad positiva implica también cuidarse a uno mismo, buscar momentos de relax y disfrute personal que proporcionen descanso y fuerza para poder “tirar del carro” de la familia. Así que ya sabes, ¡cuídate y quiérete tú también! 

Te recomiendo la lectura «Papás y mamás agotados, cuando ya no podemos más» en el que hablo sobre el estrés que puede causar la crianza de los niños y de la importancia de cuidarnos para que nuestros hijos reciban lo mejor de nosotros.

Fuente: «10 principios sobre parentalidad positiva y buen trato». Save the Children.

Fuente: «10 principios sobre parentalidad positiva y buen trato». Save the Children.

La entrada Parentalidad positiva y buen trato se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/parentalidad-positiva/feed/ 2
Errores comunes en la alimentación de nuestros hijos https://www.mamapsicologainfantil.com/errores-comunes-en-la-alimentacion-de-nuestros-hijos/ https://www.mamapsicologainfantil.com/errores-comunes-en-la-alimentacion-de-nuestros-hijos/#comments Thu, 05 Dec 2019 06:02:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=450

Hoy dedicamos este post a repasar algunos de los errores comunes que comentemos en la alimentación de nuestros hijos. Porque, como madre que soy, sé que este es uno de los temas que más te pueden llegar a preocupar. De modo que si quieres ver en qué puedes mejorar te sugiero que leas este post […]

La entrada Errores comunes en la alimentación de nuestros hijos se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>

Hoy dedicamos este post a repasar algunos de los errores comunes que comentemos en la alimentación de nuestros hijos. Porque, como madre que soy, sé que este es uno de los temas que más te pueden llegar a preocupar. De modo que si quieres ver en qué puedes mejorar te sugiero que leas este post hasta el final.

errores comunes en la alimentación de nuestros hijos
(c) Can Stock Photo / oksun70

Consideraciones previas

¿Estás que ya no sabes qué hacer para que tu hijo coma? ¿Quieres saber si estás cometiendo algún error en la alimentación de tu hijo? ¿Te has planteado cuántas veces habrás dicho: «¡venga cariño acábate la sopa!» o «si no te terminas las lentejas no hay postre».

Estas u otras frases similares son típicas, comunes y habituales en multitud de hogares. No, no estás sol@. Somos muchos los padres que pasamos por estas circunstancias. Momentos en las que las comidas o las cenas se convierten en una lucha, y no solo con los niños más mayores si no también con los más pequeñitos.

En este artículo hablamos sobres los errores más frecuentes que cometemos los padres en la alimentación de nuestros hijos. Y qué podemos hacer para reconducirlos. Tener una alimentación variada y equilibrada ayuda mantenernos saludables. En Curiosite Mujer tienes la oportunidad de encontrar recetas saludables para ti y para toda tu familia y muchas ideas más.

Principales errores en la alimentación de nuestros hijos

No es fácil lograr que los niños siempre coman de todo. En muchos casos, yo diría que en la gran mayoría de ellos, los niños se niegan a comer determinados alimentos como los vegetales (tomate o lechuga) o verduras (judías verdes o brócoli) y, se encaprichan con un alimento determinado como las patatas fritas o los espaguetis, y si no directamente prefieren no comer.

Vamos a ver en qué es posible que estemos fallando
.

1.Convertir la comida en un premio o en un castigo

La comida debe tener su momento, su hora y su lugar. No debemos convertirlo en un premio por una buena conducta.

Si lo pensamos bien, es probable que en alguna ocasión hayamos condicionado el postre favorito de nuestro hijo.

Sí, es esa frase tan típica de «si te comes la verdura podrás comer helado». Con esta frase estamos lanzando el siguiente mensaje » las verduras son tan malas que mamá o papá deben premiarte para que te las comas …» 

2. Presionar a nuestro hijo para que pruebe un determinado alimento

Es mejor animarle para que lo pruebe, pero si se niega y lo rechaza no insistir. 

Debemos respetar sus ritmos sin presionar, algo que muchas veces olvidamos e insistimos una y otra vez para que prueben ese plato de lo que sea que hayamos preparado, lentejas, verduras, pescado, …

3. Dar tentempiés entre comidas

Los tentempiés forman parte de una alimentación infantil correcta y saludable, pero hay que tener mucho cuidado en cuántas damos a nuestros hijos durante el día y qué tipo de tentempiés damos.

Ofrecer demasiados o ofrecerlos en una hora cercana a las comidas influye directamente en el apetito, por lo que nos podemos encontrar que cuando le pongamos el plato en la mesa ya no tenga hambre.

El tipo de tentempiés debería incluir fruta o verdura (trozos de zanahoria, manzana, plátano, …) y evitar el pan y la bollería.

4. Olvidar la hidratación

Muchas veces olvidamos que los niños beban agua, sencillamente agua. Cada día cuando recojo a mi hijo mayor en el colegio veo a prácticamente el 90% de los niños bebiendo zumos de frutas, batidos de chocolate o bebidas azucaradas … y estas bebidas representan entre el 10 y el 15% de las calorías que ingiere el niño.Y lo que es peor, a veces representa la única fuente de hidratación que tiene el niño. 

Debemos fomentar que nuestro hijo tome agua siempre que tenga sed y a lo largo de todo el día, no solo mientras come. 

Cuando hablamos de la alimentación de nuestros hijos nunca solemos pensar en la importancia de la hidratación. Se nos olvida por completo que el organismo en ocasiones confunde hambre con sed. Y en estos casos solemos comer más de lo necesario.

Una mala o deficiente hidratación puede estar detrás de :

  • Dolores de cabeza
  • Falta de de concentración
  • Pobre memoria a corto plazo
  • Dificultad para resolver problemas
  • Lentitud en los reflejos
  • Pensamiento lento

5. Ofrecer solo jugos envasados en lugar de fruta fresca.

Un gran error es pensar (y creer en los anuncios comerciales) que dando un zumo envasado a nuestro hijo, estamos sustituyendo la ración de fruta. Si ya un zumo natural priva al organismo de la fibra de la fruta, imagínate los zumos envasados que además contienen azúcares y vitaminas artificiales.

Los zumos envasados son un preparado muy energético que carece de nutrientes esenciales y que generalmente aportan mucho menos de un 10% de fruta.

Y ya no hablo de los refrescos, nada recomendables.

6. Preparar verduras aburridas

Los niños comen más por los ojos que por la boca. De modo que cuando ven un plato de verduras hervidas lo más frecuentes es que arruguen la nariz y se nieguen a comerlas.

Porque por lo general, las verduras sencillamente hervidas no tienen un aspecto nada apetitoso para nuestros hijos.

Si las aderezamos un poco, con queso, mantequilla, mayonesa … mejoraremos algo el sabor y nuestro hijo se las comerá mejor. Pero esto no significa que olvides ofrecer ese tan apetitoso y saludable puré de verduras que le sueles preparar.

7. Dar siempre lo mismo de comer

En algunas ocasiones identificamos que hay ciertos platos que les gustan más a nuestros hijos y nos limitamos a siempre darles lo mismo.

Recuerda que una de las características de la alimentación infantil correcta es que sea variada y equilibrada. De modo que se recomienda ir preparando platos diferentes a nuestros hijos.

8. No permitir que los niños entren en la cocina

Este es un erro que cometemos con mucha frecuencia, quizás por miedo a que se hagan daño con algo. Pero se ha estudiado que si los niños colaboran y están cerca cuando cocinamos tendrán mayor propensión a comer aquello que han estado preparando.


Contenido relacionado: Niños en la cocina


9. Hasta que el plato esté limpio

Este es uno de los errores más comunes en la cuando hablamos de sobre alimentación de nuestros hijos y la verdad que deberíamos empezar a rectificar desde hoy mismo.

Es importante saber que todas las personas (pequeños y adultos) poseemos un mecanismo que nos indica cuándo debemos dejar de comer, que ya estamos saciados.

 Los niños sanos suelen ser muy fieles a lo que su organismo les dicta.  

Así, por norma general, nuestros hijos comen cuando tienen hambre y si no no comen o dejan de comer cuando ya no pueden más. Obligarles a comer más de lo que pueden es contraproducente y nada recomendable, porqué alteramos este mecanismo interno y promovemos la sobrealimentación. 

Si quieres ver el plato limpio, sirve porciones más pequeñas y respeta siempre la decisión de tu hijo de no comer más.

10. Darse por vencidos

 Muchos padres se cansan de luchar día tras día con sus hijos por el tema de la comida, para que prueben alguna cosa nueva, al no obtener los resultados que desean se desesperan y se dan por vencidos demasiado pronto. 


Se ha comprobado que a veces es necesario hacer 10 o más intentos para que un niño acepte un alimento nuevo.

Es importante, también, usar los “Puentes Alimenticios”. Si un niño gusta, por ejemplo, de los guisantes, es una buena idea seguir con garbanzos o habitas o alimentos parecidos ya sea en la consistencia, el sabor o, incluso, el color. Poco a poco, se irán expandiendo los gustos e, incluso, el niño podría elegir en el supermercado aquellos alimentos que desea consumir.

11. Esconder en algún lado de la casa las cosas dulces. 

Otro error a modificar de inmediato porque tener escondido el chocolate, las galletas u otros dulces aumenta las ganas del niño de comerlas. Sencillamente porque son algo prohibido. Si no queremos que los consuma porqué nuestro hijo tiene algún problema de sobrepeso la mejor estrategia es no comprarlas y permitir que nuestro hijo tenga acceso libre a los alimentos para que elija por sí mismo. Lógicamente debemos supervisar.  

Conclusiones finales sobre los errores más comunes en la alimentación de nuestros hijos

Resumiendo, muchos padres «pecamos» en…

  • obligar a que el niño coma más de los que puede;
  • premiar un buen comportamiento con golosinas y otros alimentos calóricos;
  • castigar al niño sin comida por si presenta alguna conducta desfavorable («a la cama sin cenar» u «hoy te quedas sin postre», …)
  • festejar cualquier acontecimiento importante de la vida del niño ofreciéndole una «comida basura» ;
  • permitir el consumo diario de bollos, bebidas gaseosas y azucaradas;
  • ofrecer, con frecuencia, platos precocinados por la falta de tiempo.

Una vez leído todo esto es hora de examinar nuestros hábitos y conductas alimenticias pero también nuestro frigorífico y frutero.

Para promover una correcta alimentación de nuestros hijos debemos ver si realmente tenemos los alimentos que más nos convienen. Y saber cuáles son realmente adecuados para mantener una sana y correcta alimentación. Solo de este modo podremos ofrecer una correcta educación alimentaria a nuestros hijos. 

La entrada Errores comunes en la alimentación de nuestros hijos se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/errores-comunes-en-la-alimentacion-de-nuestros-hijos/feed/ 5
Juguetes para educar a nuestros hijos https://www.mamapsicologainfantil.com/juguetes-para-educar-a-nuestros-hijos/ https://www.mamapsicologainfantil.com/juguetes-para-educar-a-nuestros-hijos/#respond Wed, 04 Dec 2019 07:58:05 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=20929 educar con juguetes

Educar con juguetes es mucho más que posible. Lo he escrito en diversas ocasiones y ya lo sabes si tienes hijos. Pero lo cierto es que, bajo mi punto de vista, no todos los juguetes sirven para educar. Y aunque esto te parezca contradictorio lo digo porque no todos son educativos ni todos tienen la […]

La entrada Juguetes para educar a nuestros hijos se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
educar con juguetes

Educar con juguetes es mucho más que posible. Lo he escrito en diversas ocasiones y ya lo sabes si tienes hijos. Pero lo cierto es que, bajo mi punto de vista, no todos los juguetes sirven para educar. Y aunque esto te parezca contradictorio lo digo porque no todos son educativos ni todos tienen la misma capacidad de despertar el interés de los pequeños.

Además, también es cierto que los hay con más o con menos la capacidad de fomentar un aprendizaje significativo en los niños, de educar en valores o de desarrollar sus habilidades sociales, motrices, intelectuales o su tan incipiente inteligencia emocional . De modo que es importante que aprendamos a escoger bien lo que ofrecemos a nuestros peques.

Hoy hablamos de educar con juguetes. Sobre todo de aquellos por los que deberías decantarte en función de diferentes factores: edad, habilidades que quieres estimular o desarrollar, dónde van a usarse …

Consideraciones previas

Juguetes para educar hay infinitos, escoger el más adecuado dependerá de muchos factores, de modo que una de las primeras cuestiones que deberíamos plantearnos cuando quemos escoger o regalar un juguete a un niño es qué edad tiene. Nada tiene que ver lo que escogeremos para un bebé de pocos meses que aquel pensado para un pequeño de dos años, por ejemplo.

Una vez tengamos claro el segmento de edad. Podemos formularnos otras preguntas que nos ayudaran a escoger el juguete más apropiad , como por ejemplo:

  • con qué suele disfrutar,
  • cuáles son sus intereses,
  • qué queremos que aprenda,
  • si jugará solo o en compañía,
  • si lo hará dentro o fuera de casa …

Pero lo que no debería preguntarse nunca es si es niño o niña.

No dejaré de insistir: los juguetes no deben clasificarse por género. Todos los niños y niñas tienen el derecho de poder jugar con cualquier juguete. Porque los juguetes, al igual que los colores, no pertenecen ni a los niños ni a niñas en exclusiva, son de todos. Por lo que ante todo debemos dejar los viejos estereotipos de masculino-femenino a la hora de jugar.

Dicho esto vamos a ver qué juguetes favorecen el aprendizaje de determinadas habilidades porque lo que queremos la mayoría de padres son juguetes que eduquen y diviertan y en Don Dino, por ejemplo, tienes una amplia selección de ellos.

Juguetes para educar, estimular o desarrollar habilidades

En este post vamos a centrarnos en a ver una selección de juguetes para educar, estimular o desarrollar diferentes habilidades. Y lo vamos a ver una a una: motrices, cognitivas, linguísticas y sociales.

Habilidades motrices

En este apartado vamos a destacar todos aquellos juguetes que permitan al niño o niña desarrollar su psicomotricidad, tanto fina como gruesa y en esta categoría incluimos:

  • Pelotas
  • Triciclos
  • Patines
  • Patinetes
  • Piezas y bloques de construcción
  • Plastilina
  • Tuercas y tornillos
  • Juegos de pesca
  • Juegos de equilibrio
  • Puzzles y encajables

Habilidades cognitivas

Las habilidades cognitivas hacen referencia a la atención, percepción, memoria, resolución de problemas, …. Dentro de los juguetes para educar o estimular estas habilidades destacamos:

  • Puzzles y encajables
  • Memories
  • Tangrams
  • Tetris de madera
  • Juegos de mesa tradicionales: parchís, damas, domino, ajedrez, ..
  • «Quién en quién?»
  • Juegos de cartas
  • Juegos de adivinanzas
  • Mikado
  • Tres o cuatro en ralla

Habilidades lingüísticas

Por habilidades lingüísticas entendemos todas aquellas que hacen referencia a la expresión y comprensión del lenguaje oral y escrito, pero también el incluyo el gestual. De modo que en este apartado de juguetes para educar habilidades lingüísticas puedes optar por:

  • Dados para crear historias
  • Juegos de mímica
  • Letras magnéticas o de madera
  • Pizarras
  • El ahorcado
  • Juguetes de adivinanzas
  • Scrabble

Habilidades Sociales

Por habilidades sociales entendemos aquel conjunto de conductas que hemos aprendido y que nos ayudan a relacionarnos adecuadamente con el resto de personas. La empatía, la escucha activa o aprender a respetar turnos forman parte de estas habilidades. Para educar con juguetes estas habilidades te sugiero cualquiera que permta al niño jugar con otros niños o adultos:

  • Cualquier juego de mesa
  • Juguetes para el desarrollo del juego simbólico.
  • Muñecas y accesorios.
  • Casas de muñecas.
  • Playmobils. Legos

Conclusiones finales sobre educar con juguetes

Como ves puedes existen diferentes juguetes que nos permiten educar a nuestros hijos potenciando o estimulando diferentes habilidades. En este post he querido destacar las motrices, cognivas, libgüísticas y sociales. Pero podríamos incluir juguetes para educar en valores o emociones. Pero te aseguro que con todos estos que te he propuesto puedes educar valores tan importantes como: el respeto, la tolerancia o la amistad. Y de igual modo educar la inteligencia emocional de tus hijos mediante tu ejemplo cuando se enfadan por perder o cuando se sienten eufóricos al ganar.

Sea como sea, los juguetes son siempre un gran aliado para educar a nuestros hijos siempre y cuando los escojamos correctamente.

Recuerda compartir este post en tus redes sociales para que otros padres puedan leerlo. Ahora te dejo con las últimas entradas en la sección dedicada a Juegos y material educativo:

La entrada Juguetes para educar a nuestros hijos se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/juguetes-para-educar-a-nuestros-hijos/feed/ 0
Torre de aprendizaje para favorecer la autonomía de los niños https://www.mamapsicologainfantil.com/torre-de-aprendizaje-para-favorecer-la-autonomia-de-los-ninos/ https://www.mamapsicologainfantil.com/torre-de-aprendizaje-para-favorecer-la-autonomia-de-los-ninos/#respond Mon, 02 Dec 2019 18:45:08 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=20518 Torre de aprendizaje

Las torres de aprendizaje son uno de esos elementos que siempre me han parecido muy interesantes y necesarios para facilitar la autonomía de nuestros pequeños. Es por este motivo que hoy quiero dártelos a conocer si es que aún no has oido hablar de ellas. Así que sigue leyéndome porque a lo largo de esta […]

La entrada Torre de aprendizaje para favorecer la autonomía de los niños se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Torre de aprendizaje

Las torres de aprendizaje son uno de esos elementos que siempre me han parecido muy interesantes y necesarios para facilitar la autonomía de nuestros pequeños. Es por este motivo que hoy quiero dártelos a conocer si es que aún no has oido hablar de ellas. Así que sigue leyéndome porque a lo largo de esta entrada voy a hablarte sobre qué es una torre de aprendizaje, para qué sirve y qué beneficios puede aportaros tanto a tu pequeño como a ti.

Torre de aprendizaje
(c) Can Stock Photo / halfpoint

Qué es una torre de aprendizaje

Se trata de un taburete especialmente pensado para mantener seguros a los niños. Un elemento específicamente diseñado para que puedan subirse con toda tranquilidad, huyendo de las peligrosas sillas u otros taburetes pensados para adultos y con los que fácilmente podrían perder el equilibrio y lastimarse. De modo que, si como yo crees que necesitas una, aquí puedes comparar diferentes modelos antes de continuar. Verás que las hay de diferentes tamaños y formas, colores y precios. La variedad es importante para que puedas encontrar la que mejor se adapte a tu estilo de vida y capacidad económica.

Inspiradas en la vida práctica del método Montessori las torres de aprendizaje o también llamadas torres montessori son un recurso educativo muy interesante para ayudar a nuestros hijos a desarrollar su autonomía e independencia. Algo de lo que te he hablado en otras ocasiones y en la que pongo especial énfasis.

Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo.

Maria Montessori

De manera que permite que aprenda a hacer las cosas por sí mismo ofreciéndole la oportunidad de observar y experimentar. Si quieres en esta web con materiales y juguetes de inspiración montessori puedes encontrar más recursos para crear un ambiente Montessori en tu hogar. Así como conocer más sobre esta filosofía y descubrir juguetes y otros materiales educativos que favorezcan su aprendizaje.

Para qué sirven las torres de aprendizaje

torres de aprendizaje

La siguiente pregunta que quiero responderte es para qué sirve exactamente una torre de aprendizaje.

Como te comentaba al inicio y a lo largo de esta entrada, permite a tu hijo tener su «taburete seguro» donde subirse para poder realizar actividades que por su altura no le sería posible hacer sin ponerse en riesgo. Algo que como madre entiendo que podría ponerte algo nerviosa, o al menos eso es lo que me sucedía a mí cuando mi peque quería cocinar a mi lado. Así que ¿por qué no usar este recurso tan bueno?

Ventajas

Si has llegado hasta aquí y has visto los diferentes modelos que existen en el mercado ya habrás llegado a la conclusión de que una torre de aprendizaje ofrece muchas ventajas para tu pequeño explorador, como por ejemplo:

  • Llegar a zonas donde no llegaría de otro modo de un modo totalmente seguro.
  • En función de la que escojas podrás ajustarlas a diferentes alturas, por lo que se adapta a la perfección a los cambios que va a experimentar tu peque a lo largo de unos cuantos años.
  • Permite que esté en la cocina experimentando a tu lado. Observando cómo haces tú las cosas, lavando los cacharros o preparando una ensalada o cualquier alimento que pueda preparar por sí mismo.

Actividades para realizar con una torre de aprendizaje

A mí me encanta cocinar con mis hijos. Los que me leéis ya sabéis que ésta es una de las actividades favoritas, aunque no seamos unos expertos cocineros. Porque en realidad tampoco es necesario. Siempre he creído que la cocina es una de las estancias de la casa donde más se puede compartir y aprender. De manera que éste lugar es un lugar especial para mi y para mis hijos.

Te propongo que una vez dispongas de tu propia torre de aprendizaje pruebes diferentes actividades a realizar en la cocina con tu peque:

  • Desgranar guisantes. Favorece la psicomotricidad fina de dedos y manos. Actividad desarrollada en el blog.
  • Batir huevos. De igual modo que la anterior, permite que tu pequeño vaya adquiriendo mayor control de sus movimientos. Actividad desarrollada en el blog.
  • Empanar filetes. Esta actividad es muy interesante para el aprendizaje de las texturas.
  • Lavar y cortar fresas.
  • Lavar los platos.

Consideraciones finales

Se pueden hacer infinidad de actividades y estas que yo te propongo solo son un pequeño ejemplo de lo mucho que puedes hacer con tu hijo o hija. Pero sobre todo recuerda que mientras estáis en la cocina haciendo cualquiera de estas actividades, a parte de compartir unos momentos muy especiales, estarás:

  • estimulando su lenguaje,
  • ampliando su vocabulario,
  • enseñando matemáticas,
  • ofreciendo un modelo a seguir,
  • aportándole la seguridad y confianza necesaria para potenciar una sana autoestima,
  • y haciéndole partícipe de la vida familiar.

De modo que .. una torre de aprendizaje es mucho más que una silla de madera para niños ¿verdad?


Recuerda que si este post te ha parecido interesante puedes compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a otras personas interesadas en este tipo de materiales.

Ahora te dejo con mis últimas entradas en la sección dedicada a los Niños de 0 a 3 y de 3 a 6 años

La entrada Torre de aprendizaje para favorecer la autonomía de los niños se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/torre-de-aprendizaje-para-favorecer-la-autonomia-de-los-ninos/feed/ 0
CartaCuentos, una nueva forma de motivar a la lectura https://www.mamapsicologainfantil.com/cartacuentos-una-nueva-forma-de-motivar-a-la-lectura/ https://www.mamapsicologainfantil.com/cartacuentos-una-nueva-forma-de-motivar-a-la-lectura/#respond Mon, 02 Dec 2019 06:00:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=20675 CartaCuentos

Si aún no conoces CartaCuentos hoy es la oportunidad para descubrir de qué se trata y de cómo puede ayudar a tu hijo o hija en el aprendizaje de la lectura y su posterior consolidación. Dirigido a niños y niñas de entre 6 y 10 años se trata de un nuevo modo para motivarles, despertar […]

La entrada CartaCuentos, una nueva forma de motivar a la lectura se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
CartaCuentos

Si aún no conoces CartaCuentos hoy es la oportunidad para descubrir de qué se trata y de cómo puede ayudar a tu hijo o hija en el aprendizaje de la lectura y su posterior consolidación. Dirigido a niños y niñas de entre 6 y 10 años se trata de un nuevo modo para motivarles, despertar su interés y fomentar el hábito lector.

CartaCuentos para fomentar el hábito lector

Hoy te hablo de esta novedad para que la explores, te animes y compartas con tus hijos el amor por la lectura de un modo totalmente diferente al que estamos habituados. Verás que se trata de algo muy atractivo para los más pequeños de la casa, pero también para ti, quien disfrutarás con ellos de su ilusión al recibir las cartas que has preparado para ellos. Te cuento más a continuación.

Consideraciones previas

A muchos padres, por no decir a todos, nos gustaría ver a nuestros hijos e hijas leer con fluidez. Verles coger un libro o cómic con ganas auténticas y verles disfrutar con la lectura. Pero lo cierto es que muchos niños prefieren hacer otras cosas antes que leer. 

Los motivos por los cuales se alejan o se apartan de la lectura son muchos, pero podemos decir que entre ellos se destacan:

  • Un mal aprendizaje inicial.
  • Falta de motivación.
  • Ejemplo familiar.

A todo esto, en ocasiones, se suma que los niños aún no han encontrado el cuento, el libro o la historia que les llame la atención o despierte su curiosidad. Y además porque sencillamente es más fácil conectarse a la tele o a cualquier otro dispositivo electrónico antes que abrir un libro. 

Con el objetivo de fomentar el hábito lector entre nuestros hijos surge CartaCuentos. 

Cómo funciona CartaCuentos

El funcionamiento de CartaCuentos es muy original, o al menos eso es lo que a mí me ha parecido y es por este motivo que te hablo de ellos y recomiendo su uso. 

Como verás en su página web, se trata de un sistema de correspondencia mediante el cual tu hijo o hija recibirá cartas de un misterioso personaje llamado Órbil. ¡Ya verás que cara de asombro pone al recibir la primera carta a su nombre!

En la primera carta tu hijo o hija será «retado» a descubrir quién es Órbil y por qué este enigmático personaje se ha puesto en contacto con él o ella. Para descubrir el misterio, tu peque seguirá recibiendo cartas que incluyen cuentos donde él o ella es el protagonista. Cada cuento que lea, a su vez, le llevará a descubrir una pista oculta en su propia casa.

Como ves se trata de toda una aventura. Algo que sin duda despertará el interés por seguir leyendo más y más, en la que se asocia la lectura a una actividad placentera y divertida. Si a eso le sumas que durante la lectura se hará reflexionar a tu hijo o hija y se le demostrará lo divertido que puede ser leer…

Actualmente tienes a tu disposición:

Cómo puede CartaCuentos ayudar a tu hijo o hija

Uno de los principales objetivos que persigue CartaCuentos es ayudar a los niños y niñas a amar la lectura. A interesarse por este hábito tan saludable y necesario para su desarrollo cognitivo. 

Como verás a continuación leer un poco cada día tiene multitud de beneficios para nuestros hijos, como por ejemplo:

  • Desarrolla su capacidad de atención, concentración y memoria,
  • Estimula su imaginación, creatividad y pensamiento crítico;
  • Incrementa su vocabulario, favoreciendo su capacidad comunicativa, ya que a mayor número de términos que conozca mejor y más detalladamente podrá comunicarse.
  • Amplia, a la vez, sus destrezas de redacción y de expresión escrita y oral.
  • Despierta emociones, sentimientos y formas de entender el mundo diferentes a las que conoce por su entorno más inmediato.
  • Propicia de temas de conversación.
  • Permite alejarles de las pantallas (televisión, consolas y otros dispositivos electrónicos) 

Como ves, leer es mucho más que sentarse y abrir un libro. Es conectar con otras realidades, es sentir, imaginar y dejarnos llevar a otros mundos de la mano de miles de personajes.

CartaCuentos ofrece la posibilidad a nuestros hijos de adentrarse en la aventura de leer. Poco a poco, sin presiones escolares, sin que el niño o niña sienta miedo de enfrentarse a una lectura difícil y alejada de sus intereses. Es por este motivo por el cual me ha parecido una iniciativa muy interesante y necesaria. Ahora solo queda, después de conocerlos, que la lleves a la práctica y nos cuentes tu experiencia.

Recuerda compartir este post en tus redes sociales para que pueda llegar a otros papás y mamás que, como tú y como yo, estamos interesados en fomentar el hábito lector en nuestros hijos. 

La entrada CartaCuentos, una nueva forma de motivar a la lectura se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/cartacuentos-una-nueva-forma-de-motivar-a-la-lectura/feed/ 0
Time-out, tiempo fuera o silla o rincón de pensar https://www.mamapsicologainfantil.com/tecnicas-de-modificacion-de-conducta-time-out-tiempo-fuera-o-silla-o-rincon/ https://www.mamapsicologainfantil.com/tecnicas-de-modificacion-de-conducta-time-out-tiempo-fuera-o-silla-o-rincon/#comments Tue, 26 Nov 2019 05:45:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=521 time_ot

El time-out, tiempo fuera o la silla de pensar son diferentes formas de denominar a un tipo de castigo muy empleado en las técnicas de modificación de conducta. No son pocas las críticas a este método por motivos diversos que te explico a continuación. Si deseas conocer un poco más sobre esta técnica no dejes […]

La entrada Time-out, tiempo fuera o silla o rincón de pensar se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
time_ot

El time-out, tiempo fuera o la silla de pensar son diferentes formas de denominar a un tipo de castigo muy empleado en las técnicas de modificación de conducta. No son pocas las críticas a este método por motivos diversos que te explico a continuación. Si deseas conocer un poco más sobre esta técnica no dejes de leerme hasta el final, espero despejar algunas dudas y aclarar un poco el concepto, aunque tal y como explico a lo largo de este post, no pretendo convencerte de nada. Solo explicar de qué se trata, cómo y cuándo se utiliza.

Time-out
(c) Can Stock Photo / soupstock

Consideraciones previas sobre el time-out

Este es un artículo revisado tras un apasionante debate. En la conversación era evidente que algunas personas se mostraban totalmente en desacuerdo con la aplicación de la técnica, y otras tenían alguna confusión sobre ciertos conceptos. 

Tras la revisión del artículo espero despejar alguna duda, aunque no pretendo convencer a nadie sobre nada. Solo explico en qué consiste, cuándo se puede usar y cómo debe ser aplicada. Otra cosa es … si queremos o no emplearla nosotros como método educativo de nuestros hijos.

Dicho esto quiero aclarar que entiendo la confusión y el debate generado porque a pesar de que la silla de pensar es una técnica educativa muy conocida y que funciona muy bien no siempre la aplicamos correctamente. 

La incorrecta aplicación de la silla de pensar genera confusión, no solo en el niño, si no también en los propios padres quienes acaban por pensar que se trata de un castigo como los que se aplicaban en las escuelas cuando se castigaba de cara a la pared.

Cierto es también que la mala utilización de la silla de pensar o time-out puede generar el efecto contrario al pretendido. Convirtiéndose en la silla del terror o en el lugar para gritar, como he oído en algún que otro foro.

Pero veamos en qué consiste la técnica.

Time-out y la silla o rincón de pensar. ¿Qué son?

time-out

Sobre el time-out

El time-out consiste en retirar o apartar al niño durante un tiempo del lugar dónde está realizando una conducta negativa y que queremos eliminar. De este modo castigamos la conducta inapropiada no al niño.

El tiempo fuera o time-out, es una técnica de castigo sí, que consistente en la retirada de algo agradable. Por ello, este es el tipo de castigo menos problemático, ya que no se trata de una reprimenda ni es un castigo físico. 

Cuándo aplicar el time-out

El tiempo fuera lo podemos utilizar en situaciones de rabietas en lugares públicos.

Por ejemplo en un supermercado o  centro comercial cuando nuestro hijo empieza una rabieta porque no le compramos el  juguete o la chuchería que quiere. En este momento salimos con el niño de la mano o en brazos, nunca arrastrándole, sin decir nada ( y mucho menos sin gritar) del lugar donde nos encontramos, esto es time-out.

El time-out o tiempo fuera de refuerzo también se aplica en las escuelas. Suele ponerse en práctica cuando un niño produce sistemáticamente conductas disruptivas, molestando a sus compañeros, empujando, tirando objetos o demás. No se recomienda utilizar el tiempo fuera cuando el niño lo que busca es precisamente salir del aula para librarse de la clase.

Sobre la silla de pensar

Cuando se produce la conducta negativa mandamos inmediatamente al niño a su habitación, a un rincón que previamente habremos escogido. Lo fundamental es que no debe ser un lugar atemorizante ni un lugar dónde pueda jugar. Lo mejor es escoger un lugar neutro, el pasillo por ejemplo suele ser un buen sitio.

En el momento que el niño tiene una de sus rabietas , se pelea con sus hermanos, está muy alterado, … le mandamos a su habitación o a su rincón de pensar sin discutir con el niño, porque previamente ya se lo habremos explicado. Cuando hacemos esto estamos aplicando el tiempo fuera.

Para que la técnica sea eficaz debemos tener en cuenta lo siguiente.

Cómo aplicar correctamente la técnica

  • Siempre que empleemos el tiempo fuera o time-out, reforzaremos paralelamente la conducta apropiada. No podemos sólo castigar la conducta problema sin ofrecer alternativas a ésta.
  • El lugar donde se cumple el tiempo fuera ha se ser un lugar neutro, sin nada que pueda distraer o entretener al niño, no puede haber juguetes, ni libros, … por eso mi recomendación del pasillo, ya que en la habitación suelen tener muchos juguetes.
  • El lugar escogido no estará muy lejos de nosotros. Y mientras acompañamos al niño al lugar del time-out no decimos nada, ni bueno ni malo, se ponga como se ponga.
  • Los limites temporales, es decir tiempo en que permanecerá alejado dependerán de la edad del niño, pero por lo general contamos un minuto por año. Y establecemos como máximo 30 minutos para niños mucho más mayores.
  • El time-out basa su eficacia en la retirada de recompensas, junto con un procedimiento alternativo para recuperarlas. Así conseguimos que el niño obtenga recompensas por su buen comportamiento y evitamos recompensar sin darnos cuenta la conducta inapropiada. Recordemos que en muchos casos prestamos mucha atención a los malos comportamientos y eso precisamente es lo que queremos evitar.
  • Siempre y antes de emplear este método, explicaremos al niño qué es lo que sucederá si se comporta de ese modo. Avisamos e informamos y si aún y así persiste en su conducta aplicamos el time-out sin explicar nada más.
  • El niño debe comprender por qué está en la silla o rincón de pensar. Es importante tener en cuenta el nivel de edad antes de aplicarla.

No recomiendo a menores de 2 años ya que no lo entienden. A partir de los 2 años empiezan a comprender de qué se trata, puesto que van asociando su mal comportamiento con el aislamiento momentáneo. A los 3 años tienen edad suficiente como para que la técnica vaya siendo eficaz y a los 4 son suficientemente capaces de razonar los motivos por los cuales están en la silla de pensar y de entender conductas alternativas. 


  • El time-out, sencillamente retirarlo del lugar donde se produce la conducta indeseada, es aplicable a los 18 meses. Por ejemplo, un niño que muerde en el parque reiteradamente a sus compañeros o les tira arena se puede colocar en su carrito de paseo durante unos instantes cada vez que reproduzca este comportamiento.
  • Empleamos el time-out o la silla de pensar cuando no sea posible utilizar otras técnicas como la extinción (retirar la atención) o favorecer un comportamiento alternativo como apagar el televisor cuando nuestro hijo mira la tele demasiado cerca.
  • Únicamente utilizamos esta técnica cuando el comportamiento inadecuado de nuestro hijo se ve reforzado por el ambiente en el que se encuentra y no podemos hacer nada de lo expuesto en el punto anterior.
  • Debemos tener en cuenta que la frecuencia con la que aplicamos este tipo de castigo también tiene una gran influencia sobre los efectos que pretendemos. Si el niño se pasa todos los días en la silla de pensar y por cualquier motivo lógicamente esta técnica dejará de ser eficaz. La utilizaremos solo cuando sea totalmente necesario y no como único modo de modificar comportamientos inadecuados.

Si este post te ha parecido interesante te invito a compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a otros papás y mamás interesados este tipo de temática. Pero antes de irte permíteme que te deje mis últimas 10 entradas en la sección Comportamiento . Quizás alguno llame tu atención y decidas quedarte un poco más conmigo. Si es así, te agradezco el tiempo y la confianza depositadas en mi.

La entrada Time-out, tiempo fuera o silla o rincón de pensar se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/tecnicas-de-modificacion-de-conducta-time-out-tiempo-fuera-o-silla-o-rincon/feed/ 20
¿Por qué no me hace caso mi hijo de 2 años? https://www.mamapsicologainfantil.com/por-que-no-me-hace-caso-mi-hijo-de-2/ https://www.mamapsicologainfantil.com/por-que-no-me-hace-caso-mi-hijo-de-2/#comments Mon, 25 Nov 2019 16:45:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=287 por qué no me hace caso mi hijo

Una de las cuestiones más frecuentes que llegan a Mamá psicóloga Infantil es precisamente por qué no me hace caso mi hijo. Ciertamente, esta es una de las preguntas que más oigo, leo y también me formulan. Al igual que tú que ahora me lees, son muchos los padres y madres que en algún momento […]

La entrada ¿Por qué no me hace caso mi hijo de 2 años? se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
por qué no me hace caso mi hijo

Una de las cuestiones más frecuentes que llegan a Mamá psicóloga Infantil es precisamente por qué no me hace caso mi hijo. Ciertamente, esta es una de las preguntas que más oigo, leo y también me formulan.

Al igual que tú que ahora me lees, son muchos los padres y madres que en algún momento nos formulamos esta pregunta. Y, al igual que tú, desesperados buscamos información de por qué, llegados a este momento evolutivo, nuestros preciosos angelitos dejan de serlo y se convierten en niños desobedientes ya sea por sistema o por evolución

Por que no me hace caso mi hijo
(c) Can Stock Photo / oksun70

Consideraciones previas

Muchos o algunos de nosotros, papás y mamás que queremos educar de la mejor manera posible a nuestros hijos, hemos leído u oído a hablar de los 2 terribles años. O de la pequeña adolescencia. De las rabietas y pataletas y de la crisis de oposicionismo que se inicia a partir de este momento.

Otros padres, por el contrario se encuentran por primera vez, sin saber nada, con niños que empiezan a desobedecerles. Niños que se enfadan y se tiran por el suelo. Niños que ante cualquier petición que les hagamos contestan con un «NO, NO QUIERO», niños tercos y testarudos que se niegan a hacer lo que les pedimos,

Y desconocen que esta terquedad, desobediencia y negación sistemática forma parte del correcto desarrollo de nuestros hijos. Que esto que tanto les disgusta forma parte de la creación de la personalidad de nuestros pequeños que necesitan reafirmar su floreciente yo. 

Motivos por los que no me hace caso mi hijo de 2 años

Tras el segundo cumpleaños, nuestros hijos necesitan reafirmar sus logros y su autosuficiencia. Ya saben hacer muchas cosas y reclaman cada vez más hacer cosas ellos solos. Ya saben caminar perfectamente solos, comen solos, hablan e incluso pueden colocarse alguna pieza de ropa sencilla.

Por tanto, hay que recordar que, cuando nuestro hijo de 2 años nos desobedece o se niega a realizar lo que le pedimos, está reivindicando su independencia recién estrenada.

Quieren y piden ser cada vez más autónomos e independientes. Algo que choca con el entorno donde viven ya que todavía no son capaces de poder andar por el mundo solos. 

El niño de 2 años, protestón, negativista, terco y testarudo puede ser un gran provocador. , pero entendamos que tras sus respuestas hay algo muy importante: saber decir no y defender sus propios deseos e intereses. Una gran herramienta que le ayudará mucho en la vida.

Sin embargo, y dicho todo esto, no pretendo que se entienda que debemos dejar que nuestros hijos hagan todo aquello que les viene en gana, entender las protestas no significa que cedamos ante ellas. Es decir, no se trata de dejar que nuestros hijos se conviertan en unos tiranos, sino de mantener el control de la situación.

Debemos dejarles tiempo para que puedan hacer las cosas por sí solo. Pero también debemos enseñarles que sus enfados o rabietas no conseguirán hacernos cambiar de opinión si lo que piden es algo que les pone en peligro. 

La paciencia, como ingrediente fundamental en la crianza y educación de nuestros hijos, nos ayudará a superar muchas de las situaciones y pequeños conflictos que se nos plantean con nuestros hijos, tan habituales en esta etapa de los 2 a los 4 años.

Cuando tu hijo no hace caso no lo hace para fastidiarte. Lo hace porque es su forma de ganar confianza y autonomía.


Contenido relacionado: Niños e 2 a 3 años; estimulando su autonomía e independencia


Consideraciones finales

Llegados a este punto, vale la pena reflexionar qué es lo que queremos lograr con la educación de nuestros hijos y pensemos sobre qué hacer cuando nos desobedezcan la próxima vez:

¿Queremos hijos sumisos y asustados que obedezcan y actúen por miedo a al castigo? ¿Matones que respondan con agresividad y enfado ante cualquier frustración imitando nuestros comportamientos? o ¿Queremos hijos que crezcan seguros, flexibles e imaginativos, … en un entorno que entiende su desarrollo, sus necesidades y sus inquietudes?

Una de las palabras favoritas del niño de 2 años es el «NO». Y con el no crece y se desarrolla como persona. Reivindica que es un ser distinto a nosotros, con sus gustos, preferencias, deseos y ganas de hacer.

Problemente ahora ya entiendas un poco más por qué no hace caso tu hijo y con ello espero que puedas empatizar más con su forma de actuar.

Si este post te ha resultado interesante no dude en compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a otros papás y mamás interesados en conocer más a sus pequeño.

La entrada ¿Por qué no me hace caso mi hijo de 2 años? se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/por-que-no-me-hace-caso-mi-hijo-de-2/feed/ 10
Cómo hablar a los niños de la muerte. https://www.mamapsicologainfantil.com/como-hablar-los-ninos-de-la-muerte/ https://www.mamapsicologainfantil.com/como-hablar-los-ninos-de-la-muerte/#comments Sun, 24 Nov 2019 06:00:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=391 hablar a los niños de la muerte

Hablar a los niños de la muerte es una tema que a muchos padres nos inquieta y preocupa por distintos motivos. Uno de ellos, quizás el principal, sea porque tenemos miedo de hacerles daño. Consideraciones previas Diferentes cuestiones como las que te plantearé a continuación nos asaltan y nos llenan de incertidumbre cuando llega el […]

La entrada Cómo hablar a los niños de la muerte. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
hablar a los niños de la muerte

Hablar a los niños de la muerte es una tema que a muchos padres nos inquieta y preocupa por distintos motivos. Uno de ellos, quizás el principal, sea porque tenemos miedo de hacerles daño.

hablar a lso niños de la muerte
(c) Can Stock Photo / DarrenBaker

Consideraciones previas

Diferentes cuestiones como las que te plantearé a continuación nos asaltan y nos llenan de incertidumbre cuando llega el momento de hablar a los niños de la muerte.

Sin embargo, tarde o temprano tendremos que hablarles de ello, porque la muerte forma parte de nuestras vidas y no podemos mantener al margen a los pequeños de esta circunstancia.

Los niños tienen derecho a estar informados de lo que ocurre a su alrededor, sobreprotegerles causa muchos más daños que los que se intentan evitar.


Post relacionado: 14 consecuencias de educar con sobreprotección


Las dudas nos invaden

¿Cómo hablarle a mi hijo de la muerte de algún familiar? ¿Cómo enfocar esta delicada cuestión? ¿Qué debo decirle a mi pequeño sobre la muerte? ¿Será capaz de entenderlo? ¿Le haré daño? ¿Hay que ocultarle la muerte de un ser querido? ¿Cómo debo hablar de este tema?

Ciertamnete, hablar a los niños de la muerte es un tema delicado. Un asunto que los adultos solemos posponer al máximo porque no sabemos cómo debemos explicarles este concepto que implica la pérdida de un ser querido, pero que tarde o temprano tendremos que afrontar, porque la muerte forma parte de la misma vida.

Una seguidora de @mamapsicologain en twitter me preguntaba precisamente cómo enfrentarse a este tema, cómo actuar o si era bueno que los niños llevaran al cementerio flores a los abuelos fallecidos.

Cómo hablar a nuestros hijos de la muerte

A continuación intento ofrecerte una serie de consejos para que puedas hablar a los niños de la muerte. No tengas miedo a mostrar tus sentimientos, recuerda que tú eres su modelo a seguir y que la negación, inhibición o represión de las emociones no ayuda en nada. De modo que llora delante de tus hijos si lo necesitas, la tristeza es una emoción tan necesaria como la alegría, de igual manera que lo es la rabia o el miedo .

1.- Habla con naturalidad

A todos nos preocupa tener que hablar a los niños de la muerte, pero si queremos ayudar a nuestros hijos a entender este hecho lo mejor que podemos hacer es hablar de ello con la máxima naturalidad.

2.- No les escondas la verdad

Lo cierto es que no hay que ocultarles la muerte de un familiar, ni apartarles del duelo que vivimos ni de los rituales que realizamos tras la pérdida de un ser querido. Es algo triste, pero como comentaba anteriormente, inherente a la vida. Querer mantener a nuestros hijos alejados de esta circunstancia, silenciando o negando el fallecimiento de algún familiar solo ocasionará más problemas, ya que estamos distorsionando su realidad.

3.- Los niños son conscientes de la muerte

Por otro lado, debemos saber que los niños, desde bien temprana edad, se dan cuenta de la muerte y toman consciencia de ella mucho antes de que nosotros empecemos a plantearnos cómo exponerles esta cuestión.

Ellos ven rápidamente un pájaro o unos insectos muertos en la calle o el parque, … y enseguida les asalta la pregunta «¿qué le pasa al pajarito, mama?» Siendo nuestra respuesta más probable «Está durmiendo, cariño«. Como buenos detectives y exploradores del mundo que les rodea se acercan intentando ver si respira o se mueve … y continúan preguntando. 

Estas cuestiones son absolutamente normales, sobretodo en la edad de las preguntas entre los 2 y los 3 años. Siendo también probable que durante una temporada se interesen insistentemente sobre este tema. Dejemos que nos pregunte y hable de ello porque este es su modo de entender y asimilar la información que está recibiendo.

En otras ocasiones las primeras experiencias con la muerte son a través de sus mascotas, de modo que hay que hablarles de esta cuestión con la naturalidad que se merecen. Y ayudarles a validar las emociones que suscita tal pérdida, escuchándoles y estando a su lado.


Libros infantiles relacionados:


Evolución de la idea de la muerte a lo largo de la infancia

El tema de la muerte se debe hablar en forma clara y en un lenguaje que el niño pueda entender a su edad y grado de desarrollo. El concepto de muerte varía con la edad y es algo que se debe tener en cuenta.

Hasta los 2 años:

  • La muerte se ve como una separación o abandono.
  • No hay una comprensión cognoscitiva de la muerte.
  • Se siente desesperación por la interrupción en el cuidado que se recibe.

Entre los 2 y 6 años:

  • Con frecuencia el niño cree que la muerte es reversible o temporal.
  • Se puede percibir la muerte como un castigo.
  • Se presentan pensamientos mágicos de que los deseos se vuelvan realidad; puede sentir culpabilidad por haber tenido sentimientos negativos hacia la persona que murió y creer que eso fue la causa de la muerte.

Entre los 6 a 11 años:

  • Se da una comprensión gradual del carácter irreversible y definitivo de la muerte.
  • Se demuestra razonamiento concreto con capacidad de comprender la relación causa y efecto.


A partir de los 11 años:

  • Comprensión de que la muerte es irreversible, universal e inevitable.
  • Se tiene pensamiento abstracto y filosófico.

Fuente: Levetown M. Communicating with children and families: from everyday interactions to skill in conveying distressing information. Pediatrics. 2008;121:e1441-e1460.

¿Cómo hablar a nuestros hijos sobre la muerte de un familiar?

Cuando tengamos que enfrentarnos a este tema por la muerte de algún familiar cercano, como puede ser el de un abuelo, lo mejor que podemos hacer es informar nuestros hijos pronta y claramente. Evitar mantenerles al margen ya que, como comentaba en párrafos anteriores, lo que podemos producir es más problemas.

Es conveniente que nuestros hijos participen de algún modo del duelo familiar. No quiero decir que deban estar en primera fila, ni entrar a ver al familiar fallecido. Quiero decir que:

  • debemos ser capaces de mostrar nuestros sentimientos de tristeza, pena, frustración e incluso rabia por la pérdida de nuestro ser querido.
  • Y debemos permitirles que ellos expresen sus propios sentimientos ante este hecho.
  • Que nos planteen tantas preguntas como deseen.
  • Y ante preguntas que no tenemos respuesta lo mejor es una declaración sincera «cariño, yo tampoco tengo respuesta a esta pregunta».

Consideraciones finales

Intentemos ser sinceros porque nuestros hijos enseguida captan nuestras dudas o las mentiras piadosas, que por muy bien intencionadas que sean generan inquietud y desconfianza. Así que lo mejor es hablarles claramente y transmitirles que nosotros tampoco conocemos todas las respuestas. 

Eludir hablar del tema de la muerte del abuelo o de cualquier otro familiar o amigo para proteger a nuestro hijo puede causarle más preocupación. Evitar hablar de este tema lleva un mensaje intrínseco que los niños pueden interpretar como » No puedo hablar de esto porqué papá se pone triste, o es algo muy malo, así que no hablaré de ello».

El temor del niño a lo desconocido es peor que enfrentarse a la realidad.


Puedes encontrarme también en Getlinko


La entrada Cómo hablar a los niños de la muerte. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/como-hablar-los-ninos-de-la-muerte/feed/ 3
Disciplina: límites y normas, algunas reflexiones. https://www.mamapsicologainfantil.com/disciplina-limites-y-normas-algunas/ https://www.mamapsicologainfantil.com/disciplina-limites-y-normas-algunas/#comments Sat, 23 Nov 2019 05:04:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=516 límites y normas

Todos nosotros vivimos en un mundo lleno de límites y normas, que nos gustan y aceptamos más o menos, pero que en definitiva nos ayudan a convivir, a ser respetados y a respetar a los demás. Los límites y normas nos proporcionan una forma de actuar e integrarnos en sociedad. ¿Por qué son necesarios límites […]

La entrada Disciplina: límites y normas, algunas reflexiones. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
límites y normas

Todos nosotros vivimos en un mundo lleno de límites y normas, que nos gustan y aceptamos más o menos, pero que en definitiva nos ayudan a convivir, a ser respetados y a respetar a los demás. Los límites y normas nos proporcionan una forma de actuar e integrarnos en sociedad.

límites y normas
(c) Can Stock Photo / serrnovik

¿Por qué son necesarios límites y normas en los niños?

Para crecer y desarrollarse de un modo equilibrado, seguro y estable nuestros hijos necesitan un sistema de límites y normas que les ayude a comprender e integrarse en el mundo en el que viven.

Los límites y normas:

  •  Aportan estabilidad y seguridad a los niños. Les ofrecen la seguridad de saber a qué atenerse en cada situación. Un niño sin puntos de referencia, sin límites ni normas es un niño que se siente perdido, inestable y confuso. Los niños más inseguros e indecisos son aquellos que han sido educados sin ninguna norma ni disciplina o en entornos donde los principios educativos cambian constantemente.

Post relacionado: Niños sin límites, padres sin autoridad


  • Protegen a los niños más pequeños de posibles daños de los que todavía no son conscientes. 
  • Un sistema de normas estable ayuda a nuestros hijos a saber predecir las consecuencias (positivas o negativas) de su propia conducta.
  • Ayudan a los niños a integrarse en la sociedad, ya que ofrecen un repertorio conductual socialmente admitido,  a la vez que les muestra las conductas que no se aceptan.
  • Permiten a nuestros hijos a comprender y predecir su entorno social.
  • Facilitan la convivencia con los demás. No se debe empujar, gritar, tirar de las coletas, … Hablamos en un tono de voz tranquilo y respetamos los turnos, por ejemplo.
  • No son, como algunos pretenden ver, un modo, una forma o un medio para controlar a los niños o hacer niños autómatas que solo obedezcan a los padres. Niños sumisos, niños sin control de su voluntad. Todo lo contrario, mediante la aplicación de limites y normas preparamos a nuestros hijos para que sean niños y adultos responsables.

Post relacionado: Criando borregos o marcando límites claros


  • Favorece la autoestima. Un niño con límites claros e incentivos que le animen le resulta más fácil portarse bien y su autoestima se ve reforzada. Por el contrario, un niño que se porta mal, se siente malo y su autoestima se ve afectada negativamente.
  • Sin confundir autoridad con autoritarismo, aquellos padres que ponen límites claros son padres mucho más eficaces y aportan más seguridad a sus hijos que aquellos que no paran de cambiar sus principios educativos.

Post relacionado: Tipos de padres y madres


Antes de continuar te invito a participar en una breve encuesta que estoy realizando para conocer cuáles son las principales preocupaciones que tenemos sobre nuestros hijos. Se trata de un cuestionario que te llevará menos de 5 minutos en contestar. Recuerda que si su preocupación no aparece reflejada puedes añadirla en la opción «otras». Tu opinión nos importa. Anímate a participar.

¿Cómo han de ser las normas y los límites?

  • Para ser realmente eficaces han de ser claras y concretas. Explicadas en un lenguaje adaptado para que el niño las pueda comprender. Nuestros hijos deben saber qué tienen que hacer, cómo tienen que hacerlo y qué consecuencias tendrá su cumplimiento o no. No es lo mismo decirle a nuestro hijo «siéntate en el sofá sin saltar en él» que «pórtate bien». En el primer caso la norma está bien definida, mientras que en el segundo caso el niño no entiende qué se espera de él concretamente.
  • Consensuadas y aplicadas por ambos progenitores. Debemos tomarnos un tiempo con nuestra pareja para pensar, decidir, planear, concretar y consensuar qué es lo que podemos permitir y lo que no. No está bien para ningún miembro de la familia que uno juegue a ser el poli bueno o el papá que no pone normas, que no castiga, que todo lo deja pasar… mientras que el otro progenitor es quien siempre está detrás del niño mandando al orden.
  • Adaptadas al nivel de edadRevisables y evaluables. Las normas irán cambiando a lo largo del desarrollo de nuestro hijo, no es lo mismo un niño de 3 años que un otro de ocho, por ejemplo cuando ponemos normas a la hora de acostarse.
  • Con finalidad educativa que fomenten valores de convivencia como no empujar, no pegar, no insultar, respetar los turnos… O que cubran necesidades fisiológicas que les protejan como lavarse las manos antes para no enfermar.
  • Con consecuencias claras y concretas por su cumplimiento o no.
  • Aplicadas sistemáticamente, independientemente de cuál sea nuestro estado de ánimo, cansancio u humor,aunque puede haber excepciones puntuales. Si la norma es «después de jugar guardamos y ordenamos los juguetes» en caso que la cumpla la consecuencia positiva puede ser un elogio. En caso contrario, el incumplimiento, puede ser guardar el juguete en el trastero durante unos días.
  • Coherentes. Los padres somos los referentes, el modelo a seguir, el espejo donde se miran nuestros pequeños. Debemos actuar con coherencia y pensar que no podemos pedir a nuestros hijos que no griten, insulten o peguen si nosotros no somos capaces de controlar este tipo de comportamiento.
  • Compartidas y no impuestas. Es más fácil cumplir normas que entre todos hemos establecido que aquellas que nos vienen impuestas, cuando nuestros hijos crezcan será mejor que compartamos y consensuemos algunas de ellas, como por ejemplo la hora de llegar a casa.

Post relacionado: ¡Qué difícil es educar!


Consideraciones finales

No tengamos miedo a establecer normas y límites, nuestros hijos no nos van a querer menos, todo lo contrario. Como decía al principio del artículo un niño sin normas ni límites es un niño perdido, confuso e inseguro de sí mismo. Los límites y las normas son necesarias para que nuestros hijos crezcan de un modo equilibrado, estable y seguro, confiando en nosotros, porqué el no también educa y les ayuda a crecer.

No olvides compartir este post en tus redes sociales para que pueda llegar a otros papás y mamás. Y si lo deseas puedes continuar conmigo leyendo algunos de los siguientes post que te sugiero a continuación:

La entrada Disciplina: límites y normas, algunas reflexiones. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/disciplina-limites-y-normas-algunas/feed/ 11
Porteo ergonómico, beneficios y ventajas https://www.mamapsicologainfantil.com/porteo-ergonomico-beneficios-y-ventajas/ Fri, 22 Nov 2019 06:29:57 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=14432 porteo ergonómico

Hoy trataré de explicarte algunos de los beneficios y ventajas del porteo ergonómico. Es decir, por qué es tan recomendable para tu pequeño que uses mochilas, bandoleras o pañuelos portabebés. Porque llevar a tu pequeño pegadito a ti es una forma de favorecer y fortalecer el vínculo afectivo que te une tanto a él. Ese […]

La entrada Porteo ergonómico, beneficios y ventajas se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
porteo ergonómico

Hoy trataré de explicarte algunos de los beneficios y ventajas del porteo ergonómico. Es decir, por qué es tan recomendable para tu pequeño que uses mochilas, bandoleras o pañuelos portabebés. Porque llevar a tu pequeño pegadito a ti es una forma de favorecer y fortalecer el vínculo afectivo que te une tanto a él. Ese vínculo, al que denominamos apego, es esencial para que se sienta seguro, protegido y atendido siempre que lo necesite. Algo esencial para su correcto desarrollo cogitivo y emocional.

Consideraciones previas

Después de nacer, tu bebé necesita seguir sintiéndote cerca. Oyendo los latidos de tu corazón. Oler el aroma de tu piel y sentirse igual de protegido que se sentía en el útero. Y esta necesidad no se ciñe exclusivamente durante los primeros días, si no que va más allá, como mínimo hasta que es capaz de desplazarse por sí mismo y explorar el mundo alejándose un poquito de tu atenta mirada.

La necesidad de los bebés a sentirse próximos a sus madres lleva años estudiándose, siendo John Bowlby uno de los pioneros y el autor de la famosa Teoría del Apego junto a Mary Ainsword. Ambos estudiaron la importancia del desarrollo de un apego seguro del que te hablo a continuación.

Apego seguro ¿Qué es?

La forma en la que los progenitores se relacionan con sus bebés da lugar a diferentes tipos de apego, es decir, formas de vincularse. Este apego puede ser más o menos seguro en función de las decisiones que tomamos en cuanto a coger o no en brazos a nuestro bebé y consolarlo cuando llora, por ejemplo.

No entraré a explicarte uno a uno los diferentes tipos de apego que se pueden dar, pero sí quiero explicarte que es especialmente importante aquel que, Ainsword y Bowlby en 1991, denominaron «apego seguro». Este se da cuando los progenitores ofrecen a su bebé el cariño, la protección, la disponibilidad y la atención necesarias a su bebé cada vez que lo necesita, sin excederse.

Los bebés crecen sanos cuando sienten que están seguros. Y, créeme, durante sus primeros meses, no necesitan nada más que ser cogidos en brazos y que disfrutemos de ellos para que puedan desarrollarse adecuadamente en todos los sentidos: física, emocional y cognitivamente. Aquí es donde una mochila portabebés puede ayudarte. Ya que ésta te permitirá llevar a tu bebé junto a ti en todo momento, estés haciendo lo que estés haciendo, vayas donde vayas.

Eso sí, antes de escoger ninguna, recuerda que debe respetar la fisiología y fisionomía de tu bebé y la tuya, de modo que los dos os sintáis cómodos en todo momento. En los últimos años también se ha diseñado ropa de porteo específica como por ejemplo abrigos, sudaderas o camisetas.

Beneficios y ventajas de porteo ergonómico

Si has llegado hasta aquí ya te habrás dado cuenta que el porteo ergonómico tiene muchos beneficios para el desarrollo de un apego seguro pero además existen muchos otros beneficios y ventajas que voy a listarte a continuación.

  • Emula la protección intrauterina donde el pequeño bebé adopta una postura recogida y aferrada a la madre quién le aporta el calor de su cuerpo.
  • Favorece el contacto piel con piel.
  • Fortalece la relación con tu pequeño.
  • Disminuyen los llantos por necesidad de afecto.
  • Mejora su respuesta inmunológica. Los niños porteados, acariciados con frecuencia y atendidos adecuadamente en el momento que lo necesitan producen menos cortisol, una hormona segregada por el cerebro ante situaciones de estrés.
  • Mejora la calidad de su sueño, ya que se siente acompañado, protegido y seguro.
  • Descansa mejor.
  • Como consecuencia de lo anterior, los niños porteados suelen aumentar bien de peso.
  • Estimula sus sentidos: visual, táctil, olfactivo y auditivo.
  • Disminuye el desarrollo de la plagiocefalia, una deformación del cráneo debida a pasar largas horas tumbado boca arriba en una cuna o en un cochecito.
  • Disminuye también la aparición de cólicos y gases, ya que al adoptar una posición vertical permite una mejor digestión.
  • Favorece la subida de leche en la mamá, ya que mantener cerca a tu bebé estimula la generación de oxitocina, una hormona implicada en la producción de leche.

Te dejo con las últimas entradas publicadas en la sección dedicada a los Bebés por si alguna de ellas puede interesarte y decidas quedarte un poco más leyéndome:

No olvides compartir este post en tus redes sociales para que otros papás y mamás puedan tener acceso a él.


La entrada Porteo ergonómico, beneficios y ventajas se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
10 características de los padres sobreprotectores https://www.mamapsicologainfantil.com/10-caracteristicas-de-los-padres-sobreprotectores/ https://www.mamapsicologainfantil.com/10-caracteristicas-de-los-padres-sobreprotectores/#comments Tue, 19 Nov 2019 06:39:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=64

A todos, o a muchos de nosotros, nos preocupa saber si somos o no padres sobreprotectores. Ese tipo de padres o madres que bajo la mejor de las intenciones impedimos que nuestros hijos puedan ser personas autónomas, competentes y capaces de resolver por sí mismas las dificultades que la vida va poniéndonos por delante. Ser […]

La entrada 10 características de los padres sobreprotectores se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>

A todos, o a muchos de nosotros, nos preocupa saber si somos o no padres sobreprotectores. Ese tipo de padres o madres que bajo la mejor de las intenciones impedimos que nuestros hijos puedan ser personas autónomas, competentes y capaces de resolver por sí mismas las dificultades que la vida va poniéndonos por delante. Ser o no ser padres sobreprotectores marca la diferencia entre un tipo de crianza u otra, de enmarcarnos o no en un estilo parental que favorece o dificulta, que enriquece o empobrece, que suma o que resta.

10 características de los padres sobreprotectores

Consideraciones previas

¿Cómo saber si somos padres sobreprotectores o no? ¿Estamos limitando el desarrollo de la autonomía, autoestima o de las habilidades sociales de nuestros hijos con la forma que tenemos de educarles?

En este post voy a intentar ofrecerte algunas claves para saberlo a través de 10 características que suelen cumplir las personas que educan sobreprotegiendo a sus hijos ¿Cuántas de estas 10 características cumples? ¿Todas, algunas, ninguna? ¡

Si en otros artículos hemos hablado de las consecuencias que puede acarrear la sobreproctección sobre nuestros hijos, hoy quiero dedicar esta entrada a los padres y madres que por un motivo u otro, sin querer, sin voluntad de hacer daño (todo lo contrario) se vuelven sobreprotectores.

Los artículos a los que hago referencia son:

Todos somos padres sobreprotectores

Hoy hablamos de las características más básicas de los padres sobreprotectores para reconocer si hay alguna o muchas que estemos cumpliendo y así cambiar nuestro estilo educativo por otro más saludable.

Es cierto que todos los padres sobreprotegemos en en alguna ocasión. El problema deriva cuando es una práctica habitual y priva a los niños a poner en práctica sus habilidades y capacidades. O cuando necesitamos actuar así para sentirnos útiles e importantes. O necesitamos tener el control sobre las vidas de nuestros hijos.

En este sentido te recomiendo leer :

10 características de los padres sobreprotectores

Hay muchas formas de sobreproteger pero en esta lista solo he colocado las más evidentes, las más habituales y las más comunes. Hay otras, pero hoy no las mencionamos.

Por lo general un padre o madre se vuelve sobreprotector cuando

  1. Evitan a sus hijos cualquier situación desagradable, difícil o resuelven por ellos sus problemas. Es un ejemplo de esta situación los padres que realizan los deberes escolares de sus hijos o los que intervienen cuando otro niño o niña «molesta» a su hijo en lugar de permitir que se defienda solo.
  2. Limitan o impiden que sus hijos exploren el mundo por si mismos, privándoles de la oportunidad de aprender, por ejemplo
    • no les dejan gatear porque el suelo está sucio,
    • evitan a toda costa que se lleven cualquier cosa a la boca,
    • no dejan que nadie les de nada o les coja,
  3. Tienen una alta tolerancia a multitud de demandas y exigencias que el niño muestra. Responden inmediatamente a sus demandas sin poner límite.
  4. En cambio, limitan en exceso las demandas de independencia o autonomía. No les permiten salir a la calle porque hace excesivo frío o calor, eligen la ropa que se van a poner o los amigos con los que deben relacionarse. Te aconsejo la lectura de Motivos por los que tu hijo debe caerse, ensuciarse y rasguñarse.
  5. Los padres sobreprotectores siguen haciéndolo todo cuando el niño está perfectamente capacitado para hacerlo solo:
    • le siguen dando de comer,
    • continúan vistiéndole y calzando o peinando,
    • le siguen acompañando al baño.
  6. Suelen contestar por el niño cuando otros adultos se dirigen a él, privándole de este modo que exprese su opinión o sus deseos.
  7. Cuando sus hijos cometen algún error ellos los ignoran, tapan o justifican.
  8. No permiten que su hijo o hija realice salidas con compañeros de su edad, aun teniendo la madurez suficiente para hacerlo.
  9. Utilizan el miedo para tener el niño bajo su control. Es típico oírles decir «no subas ahí que te caerás y te harás mucho daño», «si vas tu solo puede pasarte algo malo», …
  10. Se sienten culpables cuando no ayudan a sus hijos a resolver sus problemas o dificultades. Se sienten responsables de todo cuanto les ocurre, ya sea que se hayan caído en el parque o cogido un resfriado.

Los daños de la sobreprotección

La sobreprotección se vuelve dañina porque no deja que los niños se desarrollen emocionalmente.

Otra consecuencia es que la sobreprotección impide que nuestros hijos evolucionen socialmente a la vez que les priva de poder alcanzar la madurez suficiente para ser personas independientes y autónomas que se valgan por sí mismas al alcanzar la edad adulta.

Además, la sobreprotección produce sentimientos de inseguridad y de poca valía en los hijos que han estado educados bajo estas circunstancias. Puedes leer Cómo ayudar al niño inseguro y Mi niño es muy tímido ¿qué puedo hacer? o El niño sobreprotegido, las consecuencias de la sobreprotección.

Como vemos, la sobreprotección puede manifestarse de múltiples formas y ser causada por muchos motivos. Sobretodo por el miedo de los padres. En este sentido te recomiendo la lectura de este artículo: ¿Desde qué emoción educas a tus hijos?

Causas de la sobreprotección

Algunas causas de sobreprotección pueden ser:

  • nacimiento de un niño muy deseado,
  • enfermedad del pequeño,
  • personalidad de los padres,

Sea cual sea el motivo que nos vuelve sobreprotectores debemos conocer sus posibles consecuencias y evitar en la medida que nos sea posible conducirnos de este modo.

Debemos fomentar la autonomía y la independencia, intentando educar desde la libertad y en la responsabilidad de las acciones que realizamos día a día enseñando las consecuencias (positivas y negativas) que tienen nuestros comportamientos.

Tener un comportamiento excesivamente sobreprotector con nuestros hijos nos vuelve irremediablemente en unos padres tóxicos. Hemos hablado de ellos en uno de los artículos de este blog,  Puedes acceder a él mediante el enlace.

Si quieres conocer otros tipos de padres y madres puedes acceder al artículo que he escrito sobre ellos : Tipos de padres y madres.

Libros recomendados

Te recomiendo la siguiente libro cuya reseña puedes leer en Cuidar sí, sobreproteger no.


Para finalizar

Si consideras que este artículo puede ser útil a otros padres y madres compártelo en tus redes sociales para que pueda llegar a ellos. 

Estos son mis últimos 10 post publicados en la sección de Escuela de Padres, he pensado que quizás pueden interesarte.

La entrada 10 características de los padres sobreprotectores se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/10-caracteristicas-de-los-padres-sobreprotectores/feed/ 5
A mi hijo le gusta jugar debajo de la mesa ¿Por qué? https://www.mamapsicologainfantil.com/a-mi-hijo-le-gusta-jugar-debajo-de-la-mesa-por-que/ https://www.mamapsicologainfantil.com/a-mi-hijo-le-gusta-jugar-debajo-de-la-mesa-por-que/#respond Thu, 14 Nov 2019 17:06:32 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=20470 jugar debajo de la mesa

A mi hijo le gusta jugar debajo de la mesa y me pregunto por qué. Esta es la pregunta que me ha formulado una de mis lectoras recientemente. Y la verdad es que es una cuestión que seguramente más de una madre y de un padre se habrá formulado alguna vez. Porque casi todos los […]

La entrada A mi hijo le gusta jugar debajo de la mesa ¿Por qué? se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
jugar debajo de la mesa

A mi hijo le gusta jugar debajo de la mesa y me pregunto por qué.


Esta es la pregunta que me ha formulado una de mis lectoras recientemente. Y la verdad es que es una cuestión que seguramente más de una madre y de un padre se habrá formulado alguna vez. Porque casi todos los niños pasan etapas en las que les gusta jugar debajo de la mesa del comedor, de la cocina o del restaurante al que hemos ido a comer o cenar. Hoy hablamos de ello para explicar por qué lo hacen y por qué debemos dejar que sigan haciéndolo.

jugar debajo de la mesa

Consideraciones previas

A los niños les gusta jugar. Y lo hacen siempre que pueden, aprovechando cualquier lugar y elemento que tengan cerca, siempre y cuando se lo permitamos. Y esto es así debido a que es mediante el juego como ellos aprenden.

Si te fijas bien y permites que tus hijos puedan jugar con libertad verás que no hay nada más estimulante para un él que jugar. Jugar al pilla-pilla, al escondite, con una pelota o sin ella. A los niños les gusta usar su imaginación y creer que son astronautas o a que construyen casas o cabañas en medio de un bosque frondoso. Pero para que puedan hacerlo necesitan padres y madres que no se entrometan en sus juegos y tiempo para poder dar rienda suelta a su ingenio.

Artículo relacionado: Mamás entrometidas … cuando jugar con mamá ya no es divertido.

3 Razones por las que a los niños les gusta jugar debajo de la mesa

Razones para jugar debajo de la mesa habrá muchas más que estas 3 que yo señalo en este post, pero a mí me han parecido que estás resumían muy bien todo lo que se esconde detrás de este juego.

De modo que veamos por qué tu hijo, al igual que los míos, buscan jugar de bajo de la mesa del comedor, de la cocina o la del lugar que sea.

Es un lugar perfecto para esconderse.

Los niños y niñas disfrutan escondiéndose, tratando de asustarnos cuando menos nos lo esperamos. Este es un juego muy divertido para ellos.

Sobre jugar a asustar y todo lo que gira alrededor de este tema puedes leer el siguiente post que escribí para Guía Infantil titulado: Lo bueno y lo malo de los sustos para los niños.

Y sobre por qué les gusta tanto esconderse te recomiendo: Mi hijo se esconde todo el tiempo ¿por qué?

Seguro que tras leer estos dos artículos complementarios entenderás mejor este comportamiento tan habitual en la primera infancia. De manera que permite que tu hijo se esconda y juegue.

Jugar debajo de la mesa estimula su imaginación

Otro de los grandes motivos para jugar debajo de la mesa es que es una zona que fomenta y estimula la imaginación de nuestros hijos, sobre todo a partir de los 3-4 años cuando el juego simbólico está en pleno auge.

Jugar debajo de la mesa crea una atmósfera especial. Un ambiente con un «algo» que lo diferencia del resto de la casa, o del mundo. Ahí debajo se pueden crear cabañas, casas, cuevas, naves espaciales. Vaya un universo paralelo. Un lugar mágico y maravilloso al que seguro te invitarán a entrar en algún momento u otro de su juego para que compartas con ellos esos instantes. No lo dudes. Agáchate y entra, no solo en la cueva, cabaña o nave especial. Entra en el juego y conecta con tu niño o niña interior.

Es una zona protegida de la mirada adulta

El tercer gran motivo por el cual a los niños tienen tendencia a jugar debajo de la mesa es porque es una zona protegida. Alejada de la vista de los adultos, un lugar donde jugar a su libre albedrío sin que mamá o papá digan nada.

Un espacio seguro, una zona de confort, para comer a escondidas una «chuche robada» o un poquito de chocolate que han sisado a escondidas o hacer alguna «trastada». Y sí, esto también forma parte de lo que los papás y mamás debemos permitir un poco, fingiendo que no les vemos. No siempre pero sí de vez en cuando hay que flexibilizar y dejar hacer. Porque cuando prohibimos constantemente en busca del comportamiento perfecto de nuestros hijos acabamos provocando el efecto contrario.

Consideraciones finales

Jugar debajo de una mesa puede ser muy divertido para un niño, prueba esta misma tarde a jugar un ratito con tu hijo o hija. Dedica 10 o 15 minutos de tu escaso tiempo a construir con él o ella una casa, nave espacial, submarino o lo que sea que queráis imaginar.

No tengas miedo, las cosas de casa pueden esperar y el trabajo acumulado también. Lo que no puede esperar es la infancia de tu hijo porque en cuanto te des cuenta ésta ya habrá pasado. De modo que dedica cada día unos minutos de juego compartido, observándole, dejando que sea él o ella quien guíe el juego. Comparte sus fantasías y diviértete con él, también cuando quiera jugar debajo de la mesa.


Comparte este post en tus redes sociales si te ha parecido interesante, de este modo me ayudas a llegar a otras personas que quizás están buscando este tipo de información.

Te invito también a quedarte conmigo un poco más, quizás estos otros artículos puedan interesarte:

La entrada A mi hijo le gusta jugar debajo de la mesa ¿Por qué? se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/a-mi-hijo-le-gusta-jugar-debajo-de-la-mesa-por-que/feed/ 0
Jugar en la calle, un modo de juego imprescindible https://www.mamapsicologainfantil.com/jugar-en-la-calle-un-modo-de-juego-imprescindible/ https://www.mamapsicologainfantil.com/jugar-en-la-calle-un-modo-de-juego-imprescindible/#respond Wed, 13 Nov 2019 06:30:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=20409 jugar en la calle

Jugar en la calle, fuera de casa, al aire libre, correr, saltar, reír, gritar. Esto es lo que los niños y niñas necesitan como el aire que respiran. Y esto tan necesario para un sano desarrollo físico, mental, emocional y social de nuestros hijos e hijas es algo que les privamos día a día. Y […]

La entrada Jugar en la calle, un modo de juego imprescindible se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
jugar en la calle

Jugar en la calle, fuera de casa, al aire libre, correr, saltar, reír, gritar. Esto es lo que los niños y niñas necesitan como el aire que respiran. Y esto tan necesario para un sano desarrollo físico, mental, emocional y social de nuestros hijos e hijas es algo que les privamos día a día. Y día a día, el juego en las calles y en los parques, sobre todo en las grandes ciudades, se va perdiendo y olvidando en detrimento de la salud mental de nuestros pequeños.

jugar en la calle
(c) Can Stock Photo / dolgachov

Hoy quiero tratar de nuevo este tema. Y quiero hacerlo para despertar conciencias y llamar la atención no solo a las familias, también a los responsables de planificación urbanística que tanto podrían hacer para recuperar el juego infantil en las calles de nuestros pueblos y ciudades.

Porque señores y señoras, los parques infantiles que diseñan no son adecuados para los niños. La gran mayoría son pequeños, se quedan obsoletos y cuando llegan a determinadas edades ya no saben a qué jugar en ellos. Los niños y niñas necesitan construir cabañas, lugares secretos, correr, saltar y hacer volar su imaginación. Y eso no lo pueden hacer en esos «miniespacios» que restringen sus movimientos. Y mucho menos en las grandes ciudades, tan poco amables con los niños, que impiden que se sientan libres.

La importancia del juego en la infancia

El juego infantil es imprescindible para cualquier niño o niña. Pero de igual modo es imprescindible poder disfrutar de un entorno adecuado que les permita desplegar todas sus capacidades y habilidades. Estar 8 horas en el cole, 5 de ellas sentados en sus pupitres y pasar otras tantas en extraescolares diversas no es, como podremos imaginar, este entorno que describo.

Además esa agenda tan repleta impide que nuestros hijos jueguen, no solo en las calles, tampoco tienen tiempo de hacerlo en otros lugares. Pero no solo eso, cuando podrían disponer del tiempo para hacerlo se lo negamos, enviándolos para casa pretendiendo que estén quietos y callados. Difícil cuando es precisamente moviéndose y explorando como aprenden sobre el funcionamiento del mundo que les rodea.

Hace ya algún tiempo que escribí un post explicándote o exponiendo mis 10 razones por las que los niños deben jugar al aire libre. Entre ellas destacaba los muchos beneficios que tiene jugar fuera de casa, al aire libre y alejados de las pantallas.

Hoy quiero volver a hablar sobre alguno de ellos. Ya que por lo que parece necesitamos recordar que este modo de jugar en las calles es mucho más importante de lo que creemos.

Reflexiones previas

Para un momento y piensa en todas las horas que tus hijos están sentados en lugares cerrados. ¿No te parece normal que cuando llegan a casa tengan ganas de correr, saltar y brincar? Eso es lo que le pide su cerebro y lo que los adultos debemos permitir.

Durante milenios los «cachorros humanos» campábamos a nuestras anchas, por montes y montañas, playas y ríos, desenvolviendo nuestras habilidades motrices y cognitivas sin demasiada supervisión. Hoy en día esto solo ocurre en determinadas partes del mundo y nuestros pequeños, los del «mundo civilizado» están enfermando por falta de espacios y tiempo de juego. El miedo de los padres, cada vez más sobreprotectores, se suma a la restricción de actividades, disminuyendo así el potencial imaginativo y creativo de los niños.

Lo vemos a continuación.

Jugar en la calle libera tensiones

Jugar en la calle, mejor si es un lugar lleno de naturaleza, permite a nuestros hijos ser verdaderos niños. Poder jugar en entornos abiertos, ofrece a los niños un lugar donde correr, saltar, brincar o esquivar objetos. De este modo, al moverse libremente y poner su cuerpo a prueba, los niños liberan tensiones y su cerebro, al igual que el nuestro cuando hacemos deporte, produce unas sustancias químicas llamadas endorfinas.

Este tipo de sustancias, las endorfinas, tienen efectos muy beneficiosos sobre el estado de ánimo, reduciendo el estrés y la ansiedad. Pero además mejoran el sueño y potencian su autoestima. Y si esto fuera poco reducen la sensación de dolor y de malestar. Y de aquí se deriva el siguiente punto que deseo tratar contigo.

Jugar al aire libre fomenta y fortalece su salud mental

Podemos afirmar, sin dudar, que un niño que juega en la calle es un niño con menor probabilidad de desarrollar psicopatologías como depresión o algún trastorno por ansiedad.

Te recomiendo la lectura de este artículo en La Vanguardia: Menos juego libre, más depresión y ansiedad infantil. En este articulo diversos expertos psicólogos, pedagogos y médicos hablan sobre los efectos tan negativos que tiene sobre nuestros hijos la disminución del juego libre.

Y es que el juego libre se está perdiendo a causa de diversos factores. Sin embargo, es necesario poner el foco también en nosotros, los padres.

Sí, tal y como se describe en el artículo citado, porque con nuestro afán de proteger a nuestros hijos supervisamos hasta su último movimiento. Con nuestro estilo educativo basado en la sobreprotección, impedimos que jueguen libremente a lo que ellos decidan, dónde quieran y con quienes quieran.

Consideraciones finales sobre jugar en la calle

Mi mensaje: Papás, mamás revisad desde qué emoción educáis a vuestros hijos y después, dejad jueguen a su libre albedrío porque de otro modo les estáis impidiendo crecer y madurar.

“Porque el decidir libremente con quién, dónde, cuándo y a qué jugar permite la adquisición de habilidades y destrezas, obliga a aceptar, negociar, pactar, tomar decisiones, resolver conflictos, ensayar, equivocarse, asumir riesgos, sobrepasar límites, y eso mejora la confianza y la resilencia, es decir, la capacidad de sobreponerse de manera optimista a las adversidades”.

Jaume Bantulà, director del grado en Actividad Física y Deporte en Blanquerna-URL y miembro del Observatorio del Juego Infantil.

Aunque coincido en el juego de nuestros hijos debe ser libre y con la justa supervisión posible, ello no quiere decir que les dejemos hacer todo. Hemos de estar atentos y saber cuándo poner ciertos límites. Esto será siempre que haya riesgo real de hacerse daño a uno mismo o a terceros. Pero también cuando se produzca un conflicto grave.

Dicho esto, vuelvo a insistir. Los niños, nuestros hijos, aunque intentemos por todos los medios protegerles necesitan caerse, rasguñarse y ensuciarse. Te lo conté en este post que te invito a leer: Razones por la que tu hijo necesita caerse, ensuciarse y rasguñarse.


Te invito a compartir este post en tus redes sociales para que pueda llegar a otros papás y mamás. Y si así quieres también puedes seguir leyendo alguno de los artículos que te propongo a continuación:

La entrada Jugar en la calle, un modo de juego imprescindible se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/jugar-en-la-calle-un-modo-de-juego-imprescindible/feed/ 0
Padres e hijos perfectos. https://www.mamapsicologainfantil.com/papas-e-hijos-perfectos/ https://www.mamapsicologainfantil.com/papas-e-hijos-perfectos/#comments Mon, 04 Nov 2019 08:00:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=493 hijos perfectos

Hoy hablamos de padres e hijos perfectos. Y lo hacemos negando la mayor. No existen. Y muy a pesar nuestro es momento de empezar a asumir que las expectativas que nos habíamos generado son solo eso. Expectativas. De modo que centrémonos en los hijos que tenemos y dejemos de buscar hijos perfectos porque ya los […]

La entrada Padres e hijos perfectos. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
hijos perfectos

Hoy hablamos de padres e hijos perfectos. Y lo hacemos negando la mayor. No existen. Y muy a pesar nuestro es momento de empezar a asumir que las expectativas que nos habíamos generado son solo eso. Expectativas. De modo que centrémonos en los hijos que tenemos y dejemos de buscar hijos perfectos porque ya los tenemos. Sí, nuestros hijos ya son perfectos con todas sus «imperfecciones». De igual modo que tú, mamá o papá, eres perfecto o perfecta para ellos, aunque tengas mucho por aprender.

hijos perfectos
(c) Can Stock Photo / Kurhan

Consideraciones previas

En una sociedad como la nuestra, siempre innovando  mejorando, en la que buscamos y premiamos la perfección y la excelencia, parece que  tanto padres como hijos deberíamos ser siempre excelentes y perfectos. En todas los momentos y ocasiones. Pero eso … papás y mamás, sabemos que no existe.

Desde el mismo momento que sabemos que esperamos a nuestro hijo, se nos empiezan a plantear una multitud de preguntas, incertidumbres y retos que van creciendo con nuestro pequeño. 

Todos quisiéramos hijos perfectos. Niños que durmieran toda la noche, que lloraran lo justo, que no dieran problemas. Niños obedientes, ordenados, inteligentes, dóciles, fáciles, buenos estudiantes, … En resumen, hijos perfectos con conductas excelentes. 

Pero lo cierto es que los niños de carne y hueso distan mucho de ser de ese modo «ideal» que nos imaginamos. Los niños pequeños lloran, tienen rabietas, les cuesta dormir solos, tienen miedos, se enfadan y desordenan nuestras casas. Muchos quizás se negarán a comer esos platos tan sanos que les has preparado, se negarán a estudiar o nos retarán una vez tras otra.

De igual modo que los hijos perfectos no existen, tampoco existen madres y padres perfectos.

Las expectativas sobre hijos perfectos

Las expectativas que nos generamos, principalmente con el primogénito, sobre lo bueno y magnífico que será, todo aquello que esperamos de él y que luego no se suele cumplir no hace más que frustrarnos como padres, generando a su vez frustraciones en nuestros hijos.

Pero la verdad, es que en lugar de invertir energía en este tipo de pensamientos deberíamos centrarnos más en considerar que nuestro hijo ya es perfecto. Y lo es por la sencilla razón de ser nuestro hijo. Porque es único e irrepetible. 

La clave es aprender a valorar a nuestros hijos por lo que son. Por sus cualidades individuales, con lo bueno y lo menos bueno. Dedicar tiempo a conocer cómo son nos ayudará a entenderles. Saber cómo se comportan nos ayudará a disfrutar más de la magnifica aventura de criar y educar a nuestros hijos. 

No hay niños perfectos, tampoco buenos ni malos

Hay buenos y malos comportamientos y eso es algo que debemos aprender a distinguir, sobre todo cuando nos dirigimos a los niños para reprenderles y decimos «¡Qué malo eres!» cuando en realidad queremos decir «No se empuja a tu hermano!», por ejemplo.  

Evitar etiquetarles como buenos o malos y decirles exactamente en qué se han equivocado nos ayudará a mejorar su comportamiento. Así en lugar de decirles sencillamente que son malos les podemos enseñar el modo correcto de proceder, mejorando de este modo también su autoestima. No olvidemos que cuando les decimos lo malos que son estamos incidiendo en su autoconcepto y en su autoestima.

Origen de algunos comportamientos disruptivos en la infancia

A veces, la razón del mal comportamiento de nuestros hijos reside en un bajo concepto de ellos mismos. Un bajo autoconcepto y una baja autoestima generada a lo largo del tiempo y conformada por las expectativas y actitudes que nosotros, como padres, les hemos transmitido, a menudo con toda nuestras mejores intenciones pero equivocadamente.

La sobreprotección, el no dejarles hacer cosas por ellos mismos, exigirles más de la cuenta por edad o por posibilidades, esperar que sean perfectos pueden socavar la autoestima de nuestros hijos.

Los niños con una baja autoestima, un conflicto emocional y afectivo, provoca un gran malestar interno en el niño que no sabe como expresarlo verbalmente, su modo de expresarlo será a través de dolores de barriga o cabeza o con mal humor. 

Sobre la sobreprotección te recomiendo los siguientes post para que amplíes tu conocimiento sobre este estilo educativo tan perjudicial

Consideraciones finales

Sabiendo que nuestros hijos se miran en el espejo de nuestras expectativas y que con ellas van formando su personalidad y autoestima, debemos aprender a conocerlos, escuchándoles, observando su comportamiento, compartiendo tiempo con ellos y sobretodo valorándoles por lo que son en realidad: nuestros hijos, personas únicas e irrepetibles. 


Bibliografía recomendada: Abrázame, mamá. El desarrollo de la autoestima infantil y juvenil La clave para una infancia feliz. Mª. Luisa Ferrerós. Ed. Planeta.


Si este post te ha parecido interesante puedes compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a otros papás y mamás que buscan hijos perfectos. Pero antes de irte permíteme que te sugiera otros post publicados en la sección Ser Padres

La entrada Padres e hijos perfectos. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/papas-e-hijos-perfectos/feed/ 2
Halloween, miedos infantiles y una oportunidad para afrontarlos https://www.mamapsicologainfantil.com/halloween-miedos-infantiles-y-una-oportunidad-para-afrontarlos/ https://www.mamapsicologainfantil.com/halloween-miedos-infantiles-y-una-oportunidad-para-afrontarlos/#respond Thu, 31 Oct 2019 10:27:21 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=20301 Halloween

Halloween es esa fiesta anglosajona que poco a poco se ha ido filtrando en nuestras propias tradiciones. Una noche de miedo, con calabazas, disfraces y niños por las calles a la caza de caramelos bajo la consigna «truco o trato». Brujas, zombies, monstruos y otros seres tenebrosos conforman esta celebración de orígenes milenarios en la […]

La entrada Halloween, miedos infantiles y una oportunidad para afrontarlos se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Halloween

Halloween es esa fiesta anglosajona que poco a poco se ha ido filtrando en nuestras propias tradiciones. Una noche de miedo, con calabazas, disfraces y niños por las calles a la caza de caramelos bajo la consigna «truco o trato». Brujas, zombies, monstruos y otros seres tenebrosos conforman esta celebración de orígenes milenarios en la que se agradecían las cosechas y se honraba a los muertos. Hoy, Halloween, se ha quedado en esa noche terrorífica en la que decoramos calabazas, nos disfrazamos y asustamos a aquellos que podamos. Un día que podemos aprovechas para ayudar a nuestros pequeños a afrontar algunos de sus miedos.

Halloween
(c) Can Stock Photo / pressmaster

Consideraciones previas sobre los miedos infantiles

En diferentes ocasiones te he hablado sobre los miedos infantiles. Un tema que he tratado con frecuencia porque sé, como madre que soy, que los miedos de nuestros hijos pueden preocuparnos mucho. De modo que he escrito estos post que puedes leer antes de continuar o dejarlos para otro momento en el que dispongas de más tiempo. Pero no quería proseguir sin antes mencionarlos

Si los has leído o te has informado en otros lugares, sabrás que los miedos evolucionan con la edad. Y es así porque el miedo es una emoción cuya función principal es la de protegernos. Para que esto sea así durante toda nuestra vida nuestros miedos van cambiando a medida que crecemos.

Así observamos que que cuando somos muy pequeños tenemos miedo a la oscuridad, a las sombras, a los seres extraños y a toda una serie de seres imaginarios, incluso a los payasos. Este miedo impide que nos alejemos de las figuras que nos protegen, generalmente nuestros padres. Así que el miedo no es tan malo, todo lo contrario, es bueno porque nos protege.

Sin embargo, si este miedo es muy intenso y nos impide conciliar el sueño con la luz apagada o nos paraliza en determinadas circunstancias entonces deja de cumplir la función que tiene encargada. Ya no nos protege, ahora nos impide avanzar. Y es aquí cuando debemos actuar.

Halloween una oportunidad para alejar algunos miedos infantiles

Un modo de vencer algunos de estos miedos es jugando y Halloween nos da el ambiente perfecto para ello.

Como bien sabemos, brujas, seres monstruosos, hombres lobo y otro tipo de seres de ultratumba suelen ser el centro de muchos de los miedos de nuestros hijos, sobre todo entre los 3 y 9 años. Aunque algunos pueden tenerlos hasta un poco más adelante.

Tal y como la psicóloga Montse Domènech expone en su libro «La vacuna contra el miedo» una forma de actuar contra estos miedos irracionales es a través de los juegos. Tal y como te he contado en diferentes ocasiones a lo largo de los años que llevo escribiendo en Mamá Psicóloga Infantil, jugar permite a los niños liberar tensiones y expresar emociones que de otro modo quedan enquistadas. Uno de estos juegos que Domènech propone es aquel que tiene como objetivo desmitificar el miedo. Y no hay nada mejor para ello que disfrazarse de aquello que más miedo nos da.

Disfrazarse es un modo ideal de empezar a perder el miedo a esos seres monstruosos ya que permite al niño o niña observar que todo aquello a lo que teme no son seres de verdad. Que solo forman parte de las historias o leyendas y que únicamente habitan en la imaginación, en los cuentos y en las películas.

Consideraciones finales

Como recomendación final debo insistir en la idea de evitar contar cuentos de miedo a nuestros hijos si sabemos que son muy sensibles a este tipo de historias, obre todo cuando son muy pequeños. Alejarlos de películas o videojuegos con escenas de miedo o sustos inesperados

Pero a medida que los niños crecen, sobre todo en la adolescencia, observamos como de forma natural van a ir a buscar historias terrorícas que les permitan experimentar con esta emoción. Es por eso que les gustan las películas de miedo, con zombiees, seres sobrenaturales y otro tipo de bichos por el estilo.

Como vemos Halloween nos ofrece una oportunidad magnífica para hablar y tratar ciertos miedos infantiles. No obstante es preciso no forzar ni obligar a ningún niño a disfrazarse o acercarse a personas disfrazadas. De modo que debemos respetarles y adaptarnos a sus ritmos sin imposiciones.

Si este post te ha parecido interesante recuerda compartirlo en tus redes sociales para que llegue a muchas otras personas.

La entrada Halloween, miedos infantiles y una oportunidad para afrontarlos se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/halloween-miedos-infantiles-y-una-oportunidad-para-afrontarlos/feed/ 0
Cuidarse para cuidar, piensa en positivo para avanzar https://www.mamapsicologainfantil.com/cuidarse-para-cuidar-piensa-en-positivo-para-avanzar/ https://www.mamapsicologainfantil.com/cuidarse-para-cuidar-piensa-en-positivo-para-avanzar/#respond Mon, 21 Oct 2019 11:27:04 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=20118 cuidarse para cuidar

Que cuidarse para cuidar es imprescindible es algo sobre lo que venimos insistiendo desde distintos ámbitos de la salud. Y lo hacemos porque sabemos que si no estamos bien, física, mental o emocionalmente, no podremos ofrecer los cuidados que nuestros hijos necesitan. El día a día, el cansancio y el estrés acaban pasando factura. Nuestra […]

La entrada Cuidarse para cuidar, piensa en positivo para avanzar se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
cuidarse para cuidar

Que cuidarse para cuidar es imprescindible es algo sobre lo que venimos insistiendo desde distintos ámbitos de la salud. Y lo hacemos porque sabemos que si no estamos bien, física, mental o emocionalmente, no podremos ofrecer los cuidados que nuestros hijos necesitan. El día a día, el cansancio y el estrés acaban pasando factura. Nuestra energía decae y nuestra motivación por las cosas se resiente. Hoy hablamos de la importancia de cuidarse para cuidar y de pensar en positivo para avanzar. Pero también de saber parar para continuar, de encontrar la motivación necesaria para conseguir nuestros objetivos y de conocernos mejor para educar mejor ¿Me acompañas?

cuidarse para cuidar
(c) Can Stock Photo / Bialasiewicz

Tal y como habrás leído en otras ocasiones en mis artículos siempre he dicho que ser madre es un trabajo que requiere de mucho esfuerzo, tesón, paciencia, confianza, amor, respeto y automotivación. Valores y habilidades que nos ayudan a hacer frente a las distintas situaciones que nos plantea la vida en general y la crianza de nuestros hijos en particular.

Pero no solo eso. También digo que no basta con tener buena disposición o ganas de hacerlo bien, también se necesitan ganas de conocer y poner en práctica algunas técnicas que nos permitan gestionar mejor nuestras emociones. Emilio Valcárcel, por ejemplo, nos explica y enseña algunas de ellas para que, con actitud positiva, puedas hacer frente a las situaciones del día a día que te colapsan o te atrapan. Conocer bien tus emociones y tu modo de pensar te ayudará a recuperar la motivación que crees haber perdido para conseguir tus objetivos.

Pensar en positivo es una forma de cuidarse para cuidar

Si te fijas bien te darás cuenta que el día a día nos arrastra, nos empuja irremediablemente con miles de cosas que debemos hacer. Vivimos en un mundo en el que se vive deprisa y deja poco espacio para pensar.

En más de una ocasión te habrás dado cuenta que actúas con el piloto automático, haciendo las cosas por pura rutina. Contestando el teléfono mientras cuelgas la ropa, poniendo el desayuno a tus hijos mientras mentalmente organizas el día y contestas un whatsapp. Y así mil cosas más.

Además los niños se pelean, te contestan mal o te desobedecen. Aparecen imprevistos y las dificultades se acumulan y un buen día sientes que no puedes más.

¿Qué ha pasado? ¿Cómo has llegado hasta aquí?

Lo más normal es que entre tanta vorágine no hayas tenido tiempo de parar y pensar. Y te diré que no es necesario haber tocado fondo ni mucho menos para sentir que ya no puedes más. A veces solo se trata de momentos puntuales en los que no somos capaces de ver la salida a problemas que en otras épocas seríamos capaces de superar.

Y aquí entra la necesidad de parar y pensar. Recuperar las riendas de lo que queremos hacer e impedir que la corriente nos arrastre de nuevo. Cuidarse para cuidar significa también parar para pensar. Cuidar de nuestros pensamientos y crear oasis de paz interior.

Cuida tus pensamientos, piensa en positivo

Como madre me he equivocado muchas veces, tantas como cualquier otra o quizás más ¿quién sabe? Pero lo cierto es que tras haber pensado que era la peor madre del mundo y sentir que no conseguía hacer nada bien la realidad me demostraba que eso solo pasaba en mi cabeza. Que mis pensamientos negativos nublaban mi capacidad de pensar y de ver las cosas con perspectiva. De modo que un día decidí intentar ser más consciente de este tipo de pensamientos y contrarrestar su peso eligiendo otros más positivos.

Pensar en positivo no significa ignorar las dificultades, ni creer que sin hacer nada todo se solucionará. Tampoco es creer que con tan solo desear algo con mucha fuerza lo conseguirás. Lo de las tazas y demás está muy bien pero no nos dejemos engañar.

Pensar en positivo es centrar la atención en tus fortalezas y no en tus debilidades o carencias. Es conocerse mejor para invertir tus esfuerzos en ver tus logros y considerar tus fracasos como nuevas oportunidades para aprender.

Cómo aplicarlo

¿Te has equivocado con tus hijos, has sido injusta o no has logrado contener tu enfado? Bien. Cuando ocurren este tipo de cosas tienes varias opciones: dejarlo pasar, machacarte o aprender de la experiencia.

La primera opción te deja en la misma casilla de salida, no avanzas. La segunda te hace retroceder y pierdes un turno mientras te carcome la mala conciencia y lo incapaz que te sientes para educar a tus hijos. Y la última opción es, sin duda, la que te llevará a la meta y con la que conseguirás tus objetivos.

Y eso es lo que intento hacer día a día. No te digo que te vaya a resultar fácil porque requiere entrenamiento. Entrenamiento que como tal requiere tiempo y esfuerzo. No basta con decir «mañana lo haré mejor, soy capaz de ello». Éste sería un pensamiento positivo pero no es suficiente. No. Es necesario pensar en las posibles soluciones puedes encontrar a estas dificultades. Por ejemplo:

  • ¿Qué te ha puesto nerviosa? ¿Qué has sentido? ¿Qué has pensado? ¿Cómo has actuado?
  • ¿Qué edad tiene mi hijo? ¿Sé cómo es, piensa, siente y actúa un niño de esta edad? ¿Puedo buscar información que me ayude a conocerlo mejor?
  • ¿De qué maneras posibles podría haber actuado?
  • ..

Para concluir, cuidarse para cuidar es invertir en tu legado

Tus hijos necesitan una madre/ padre que les guíe y reconforte. No un superhéroe o alguien inalcanzable. Tu mejor legado es aquello que tus hijos llegarán a ser gracias a la educación que les das hoy, sin duda alguna.

De modo que permítete ser humana. Acepta tus emociones y las de tus hijos. Confía en ti y en ellos. Exprésales lo que sientes. Escríbelo. Lleva un diario. Sigue aprendiendo, busca tiempo para estar con ellos, pero también para ti sin sentirte egoísta ni mala madre.

Cuidarse para cuidar es más importante que contestar esos mensajes de twitter o facebook que pueden esperar. O hacer esas camas, o la colada, o lo que sea que te esté agobiando en este momento. Haz deporte, lleva una alimentación sana y equilibrada e intenta dejar pasar tus pensamientos negativos. Esfuérzate para convertirlos en otros positivos. Llevar un diario te ayudará mucho al inicio de esta práctica, de modo que ponte en marcha.

Las dificultades forman parte de la vida y sería iluso creer que con una actitud positiva desaparecerán. Lo que sí es cierto es que nuestra actitud ante ellas es importante para evitar que nos paralicen por completo. Busca esos momentos para parar, pensar, conocerte y gozar de esos pequeños momentos de felicidad que nos ofrece la vida.

Si este post te ha parecido interesante no olvides compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a otras personas.

La entrada Cuidarse para cuidar, piensa en positivo para avanzar se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/cuidarse-para-cuidar-piensa-en-positivo-para-avanzar/feed/ 0
Fernando va al hospital, un libro para niños https://www.mamapsicologainfantil.com/fernando-va-al-hospital-un-libro-para-ninos/ https://www.mamapsicologainfantil.com/fernando-va-al-hospital-un-libro-para-ninos/#respond Fri, 18 Oct 2019 05:30:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=19845 Fernando va al hospital

«Fernando va al hospital» es un álbum ilustrado publicado por Bruño Editorial dirigido a niños y niñas a partir de los 3 años. Escrito por el Dr. Ricardo Ruiz Rodríguez y Olivia Girón Biforcos éste es un libro que nos va a ayudar a explicar a nuestros peques la aventura que supone ir a un […]

La entrada Fernando va al hospital, un libro para niños se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Fernando va al hospital

«Fernando va al hospital» es un álbum ilustrado publicado por Bruño Editorial dirigido a niños y niñas a partir de los 3 años. Escrito por el Dr. Ricardo Ruiz Rodríguez y Olivia Girón Biforcos éste es un libro que nos va a ayudar a explicar a nuestros peques la aventura que supone ir a un hospital. Las bonitas y divertidas ilustraciones de Mª Luisa Torcida acompañan todo el relato creando una atmósfera perfecta para nuestros hijos.

Fernando va al hospital

«Fernando va al hospital» : ficha técnica y breve sinopsis editorial

  • Formato: Papel 
  • Tamaño: 27,50 x 25,00
  • Colección: A PARTIR DE 3 AÑOS>ÁLBUMES>Otros álbumes
  • Páginas: 36 
  • Publicación: Mayo 2019
  • Código: 7201241
  • I.S.B.N.: 978-84-696-2697-9
  • Idioma: Castellano

Todos tenemos recuerdos de cuando hemos estado en un hospital, y como lo peor es antes de ir porque no sabemos qué nos van a hacer exactamente allí, Fernando nos cuenta su experiencia para que nuestro miedo desaparezca.

El dermatólogo Ricardo Ruiz y Olivia Girón nos presentan una nueva aventura de Fernando, esta vez para explicar a los niños de la forma más clara y entretenida qué vamos a encontrarnos cuando tenemos que ir a un hospital.

De esta misma colección reseñamos «Fernando se hace amigo del sol«, un libro que también te recomiendo y que puedes saber de qué va leyendo el post que escribí sobre él con solo clicar en el link. No te lo pierdas porque creo que te va a gustar.

Ambos títulos los puedes adquirir desde aquí

«Fernando va al hospital» ¿Cómo puede ayudar a tu hijo su lectura?

No es necesario decir que a nadie le gusta estar enfermo y mucho menos tener que ir al hospital. Ni a niños ni a mayores. Pero sin duda alguna los niños tienen menos recursos para enfrentarse a situaciones como estas. Por eso debemos prepararles para este tipo de experiencias. Porque tener que quedarse ingresado en un hospital genera miedo, incertidumbre y ansiedad.

También es cierto que cada niño es un mundo y que no a todos les afectan las cosas por igual. Pero si podemos explicarles con antelación qué sucederá o cómo es el lugar dónde tienen que ir mejor que dejarlos con la duda.

Los libros, los cuentos o los álbumes ilustrados como éste que hoy te presento son un recurso que debemos tener siempre en cuenta. ¿Por qué? Pues porque nos ayudan a crear el ambiente perfecto para transmitir a nuestros hijos diferentes temas que no sabemos cómo abordar directamente. Porque nos ofrecen protagonistas que se enfrentan a situaciones similares a las que deben hacer frente nuestros pequeños. Protagonistas que enseñan indirectamente habilidades, valores y gestión de emociones.

Por estas razones y por muchas otras que te he ido contando a lo largo de los años que llevo escribiendo en este blog, los libros como Fernando va al hospital son tan necesarios para los niños.

Otros libros

Otro libro que te recomiendo y que pronto encontrarás reseñado en este mismo blog es un título perteneciente a la colección Psicocuentos de la Editorial Pirámide: El niño enfermo. En él encontrarás una guía de cómo ayudar a tu hijo cuando está malito y un cuento que tiene como protagonista a niño que está enfermo.

Para finalizar

Recuerda compartir en tus redes sociales si este post te ha parecido interesante o de utilidad, es posible que otros papás y mamás necesiten un poco de orientación en este sentido, de modo que si lo compartes me ayudarás a que pueda llegar a ellos.

Pero antes de irte te dejo con los últimos artículos publicados en la sección Libros infantiles, quizás alguno de ellos sea también de tu interés y decidas quedarte un poco más conmigo. Si es así te agradezco tu tiempo y confianza.

La entrada Fernando va al hospital, un libro para niños se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/fernando-va-al-hospital-un-libro-para-ninos/feed/ 0
Educación en valores: para qué, por qué y cómo hacerlo https://www.mamapsicologainfantil.com/educacion-en-valores-para-que-por-que-y-como-hacerlo/ https://www.mamapsicologainfantil.com/educacion-en-valores-para-que-por-que-y-como-hacerlo/#respond Fri, 11 Oct 2019 08:49:02 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=19667 educación en valores

La educación en valores es un tema que desde hace mucho tiempo está en boca de todos. Papás, mamás, maestros, profesores y demás educadores, nos llenamos la boca de lo necesario que es este tema para educar a los niños de hoy en día. Porque parece que estamos viviendo en una sociedad que va perdiendo, día […]

La entrada Educación en valores: para qué, por qué y cómo hacerlo se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
educación en valores

La educación en valores es un tema que desde hace mucho tiempo está en boca de todos. Papás, mamás, maestros, profesores y demás educadores, nos llenamos la boca de lo necesario que es este tema para educar a los niños de hoy en día. Porque parece que estamos viviendo en una sociedad que va perdiendo, día a día, algunos de los valores más fundamentales y necesarios para una sana y correcta convivencia. Y esto ocurre dentro y fuera de nuestros hogares.

educación en valores

Y es que a pesar que somos muchos quienes día a día intentamos ofrecer lo mejor de nosotros mismos a nuestros hijos e hijas, quizás no estamos enfocando bien el esfuerzo si, día sí día también, vemos aún tantos niños, adolescentes y jóvenes irrespetuosos, intolerantes, egoístas e irresponsables.

Pero vayamos por partes y centrémonos en qué son y para qué sirven los valores antes en entrar en cómo educar en valores.

Qué son y para qué sirven los valores

Hay muchas definiciones sobre lo que son los valores y los tipos en los que podríamos clasificarlos. Pero para hacerlo simple te diré que son esas cualidades personales que nos caracterizan a cada uno de nosotros, y que nos impulsan a actuar de un modo u otro.

Los valores guían nuestra forma de pensar, sentir y comportarnos

Por eso son tan importantes y deben aprenderse desde la más tierna infancia, tanto en casa como en la escuela. Porque son esos valores los que al final acabarán definiendo la sociedad en la que viviremos.

Qué es la educación en valores

La educación en valores no es otra cosa que educar a nuestros hijos a saber convivir, a socializarse y ésta educación debe orientarse a proporcionarles los aprendizajes necesarios para que lleguen a ser personas bondadosas, generosas, responsables, tolerantes, respetuosas, …

Existen muchos valores pero algunos de ellos son esenciales. Todos los que he comentado hasta ahora lo son pero también la solidaridad, la amistad, la sinceridad y el esfuerzo. 

Y como no podría ser de otro modo, los valores se cultivan dentro de la familia y la escuela y se nutren a través del contacto con otras personas, a través de las historias que nos narran los libros, cuentos, películas, documentales y cortometrajes. Sobre estos últimos tengo pendiente realizar un post recopilando y recomendando algunos de los que más me han gustado. En cuanto a libros y cuentos para educar en valores os hago un pequeño listado al final de este artículo.

Por qué educar en valores

Me gustaría no tener que responder a esta pregunta porque ello significaría que todos hemos aprendido a compartir una misma base de valores y que han dejado de existir esas lacras sociales que son el racismo, la xenofobia, la homofobia, el machismo o cualquier tipo de acoso escolar o laboral contra los que todavía debemos luchar. Sin embargo bien sabemos que esto no es así.

Y por todo ello que es fundamental educar a nuestros hijos e hijas en valores como el respeto, la tolerancia, la solidaridad, la bondad, la generosidad … porque estas son las bases para una convivencia pacífica y sosegada, donde las diferentes formas de ser, pensar y sentir tienen lugar.

Cómo educar en valores. 

En primer lugar dando ejemplo. Esta es la mejor estrategia para educar lo que deseemos educar. Hace un tiempo colaboré en un artículo para Smoda de El País titulado Tres claves sencillas para conseguir educar a tus hijos con el ejemplo en el que hablaba sobre la importancia del ejemplo en la educación de nuestros hijos. Si tienes tiempo e interés te recomiendo que lo leas porque en él también encontrarás la opinión de mi querido y admirado colega Miguel Angel Rizaldos, autor del libro «Guía para papás y mamás en apuros» reseñado y recomendado aquí también.

Siguiendo con la importancia de nuestro ejemplo para la educación en valores debemos tener siempre presente y en mente que nuestros hijos o alumnos necesitan vernos siendo tolerantes y respetuosos, luchando por lo que nos importa, esforzándonos cada día, hablando y cuidando de nuestros amigos, siendo generosos y bondadosos,  …  para aprender a serlo ellos.

¡Qué importante es el ejemplo! Y es que no podemos educar en valores sin dar ejemplo de ellos. Quieres hijos respetuosos, sé respetuoso con ellos. Si quieres que tus hijos sean amables, sé amable con ellos. Que quieres que tus hijos sean tolerantes, muéstrate tolerante con las diferencias de opinión, formas de ser y de sentir.

Otro modo de educar en valores es a través de libros y cuentos, recursos maravillosos que nos permiten transmitir ideas y conceptos abstractos como son los valores, las emociones y los sentimientos. También podemos ayudarnos de películas, documentales y cortometrajes para hablar de ellos.

Educación en valores con libros y cuentos

No creo que exista libro o cuento del que no podamos aprender algún valor, por más insignificante que nos parezca. Si lo leemos con la mirada adecuada ese pequeño gesto o palabra puede ser la puerta de entrada para introducir esa enseñanza, aprendizaje o reflexión.

En Mamá Psicóloga Infantil llevo más de 50 libros infantiles con la etiqueta #valores. Aquí sólo te pondré algunos de ellos, el resto lo encontrarás en un post dedicado exclusivamente a Libros para educar en valores que estoy preparando y en el que te los recomendaré en función de la edad o del valor que desees trabajar.

Aquí te dejo algunos una lista de 25 títulos

  1. Cuentos clásicos para leer y contar
  2. Cuentos de colores de Animales
  3. El lápiz mágico de Malala
  4. Descubre las emociones con El Principito.
  5. Mi primer Principito.
  6. Me encanta como soy.
  7. No me gusta cómo soy.
  8. Cómo ser genial con valores y emociones
  9. El gran día de Elmer
  10. De mayor quiero ser feliz
  11. Todo lo que sé de la gente.
  12. Nono y el nuevo alumno.
  13. Telma el unicornio.
  14. Gente.
  15. Bienvenido a la familia.
  16. El camino a la escuela.
  17. ¿Dónde viviré?
  18. La niña más pequeña de la escuela.
  19. La verdad según Arturo
  20. Cenicienta y las pantuflas peludas
  21. Demasiados juguetes
  22. ¿Me lo compras?
  23. Hola! Gracias Adiós!
  24. Los atrevidos
  25. El club de los valientes.

Estos no son todos los libros infantiles que puedes encontrar en mi blog, son solo una muestra de los que puedes usar para trabajar algún valor con tus hijos o alumnos.

Espero que este post te haya sido de utilidad. Si es así recuerda compartir en tus redes sociales es posible que otros papás y mamás necesiten un poco de orientación en este sentido,. Al compartirlo me ayudarás a que pueda llegar a ellos.


La entrada Educación en valores: para qué, por qué y cómo hacerlo se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/educacion-en-valores-para-que-por-que-y-como-hacerlo/feed/ 0
Cómo llevar tu divorcio ante tus hijos https://www.mamapsicologainfantil.com/como-llevar-tu-divorcio-ante-tus-hijos/ https://www.mamapsicologainfantil.com/como-llevar-tu-divorcio-ante-tus-hijos/#respond Wed, 09 Oct 2019 10:33:47 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=19651 tu divorcio

Llevar tu divorcio adelante de la mejor forma posible no siempre es fácil pero es algo absolutamente necesario cuando hay niños de por medio. Ellos nada tienen que ver con lo que nos ocurre a nosotros, sus padres, cuando nuestra relación de pareja se rompe. Pero muchas veces son quienes peor lo viven por no […]

La entrada Cómo llevar tu divorcio ante tus hijos se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
tu divorcio

Llevar tu divorcio adelante de la mejor forma posible no siempre es fácil pero es algo absolutamente necesario cuando hay niños de por medio. Ellos nada tienen que ver con lo que nos ocurre a nosotros, sus padres, cuando nuestra relación de pareja se rompe. Pero muchas veces son quienes peor lo viven por no entender qué es lo que está ocurriendo. Por este motivo hoy quiero ofrecerte algunas pautas o consejos para que puedas llevar tu divorcio del mejor modo posible ante tus hijos.

tu divorcio

Qué hacer y qué no para llevar bien tu divorcio ante los hijos

Frecuentemente los procesos de divorcio se suelen llevar con mucho estrés, ansiedad y dolor. Las rupturas duelen y más cuando hay hijos en común. Es normal. Natural y lógico que sea así. Sin embargo, en estos casos los adultos debemos tener un objetivo común y no perderlo nunca de vista: el bienestar de los niños.

Y es en esta busca de este bienestar que debes tener en cuenta ciertas pautas para que tu divorcio no sea traumático para tus hijos. Hoy voy a recordarte 5 cosas que deberías evitar y otras tantas que es necesario hacer por más que creas que no puedes. Como ves, la lista no es muy larga, de modo que puedes intentar llevarla a cabo sin mucha dificultad.

5 cosas que debes evitar

  1. Ocultar la decisión de tu divorcio porque crees que tus hijos son demasiado pequeños para comprender lo que ocurre. Los niños necesitan estar al corriente de lo que pasa en sus vidas. Cuando no tienen suficiente información suelen buscar rellenar esos vacíos con pensamientos, fantasías e ideas que nada tienen que ver con la realidad y que pueden causarles más dolor del necesario. Vivir en la incertidumbre y en la mentira no es bueno para nadie.
  2. Mantener discusiones airadas delante de los niños. Una obviedad que aún sabiendo bien la teoría solemos olvidar ponerla práctica.
  3. Ocultar tus sentimientos. No hay nada de malo en que tus hijos vean cómo te sientes. Si estás triste, decepcionado/a, inquieto/a. Habla de ello y explícales cómo estás, pero eso sí, manteniendo un lenguaje adecuado a su edad y con el menor de los dramatismos posibles. Si hablar de ello con tus hijos va a suponer romper su estabilidad emocional, déjalo para otro momento. Cuando puedas hacerlo con mayor tranquilidad.
  4. Hablar mal de tu ex. Sea como sea que hayáis llegado a este piensa que tu ex siempre va a ser el padre o la madre de tus hijos. Y quienes habéis perdido la ilusión y el amor habéis sido vosotros
  5. Poner dificultades para el contacto con los niños. Los niños no se divorcian. Los hijos siguen siendo hijos de ambos progenitores y aunque esto parezca una obviedad en algunos casos se ponen más dificultades de las necesarias utilizando a los niños como armas arrojadizas. Evita que esto ocurra, permite que los niños vean a su padre o a su madre las veces que necesite.

5 consejos a poner en práctica

  1. Busca ayuda en tu familia, amigos y profesionales. En momentos como estos todos necesitamos el apoyo de nuestros seres queridos pero a veces con ellos no es suficiente. Necesitamos contar con la ayuda de expertos en el tema tanto en la parte legal de este proceso como en la parte emocional. En esta última, no dudes en acudir a un psicólogo o psicóloga para afrontar este proceso si lo necesitas, tanto tu o tus hijos. En la parte legal puedes informarte, por ejemplo, en El Club del Divorcio. Un portal con información completa, correcta y útil acerca del proceso de divorcio.
  2. Habla con tus hijos sobre sus emociones, sobre cómo se sienten en este complicado momento que están viviendo. Escúchales activamente sin juzgarle.
  3. Responde a las preguntas de tus hijos. En todo proceso de divorcio los niños se vuelven un mar de dudas, no saben qué pasará con ellos, si papá o mamá dejará de quererles, dónde vivirán, o si todo esto ha sido culpa suya. Los padres debemos responderles con sinceridad dejando claro que a nivel afectivo nada cambia respecto a ellos. Papá y mamá seguirán queriéndoles, protegiéndoles y cuidando de ellos como siempre.
  4. Asegúrate que no se sientan culpables de la ruptura. Los niños ante el divorcio, como señalaba en el anterior punto, suelen sentirse culpables de la ruptura y esta culpa pesa mucho. De manera que debes transmitirles de forma clara y sincera que ellos nada tienen que ver con lo que está pasando.
  5. Sé el faro de tus hijos. Recuerda que tu eres el faro de tus hijos, la luz que les guía sin deslumbrar. De manera que intenta que tus hijos no se sientan solos. Sigue con sus rutinas. Evita crearles falsas expectativas de que hay posibilidades de volver a la anterior situación. No te conviertas en un papá o mamá wii, de esos que se saltan las normas y no imponen límites porque solo están contigo unos días a la semana. Los niños necesitan a sus padres aunque estos se hayan divorciado.

Divorciarse es un proceso complejo y delicado. Más aún cuando hay niños pero puedes evitar que éste se convierta en traumático si sigues algunas de estas recomendaciones y te pones en manos de expertos profesionales.


Recuerda compartir en tus redes sociales si este post te ha parecido interesante o de utilidad, es posible que otros papás y mamás necesiten un poco de orientación en este sentido, de modo que si lo compartes me ayudarás a que pueda llegar a ellos.

Pero antes de irte te dejo con los últimos artículos publicados en la sección Escuela de padres, quizás alguno de ellos sea también de tu interés y decidas quedarte un poco más conmigo. Si es así te agradezco tu tiempo y confianza.

(c) Can Stock Photo / dobled

La entrada Cómo llevar tu divorcio ante tus hijos se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/como-llevar-tu-divorcio-ante-tus-hijos/feed/ 0
Consejos para que la apariencia no afecte tanto a la autoimagen de las niñas https://www.mamapsicologainfantil.com/consejos-para-que-la-apariencia-no-afecte-tanto-a-la-autoimagen-de-las-ninas/ https://www.mamapsicologainfantil.com/consejos-para-que-la-apariencia-no-afecte-tanto-a-la-autoimagen-de-las-ninas/#respond Tue, 08 Oct 2019 04:33:05 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=19645

Generalmente, las niñas se sienten bien con la forma como se ven pero a medida que crecen este sentimiento puede ir modificándose por diferentes factores. Hoy trataremos uno de ellos. El tamaño de los pechos y cómo este puede influir negativamente en la autoimagen de las niñas. Una de las principales cuestiones que llaman la […]

La entrada Consejos para que la apariencia no afecte tanto a la autoimagen de las niñas se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>

Generalmente, las niñas se sienten bien con la forma como se ven pero a medida que crecen este sentimiento puede ir modificándose por diferentes factores. Hoy trataremos uno de ellos. El tamaño de los pechos y cómo este puede influir negativamente en la autoimagen de las niñas.

Una de las principales cuestiones que llaman la atención de algunas niñas en su pubertad y más adelante en su adolescencia y juventud es el tamaño de los pechos de las mujeres que ven a su alrededor. Sobre todo en los medios de comunicación y canales de youtube. Un tema que como padres debemos saber tratar y orientar en caso que veamos cierta preocupación por la imagen corporal de nuestras pequeñas.

autoimagen de las niñas

Aspecto físico y autoimagen de las niñas

La imagen es parte importante en la vida de todos. Cuando nos sentimos y vemos bien, parece que nuestra autoestima aumenta y tenemos mayor seguridad en nosotros mismos. ¿Quién no se ha sentido alguna vez con el guapo subido y ha desplegado mejor sus recursos personales y habilidades sociales? Muchos de nosotros ¿Verdad? Ahora bien, tener buena salud en esta materia pasa por haber disfrutado de una infancia donde haber podido desarrollar un buen autoconcepto y una sana autoestima en este aspecto, sobre todo en el caso de las niñas.

El tamaño de los pechos es uno de los temas donde la sociedad se enfoca con mayor ahínco y esto hace parecer que sea indispensable para alcanzar el éxito. La realidad es que someterse a una operación aumento de pecho no tiene nada de malo, siempre y cuando se haga con una buena orientación y no como una acción para complacer el gusto de terceros.

Lo primero en este ámbito es considerar que cualquier tipo de cirugía debe ser administrada por profesionales. En el caso del aumento de pecho, los que se encargan de esta labor son los cirujanos plásticos. Pero además hace falta valorar todos los aspectos que estarán involucrados en este tema. De manera que no es nada a tomarse a la ligera.

Las operaciones de este tipo tienden a durar entre 1 y 1 hora 30 minutos, son hechas con anestesia general, se necesita un tiempo de recuperación de 2 semanas y si se ha hecho con profesionales de mucha experiencia y que utilicen equipos de buena calidad, los resultados se verán muy naturales y serán duraderos. A este tipo de trabajo se le conoce como mamoplastia.

La influencia de la televisión

Uno de los principales retos a los que se ven sometidos los padres de hoy, es a la influencia que tiene la televisión en la vida de sus hijos. Si bien es cierto que se han creado canales de televisión con programas infantiles muy orientados a la educación en valores y el aprendizaje, también están aquellos que no ejercen un papel tan positivo para su desarrollo.

Sin embargo, ni siquiera hace mucha falta que se dediquen a ver telenovelas o películas, pues es bastante fácil darse cuenta (incluso para ellos) sobre el prototipo de mujer que domina la escena dentro de las películas, series, etcétera; siempre hermosas, con buenos pechos y buen cabello.

Lo lógico es que esto vaya creando una percepción distorsionada y errada del conjunto de la población que habita en este planeta y de cómo serán ellas cuándo crezcan. Si no se genera una orientación adecuada, los efectos negativos de esta idea podrían ser devastadores a nivel emocional a lo largo de su desarrollo-

El interés por “corregir” desperfectos

Llegadas a cierta edad, las niñas empezarán a sufrir evidentes cambios a nivel corporal, les llegará la menstruación, y con ella, el paso del cuerpo de niña a uno más formado estilo mujer. Algunas niñas alcanzan esta etapa pasados los 12 años, pero a algunas otras les toca afrontarlo incluso desde los 6 o 7 años (aunque no es lo más frecuente). Lo común es llegar a la pubertad entre los 9 y 12 años. Este es el momento en el que la autoimagen de las niñas va a empezar a cambiar.

A partir de este momento, la aceptación social se vuelve más necesaria y los pequeños «defectos» que se posean se empezarán a percibir con mayor fuerza. De ahí que se interesen por buscar información sobre los procesos quirúrgicos que pueden ayudar a corregir esos puntos que les disgustan.

En caso de que mamá esté planificando realizarse algún procedimiento, como una elevación de pecho, valdría la pena incluir a las niñas en estos preparativos y explicar de forma correcta y ajustada a su edad que es un asunto que se hace por interés personal de forma exclusiva o por alguna cuestión de salud, pero no por hacer felices a otros.

También se les puede hablar sobre que éste es un procedimiento quirúrgico que busca recolocar las glándulas mamarias y eliminar la piel que haya quedado sobrante por una acción normal de la flacidez, y que se hace cuando ya se es adulta, siempre buscando la mejor atención médica.

Es buena idea darles la advertencia de que para realizarse este tipo de procedimientos hay que gozar de muy buena salud y someterse a exámenes previos para asegurar que todo marcha bien. Además, como cualquier operación, se debe pasar por un proceso de recuperación adecuado para asegurar una buena salud y un buen resultado en el procedimiento.

Pautas para asegurar una buena autoestima en las niñas

Reforzar la autoestima de las niñas es una actividad que corresponde a las personas adultas que tengan alguna relación con ellas, principalmente es una labor que corresponde a sus padres.

Los especialistas en la materia recomiendan trabajar con mucho esmero los siguientes puntos:

  • El valor de la persona qué es y no de lo que tiene. Esto se refuerza a través de mensajes y acciones que demuestren que se tiene confianza en ella y que todo lo que se proponga lo puede obtener.
  • La necesidad de amor en todo el camino. Sin importar la edad, sentirnos amados es una necesidad, pero en los niños esto es aún más importante para asegurar buena estabilidad emocional.
  • La planificación de retos y las felicitaciones tras la superación. Motivarlos a tener metas y apoyarles a cumplirlas es una de las acciones que puede ayudar a nutrir mucho más su autoestima y a mejorar el autoconcepto. Complementar esto con felicitaciones por superarlos ayuda mucho más, aunque debe hacerse con palabras apropiadas, sin que parezca exagerado.

El control sobre el tema de la perfección. Esto apunta al tema físico que tratamos, pero también a todas las demás áreas. Así como una niña no necesita crecer pensando que el pecho de 90 cm es el único que vale, tampoco debería hacerlo pensando que el 10 es la única nota que puede obtener en el colegio.

La base para una buena salud psicológica parte desde la infancia. Desear retocar alguna zona del cuerpo, como el pecho, no tiene nada de malo, pero hay que asegurarse que se siga la ruta más segura para hacerlo, pues no sólo es una cuestión de daño emocional, sino que puede volverse un problema de salud serio si se hace bajo malas praxis médicas.


Recuerda compartir en tus redes sociales si este post te ha parecido interesante o de utilidad. Es posible que otros papás y mamás necesiten un poco de orientación en este sentido, de modo que si lo compartes me ayudarás a que pueda llegar a ellos. Pero antes de irte te dejo con los últimos artículos publicados en la sección Escuela de padres, quizás alguno de ellos sea también de tu interés y decidas quedarte un poco más conmigo. Si es así te agradezco tu tiempo y confianza.

La entrada Consejos para que la apariencia no afecte tanto a la autoimagen de las niñas se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/consejos-para-que-la-apariencia-no-afecte-tanto-a-la-autoimagen-de-las-ninas/feed/ 0
10 recomendaciones si tu hijo moja la cama y errores que no debes cometer https://www.mamapsicologainfantil.com/mi-hijo-moja-la-cama/ https://www.mamapsicologainfantil.com/mi-hijo-moja-la-cama/#respond Tue, 01 Oct 2019 11:24:38 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=19607 hijo moja la cama

Si tu hijo moja la cama, hoy una vez más, te invito a leer este post en el que vamos a ofrecerte algunas recomendaciones para superar esta situación y explicarte algunos errores comunes que deberías intentar evitar. Porque aunque lo creamos o no, la enuresis, mojar la cama por las noches, supone para muchas familias […]

La entrada 10 recomendaciones si tu hijo moja la cama y errores que no debes cometer se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
hijo moja la cama

Si tu hijo moja la cama, hoy una vez más, te invito a leer este post en el que vamos a ofrecerte algunas recomendaciones para superar esta situación y explicarte algunos errores comunes que deberías intentar evitar.

hijo moja la cama

Porque aunque lo creamos o no, la enuresis, mojar la cama por las noches, supone para muchas familias un problema diario difícil de afrontar.

Muchos padres no acaban de enternder, aún hoy en día, por qué su hijo moja la cama cada noche. Y fruto de este desconocimiento o por creencias antiguas lo atribuyen a descuido, vaguería o falta de interés.

Las consecuencias de esta forma de pensar son terribles para los pequeños ya que optan por infligir un castigo, algo que, coincidiendo con la gran mayoría de expertos en esta problemática, nunca es solución. Todo lo contrario

¿Por qué tu hijo moja la cama? ¿Qué es la enuresis?

La emisión o pérdida incontrolable de orina durante el sueño, sin despertar, a una edad inapropiada –los expertos hablan de 5 años en adelante- y socialmente inaceptable, un mínimo de entre dos y cuatro noches al mes y durante al menos tres meses consecutivos, es lo que conocemos como enuresis.

Cuáles son las causas que provocan esta situación

Los niños pueden mojar la cama por diversas causas.

La alteración del ritmo circadiano de la hormona antidiurética es la más frecuente, además de la sobreproducción nocturna de orina, la vejiga reducida o la incapacidad para despertar.

Tipos de enuresis

Hay dos tipos de enuresis.

  • la primaria, la que sufre el niño que siempre se ha hecho pis en la cama (supone el 90% de los casos y tiene siempre una causa médica de fondo, por lo que es fácil de diagnosticar y de tratar); 
  • la secundaria, niños que se dejan de hacer pis y comienzan a orinarse de nuevo (supone el 10% de los casos y normalmente su origen es psicológico).

En el 90% de los casos existe un factor predisponente hereditario, lo que multiplica entre 5 y 7 veces más el riesgo de orinarse en el caso de niños con un progenitor enurético y aproximadamente 11 veces más si ambos lo fueron en su día. El 10% restante se debe a causas psicológicas.

Se estima que afecta aproximadamente al 16% de los niños a los 5 años y el 10% a los 6 años.

La enuresis puede ser síntoma de patologías más graves, de ahí la importancia de acudir al médico (pediatra o urólogo) para determinar la causa y el tratamiento. 

10 recomendaciones a seguir si tu hijo moja la cama

El Dr. Juan Carlos Ruiz de la Roja, Jefe de Urología del Hospital Santa Cristina de Madrid, Director del Instituto Urológico Madrileño y autor del libro Por qué se orinan los niños en la cama. Respuestas de un médico. -Libro reseñando y recomendado en Mamá Psicóloga Infantil- nos da una serie de recomendaciones para los niños que sufren enuresis:

  1.  Reducir la ingesta de líquido, sobre todo antes de acostarse.
  2. Evitar las bebidas con cola.
  3. Orinar siempre antes de acostarse
  4. Realizar entrenamiento vesical, procurando que el niño vacíe bien la vejiga en cada micción.
  5. No forzar el despertar del niño durante la noche para que orine, ni siquiera con dispositivos, ya que puede volver a orinarse de forma involuntaria y afecta a su descanso.
  6. Motivar al niño para que deje de orinarse con calendarios miccionales u otros soportes que le hagan partícipe del problema.
  7.  No castigar nunca al niño por mojar la cama, lo hace de manera involuntaria.
  8. Hablar con el niño de manera natural sobre su problema, sin restarle importancia ni burlarse.
  9. Retirar el pañal cuando consigamos con el tratamiento 8 noches secas.
  10. Ante la sospecha de enuresis, acudir al médico para que diagnostique y dé una solución.

Consecuencias de la enuresis

La enuresis tiene un grave impacto en la autoestima, el bienestar emocional, la actividad diurna del niño y su rendimiento escolar y social. De modo que podemos encontarnos que:

  • Muchos no salen de casa
  • No acuden a campamentos de verano o colonias y
  • no duermen fuera de casa por vergüenza.

Por eso es importante que, ante la mínima sospecha, se acuda al médico para que diagnostique y trate al niño si fuera necesario.

Más información de ayuda.

Si deseas profundizar más sobre esta cuestión te recomiendo la lectura de los siguientes posts publicados en este mismo blog, en los que he tratado el tema de la enuresis infantil en diversas ocasiones.

  1. Mi hijo vuelve a mojar la cama.
  2. Enuresis infantil, un trastorno infradiagnosticado e infratratado.
  3. Por qué se orinan los niños en la cama. Respuestas de un médico.
  4. Enuresis infantil. El niño que se hace pis encima.
  5. Enuresis nocturna ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?
  6. Enuresis infantil: pequeños cambios en la dieta grandes cambios en el control de esfínteres.
  7. Solo el 20% de los niños con enuresis son tratados.
  8. Enuresis infantil: 150.000 niños enuréticos de entre 6 y 14 años sin diagnóstrico ni tratamiento.
  9. Un 10% de los niños de 7 años sufre enuresis, con posibkes efectos psicológicos.

Libros recomendados:

Como ves, éste es un tema que nos preocupa y deseamos poder ofrecer información contrastada y rigurosa para que todos los niños dejen de sufrir cuanto antes este problema que tiene solución. De modo que si este artículo te ha parecido interesante o crees que puede ser de ayuda a otros papás o mamás que conoces, no olvides compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a ellos.

Foto: (c) Can Stock Photo / jes2uphoto

La entrada 10 recomendaciones si tu hijo moja la cama y errores que no debes cometer se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/mi-hijo-moja-la-cama/feed/ 0
Rabietas ¿Por qué se producen? https://www.mamapsicologainfantil.com/rabietas-por-que-se-producen/ https://www.mamapsicologainfantil.com/rabietas-por-que-se-producen/#comments Sat, 28 Sep 2019 22:00:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=688

Rabietas ¿Por qué se producen ? es el primer artículo de una serie de varios donde abordaré el tema de la rabietas desde mi doble vertiente, es decir como madre y como psicóloga infantil.  Como madre de un niño de casi 11 años y de otro de 8 me he encontrado en diversidad de ocasiones […]

La entrada Rabietas ¿Por qué se producen? se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>

Rabietas ¿Por qué se producen ? es el primer artículo de una serie de varios donde abordaré el tema de la rabietas desde mi doble vertiente, es decir como madre y como psicóloga infantil. 

rabietas

Como madre de un niño de casi 11 años y de otro de 8 me he encontrado en diversidad de ocasiones envuelta por alguna rabieta de mis hijos. Por eso, porque sé por lo que estás pasando y la frustración que te produce cuando tu hijo entra en alguna de sus tan temidas rabietas, intentaré darte la claves de por qué se producen y si, como padres, podemos evitarlas o prevenirlas.

Las rabietas pueden aparecer en cualquier lugar y momento

Ya lo sabrás, por propia experiencia, las rabietas se producen en plena calle, en el parque, en el súper,… no importa: el niño quiere algo y lo quiere ¡ya! Empieza el espectáculo.

Esta podría ser la descripción que hace cualquier madre sobre la rabieta de su hijo:

Mi hijo llora, se tira por el suelo, grita,… me llama tonta, caca, ya no te quiero y…. todo lo que se le ocurre.

Así es, una de las temidas rabietas que cualquier hijo de vecino tiene o tendrá. Pero ¡Calma! Ante todo calma. Cuando estamos viviendo un episodio de como éste hemos de intentar no perder los papeles ante la pataleta del niño. Y tener mucha pero que mucha paciencia.

Rabietas ¿Por qué se producen?

Primero, y antes de abordar qué hacer, debemos saber que :

  • tales conductas son habituales en niños de 2 a 4 años.
  • Las crisis de oposicionismo con sus «no», los «mío, mío» y las rabietas son la expresión de su yo naciente y la necesidad de afirmar su propia individualidad.
  • Es muy común que los niños de entre 2 y 4 años recurran a los berrinches para conseguir aquello que quieren.
  • Se debe, principalmente, a que en estas edades los niños aún no tienen la capacidad suficiente para expresar con palabras aquello que pretenden o necesitan. Por ello, recurren a las pataletas. No son capaces de tolerar la frustración y les resulta complicado comprender que no pueden tener siempre lo que quieren.
  • Tampoco son capaces de verbalizar lo que desean, por lo que el resultado es la fórmula ideal para que tenga lugar la pataleta, berrinche o rabieta. En esos momentos los niños solo piensan en la rabia que tienen. Incluso puede habérseles olvidado el motivo por el que se inició su enfado.

Pero si algo está claro a esta edad es que, aunque no sepan muy bien lo que quieren, seguramente será lo contrario de lo que tienen. ¿Quién no ha escuchado de boca de su hijo «¡Yo no quiero «esto», yo quiero «aquello»!»?

Rabietas ¿Podemos prevenirlas?

¿Quién no se ha desconcertado cuando su hijo que estaba aparentemente tranquilo, de golpe, como si alguien hubiera apretado algún resorte en su cabecita, explota de rabia? Y claro, nos preguntamos ¿y ahora qué pasa?

La respuesta es sí y no. Me explico. Estas son algunas claves para prevenirlas.

  • Los niños se portan mejor cuando duermen todo lo que necesitan y comen bien.
  • Es indispensable que los niños tengan y sigan una rutina marcada, con horarios fijos para dormir y comer.
  • También puede ser muy útil explicarles de antemano sobre algo que va a ocurrir, que sepa qué se espera de él.
  • Otras opciones, como dar la oportunidad a los niños de tomar pequeñas decisiones o felicitarles cuando se porten bien, pueden prevenir futuros berrinches.

Pero cuando las rabietas son inevitables, es imprescindible que guardemos la calma y no perder la paciencia (algo más fácil de decir que de hacer, lo sé por partida doble). No existen fórmulas mágicas, ni varitas que hagan desaparecer al instante el disgusto, la rabia o la frustración que tanto tu hijo como tú estás sintiendo, pero te diré que la paciencia y el acompañamiento emocional es la clave para no empeorar este tipo de situaciones-

Intentemos descubrir qué es lo que quiere nuestro hijo, pero evitemos que se salga con la suya si sólo intenta llamar la atención.

A con titulación te dejo con otros de mis artículos en los que he tratado el tema de las rabietas por si quieres ampliar la información que aquí te he dado.

Foto cortesía http://pixabay.com/

Artículo revisado y actualizado en septiembre de 2019, primera redacción Marzo de 2012.

La entrada Rabietas ¿Por qué se producen? se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/rabietas-por-que-se-producen/feed/ 12
La mejor manera de ayudar a los niños a superar sus miedos https://www.mamapsicologainfantil.com/la-mejor-manera-de-ayudar-a-los-ninos-a-superar-sus-miedos/ https://www.mamapsicologainfantil.com/la-mejor-manera-de-ayudar-a-los-ninos-a-superar-sus-miedos/#respond Thu, 26 Sep 2019 05:00:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=19558 superar sus miedos

A medida que los niños van creciendo, los miedos se van convirtiendo en algo frecuente, y en algunos casos pueden dar lugar a fobias si no son atendidas a tiempo. Éstas, como bien sabemos resultan perjudiciales para su desarrollo emocional y psicológico.  Los expertos en psicología infantil sabemos que muchos de los miedos son evolutivos, […]

La entrada La mejor manera de ayudar a los niños a superar sus miedos se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
superar sus miedos

A medida que los niños van creciendo, los miedos se van convirtiendo en algo frecuente, y en algunos casos pueden dar lugar a fobias si no son atendidas a tiempo. Éstas, como bien sabemos resultan perjudiciales para su desarrollo emocional y psicológico. 

Los expertos en psicología infantil sabemos que muchos de los miedos son evolutivos, aparecen y desaparecen a medida que el niño o la niña va creciendo. Algunos de los más comunes son: miedo a la oscuridad, a quedarse solos, a la escuela, a ciertos animales, incluso algunos niños tienen miedo a perder los dientes. Por eso, los padres deben canalizar con inteligencia tal situación y buscar estrategias que sean valiosas para superar cada etapa.

superar sus miedos

Cuando se trata de los dientes  

Para algunos niños la caída de los primeros dientes representa una ilusión; sin embargo, para otros significa miedo o dolor. Sea cual sea el caso, en la cultura española y en otros países mantienen la famosa tradición de la historia del ratoncito Pérez, que señala que mientras el niño duerme, el ratón se lleva el diente que está debajo de la almohada y lo cambia por un regalo.

Es ahí donde los adultos deben ser capaces de aplicar estrategias para que esta etapa que apenas comienza sea una aventura y no un trauma. En distintas tiendas online hay variedad de regalos para animar a los niños a enfrentar los miedos y sobreponerse al dolor, tal es el caso de la puerta del ratoncito Pérez, un detalle a colgar en la pared de la casa para continuar con la magia del cuento en los más pequeños de la casa.

superar sus miedos

Es un detalle significativo que ayuda a conservar la historia y para que los niños experimenten el mudar sus dientes como algo pasajero y divertido. Es una puerta que mide 13.25 x 18.25 cm donde el Ratón Pérez es el protagonista y está incluido en el empaque, tiene una escalera y una bolsa de yute.

En el caso de la oscuridad

Lo normal en los pequeños es que quieran dormir con la luz encendida, porque en la oscuridad algunos piensan e imaginan a personas desconocidas, monstruos debajo de la cama o dentro del armario. Por eso la luz quitamiedos es ideal para mantener la habitación alumbrada sin necesidad de usar el bombillo, ya que es una lámpara con forma de estrella con detalles decorativos, que ilumina la noche y por el día es un adorno estético.

Funciona con enchufe a 220V o con baterías recargables, es práctica y cumple la función de dar luz de forma discreta. En empresas online abundan los modelos a escoger para regalar, con diseños personalizados con: globos, nubes, notas musicales, mariposas, estrellas, corazones, coronas, osos, entre otros. 

Aparte de eso, se puede escoger con el nombre del niño a quien se le obsequiará. Tienen luz led integrada y mide 25x25x6 cm, un tamaño ideal para la mesa de noche.

Elaborada en madera, material resistente con un acabado original es un detalle distinto que marcará la diferencia no solo por el bajo consumo de electricidad, sino por la seguridad que transmite a los pequeños.

Funciona con tres pilas AA, o bien conectada con el cable al enchufe.

Otros regalos útiles y originales

Cuando de regalar se trata, siempre se debe seleccionar lo mejor, hay artículos que definitivamente marcan la diferencia por su utilidad y originalidad, como lo es la caja de luz Mapamundi, hecha en madera con luz interior para decorar cualquier espacio de la casa o apartamento. También es ideal para aquellos que desean estudiar y conocer el mapamundi. Tiene medidas de 56x29x6 cm que encajan en cualquier lugar y embellecen los ambientes.   

Para los que gustan de productos personalizados para comuniones, bodas, eventos y cumpleaños, en Internet se encuentran modelos de tarjetas, etiquetas, carteles para recién nacidos, llaveros, nombres, medallas, invitaciones, felicitaciones, estrellas, separadores de libros, letreros, avisos para bodas, trofeos, entre otros. Son detalles distintos elaborados a mano con materiales de calidad, con madera de bosques sostenibles y metacrilato.

¿Y si los miedos persisten?

Recuerda que la mejor manera de ayudar a tu hijo a superar sus miedos cuando estos son muy intensos y duraderos en el tiempo es acudiendo a un profesional de la salud mental infantil. De modo que no dudes en pedir una cita si crees que los miedos de tu hijo o hija le están impidiendo realizar sus actividades cotidianas con normalidad o le están provocando un malestar intenso que como familia no sabéis cómo gestionar.


Foto portada Foto de Cámara creado por freepik – www.freepik.es

La entrada La mejor manera de ayudar a los niños a superar sus miedos se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/la-mejor-manera-de-ayudar-a-los-ninos-a-superar-sus-miedos/feed/ 0
El niño sobreprotegido, las consecuencias de la sobreprotección https://www.mamapsicologainfantil.com/el-nino-sobreprotegido-las-consecuencias-de-la-sobreproteccion/ https://www.mamapsicologainfantil.com/el-nino-sobreprotegido-las-consecuencias-de-la-sobreproteccion/#respond Mon, 23 Sep 2019 08:51:15 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=19484 niño sobreprotegido

El niño sobreprotegido es un niño al que se le «quiere» tanto tanto que se le impide ser quién es y desarrollar las habilidades necesarias para desenvolverse sin miedo, con soltura, autoestima y seguridad en sí mismo. Un niño al que se le aísla cualquier tipo de peligro potencial, real o imaginario. El niño sobreprotegido […]

La entrada El niño sobreprotegido, las consecuencias de la sobreprotección se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
niño sobreprotegido

El niño sobreprotegido es un niño al que se le «quiere» tanto tanto que se le impide ser quién es y desarrollar las habilidades necesarias para desenvolverse sin miedo, con soltura, autoestima y seguridad en sí mismo. Un niño al que se le aísla cualquier tipo de peligro potencial, real o imaginario. El niño sobreprotegido es un tipo de niño cada vez más frecuente en nuestra sociedad debido a la combinación de diferentes factores que inciden en nuestra forma de educar.

En las próximas líneas hablaremos también de ello, porque son muchos los factores que nos están transformando cada día más en esos padres sobreprotectores que piden los deberes por whatsapp, se hacen cargo de las responsabilidades que sus hijos deberían aprender o de los que les evitan cualquier tipo de contratiempo, decepción o frustración. De esos que ponen tantos salvavidas a sus hijos que finalmente éstos acaban sin aprender a nadar.

Y es que hoy volvemos a hablar de la sobreprotección, qué es, qué consecuencias tiene en nuestros hijos, cuáles son sus causas y qué podemos hacer para evitar adoptar este estilo educativo. Porque nos guste o no admitirlo esta forma de educar es una tendencia demasiado frecuente entre muchos de nosotros, papás y mamás. Y yo misma puedo incluirme, porque admito haber tenido esta forma errónea de criar a mis hijos en alguna que otra ocasión.

Luchar contra mis propios miedos y temores no siempre ha sido fácil, pero solo siendo realmente consciente del daño que causa la sobreprotección soy capaz de permitir que mis hijos cometan sus propios errores, se caigan, se frustren y decepcionen.

Solo sabiendo lo mal que lo pasa un niño sobreprotegido al crecer puedo saber que – aunque me sienta mala madre – por cada caída, fracaso, decepción o problema que deben asumir mis hijos como propios (porque suyos son) … éstos son solo un paso más que les acerca a la madurez, autonomía e independencia. Objetivo principal que deberíamos pretender como padres y educadores.

Pero veamos qué significa exactamente lo que queremos decir cuando hablamos de sobreprotección.

¿Qué es la sobreprotección?

La sobreprotección se deriva de un estilo educativo que, con las mejores intenciones del mundo, causa más mal del que intenta evitar. 

Sobreproteger incluye cualquiera de estas conductas que tenemos como padres o cuidadores:

  • hacer por nuestros hijos todo aquello que ya podrían hacer por sí mismos, con más o menos dificultad. Vestirse, ducharse, hacer la cama, preparar su mochila, hacer los deberes, …
  • Impedir que nuestros hijos tengan que hacer frente a las dificultades que la vida nos depara evitando que se lleven un disgusto, tengan desengaños o sufran decepciones.
  • Prohibirles que hagan determinadas cosas por miedo a que se ensucien, se caigan o incluso porque puedan tardar demasiado hacerlas.
  • Responsabilizarnos de las consecuencias de los actos de nuestros hijos. Por ejemplo pedir sus deberes por whatsapp cuando se han olvidado de anotarlos o de coger los libros que necesitan para hacer sus tareas.
  • No recriminarles un mal comportamiento y hacer como si no pasara nada.
  • Estar todo el día resolviendo sus problemas.
  • Agobiarles con constantes explicaciones sobre los riesgos que corren.
  • No permitir que jueguen al aire libre, a su libre albedrío descubriendo por sí mismos si se pueden caer, ensuciar o dañar. En este link te explico por qué los niños necesitan saltar, brincar, caerse y ensuciarse para aprender.
  • Estar pendiente de todo lo que hacen o dejan de hacer, con quienes están y cómo se relacionan.
  • Ayudarles antes de que ellos lo pidan.
  • En resumen cualquier tipo de comportamiento que limite las oportunidades de aprendizaje, crecimiento y desarrollo integral de la personalidad de nuestros hijos.

El niño sobreprotegido

Como consecuencia de este estilo de crianza el desarrollo integral de los niños se ve comprometido. ¿Cómo? Dando resultado niños inseguros, temerosos, vagos, poco crativos, … pero mejor veámoslo punto por punto.

A mí me gustan las listas para poder hacerme una idea más completa, de modo que podremos observar cómo un niño sobreprotegido

  • tendrá menos oportunidades de desarrollar todo su potencial como persona. La sobreprotección es limitante en todos los sentidos.
  • Presentará más propensión a desarrollar una baja autoestima y un bajo autoconcepto. La sobreprotección genera sentimientos de poca valía personal, desconfianza en uno mismo y en sus propias capacidades y habilidades.
  • Mostrará más dificultades para tomar decisiones por él mismo, se sentirá inseguro y ansioso ante cualquier situación a la que deba responder sin ayuda, debido a que siempre ha habido alguien a su lado  que  hacía o decidía por él.
  • Manifestará mayor tendencia al egocentrismo, a la manipulación y a esperar a que los demás le sirvan, le hagan o le resuelvan la papeleta.
  • Exhibirá menos habilidades sociales porque la sobreprotección con la que ha sido cuidado le ha impedido aprenderlas y ponerlas en marcha.
  • Desarrollará con más probabilidad más miedos ya que la sobreprotección con la que ha crecido le ha infundado un gran temor a vivir sobre todo cuando sus padres o cuidadores habituales no están.
  • Tendrá más probabilidades de volverse dependiente de terceras personas y a sus comentarios debido a que la #sobreprotección limitó su autonomía y su iniciativa personal
  • Presentará mayor probabilidad de sufrir problemas de salud mental como depresión, ansiedad o trastornos de la conducta alimentaria.

Y así podría continuar con más consecuencias de la sobreprotección porque aunque no lo creas un niño sobreprotegido también es un niño menos creativo e imaginativo, con menos capacidad de esfuerzo, menos cooperativo y con tendencia a pasar de todo.

¿Por qué sobreprotegemos? ¿Qué nos convierte en padres sobreprotectores?

No hay una sola respuesta a esta cuestión porque normalmente es una suma de muchos factores entre los que se incluyen sociales, personales y emocionales.

Por ejemplo, el tipo de sociedad en el que vivimos. Más visible en las grades ciudades en la que cada vez se tiende a vivir más encerrados en casa por miedo a que nos ocurra algo fuera de ella. Demasiados coches, ruidos, noticias de robos, reyertas, … junto con pocos parques y lugares al aire libre donde los niños puedan salir a correr, saltar, brincar y deshogarse influyen poderosamente en un estilo de crianza sobreprotector.

Otro factor que influye poderosamente es el retraso de la maternidad. Mamás y papás cada vez más mayores y con menos hijos tiene como consecuencia que nos volquemos en la crianza de ese hijo único, o como máximo en dos pequeños que ocupan todo nuestra atención, cuidados y . Recordemos que el número medio de hijos en España es de 1,31 (Fuente: España en cifras 2019, INE)

Estrechamente relacionado con el punto anterior está el hecho de los problemas de fertilidad consecuencia del retraso de la maternidad. Algo que sin duda hará que la llegada de ese bebé tan deseado, fruto de largos procesos médicos o de adopciones internacionales, se convierta en el centro de nuestra vidas y deseemos protegerle a toda costa de cualquier eventualidad.

El siguiente factor que incide en la forma de crianza sobreprotectora es, sin duda alguna, haber vivido alguna experiencia desagradable o traumática en la propia infancia o con nuestro propio hijo. Algo que nos empuja a tender a evitar cualquier situación que pueda suponer un riesgo o peligro real, potencial o imaginario. Pero no solo eso, también es muy probable que tendamos a evitar cualquier disgusto o contratiempo que pudiera causarle algún tipo de «daño» emocional.

Qué podemos hacer

Como ves, son muchos los factores que pueden llevarnos a usar un estilo parental sobreprotector, por lo que es fácil que caigamos en este error de crianza. Lo bueno es que podemos ir corrigiendo nuestra forma de educar a nuestros hijos. Un modo de hacerlo es hablar con otros padres y madres, con la escuela, con familiares y por supuesto con profesionales de la infancia.

Para que puedas profundizar más en este tema te recomiendo la lectura de este libro de Ediciones Porámide perteneciente a la colección Psicocuentos. Unos libros que nos ayudan a educar mejor a nuestros hijos ya que tratan diferentes temáticas relacionadas con la crianza y con la salud mental de los niños.

En breve podréis encontrar la reseña completa en el blog, pero considerando que la sobreprotección está causando profundos problemas en nuestros hijos os invito a adquirirlo y a investigar más sobre esta cuestión. Para ello os dejo también algunos de mis artículos publicados aquí y en otros medios.

Protección sí, sobreprotección no. Post en el blog Mamá Psicóloga Infantil.

10 características de los padres sobreprotectores. Publicado en Mamá Psicóloga Infantil

14 consecuencias de educar con sobreprotección. Otro artículo más en el blog.

Ni muy muy, ni tan tan. Articulo para el periódico La Reforma

La crianza sobreprotectora, un artículo publicado en BabyRadio

Madres panda: la moda de Silicon Valley para criar niños con éxito. Artículo de El País en el que doy mi opinión sobre algunos estilos de crianza.


Recuerda compartir en tus redes sociales si este post te ha parecido interesante o de utilidad, es posible que otros papás y mamás necesiten un poco de orientación en este sentido, de modo que si lo compartes me ayudarás a que pueda llegar a ellos. Pero antes de irte te dejo con los últimos artículos publicados en la sección Escuela de padres, quizás alguno de ellos sea también de tu interés y decidas quedarte un poco más conmigo. Si es así te agradezco tu tiempo y confianza.

La entrada El niño sobreprotegido, las consecuencias de la sobreprotección se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/el-nino-sobreprotegido-las-consecuencias-de-la-sobreproteccion/feed/ 0