• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Familia
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Con la llegada del calor llegan también los mosquitos y sus molestas picaduras. Hoy, en Mamá Psicóloga Infantil te ofrezco 5 consejos para proteger la piel de tus hijos y qué hacer para aliviarla en caso de picaduras.

Proteger la piel de tus hijos de los mosquitos



Piel
, eso que nos cubre y que tanto descuidamos, sobre todo cuando somos pequeños. Eso que tanto preocupa a los padres, aunque estos, como ya sabes, se preocupan por todo. Lo sabes bien, porque también tienes retoños, y estás aquí porque quieres saber cómo cuidar y proteger su piel frente al contacto con insectos. No te preocupes, te vamos a dar justo lo que necesitas.

Las mejores formas de proteger de tus hijos y aliviar la piel de los niños en caso de picaduras

A veces es inevitable que los «locos bajitos» sufran alguna pequeña caída o algún golpe, pero sobre todo, es inevitable que sufran alguna picadura por culpa de insectos. Si llevan a cabo actividades al aire libre, al final resulta casi imprescindible usar diferentes soluciones para tratar de calmar la irritación causada por cualquier aguijón de insectos o incluso por su veneno.

Los padres deben estar preparados para todo, pero, sobre todo, tener muy claro que es mejor prevenir ante diferentes situaciones. Si quieres proteger la piel de tus hijos de cualquier agente externo o de los insectos, aquí te dejamos estos consejos.

Los repelentes pueden ser tu mejor aliado

Utilizar un repelente cutáneo es una de las maneras de hacer que los mosquitos y los insectos no se acerquen a la piel de tus hijos y, por lo tanto, reducir el riesgo de que sufran alguna picadura. Es conveniente echar un vistazo a las diversas opciones del mercado, usar los productos antes de la exposición a los bichos y, por supuesto, tener en cuenta el método de empleo que indique el fabricante.

 Aconsejamos echar un vistazo a las instrucciones de estos repelentes y comprobar en qué tipos de pieles no se recomienda su uso.

Cuidado con las zonas húmedas

En este caso hablamos más de un método de prevención que de cuidado de la piel. De hecho, lo decimos mirando sobre todo a los mosquitos. Estos insectos suelen concentrarse sobre todo en zonas con una gran humedad ambiental, por lo tanto, el mejor consejo que puedes seguir es tratar de evitar este tipo de zonas, sobre todo en los meses más calurosos.

Así puedes evitar  el riesgo de entrar en contacto con mosquitos. En caso de ser inevitable, entonces presta atención al resto de consejos que te ofrecemos para tratar la piel y cuidarla.

La manga larga ayuda mucho

Puede que las temperaturas vayan subiendo y que el calor impida disfrutar con tranquilidad de la ropa de abrigo. No obstante, si toca estar en un lugar en el que suela haber insectos propensos a picar, usar prendas con mangas largas o perneras largas puede ser muy aconsejable.

Las piernas de los más pequeños pueden sufrir al meterse en una zona donde haya hierba alta, o jugar en un lugar habitado por bastantes insectos. Quedan muy expuestos y, al final, todo eso hace que la piel pueda sufrir y los niños también. ¿Cómo evitarlo? Ya te hemos dado la respuesta.

La hidratación es aconsejable

Si los pequeños no se hidratan adecuadamente, su piel puede ser de las primeras partes del cuerpo que lo note. Es algo que puede notarse al comenzar a  agrietarse o por la posible aparición de pequeñas escamas que se pueden multiplicar cuando los niños están en movimiento.

Puede parecer una nimiedad, pero una piel hidratada puede reaccionar mejor en caso de picadura. La irritabilidad puede seguir ahí, pero, es probable, que tarde  menos tiempo en volver a la normalidad y la zona del picotazo puede no quedar tan dañada como en una piel seca.

Limpiar y calmar

En caso de que haya picadura, a veces algo completamente inevitable, sólo hay que seguir unos sencillos pasos para tratar de evitar que la inflamación vaya a más y la piel se recupere rápidamente. Aconsejamos lavar la zona afectada con agua y con jabón para conseguir evitar cualquier resto que pudiera provocar algún problema. Por otro lado, puede ir bien colocar una bolsa de hielo sobre la picadura para reducir la hinchazón.

Con todo esto, podrás ayudar a cuidar, proteger y tratar la piel de tus hijos frente a cualquier picadura de insectos habituales. Si se agrava la situación por cualquier razón, no hay que dudar en acudir a especialistas para actuar cuanto antes.

Arnidol

Cuenta con Arnidol Pic para un alivio inmediato de la piel de los más pequeños tras contacto con insectos. Esta barrita combina las flores de árnica junto con otros 6 ingredientes activos de origen natural como la resina de boswellia y la calamina (de origen mineral)

n

(c) Can Stock Photo / Maria_Sbytova

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.