Desarrollo Físico – Mamá Psicóloga Infantil https://www.mamapsicologainfantil.com Para padres y madres que buscan respuestas Thu, 30 Jan 2020 11:49:17 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.5.1 https://www.mamapsicologainfantil.com/wp-content/uploads/2020/03/cropped-MamáPsicólogaInfantil_303x400_vertical_sinFondo-32x32.png Desarrollo Físico – Mamá Psicóloga Infantil https://www.mamapsicologainfantil.com 32 32 Consejos para que la apariencia no afecte tanto a la autoimagen de las niñas https://www.mamapsicologainfantil.com/consejos-para-que-la-apariencia-no-afecte-tanto-a-la-autoimagen-de-las-ninas/ Tue, 08 Oct 2019 04:33:05 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=19645 Generalmente, las niñas se sienten bien con la forma como se ven pero a medida que crecen este sentimiento puede ir modificándose por diferentes factores. Hoy trataremos uno de ellos. El tamaño de los pechos y cómo este puede influir negativamente en la autoimagen de las niñas. Una de las principales cuestiones que llaman la […]

La entrada Consejos para que la apariencia no afecte tanto a la autoimagen de las niñas se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Generalmente, las niñas se sienten bien con la forma como se ven pero a medida que crecen este sentimiento puede ir modificándose por diferentes factores. Hoy trataremos uno de ellos. El tamaño de los pechos y cómo este puede influir negativamente en la autoimagen de las niñas.

Una de las principales cuestiones que llaman la atención de algunas niñas en su pubertad y más adelante en su adolescencia y juventud es el tamaño de los pechos de las mujeres que ven a su alrededor. Sobre todo en los medios de comunicación y canales de youtube. Un tema que como padres debemos saber tratar y orientar en caso que veamos cierta preocupación por la imagen corporal de nuestras pequeñas.

autoimagen de las niñas

Aspecto físico y autoimagen de las niñas

La imagen es parte importante en la vida de todos. Cuando nos sentimos y vemos bien, parece que nuestra autoestima aumenta y tenemos mayor seguridad en nosotros mismos. ¿Quién no se ha sentido alguna vez con el guapo subido y ha desplegado mejor sus recursos personales y habilidades sociales? Muchos de nosotros ¿Verdad? Ahora bien, tener buena salud en esta materia pasa por haber disfrutado de una infancia donde haber podido desarrollar un buen autoconcepto y una sana autoestima en este aspecto, sobre todo en el caso de las niñas.

El tamaño de los pechos es uno de los temas donde la sociedad se enfoca con mayor ahínco y esto hace parecer que sea indispensable para alcanzar el éxito. La realidad es que someterse a una operación aumento de pecho no tiene nada de malo, siempre y cuando se haga con una buena orientación y no como una acción para complacer el gusto de terceros.

Lo primero en este ámbito es considerar que cualquier tipo de cirugía debe ser administrada por profesionales. En el caso del aumento de pecho, los que se encargan de esta labor son los cirujanos plásticos. Pero además hace falta valorar todos los aspectos que estarán involucrados en este tema. De manera que no es nada a tomarse a la ligera.

Las operaciones de este tipo tienden a durar entre 1 y 1 hora 30 minutos, son hechas con anestesia general, se necesita un tiempo de recuperación de 2 semanas y si se ha hecho con profesionales de mucha experiencia y que utilicen equipos de buena calidad, los resultados se verán muy naturales y serán duraderos. A este tipo de trabajo se le conoce como mamoplastia.

La influencia de la televisión

Uno de los principales retos a los que se ven sometidos los padres de hoy, es a la influencia que tiene la televisión en la vida de sus hijos. Si bien es cierto que se han creado canales de televisión con programas infantiles muy orientados a la educación en valores y el aprendizaje, también están aquellos que no ejercen un papel tan positivo para su desarrollo.

Sin embargo, ni siquiera hace mucha falta que se dediquen a ver telenovelas o películas, pues es bastante fácil darse cuenta (incluso para ellos) sobre el prototipo de mujer que domina la escena dentro de las películas, series, etcétera; siempre hermosas, con buenos pechos y buen cabello.

Lo lógico es que esto vaya creando una percepción distorsionada y errada del conjunto de la población que habita en este planeta y de cómo serán ellas cuándo crezcan. Si no se genera una orientación adecuada, los efectos negativos de esta idea podrían ser devastadores a nivel emocional a lo largo de su desarrollo-

El interés por “corregir” desperfectos

Llegadas a cierta edad, las niñas empezarán a sufrir evidentes cambios a nivel corporal, les llegará la menstruación, y con ella, el paso del cuerpo de niña a uno más formado estilo mujer. Algunas niñas alcanzan esta etapa pasados los 12 años, pero a algunas otras les toca afrontarlo incluso desde los 6 o 7 años (aunque no es lo más frecuente). Lo común es llegar a la pubertad entre los 9 y 12 años. Este es el momento en el que la autoimagen de las niñas va a empezar a cambiar.

A partir de este momento, la aceptación social se vuelve más necesaria y los pequeños «defectos» que se posean se empezarán a percibir con mayor fuerza. De ahí que se interesen por buscar información sobre los procesos quirúrgicos que pueden ayudar a corregir esos puntos que les disgustan.

En caso de que mamá esté planificando realizarse algún procedimiento, como una elevación de pecho, valdría la pena incluir a las niñas en estos preparativos y explicar de forma correcta y ajustada a su edad que es un asunto que se hace por interés personal de forma exclusiva o por alguna cuestión de salud, pero no por hacer felices a otros.

También se les puede hablar sobre que éste es un procedimiento quirúrgico que busca recolocar las glándulas mamarias y eliminar la piel que haya quedado sobrante por una acción normal de la flacidez, y que se hace cuando ya se es adulta, siempre buscando la mejor atención médica.

Es buena idea darles la advertencia de que para realizarse este tipo de procedimientos hay que gozar de muy buena salud y someterse a exámenes previos para asegurar que todo marcha bien. Además, como cualquier operación, se debe pasar por un proceso de recuperación adecuado para asegurar una buena salud y un buen resultado en el procedimiento.

Pautas para asegurar una buena autoestima en las niñas

Reforzar la autoestima de las niñas es una actividad que corresponde a las personas adultas que tengan alguna relación con ellas, principalmente es una labor que corresponde a sus padres.

Los especialistas en la materia recomiendan trabajar con mucho esmero los siguientes puntos:

  • El valor de la persona qué es y no de lo que tiene. Esto se refuerza a través de mensajes y acciones que demuestren que se tiene confianza en ella y que todo lo que se proponga lo puede obtener.
  • La necesidad de amor en todo el camino. Sin importar la edad, sentirnos amados es una necesidad, pero en los niños esto es aún más importante para asegurar buena estabilidad emocional.
  • La planificación de retos y las felicitaciones tras la superación. Motivarlos a tener metas y apoyarles a cumplirlas es una de las acciones que puede ayudar a nutrir mucho más su autoestima y a mejorar el autoconcepto. Complementar esto con felicitaciones por superarlos ayuda mucho más, aunque debe hacerse con palabras apropiadas, sin que parezca exagerado.

El control sobre el tema de la perfección. Esto apunta al tema físico que tratamos, pero también a todas las demás áreas. Así como una niña no necesita crecer pensando que el pecho de 90 cm es el único que vale, tampoco debería hacerlo pensando que el 10 es la única nota que puede obtener en el colegio.

La base para una buena salud psicológica parte desde la infancia. Desear retocar alguna zona del cuerpo, como el pecho, no tiene nada de malo, pero hay que asegurarse que se siga la ruta más segura para hacerlo, pues no sólo es una cuestión de daño emocional, sino que puede volverse un problema de salud serio si se hace bajo malas praxis médicas.


Recuerda compartir en tus redes sociales si este post te ha parecido interesante o de utilidad. Es posible que otros papás y mamás necesiten un poco de orientación en este sentido, de modo que si lo compartes me ayudarás a que pueda llegar a ellos. Pero antes de irte te dejo con los últimos artículos publicados en la sección Escuela de padres, quizás alguno de ellos sea también de tu interés y decidas quedarte un poco más conmigo. Si es así te agradezco tu tiempo y confianza.

La entrada Consejos para que la apariencia no afecte tanto a la autoimagen de las niñas se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Psicomotricidad fina infantil. ¿Qué es y cómo trabajarla? https://www.mamapsicologainfantil.com/psicomotricidad-fina-infantil-que-es-y-como-trabajarla/ Tue, 25 Sep 2018 12:15:07 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=14889 La edad clave para empezar a trabajar la psicomotricidad fina son los 4 años. Es en este punto cuando el peque ya tiene una mayor destreza para realizar las actividades más complicadas.

La entrada Psicomotricidad fina infantil. ¿Qué es y cómo trabajarla? se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
psicomotricidad fina

Seguro que, si eres mamá, has oído hablar de la palabra ‘psicomotricidad’. Y es que, a las mamás de hoy en día, nos atosigan con un sinfín de términos de los que no hemos oído hablar nunca. Tienes que saber que en psicomotricidad, existen dos tipos: la psicomotricidad fina y la gruesa. Aquí me voy a centrar en la primera de ellas.

He utilizado muchas fuentes para desarrollar este artículo, pero me ha gustado especialmente este artículo de Madre Millennial con ideas para estimular la psicomotricidad infantil a través de ejercicios, juegos y fichas.

Y dicho esto, a continuación te cuento toda la información que he recopilado sobre la psicomotricidad fina en niños y las actividades y juegos que podemos utilizar para estimularla:

Pero ¿qué es exactamente la psicomotricidad fina infantil?

Es aquella en la que se coordina el movimiento de las distintas partes del cuerpo del bebé. Se trabaja con actividades que se realizan con las manos y que requieren de precisión y coordinación. Este trabajo se recomienda hacerlo desde bebés ya que así conseguiremos que en su edad adolescente y adulta, pueda tener un perfecto control de su cuerpo.

En el caso de los bebés, suele realizarse a partir del año ya que es cuando, como sabrás, empiezan a mover sus manitas pintando, moviendo objeto o, incluso, tentando a la coordinación por él mismo. Eso sí, en las actividades que tú realices con él, te tienes que asegurar de que no sean con movimientos largos ya que no conseguirá mejorar esa precisión de la que hablábamos antes.

Debes tener en cuenta que siempre tienes que ir avanzando un punto más la dificultad de las tareas que realices con tu bebé para que siempre supongan un reto para él. Al final, se trata de que el bebé vaya avanzando según va creciendo y, para ello, los ejercicios tienen que ir subiendo de nivel. Así, conseguirás que vaya creciendo al igual que lo hacen sus capacidades y habilidades.

La edad clave para empezar a trabajar la psicomotricidad fina son los 4 años. Es en este punto cuando el peque ya tiene una mayor destreza para realizar las actividades más complicadas. De hecho, se recomienda empezar cuanto antes para evitar problemas relacionados con la estructura como la disgrafía.

A continuación, te cuento cómo puedes potenciar la psicomotricidad fina en tu bebé. Ya verás que son ejercicios súper fáciles en los que, además, ¡pasarás un rato genial con él!

Psicomotricidad fina para niños, actividades para desarrollarla

He escogido para ti unas actividades sencillas que, como verás, puedes hacer tranquilamente en casa con muy pocos materiales o, incluso, sin ellos. No solo ayudarán a tu bebé a potenciar su psicomotricidad, sino que también serán divertidas para ambos.

Ejercicios

  1. Plastilina. Es, sin duda, la estrella. Y es que ¿a qué niño no le gusta jugar con ella? Deja que se divierta haciendo las figuras que quiera. Solo con el hecho de amasarla, ya conseguirás mejorar su destreza con las manos. Además, construyendo distintas figuras, ayudarás a que de rienda suelta a su creatividad.
  2. Creando esculturas. Para este juego necesitaréis nubes de chucherías (lo mejor es que luego os las podréis comer) y palillos. Lo que hay que hacer es bastante sencillo. Dale libertad a tu hijo o hija para que haga las esculturas que el quiera. Deja que su imaginación vuele alto y se empeñe en crear esculturas complicadas para él.
  3. Marionetas. Es otra de las actividades que a los niños les encanta y con la que se utilizan distintos materiales que el niño tiene que tocar y manejar. ¡Y como resultado consigue un juguete! Echa un vistazo a esta guía de cómo hacer una marioneta de fieltro de Aprendiendo con Julia.

Juegos

  1. Vamos a pescar. ¿Recuerdas ese juego de pescar pececitos al que jugabas en la feria de pequeña? Pues bien, ahora vamos a pescar tapones. Vale, no me he vuelto loca y ahora lo entenderás todo. Vas a necesitar tapones de botellas o garrafas y dos palillos de los que se utilizan para comer comida china. El juego consiste en que tu peque tiene que ‘cazar’ cada uno de los tapones con la ayuda de las pinzas. Verás como al principio le es complicado porque seguramente se le van a escapar, pero poco a poco con insistencia, irá aprendiendo a mejorar el movimiento con los palos y conseguirá cogerlos todos.
  2. Juega con pompones. Ahora necesitarás pinzas de cubiteras, cuatro vasos de plástico y pompones de 4 colores. El juego trata en que tu peque tendrá que poner de la forma más rápida que pueda cada uno de los pompones en su cesto correspondiente con la ayuda de las pinzas. Es decir, separarlos por colores. Verás como cada vez lo hace en menos tiempo.
  3. Gomas elásticas. Para este juego tan solo necesitas dos cartones de rollo de papel higiénico y gomas elásticas de colores. Lo que tienen que hacer es súper sencillo, ir poniendo las gomas alrededor del tubo. Puede parecerte una tontería, pero así ganará en fuerza con sus manitas y aprenderá a coordinar el espacio. Para hacerlo más divertido, puedes ir diciéndole los distintos colores para que los vaya poniendo de forma rápida en el color que tú le digas. Así, potencias también que aprenda los colores.

Fichas

  1. Diviértete con pegatinas. Necesitarás pegatinas y una cartulina de color o blanca. Aquí, tendrás que dibujar tú una serie de figuras como, por ejemplo, estrellas, corazones o círculos. Se trata de que tu peque vaya pegando las pegatinas siguiendo la forma de las figuras que tú has realizado. Aquí, tu peque trabaja sus deditos cada vez que tiene que despegar una pegatina y ponerla correctamente en su sitio.
  2. Sigue la línea de puntos. Para esta actividad puedes encontrar las fichas directamente en Internet. Seguro que tú, de pequeña, ya lo has hecho. Son estas figuras que están hechas a base de puntos y que tu peque tiene que ir uniendo hasta crear el dibujo final. Te suena, ¿verdad? Uniendo los puntos conseguirás que coordine sus movimientos a la vez que se entretiene pensando qué dibujo va a salir de ahí. Funciona muy bien con animales o con personajes que le gusten.

¿Ves? Ya te había dicho que las actividades eran súper fáciles. Recuerda que potenciar la psicomotricidad fina de tu bebé es indispensable en sus primeros meses/años de vida. Con estos ejercicios podrás hacerlo de una forma divertida. ¿Por cuál vas a empezar?


Si este post te ha parecido interesante te invito a compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a otros papás y mamás interesado en estos temas. Pero antes de irte permíteme que te deje mis últimas 10 entradas en la sección de Desarrollo Cognitivo. Quizás alguno llame tu atención y decidas quedarte un poco más conmigo. Si es así, te agradezco el tiempo y la confianza depositadas en mi.

La entrada Psicomotricidad fina infantil. ¿Qué es y cómo trabajarla? se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Niños de 6 a 7 años https://www.mamapsicologainfantil.com/ninos-de-6-a-7-anos-como-son-piensan-y-sienten/ Wed, 31 Jan 2018 10:28:54 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=12804 Alegres, divertidos, atrevidos, inexpertos pero ansiosos de libertad. Así son en general los niños de entre 6 y 7 años. Cierto, cada niño es único y especial. Cada uno de ellos es diferente pero, sin embargo, podemos enumerar algunas características generales que definen a estos niños de 6 a 7 años que llenan de risas […]

La entrada Niños de 6 a 7 años se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Alegres, divertidos, atrevidos, inexpertos pero ansiosos de libertad. Así son en general los niños de entre 6 y 7 años. Cierto, cada niño es único y especial. Cada uno de ellos es diferente pero, sin embargo, podemos enumerar algunas características generales que definen a estos niños de 6 a 7 años que llenan de risas y carcajadas, aunque también de rabietas y pataletas, tantos y tantos hogares.

niños de 6 a 7 años

De esto hablamos hoy, de niños pequeños aún, y lo hacemos siguiendo la línea de otros posts en los que hemos hablado de las características evolutivas de los niños y niñas de 4 a 5 años o de los de 5 a 6 años.

Consideraciones previas

Quiero encuadrar el tema empezando con algo que debemos tener en cuenta por la importancia que tiene. Quisiera dejar muy claro que como padres no debemos agobiarnos en exceso si tras leer este post vemos que nuestro hijo no cumple con alguna de las características que aquí nombraré. Como padres, educadores o profesionales que trabajamos con niños debemos tener muy presente que cuando hablamos de niños y niñas de entre 6 y 7 años, al igual que cuando lo hacemos al hablar de otras etapas, nos referimos a los aspectos generales y más comunes de este período, es decir de aquellos que suelen compartir la gran mayoría de ellos.

Algunos niños tardan un poquito más que otros en adquirir ciertas habilidades pero, en principio entra dentro de la curva de la normalidad. Como estamos hablando de niños pequeños que aún están en pleno proceso de desarrollo físico, emocional, cognitivo y psicológico es muy  posible que nos encontremos con una amplia variedad repertorios conductuales. Por ejemplo podemos observar un niño con un lenguaje muy desarrollado pero con pocas habilidades sociales, otro con una excelente adquisición de la lectoescritura pero torpe operando matemáticamente. En todo caso, no hay que preocuparse en exceso porque en esta etapa esto es normal, debemos tener en cuenta que su desarrollo cognitivo, emocional y social aún está en pleno proceso.

Conocer cómo son nuestros hijos en cada una de sus etapas evolutivas nos permitirá educar de un modo más tranquilo y relajado, puesto que tendremos más referencias de lo que podemos esperar de ellos y hasta dónde podemos exigir. Muchas veces, educar es difícil por esta falta de conocimiento que tenemos de nuestros hijos.

Dicho esto vamos a ver un poco diferentes aspectos como los motrices, cognitivos, lingüísticos y emocionales.

Desarrollo físico y motriz del niño entre los 6 y 7 años

En esta etapa seguimos hablando de niños con mucha energía a los que les gusta jugar y moverse, ir de aquí para allí, y explorar su entorno. En términos generales destacamos:

  • Una mejora en la coordinación.
  • Su psicomotricidad fina y coordinación sigue mejorando, puede escribir y manipular mejor los objetos.
  • Generalmente hace mucho ruido, necesita actividades que involucren acción.

Desarrollo cognitivo

En términos generales el niño en esta edad va a lograr realizar las siguientes operaciones intelectuales:

  • clasificar objetos en categorías (color, forma, etc.), cada vez más abstractas;
  • ordenar series de acuerdo a una dimensión particular (longitud,peso, etc.);
  • trabajar con números;
  • comprender los conceptos de tiempo y espacio;
  • distinguir entre la realidad y la fantasía;

La memoria del niño de 6 años va perfeccionándose: adquiere mayor capacidad, mejor organización y por tanto la calidad de lo que recuerda es mayor. Esta mejora en uno de los procesos cognitivos básicos, la memoria,  le permitirá adquirir nuevos aprendizajes imprescindibles para su futuro personal, académico y social.

El lenguaje entre los 6 y 7 años

En esta etapa los niños ya dominan un repertorio de palabras muy ámplio. Comprenden alrededor de unas 20.000. La lectura diaria permitirá ir ampliando este abanico y enriquecerlo.

Sus habilidades lingüísticas (habilidades que permiten comunicarnos) tanto receptivas (escuchar y leer) como expresivas (hablar y escribir) mejoran día a día. Esta mejora le permite iniciar el pensamiento abstracto, aunque éste no se conseguirá hasta mucho más adelante, aproximadamente a los 12 años.

Es importante que los padres les ayudemos a mejorar día a día en su proceso de adquisición de la lectura, ofreciéndoles libros adecuados a su edad y nivel lector.

A nivel conductual y emocional

A esta edad, entre los 6 y 7 años, tiene lugar un gran salto hacia adelante en el desarrollo de la personalidad. Al igual como ocurría sobre los 2 años, cuando hablamos de la pequeña adolescencia o de los terribles 2, a los 6 vuelve a producirse una fase similar de reafirmación de la personalidad.

Podemos observar este tipo de conductas a lo largo de este periodo de :

  • No acepta la autoridad.
  • Quiere imponer su voluntad sobre los demás, en caso de no conseguirlo, suele revelarse.
  • Responde con un «no» a prácticamente todo lo que se le propone.
  • Desafía los límites para saber hasta dónde puede llegar.
  • Actúa de forma caprichosa.
  • Pasa de la risa al llanto con mucha facilidad, es lo que solemos llamar labilidad emocional.
  • Se muestra inquieto, movido, hiperactivo, ….

Todas estas conductas que nos suelen preocupar son propias de esta edad y se deben al desarrollo de su sistema nervioso. Su cerebro, en constante crecimiento y evolución, necesita todavía más tiempo para madurar y lograr que funciones ejecutivas como la atención, concentración, planificación o control de los impulsos le permitan estar más tiempo centrados en una tarea o comprender mejor el mundo que les rodea.

Si deseas formarte más en esta etapa te recomiendo este curso de la Universidad de Padres en la que podrás profundizar mucho más.


Si este post te ha parecido interesante y de utilidad te invito a compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a más personas, que como tú, están interesadas en conocer un poco más a sus hijos. Pero antes de irte permíteme que te sugiera otros artículos que he escrito en la sección Desarrollo.

La entrada Niños de 6 a 7 años se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
4 razones por las que un triciclo puede ser vital para el desarrollo psicomotor https://www.mamapsicologainfantil.com/4-razones-por-las-que-un-triciclo-puede-ser-vital-para-el-desarrollo-psicomotor/ Mon, 08 Aug 2016 13:38:44 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=9320 Seguro que a tu peque le encanta moverse y aprender, hoy te damos 4 razones por las que un triciclo puede ser vital para su desarrollo psicomotor gracias a smarTrike™. El desarrollo psicomotor de los niños juega un papel fundamental en el posterior progreso de las habilidades básicas de aprendizaje. Muchas veces, cuando salimos a […]

La entrada 4 razones por las que un triciclo puede ser vital para el desarrollo psicomotor se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Seguro que a tu peque le encanta moverse y aprender, hoy te damos 4 razones por las que un triciclo puede ser vital para su desarrollo psicomotor gracias a smarTrike™.

El desarrollo psicomotor de los niños juega un papel fundamental en el posterior progreso de las habilidades básicas de aprendizaje.

Muchas veces, cuando salimos a la búsqueda de productos para los más pequeños, no reparamos en las consecuencias positivas o negativas que este acto puede tener. De hecho, algo que a simple vista parece tan anecdótico, puede cambiar por completo la vida y el desarrollo futuro de tu hijo.

El uso de triciclos ha supuesto un punto de inflexión en el desarrollo psicomotor, pues a los tres años la mayoría de los niños ya suben al triciclo, y una nueva fase del desarrollo psicomotor comienza a construirse. Es por ello que hoy smarTrike™, la empresa de triciclos líder en el mundo, te trae las 4 razones fundamentales por las que un triciclo puede ser vital en el correcto desarrollo psicomotor. Vamos a verlas

4 razones fundamentales por las que un triciclo puede ser vital en el correcto desarrollo psicomotor

1. El movimiento que el niño realiza cuando monta en un triciclo influye directamente sobre su organización psicológica, y por ello, a través de la estimulación psicomotriz, dirigida o vivenciada, se fomenta su óptimo desarrollo global.

2. Poco a poco, estos movimientos comenzarán a forjar el desarrollo psicomotor del niño, lo que posteriormente influirá en el progreso de las habilidades básicas de aprendizaje, desde la capacidad para mantener la atención, la coordinación visomotora (habilidad para poder plasmar sobre el papel aquello que pensamos o percibimos) o la orientación espacial. Siendo todos estos aspectos claves de cara al posterior desarrollo de la lectura y la escritura.

3. A partir de ahí, la meta está en que el niño consiga el control y dominio del propio cuerpo, hasta ser capaz de sacar de él todas las posibilidades de acción y expresión que a cada uno le sean posibles, lo cual implica un componente externo o práxico (la acción o movimiento) y un componente interno o simbólico (la representación del cuerpo y sus posibilidades de acción).

4. Además, el uso del triciclo y por ende el consecuente desarrollo que se construye, hace que el niño, con sus potencialidades genéticas que van madurando, y la intervención de facilitadores ambientales, vaya creando su propia identidad. Podría decirse que se construye a sí mismo a partir del movimiento. Su desarrollo va del acto al pensamiento, de la acción a la representación, de lo concreto a lo abstracto. Y en todo el proceso, se va desarrollando una vida de relación, de afectos, de comunicación, que se encarga de dar tintes personales a ese proceso del desarrollo psicomotor individual.

About smarTrike:

• smarTrike™ es la empresa de triciclos líder en el mundo.
• Tienen una amplia gama de productos que varían en función de la edad del niño.
• smarTrike™ fue galardonado con el prestigioso Pick Award de Dc.Toy en el 2011, por ser reconocida como una compañía que desarrolla la confianza y las habilidades motoras de los niños.
• Actualmente, en Reino Unido, cada minuto que pasa un niño nuevo posee su smarTrike™, y cada 21 segundos se vende una nueva unidad.
• smarTrike™ tiene su propia tecnología patentada Touch Steering®

La entrada 4 razones por las que un triciclo puede ser vital para el desarrollo psicomotor se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Mía se hace mayor. Un libro para niñas preadolescentes. https://www.mamapsicologainfantil.com/mia-se-hace-mayor-un-libro-para-ninas-preadolescentes/ https://www.mamapsicologainfantil.com/mia-se-hace-mayor-un-libro-para-ninas-preadolescentes/#comments Thu, 09 Jun 2016 18:44:50 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=9178 Hoy destacamos un excelente libro que explica de forma muy clara y gráfica los cambios físicos, hormonales y emocionales de la pubertad en las niñas. Mía se hace mayor es un libro dirigido a niñas preadolescentes, pero que también pueden leer sus hermanos, primos o compañeros de cole para saber más sobre la pubertad de las […]

La entrada Mía se hace mayor. Un libro para niñas preadolescentes. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Hoy destacamos un excelente libro que explica de forma muy clara y gráfica los cambios físicos, hormonales y emocionales de la pubertad en las niñas. Mía se hace mayor es un libro dirigido a niñas preadolescentes, pero que también pueden leer sus hermanos, primos o compañeros de cole para saber más sobre la pubertad de las niñas. Yo lo aconsejo sin lugar a dudas.

MIA-SE-HACE-MAYOR

Mía se hace mayor, está escrito por Mònica Peix, endocrinóloga y pediatra, e ilustrado magníficamente por Cristina Losantos. De un modo dinámico, divertido y sencillo la autora explica a través de la protagonista, Mía, todos los cambios que la transformarán de niña a adolescente.

Dirigido especialmente a niñas que están justo en ese momento de iniciar el tránsito de la niñez a la adolescencia llamado pubertad. Mia se hace mayor, cuenta la historia de una pequeña niña que se está cambiando, una niña de 9 años y medio que empieza a notar cómo su cuerpo se modifica poco a poco.

Mía tiene nueve años y medio e inicia la extraordinaria aventura de hacerse mayor. Con ella y sus amigas descubriremos qué cambios experimenta el cuerpo de una niña durante el proceso llamado pubertad. La pediatra de Mía contestará a todas las preguntas que se le plantean sobre por ejemplo los pechos, los sostenes, depilarse, comer, dormir, tener la regla o cómo utilizar tampones y compresas.

Mía se  hace mayor es un excelente libro, que Mamá Psicóloga Infantil recomienda porque con sus aproximadamente 20 páginas será de gran ayuda no solo a niñas preadolescentes si no también a sus madres y padres. Recordad: hacerse mayor no es malo, todo lo contrario es genial para nuestras hijas y cuantas más cosas sepan mejor, más preparadas y más seguras se sentirán. Afrontar esta etapa con información veraz evitará que nuestras hijas busquen respuestas en otros medios, fuentes que probablemente las confundan.


Si esta reseña te ha parecido útil e interesante te invito a compartirla en tus redes sociales para que pueda llegar a más padres y madres que, como tú, se interesan en educar a sus hijos proporcionándoles la mejor de las informaciones.

Pero antes de irte permíteme que te deje mis últimos 10 post en la sección Adolescencia. Quizás alguno de ellos te llame la atención y decidas quedarte un rato más conmigo. Si es así te agradezco tu interés y el tiempo que has depositado en mi.

La entrada Mía se hace mayor. Un libro para niñas preadolescentes. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/mia-se-hace-mayor-un-libro-para-ninas-preadolescentes/feed/ 2
La obligación de jugar. https://www.mamapsicologainfantil.com/la-obligacion-de-jugar-de-los-ninos/ https://www.mamapsicologainfantil.com/la-obligacion-de-jugar-de-los-ninos/#comments Tue, 17 Mar 2015 08:13:53 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=3555 Los niños tienen la obligación de jugar. Sí, es una obligación que jueguen porque tengan la edad que tengan nuestros hijos, la verdad, es que necesitan jugar para aprender. El juego cumple una función absolutamente primordial en el desarrollo físico, emocional y relacional de todo niño o niña. El juego es una actividad para la que […]

La entrada La obligación de jugar. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
obligación de jugar

Los niños tienen la obligación de jugar. Sí, es una obligación que jueguen porque tengan la edad que tengan nuestros hijos, la verdad, es que necesitan jugar para aprender.

El juego cumple una función absolutamente primordial en el desarrollo físico, emocional y relacional de todo niño o niña.

El juego es una actividad para la que el niño siempre está dispuesto, de hecho hay días en lo que parece que esté todo el día jugando. Los niños ven una oportunidad de juego en todo y, esto que a la vez es bueno para ellos a nosotros, los adultos, nos crispa un poco porque solemos pensar que no tenemos tiempo para «tonterías». Si paramos un momento y observamos a nuestros hijos, nos daremos cuenta que lo que para nosotros son «tonterías» para ellos es puro aprendizaje. Veámoslo.

Los niños tienen la obligación de jugar porque:

  • desarrollan su psicomotricidad gruesa y fina,
  • incrementan sus habilidades verbales y relacionales,
  • progresan cognitivamente haciéndoles más competentes,
  • establecen relaciones de amistad,
  • aprenden a perder, frustrarse y superarse,

En definitiva los niños necesitan jugar tanto como dormir o comer, es una función básica y primordial para su desarrollo, por tanto debemos verlo como una necesidad o una obligación de jugar .

Dejemos de decir frases del estilo «deja de jugar y empieza a hacer algo útil» porque en realidad ya lo está haciendo. En caso que por jugar deje de hacer otras cosas como los deberes será cuestión de que organicemos mejor el tiempo, pero nuestro hijo debe jugar cada día.

¡Ojo con los niños que no quieren jugar! Cuidado con los niños que no quieren dedicar tiempo al juego y que solo quieren leer, estudiar o ver la tele. Hay que estimularles para que salgan y correteen por el parque, que desarrollen su juego simbólico y que se expandan.

Los niños tienen la obligación de jugar y los padres la obligación de dar al juego la importancia real que tiene. Si nuestros hijos nos piden que juguemos con ellos, hagámoslo, ellos nos requieren en sus juegos porque es un modo de decirnos que les gusta compartir tiempo y actividades con nosotros. Aunque es cierto que los niños también necesitan jugar solos, recordemos que a través del juego los padres podemos ejercer una importante labor educativa, educando en valores y en el control de las emociones y enriqueciendo el vocabulario de nuestros hijos.

Si, los niños tienen la obligación de jugar, se trata de un derecho de la infancia y de un deber de los adultos el  permitirles el tiempo, el lugar y el espacio para hacerlo. No lo olvidemos.

Si esta reseña te ha resultado útil te invito a compartirla en tus redes sociales para que pueda llegar a un mayor número de personas interesadas en esta temática. Sin embargo, antes de irte te dejo con mis últimas entradas, es posible que alguna de ellas te llame la atención y decidas quedarte un tiempo más conmigo. Si es así te agradezco la confianza y el tiempo que me dedicas.

Foto http://www.shutterstock.com/

La entrada La obligación de jugar. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/la-obligacion-de-jugar-de-los-ninos/feed/ 1
Cómo enseñar a mi hijo a usar el baño. https://www.mamapsicologainfantil.com/como-ensenar-a-mi-hijo-a-usar-el-bano/ https://www.mamapsicologainfantil.com/como-ensenar-a-mi-hijo-a-usar-el-bano/#comments Mon, 19 Jan 2015 17:42:14 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=2923 Este es un momento esperado por todo los padres. El pequeño comienza a ser más independiente y puede realizar cosas por sí solo. Es necesario un entrenamiento de unos meses para obtener buenos resultados, así que debemos ser pacientes. Gracias a www.maternidadfacil.com os explico cómo enseñar a nuestros hijos a usar el baño. Lo primero […]

La entrada Cómo enseñar a mi hijo a usar el baño. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Este es un momento esperado por todo los padres. El pequeño comienza a ser más independiente y puede realizar cosas por sí solo. Es necesario un entrenamiento de unos meses para obtener buenos resultados, así que debemos ser pacientes. Gracias a www.maternidadfacil.com os explico cómo enseñar a nuestros hijos a usar el baño.
funny child girl reading newspaper on chamberpot
Lo primero que debemos hacer es esperar a que el niño esté preparado y tu tengas el tiempo suficiente para enseñarlo a diario.

Hay algunas señales que te pueden indicar que tú hijo está listo para ir al baño y comenzar a dejar de usar pañales. Son las siguientes:

  • El niño te avisa cuando su pañal está sucio o mojado.
  • Comienza a mostrar interés por el inodoro u orinal.
  • Es capaz de entender y seguir instrucciones básicas.
  • Si el pañal está sucio o mojado se siente incómodo.
  • Se mantiene seco durante períodos de dos horas o más durante el día.
  • Cuando se despierta de la siesta tiene el pañal seco.
  • Puede bajar y subir sus pantalones de forma autónoma.
  • Estas señales comienzan a darse cuando el niño tiene de 18 a 24 meses de edad. Sin embargo, hay muchos casos en los que los niños necesitan pañales hasta los 3 años.

Cómo preparar a tú hijo.

  • Permite que el niño esté presente cuando vayas al baño y haz que se sienta cómodo en este espacio. Los hijos aprenden por imitación y es importante que vea como  lo hacemos para que ellos lo repitan.
  • Cuando se den las primeras señales, compra un orinal y una tapa para adaptar el inodoro al niño, más adelante. Es importante, que se familiarice con estos elementos para que comience a usarlos con naturalidad.
  • El pequeño se puede sentar con ropa en el orinal, para que vaya practicando como sentarse y comience a entender su uso. Pero nunca, debes obligar al niño a que pase tiempo sentado en el orinal.
  • Después de que se haya sentado varias veces con ropa, trata que lo haga sin ropa y sin pañal.
  • El siguiente paso consiste en mostrarle al niño como se usa el orinal. Para ello, podemos colocar las heces del pañal en el orinal y luego tirarlas al inodoro. Deje que su hijo tire de la cisterna y vea como desaparecen las heces en el inodoro.

Cómo enseñar al niño a usar el baño.

Cuando tu hijo se sienta cómodo al estar sentado en el orinal y esté familiarizado con el uso de la cisterna, podremos enseñarle como debe usar el baño.

Es fundamental, que el niño tenga pantalones que pueda quitarse él solo.

Empezaremos colocando al pequeño en el orinal siempre que solicite ir al baño. Normalmente, los niños a esta edad dejan de hacer cualquier actividad que estén realizando para orinar o evacuar.

La mayoría de los niños tienen una evacuación intestinal una vez al día y está es más frecuente después de comer. El número de veces que orinan es mayor y suele ser una hora después de haber tomado alguna bebida. Intenta que se siente en el orinal después de comer.
Además, de las veces que el pequeño solicite ir al baño, puedes crear una rutina y colocar al niño en el orinal en intervalos de entre 1 y 2 horas.

Permanece en el baño con tu hijo, hablar con él o leerle puede hacer que se relaje y facilite la tarea. Es necesario que seamos pacientes, así que no nos mostremos enfadados si el niño no hace nada.
Cuando el niño haya aprendido a usar el orinal, se puede comenzar a usar la tapa adaptada al inodoro y una pequeña escalera para que pueda subir sin problemas.
Es habitual, que los niños se orinen encima durante los primeros meses de entrenamiento. Algunas veces, los pequeños se involucran mucho en las actividades y se olvidan de que tienen que ir al baño. Por eso, es importante crear una rutina en la que el niño se siente de forma regular durante unos minutos en el orinal.

Este entrenamiento puede durar entre 3 y 6 meses para que nuestro hijo comience a usar el baño durante el día. Por la noche es necesario más tiempo y necesitará usar pañales.

Es importante que seamos pacientes y le dediquemos el tiempo necesario. Si después de unos meses el pequeño no ha aprendido a ir al baño, es muy probable que aún no esté preparado.

Más información relacionada con cómo enseñar a un niño a ir al baño.

La entrada Cómo enseñar a mi hijo a usar el baño. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/como-ensenar-a-mi-hijo-a-usar-el-bano/feed/ 2
A mi hijo se le cae el primer diente de leche ¿Vendrá el Ratoncito Pérez? https://www.mamapsicologainfantil.com/a-mi-hijo-se-le-cae-el-primer-diente-de-leche-vendra-el-ratoncito-perez/ https://www.mamapsicologainfantil.com/a-mi-hijo-se-le-cae-el-primer-diente-de-leche-vendra-el-ratoncito-perez/#comments Thu, 08 Jan 2015 06:44:31 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=2782 A mi hijo se le cae el primer diente de leche ¿Vendrá el Ratoncito Pérez? ¿Dejará algo a cambio del diente, una moneda, un regalito, una carta? ¿Qué pasa cuando a tu hijo se le cae el primer diente de leche? ¿Cree en este personaje fantástico o en el hada de los dientes? ¿Lo está […]

La entrada A mi hijo se le cae el primer diente de leche ¿Vendrá el Ratoncito Pérez? se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
A mi hijo se le cae el primer diente de leche ¿Vendrá el Ratoncito Pérez? ¿Dejará algo a cambio del diente, una moneda, un regalito, una carta? ¿Qué pasa cuando a tu hijo se le cae el primer diente de leche? ¿Cree en este personaje fantástico o en el hada de los dientes? ¿Lo está viviendo como algo emocionante y se siente especial?

caida dientes leche

Los dientes de leche empiezan a caer sobre los 5 o 6 años. Es un momento que los niños viven con especial emoción ya que esperan que el Ratoncito Pérez o el Hada de los dientes o simplemente los padres les premien o feliciten por ello. Es un momento de transición, un momento en el que se empiezan a hacer mayores, nuestros hijos lo viven así y nosotros también. Lo queramos o no crecen y esto es un signo evidente de que una etapa finaliza y empieza otra.

Los dientes de leche y el Ratoncito Pérez ¿Por qué de esta tradición?

El ratoncito Pérez o el Hada de los dientes u otras tradiciones rodean la caída del primer diente de leche. Se trata de tradiciones que pretenden tranquilizar a los niños ante su primer diente caído. Ante esta perspectiva, una moneda o un regalito por un diente, el dolor por la pérdida es más llevadero.

En países hispanohablantes el Ratoncito Pérez es el encargado de recoger el diente que nuestro hijo dejará bajo la almohada la noche en la que su diente caiga. En otros países se siguen tradiciones similares. Por ejemplo, el hada de los dientes es el personaje a quien se le confía realizar la misma acción en los países anglosajones o de habla inglesa. Esta tradición ampliamente extendida adopta formas diferentes según las culturas, en cada país, en cada lugar hay un personaje encargado de realizar la importante misión de recoger los dientes de leche de nuestros pequeños.

Creer en estos personajes o no y continuar con la tradición y la ilusión que a un niño le causa perder un diente y recibir algo a cambio pertenece a cada familia. Pero lo cierto es que durante la infancia la magia, la ilusión y la imaginación tienen un efecto muy poderoso en la vida de nuestros hijos. Estos personajes ayuda a superar el miedo a perder los dientes definitivamente y calma el dolor físico y emocional que sienten. Claro que muchos padres creen que no deben engañar a sus hijos con estas cosas, pero más que un engaño lo consideramos (quienes continuamos con estas tradiciones) un modo de renovarla ilusión y la magia. Recordemos que los niños son niño una sola vez y que estos momentos no volverán a producirse jamás.

 

Foto cortesía http://www.freepik.es/

La entrada A mi hijo se le cae el primer diente de leche ¿Vendrá el Ratoncito Pérez? se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/a-mi-hijo-se-le-cae-el-primer-diente-de-leche-vendra-el-ratoncito-perez/feed/ 2
Psicomotricidad fina ¿Qué es? https://www.mamapsicologainfantil.com/psicomotricidad-fina-que-es/ https://www.mamapsicologainfantil.com/psicomotricidad-fina-que-es/#comments Wed, 12 Nov 2014 09:59:42 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=634 Se llama psicomotricidad fina a la coordinación de movimientos de las distintas partes del cuerpo con precisión, por ejemplo realizar la pinza con los dedos de las manos, enhebrar  o abrochar un botón. Estas habilidades de psicomotricidad fina van desarrollándose progresivamente a lo largo de la infancia. La psicomotricidad fina require un nivel elevado de maduración que […]

La entrada Psicomotricidad fina ¿Qué es? se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Se llama psicomotricidad fina a la coordinación de movimientos de las distintas partes del cuerpo con precisión, por ejemplo realizar la pinza con los dedos de las manos, enhebrar  o abrochar un botón.

psicomotricidad fina

Estas habilidades de psicomotricidad fina van desarrollándose progresivamente a lo largo de la infancia.

La psicomotricidad fina require un nivel elevado de maduración que nuestros bebés van desarrollando a medida que van creciendo y practicando diversas actividades, por eso es importante que les estimulemos para que vayan avanzando en sus aprendizajes.

¿Cuándo se inicia su desarrollo?

La psicomotricidad fina empieza a desarrollarse muy pronto, sobre los 2 meses pero es cuando el niño empieza a coger objetos que empieza a evolucionar mas rápidamente. A partir de este momento el niño va empezando a coordinar hasta llegar a la edad escolar.

Sin embargo, algunos autores consideran que la psicomotricidad fina se inicia hacia el año y medio de edad, cuando el niño, sin ningún aprendizaje, empieza a emborronar con lápices un papel o comienza a colocar bolas o cualquier objeto pequeño en algún bote, botella o agujero.

¿Para qué y por qué es necesario el desarrollo de la psicomotricidad fina?

 La psicomotricidad fina es necesaria para prácticamente todo, para comer, vestirse, asearse, …

Los niños necesitan practicar estas destrezas para poder realizar actividades cotidianas que les facilitarán ser más autónomos día a día. Desarrollar su psicomotricidad fina les permitirá por ejemplo poder ir al baño solos, ya que podrán desabrocharse y abrocharse el botón de los pantalones o subir y bajar una cremallera.

El control y la coordinación que van adquiriendo de sus manos y dedos facilita que puedan coger un lápiz para empezar a realizar sus primeros trazos y se inicien en la lectoescritura.

Son distintas las actividades que podemos realizar con nuestros pequeños para ayudarles a desarrollar su psicomotrocidad fina, tareas sencillas como rasgar papeles, moldear plastilina, poner bolas en un bote de plástico, … cualquiera de ellas es válida para que vaya cogiendo seguridad en sus movimientos y mayor control sobre su cuerpo.


Si este post te ha parecido interesante te invito a compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a otros papás y mamás preocupados por este tema. Pero antes de irte permíteme que te deje mis últimas 10 entradas en la sección de Desarrollo Cognitivo. Quizás alguno llame tu atención y decidas quedarte un poco más conmigo. Si es así, te agradezco el tiempo y la confianza depositadas en mi.

 Foto cortesía  http://www.photl.com/

 

La entrada Psicomotricidad fina ¿Qué es? se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/psicomotricidad-fina-que-es/feed/ 19
Mi bebé no quiere caminar, solo quiere gatear. La importancia del gateo. https://www.mamapsicologainfantil.com/mi-bebe-no-quiere-caminar-solo-quiere/ Thu, 05 Jun 2014 10:26:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=74 Mi bebé no quiere caminar, ¿es un problema? Solo quiere gatear ¿por qué? Estas cuestiones intrigan a muchos padres y madres, sobre todo primerizos, preocupados por el desarrollo de sus hijos y condicionados por las presiones que otros padres ejercen sobre ellos sin ser conscientes de lo equivocados que pueden llegar a estar. No les […]

La entrada Mi bebé no quiere caminar, solo quiere gatear. La importancia del gateo. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Mi bebé no quiere caminar, ¿es un problema? Solo quiere gatear ¿por qué? Estas cuestiones intrigan a muchos padres y madres, sobre todo primerizos, preocupados por el desarrollo de sus hijos y condicionados por las presiones que otros padres ejercen sobre ellos sin ser conscientes de lo equivocados que pueden llegar a estar. No les culpo, todo lo contrario, creo que es necesario ofrecer mayor información al respecto.

Cuando nos reunimos un grupo de padres de niños de edades similares observamos cómo todos, sin excepción, hablamos con orgullo de los avances de nuestros hijos: mira cómo habla, que bien hace esto u aquello, cómo se ríe y cómo camina ya!

Precisamente el momento en el que empiezan a andar es uno de los hitos más importantes que valoramos los padres, pero olvidamos la enorme importancia que tiene para nuestros hijos gatear, y no solo cuando son bebés si no incluyo más allá de los 3-4 años. Hablaremos de ello en las siguientes líneas.
En muchas ocasiones menospreciamos el gateo e insistimos y casi obligamos a nuestros pequeños a andar antes de que estén preparados. Afortunadamente cada vez existe más información contrastada y valiosa al respecto que nos indica que el gateo es fundamental para el correcto desarrollo cerebral de nuestros hijos. Esto no quiere decir que un niño que nunca gateó vaya a sufrir problemas graves, no, solo que gatear aporta grandes beneficios, tal y como veremos en este breve artículo.
Cada niño tiene un desarrollo diferente a otro, cada niño es diferente y cada cual empezará a gatear, hablar o caminar a diferentes edades, eso dí deben darse dentro de unos periodos establecidos por los pediatras, fuera de ellos debemos preocuparnos.

Instar a que nuestros hijos caminen antes de tiempo es un error, al igual que lo es el uso de andadores, que fuerzan a los niños a estar en una postura incorrecta durante mucho tiempo. Si no hay ningún problema físico o neurológico que se lo impida todos los niños acabarán aprendiendo a caminar. Mientras … dejemos que gateen tanto como quieran sin forzarlos a estar de pié. 

La importancia del gateo. Gatear es beneficioso para tu bebé.

A grandes rasgos podemos decir que los beneficios de gatear son múltiples, por ejemplo:

  • Se desarrolla la visión.
  • El equilibrio.
  • La coordinación óculo-manual.
  • Fortalece los músculos,
  • Aumenta los autonomía de los bebés,…

Como ves gatear es beneficioso para tu bebé, no se lo impidas evitando ponerlo en el suelo, los bebés necesitan poder arrastrarse y desarrollar su autonomía mediante el gateo. Debemos permitir que se muevan con total libertad tanto como deseen, dándoles la oportunidad de desarrollar su psicomotricidad y evitando de este modo futuros inconvenientes. Que se ensucian … que se ensucien, no les pasará absolutamente nada, la humanidad lleva milenios gateando y aprendiendo de este modo. Eso sí, vigila a tu bebé para que no le pase nada o se lleve a la boca pequeños objetos.

Por lo general, los bebés suelen empezar a gatear hacia los ocho a nueve meses, algunos lo hacen alrededor del año, otros a los seis meses, mientras que hay niños que aprenden a caminar sin haber gateado nunca.

La etapa del gateo, una etapa fundamental en el desarrollo evolutivo de nuestro bebé.

Debemos saber que para nuestro bebé esta fase de gateo es una etapa muy importante en su desarrollo evolutivo. Esta etapa, cuando empiezan a gatear les ayuda a fortalecer y desarrollar los músculos de sus brazos, piernas, espalda y cuello, así como las articulaciones de todo su cuerpo.

Además gateando nuestro pequeño explorador desarrolla sus sentidos a la vez que se incrementa su autonomía. Nuestro bebé empieza a desplazarse autónomamente, decidiendo por sí mismo hacia dónde quiere dirigirse, un hecho fundamental que requiere un aprendizaje importantísimo : el de tomar sus primeras decisiones.

Son muchos los pediatras que advierten sobre la tendencia cada vez más al alza de niños que empiezan a andar sin haber gateado previamente. Tendencia que como comentaba anteriormente, se explica por dos motivos fundamentales: la prisa que tenemos los padres para que nuestro hijo ande cuanto antes y el poco tiempo que disponemos para dedicarles atención y dejar que gateen a sus anchas por toda la casa.

Por estas razones que hemos señalado junto con otras que podríamos apuntar, algo más técnicas, los padres deberíamos fomentar que nuestros hijos gatearan libremente y no forzales a ponerse en pie antes de lo que por sí solos harían.

Juegos que estimulan el gateo.

Si nos fijamos en varios bebés gateando observamos como cada uno tiene su propia técnica: unos se desplazan sentados (arrastrando sus nalgas), otros con su tripa (como si nadaran), y otros utilizando rodillas y manos. Pero lo verdaderamente importante no es la forma sino que aprenda a desplazarse por sí mismo. 

Para que nuestro bebé se anime y gatee cada vez con mayor soltura debemos permitirle gatear a su aire y por donde quiera, siempre que no suponga ningún peligro y sea un lugar seguro. Debemos dejarle explorar y descubrir, ya que es fundamental para su desarrollo. La regla es : cuánto más se divierta más ganas tendrá de hacerlo. 
Podemos estimular el gateo de nuestros hijos mediante juegos por ejemplo:
  • poniendo algún obstáculo como una almohada, 
  • tener un objeto que le guste a una cierta distancia para que vaya a cogerlo, 
  • ponernos nosotros mismos a gatear,
  • y cuando ya son más mayores jugar a ser un perro, un gato o un ratón.
Parte de este artículo fue escrito por mi y publicado en el blog de www.babyradio.es
Foto cortesía http://www.freedigitalphotos.net

La entrada Mi bebé no quiere caminar, solo quiere gatear. La importancia del gateo. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Niños torpes entre los 3 y 5 años. https://www.mamapsicologainfantil.com/ninos-torpes-entre-los-3-y-5-anos/ Thu, 15 May 2014 05:52:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=93 Entre los 3 y 5 años nuestros hijos experimentan un rápido progreso en sus habilidades psicomotoras aunque pensemos que nuestro pequeño es todavía muy torpe, la verdad es que ha mejorado mucho respecto etapas anteriores. No obstante, debemos estar atentos si sospechamos que nuestro hijo es especialmente torpe. Ante este tipo de sospecha haremos bien […]

La entrada Niños torpes entre los 3 y 5 años. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Entre los 3 y 5 años nuestros hijos experimentan un rápido progreso en sus habilidades psicomotoras aunque pensemos que nuestro pequeño es todavía muy torpe, la verdad es que ha mejorado mucho respecto etapas anteriores. No obstante, debemos estar atentos si sospechamos que nuestro hijo es especialmente torpe. Ante este tipo de sospecha haremos bien en consultar a nuestro pediatra ya que cualquier retraso en el desarrollo psicomotor puede llevar asociado un trastorno de aprendizaje escolar.

Veamos en este artículo algunos aspectos sobre la torpeza que algunos niños parecen manifestar y cuáles podrían ser sus causas más frecuentes.

Posibles causas de la torpeza motora:

  1. neurológicas, disfunciones en el sistema nervioso;
  2. emocionales producto estilos educativos de los padres: como la sobreprotección o la excesiva rigidez en la educación

En esta ocasión solo vamos a hablar de las causas emocionales de la torpeza motora, dejando las causas neurológicas para otra ocasión. Nos centraremos en cómo nuestra forma de hacer o de decir las cosas puede afectar al desarrollo de las capacidades psicomotrices de nuestros hijos.

Causas emocionales de la torpeza motora.

  1. Estilos eductivos rígidos y severos. Un niño que vive bajo un estilo educativo rígido y severo  o carente de afecto, que siempre es reprendido por todo lo que hace, toca y manipula, puede volverse torpe debido al temor que siente ante las posibles consecuencias, ya sean  reprimendas, riñas o cachetes. El niño que vive bajo este estilo educativo puede reprimir su espontaneidad y volverse torpe debido a su inseguridad y rigidez.
  2. La sobreprotección. En algunos casos el exceso de protección y los constantes «¡Cuidado que te vas a caer!» o «¡Ves! otra vez en el suelo, ya te lo había dicho» pueden ser la casa de la torpeza motora de muchos peques.Hay niños a los que vemos paralizados, quietos, con un miedo aterrador, es como si no pudieran arrancar a correr, brincar o saltar libremente. Les paraliza el temor a hacerse daño, a caerse, a que les vuelvan a decir «¡otra vez!»

Tal y como hemos tratado en otras ocasiones, al reflexionar sobre la sobreprotección o sobre los estilos educativos, vemos aquí  otros de los muchos efectos negativos que puede tener sobreproteger o ser excesivamente autoritario, rígido y severo.

Hay que dejar que los niños se muevan, que gateen, que se caigan, que se ensucien o rompan pantalones … crecer conlleva este tipo de cosas. Los niños a esta edad necesitan ensayar, poner a prueba su habilidades, ver hasta dónde pueden llegar y eso pasa a menudo por caídas, golpes y magulladuras. Los padres debemos dejarles la suficiente libertad de acción para que cojan confianza en sí mismos, desarrollen su potencial y liberen energía de un modo saludable y beneficioso.

Los niños se caen, inevitablemente. Los niños se golpean, inevitablemente. Los niños desarrollan sus habilidades psicomotrices y sus reflejos poniéndolos diariamente en práctica, si frenamos su ejecución frenamos su desarrollo y volvemos a nuestros hijos torpes e inseguros. Hay que vigilarles, claro, pero desde la distancia. Hay que poner límites, si, pero sin limitar la evolución normal de nuestros pequeños.

Foto cortesía www.freepik.es

La entrada Niños torpes entre los 3 y 5 años. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Heridas y magulladuras en niños de 3 a 5 años. https://www.mamapsicologainfantil.com/heridas-y-magulladuras-en-ninos-de-3-5/ https://www.mamapsicologainfantil.com/heridas-y-magulladuras-en-ninos-de-3-5/#comments Thu, 08 May 2014 06:24:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=95 Las piernas de mi hijo mayor parecen un mapa, llenas de magulladuras. Lo mires por donde le mires aparece un moratón, piernas, brazos, rodillas. Está justo en esa edad sumamente inquieta, al igual que el pequeño: uno con 5 años y el otro con casi 3 están a todas horas jugando y cayéndose, por lo […]

La entrada Heridas y magulladuras en niños de 3 a 5 años. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Las piernas de mi hijo mayor parecen un mapa, llenas de magulladuras. Lo mires por donde le mires aparece un moratón, piernas, brazos, rodillas. Está justo en esa edad sumamente inquieta, al igual que el pequeño: uno con 5 años y el otro con casi 3 están a todas horas jugando y cayéndose, por lo que heridas y magulladuras están a la orden del día.

A esta edad, entre los 3 y 5 años, cierta cantidad de golpes, magulladuras y heridas forma parte del proceso de crecimiento. Debemos verlo como algo dentro de la normalidad, los niños a esta edad corren, saltan y juegan sin ser demasiado conscientes de los posibles peligros o riesgos pero, aunque a nosotros nos preocupe lo que les pueda pasar, debemos dejar que salten, corran y jueguen a sus anchas sin regañarles en exceso por ello.

Si les regañamos, les prohibimos o les negamos en exceso la posibilidad de correr, saltar y brincar lo más probable es que estemos haciendo de nuestro hijo un niño inseguro, temeroso y torpe. Así que aunque no dejemos de estar alerta por lo que podría ocurrir debemos enseñar a nuestros hijos a confiar en sus posibilidades pero sin ser temerarios, hay que advertir de los peligros pero en su justa medida y con serenidad.

¿Cómo reaccionar ante una caída de nuestro hijo?

Seguramente habremos visto cómo nuestro hijo tras darse un golpe, tremendo o no, nos mira y en función de nuestra reacción reacciona él, ¿verdad? Si gritamos él se asusta, grita y llora más por nuestra reacción que por el daño que se haya producido realmente.

No debemos reaccionar de forma exagerada ante los golpes de nuestros hijos, ya que nuestra angustia les angustia a ellos y en lugar de calmarlo lo asustamos más de lo que ya está. Si nuestro hijo nota que estamos asustado él también se asustará. Pero si nos ve con una actitud serena y tranquila, si le hablamos con calma lograremos disminuir su miedo (en caso que lo tenga) y aunque sea inevitable que llore lograremos tranquilizarle.

Entre los 3 y 5 años los niños son muy sugestionables e impresionables. Su tolerancia al dolor es baja y cualquier golpe o rasguño puede ser un drama total hasta que aprendan a distinguir lo grave de lo superficial. Una pequeña herida puede llegarles a hacer  pensar que toda su sangre se escapará por ella, de ahí la importancia de que nos vean tranquilos y serenos.

Las rituales típicos de «sana, sana, culito de rana» o los besos mágicos nos ayudarán a acalmar esas situaciones en las que nuestros pequeños necesitan una dosis de mimos para calmarles cualquier tipo de dolor (físico o emocional)  tras una leve caída.

Poco o a poco y con el transcurso del tiempo nuestros hijos irán adquiriendo mayor control de su cuerpo, dominando mejor sus habilidades psicomotoras, aunque los habrá que siempre serán algo torpes.

Te dejo este otro artículo relacionado, quizás te interese leerlo.

Si este post te ha parecido interesante o crees que puede serlo para otras personas, te invito a compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a ella. Pero antes de irte permíteme que te sugiera otros artículos que he escrito en la sección dedicada al Desarrollo Físico de nuestros hijos.

Foto cortesía www.freedigitalphotos.net

La entrada Heridas y magulladuras en niños de 3 a 5 años. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/heridas-y-magulladuras-en-ninos-de-3-5/feed/ 1
Niños y deporte. Realizar algún deporte mejora la respuesta al estrés y la ansiedad. https://www.mamapsicologainfantil.com/ninos-y-deporte-realizar-algun-deporte/ https://www.mamapsicologainfantil.com/ninos-y-deporte-realizar-algun-deporte/#comments Tue, 17 Dec 2013 06:12:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=227 Que hacer deporte tiene innumerables beneficios tanto para los adultos como para los niños creo que ya nadie, a día de hoy, lo duda. En esta ocasión nos lo vuelven a recodar los datos obtenidos en un estudio realizado sobre 258 niños publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology and metabolism. El estudio en […]

La entrada Niños y deporte. Realizar algún deporte mejora la respuesta al estrés y la ansiedad. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Que hacer deporte tiene innumerables beneficios tanto para los adultos como para los niños creo que ya nadie, a día de hoy, lo duda. En esta ocasión nos lo vuelven a recodar los datos obtenidos en un estudio realizado sobre 258 niños publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology and metabolism.

niños pequeños jugando afutbol

El estudio en cuestión confirma los beneficios de hacer deporte desde pequeños. Obviamente, a parte de las múltiples ventajas para nuestra salud, y cuando digo nuestra me refiero a todos (niños y adultos), debemos añadir los beneficios que tiene el deporte sobre nuestra salud mental y nuestro estado de ánimo.

Este trabajo analizó la conducta de 258 niños de ocho años de ambos sexos, con diferentes niveles de actividad física a lo largo del día. Los investigadores midieron los niveles de cortisol (hormona esteroidea o glucocorticoide que se libera como respuesta al estrés que tiene como funciones principales incrementar el nivel de azúcar en la sangre, suprimir el sistema inmunológico y ayudar el metabolismo de grasas, proteinas y carboidratos) cada individuo, es decir, la hormona que el cuerpo libera como respuesta cuando se somete a estrés, ya sea físico o mental.

Los resultados muestran que los niños con un mayor nivel de actividad física gestionan mejor las situaciones estresantes. Además, les ayuda a prevenir síntomas de depresión y, en general, a sentirse mejor.

Los datos obtenidos en el estudio demostraron que en situaciones de calma, como por ejemplo cuando los niños están en casa, todos los niños observados tenían un nivel de cortisol parecido. Sin embargo, cuando se sometían a situaciones estresantes, los que se habían mantenido más inactivos presentaban cantidades inusualmente elevadas. Sin embargo, los que practicaban alguna actividad física con regularidad, apenas presentaban un pequeño incremento en el volumen de esta hormona.

Aunque el estudio tiene algunas limitaciones, como por ejemplo, que no se controló la ingesta de azúcar o que el dispositivo no medía con precisión en actividades como la natación, está claro que los niños que hacen más deporte manejan mejor el estrés y la ansiedad. Además, se ha visto que los niños físicamente más activos, en general, tienen mejor humor y, estadísticamente, son los que menos síntomas de depresión presentan.

En relación con estos datos, resultan preocupantes los datos que revelan que alrededor de un 30% de los niños no practica la cantidad recomendada de ejercicio (1 hora diaria).

Referencia Bibliográfica:

Martikainen, S.; Pesonen A.K.; Lahti, J.; et al (2013). Higher Levels of Physical Activity Are Associated With Lower Hypothalamic-Pituitary-Adrenocortical Axis Reactivity to Psychosocial Stress in Children. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, March 7, 2013 jc.2012-3745.

Fuentes: Faros e Infocop.

La entrada Niños y deporte. Realizar algún deporte mejora la respuesta al estrés y la ansiedad. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/ninos-y-deporte-realizar-algun-deporte/feed/ 1
El niño de 2 años: inquieto, impulsivo y explorador. https://www.mamapsicologainfantil.com/el-nino-de-2-anos-inquieto-impulsivo-y/ https://www.mamapsicologainfantil.com/el-nino-de-2-anos-inquieto-impulsivo-y/#comments Wed, 19 Jun 2013 14:15:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=330 Al llegar a los dos años nuestros pequeños experimentan toda una serie de cambios importantísimos, un momento en el que avanzan a pasos de gigante, empiezan un largo camino hacia su autonomía e independencia.   A los dos años empiezan nuevos miedos, las rabietas, es el momento de dejar el chupete y los pañales, aprenden a vestirse solos, dejan […]

La entrada El niño de 2 años: inquieto, impulsivo y explorador. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Al llegar a los dos años nuestros pequeños experimentan toda una serie de cambios importantísimos, un momento en el que avanzan a pasos de gigante, empiezan un largo camino hacia su autonomía e independencia.

 

A los dos años empiezan nuevos miedos, las rabietas, es el momento de dejar el chupete y los pañales, aprenden a vestirse solos, dejan la cuna para dormir en una camita, … Un momento de grandes progresos que necesitan de nuestra guía, donde grandes dosis de paciencia y, por descontado, amor nos permitirán a acompañarlos en este camino hacia hacerse mayores con tranquilidad y seguridad.


 
niño de 2 años con coche de juguete
foto cortesia www.photl.com

Hace unos días mi segundo hijo, Pol, cumplió los 2 años. Sin darme cuenta ha dejado de ser un bebé para empezar a ser un niño pequeño, con sus gustos personales, su forma de ser ya bastante definida, sus «nos», «míos, míos», rabietas y pataletas. A estas alturas es un niño que anda, corre, razona y juega, y a pesar que quiere hacer las cosas por sí mismo es todavía un ser absolutamente dependiente de nosotros, sus padres.


A los dos años los niños aprenden muy deprisa, hacen notables progresos tanto en su desarrollo físico como psíquico, notaremos que su vocabulario se amplía día a día, pero no debemos preocuparnos ni angustiarnos si nuestro hijo todavía no habla o habla poco. Hay niños que a esta edad tienen un amplísimo vocabulario mientras que otros apenas dicen mamá y papá. Ambos casos son absolutamente normales y no hay razón alguna para preocuparse en este momento si nuestro hijo da muestras de que nos entiende y siente interés por comunicarse con nosotros de algún modo.


A partir de esta edad empezamos a enseñarles el control de los esfínteres, quitamos pañales y aprenden a hacer pipí en el orinal. Habrá momentos de todo, de mucho control o de ninguno hasta llegar al final del camino. Estar preparados para ello nos ayudará a superar con éxito esta fase. Para más información te recomiendo la lectura de estos dos artículos publicados en este mismo blog sobre la retirada del pañal.

A los dos años también empiezan a tener más interés por todo, conoce muy poco de su mundo y quiere explorar, tocar, manipular, experimentar constantemente, pero también le gusta preguntar «¿y esto, mami?», luego llegará la etapa de los ¿por qués?. 

 

En esta etapa, a partir del segundo cumpleaños, nuestros hijos se empeñarán en hacernos saber que ellos también tienen sus gustos, sus pensamientos y sus preferencias, que normalmente no coinciden con las nuestras y es probable que se inicien en este momento las tan temidas rabietas y pataletas. Sobre este tema he publicado estos 4 artículos que pueden servirte de ayuda:

Sí, es el momento del «¡No, yo solo!», «No quiero» o «Que nooooo, maaamama». Ante estas muestras de independencia y de consolidación de su yo hay que mantener la calma, ser comprensivos y sobre todo tener mucha mano izquierda. Las normas y las rutinas son fundamentales para los niños de esta edad, ya que un niño con hambre, sueño o cansancio es un niño que probablemente acabará por tener alguna rabieta. En tal caso tampoco debemos tener miedo de afrontarlas. En mi pequeño manual sobre las rabietas te explico un poco cómo afrontarlas. Estoy preparando el manuall definitivo, pero creo que este te puede ayudar de momento a entenderlas y a afrontarlas.

A los dos años nos encontramos con niños que pueden mostrarse impulsivos, descontrolados, intranquilos, sin capacidad para esperar. Son obstinados y tozudos, testarudos. Cierto, esta es una etapa de grandes progresos y logros pero también es un momento en el cual el niño de 2 y hasta más allá de los 4 años se muestra negativo, oposicionista, dominante, testarudo y suele reaccionar con frecuentes rabietas por casi todo – generalmente ocasionadas por alguna negativa a sus deseos o como consecuencia de la frustración que supone darse cuenta de sus limitaciones. 

Se trata de mantener la calma y la tranquilidad,y como no, disponer de grandes dosis de paciencia para intentar manejar las situaciones conflictivas con total normalidad. Con el tiempo aprenderán a autocontrolarse y el mejor ejemplo a seguir somos los padres.


La entrada El niño de 2 años: inquieto, impulsivo y explorador. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/el-nino-de-2-anos-inquieto-impulsivo-y/feed/ 3
Desarrollo infantil y actividades lúdicas para niños de 3 a 6 años: Desarrollo de la psicomotricidad. https://www.mamapsicologainfantil.com/desarrollo-infantil-y-actividades_10/ https://www.mamapsicologainfantil.com/desarrollo-infantil-y-actividades_10/#comments Fri, 10 May 2013 05:55:00 +0000 https://www.mamapsicologainfantil.com/?p=370 Siguiendo con las propuestas de actividades lúdicas para el desarrollo infantil, la sugerencia de hoy trata de fomentar y desarrollar la psicomotricidad en general de nuestros hijos, son diferentes actividades pensadas para trabajar la psicomotricidad gruesa y fina, que podremos realizar tanto dentro como fuera de casa.   Es importante que recordemos que una de […]

La entrada Desarrollo infantil y actividades lúdicas para niños de 3 a 6 años: Desarrollo de la psicomotricidad. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
Siguiendo con las propuestas de actividades lúdicas para el desarrollo infantil, la sugerencia de hoy trata de fomentar y desarrollar la psicomotricidad en general de nuestros hijos, son diferentes actividades pensadas para trabajar la psicomotricidad gruesa y fina, que podremos realizar tanto dentro como fuera de casa.

 

Es importante que recordemos que una de las características propias de la fase que estamos tratando, de los 3 a los 6 años, es un periodo donde los niños disfrutan moviéndose, explorando, investigando y tocando.

A los niños les encanta moverse y explorar, sobre todo en esta etapa de los 3 a los 6 años. Los niños de esta edad son muy movidos, incansables e inagotables. Es una fase caracterizada por la gran energía que desprenden. Les pides que se sienten y estén un poco relajados y al poco tiempo ya están dando botes por la casa. Y es totalmente normal, están probando su cuerpo y practicando sus recién adquiridas habilidades psicomotrices. 


Para saber más sobre cómo son los niños de esta edad recomiendo la lectura de los siguientes artículos publicados en este mismo blog:

 

 

Actividades para el desarrollo de la psicomotricidad gruesa dentro y fuera de casa.

Los niños pequeños necesitan ejercitar sus músculos grandes y pequeños a diario. Utilizan los músculos grandes cuando trepan, corren, saltan, se balancean o se columpian. Por ello lo mejor que podemos hacer es llevarlos al parque cada vez que tengamos la oportunidad, en él encontramos diferentes elementos que pueden usar para desarrollar su psicomotricidad gruesa.

niños jugando
Foto: http://www.flickr.com/


Algunas actividades que podemos hacer dentro o fuera de casa:

  • Subir y bajar por los toboganes.
  • Jugar al balancín.
  • Columpiarse.
  • Trepar por los diferentes elementos que podemos encontrar en los parques infantiles.
  • Jugar a fútbol.
  • Jugar a los bolos en el pasillo de casa o fuera, en el exterior.
  • Bailar haciendo coreografías.
  • Colocar cinta adhesiva en el suelo y jugar a a la cuerda floja (actividad explicada en este mismo blog)

Actividades para el desarrollo de la psicomotricidad fina dentro y fuera de casa.

Nuestros hijos usan sus músculos pequeños y por tanto desarrollan su psicomotricidad fina cuando ponen bloques en equilibrio, hacen plastilina, colorean, enhebran cuentas, cortan … 

niña moldeando plastilina



Algunas actividades que podemos hacer dentro o fuera de casa:

Como vemos hay un gran número de actividades que podemos hacer para que nuestros hijos desarrollen al máximo todo su potencial psicomotriz, para que crezcan fuertes y desarrollen sus músculos, equilibrio y coordinación.

Si les enseñamos la importancia de estar activos desde una edad temprana y aprenden hábitos saludables podremos prevenir enfermedades como la obesidad infantil, en España supone que casi la mitad de los niños de 6 a 10 años tenga problemas de peso, un indicador muy preocupante pero que, afortunadamente se está estabilizando. En concreto, el 26,1% de los niños de 6 a 9,9 años tiene sobrepeso, y el 19,1% de ellos sufre obesidad.

 

Ayudémosles a que practiquen algún deporte y enseñémosles hábitos saludables para que tengan una vida sana y feliz.

 

La entrada Desarrollo infantil y actividades lúdicas para niños de 3 a 6 años: Desarrollo de la psicomotricidad. se publicó primero en Mamá Psicóloga Infantil.

]]>
https://www.mamapsicologainfantil.com/desarrollo-infantil-y-actividades_10/feed/ 2