Ayudar a aprender.

0

Mi hijo mayor está a punto de finalizar una gran e importante etapa de su escolarización, termina una fase para empezar otra. En España la educación infantil, no obligaroria, finaliza en P-5. Termina una época de aprendizajes entre juegos y risas, donde todo parece tener una importancia relativa pero en la que en realidad se asientan las bases de la educación formal, se aprende a leer, a escribir, a seguir unas rutinas de esfuerzo y una dinámica escolar que debe perdurar durante otros 10 años, como mínimo. Ayudarles a aprender es una de las tareas que como padre y madres debemos tener siempre en mente.

La actividad que está realizando mi hijo mayor en esta foto que ilustra el artículo forma parte de un proyecto ideado por nosotros y que podéis encontrar siguiendo este enlace «proyecto flores de primavera».
Ayudar a aprender, qué difícil verdad? Todos los padres nos entusiasmamos con cada nuevo aprendizaje de nuestros bebés, miramos admirados cómo avanzan, cómo evolucionan día a día y nos esforzamos en proporcionarles todos los medios para que aprendan. 
Esto parece sencillo durante los primeros años, durante los tres primeros años parece que todo fluya sin dificultad. Pero cada vez requiere mayor esfuerzo por parte nuestra, desde el cole se nos pide que nos impliquemos, que dediquemos tiempo para ayudarles en el aprendizaje de la lectoescritura, que lean cada día un poquito, que practiquen caligrafía, que aprendan el hábito de hacer sus tareas escolares y que les apoyemos en todo lo que sea posible.
Ayudara a aprender es una tarea que requiere paciencia, tiempo y muchas ganas. Si solo nos sentamos a su lado esperando que aprendan solos, sin escuchar activamente sus preguntas, sin responder a sus por qués, poniéndonos nerviosos con sus dificultades y sin mostrar interés por lo que hacen … es mejor que hagamos otra cosa y que sea otra persona quien se ocupe de estos temas. Sin remordimientos, debemos saber delegar estas tareas a nuestra pareja o a un familiar cercano si vemos que nosotros no somos capaces de hacerlo por falta de tiempo, paciencia o ganas, aunque lo mejor es que los padres seamos quienes acompañemos a nuestros hijos en este camino que no siempre es fácil.
Ayudar a aprender durante los primeros años es tan fundamental que de ello dependerá gran parte del éxito académico de nuestros hijos. 
Debemos estar ahí, buscar métodos creativos para no les sea tan difícil involucrarse en las tareas escolares, buscar material atractivo que les facilite el aprendizaje de la lectoescritura, las matemáticas o el conocimiento del entorno. No siempre es fácil, no siempre tenemos el tiempo necesario ni las ganas de sentarnos a hacer deberes junto a nuestros hijos. Algunos padres pierden la paciencia, otros creen que con lo que hacen en el cole ya tienen bastante, otros buscamos el modo de ayudar a otros proporcionándoles ideas, motivándoles, invitándoles a provar métodos alternativos o sencillamente a colaborar activamente con la escuela.
El éxito o el fracaso académico de nuestros hijos en un futuro dependerá en gran parte de lo que hagamos nosotros hoy en casa. Siéntate con ellos a leer, escúchales y responde a todos sus por qués. Deja que manipulen, experimenten y entiendan el funcionamiento de las cosas de su entorno.
Las frutas y verduras utilizadas en estas imágenes son de MINILAND y la actividad que está realizando mi hijo pequeño la podréis encontrar desarrollada en breve en mi otro blog www.mamieduka.com, un blog que os puede proporcionar ideas creativas para ayudar a aprender a nuestros hijos. En este blog voy a ir publicando distintas actividades lúdicas y no tan lúdicas con el único objetivo de ayudara a aprender.

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más