Para padres y madres que buscan respuestas.

¿Qué y cuánto regalar a nuestros hijos por Navidad?

0 272
Cada año durante estas fechas nos preguntamos lo mismo ¿qué y cuánto regalar a nuestros hijos por Navidad? ¿Les regalamos todo aquello que piden en sus cartas llenas de ilusión dirigidas a Papá Noel o a los Reyes Magos y algo más o, por el contrario, hacemos una selección y optamos por limitar el número de regalos que pueden recibir por parte de toda la familia?


Reyes Magos


Es difícil controlarse, decía una seguidora de este blog hace un tiempo -cuando preparé la encuesta que todavía puedes contestar-, cuando una es madre o padre ve un montón de cositas bonitas y se deja llevar”.

 En cambio los expertos recomendamos una y otra vez que :

  • los niños no reciban demasiados regalos, 
  • que regalemos con criterio pensando bien en los juguetes, 
  • que éstos se adapten a su edad y personalidad,
  • que les ayuden en su desarrollo psicomotriz, cognitivo, emocional y social. 

Pero no siempre tenemos en cuenta estas características y nos dejamos llevar por el impulso consumista de una sociedad que nos empuja a las compras casi compulsivas. Por lo que, expertos en psicología infantil un año tras otro nos explican incansablemente el error de regalar demasiados juguetes a nuestros hijos, error que en el que caen tanto Papá Noel como los Reyes Magos a los que deberíamos controlar un poco y hacerles ver que es mejor regalar peco y con con criterio, pensando bien el juguete y que, en este caso, poco es siempre mucho más.

Hay muchos niños que reciben más de 10 regalos, una cifra excesiva. En parte se debe a que vivimos en una sociedad muy consumista y, en parte, a que hay padres que no tienen tiempo para estar con sus hijos y creen que si estos tienen muchos regalos estarán más contentos. (Cristina Ramírez, profesora de Psicología Evolutiva de la Universidad de Barcelona, suplemento de la Vanguardia Estilos de Vida, número 324, sábado 14 de diciembre de 2014). 

Como no podría ser de otro modo, comparto absolutamente este punto de vista. Los niños que reciben tantos regalos se ven abrumados por tantos paquetes a desenvolver, son tantos los juguetes que reciben que no saben a cuál acudir, no tienen tiempo de ver qué es lo que acaban de desempaquetar que ya están rasgando el papel de otro paquete. Se ponen nerviosos, se alteran pero no juegan! No se ilusionan ni emocionan con ese juguete que habían deseado tanto, no … se ven atrapados por la vorágine consumista y devoran paquetes de colores llamativos que contienen más y más juguetes!!! Pero no juegan con ninguno porque pasan de uno a otro sin saber dónde acudir concretamente.

Algunos niños tienen tantas cosas, que prácticamente no disponen de tiempo para enamorarse de ellas, jugar, descubrirlas. Consiguen todo o casi todo lo que piden, por lo que no es de extrañar que haya tantos niños y adolescentes con baja tolerancia a la frustración”. (Cristina Ramírez.)

Conviene pararnos a reflexionar sobre este último punto señalado por la profesora en Psicología Evolutiva Cristina Ramírez. ¿Qué les estamos transmitiendo a nuestros hijos al regalarles tantas y tantas cosas a la vez? ¿Dónde está el valor del esfuerzo? ¿Dónde queda el saber esperar, el saber escoger, el saber tolerar el no puede ser esta vez?

¿Cuántos regalos deberían recibir nuestros hijos por Navidad?

Expertos en este tema como Maite Garairgordobil, profesora de Psicología de la Universidad del País Vasco, en la misma entrevista publicada en el suplemento de La Vanguardia Estilos de Vida, número 324, sábado 14 de diciembre de 2014, sugiere que 3 regalos es una buena cantidad. Sí, estoy de acuerdo. Entre unos 3 – 4 regalos entre Papá Noel y Reyes Magos es una buena cantidad. Solo hay un problema a resolver: los abuelos, los tíos, los vecinos … con los que tendremos que hablar y pactar por el bien de nuestros hijos. El sentido común, una vez más será el mejor consejero y aliado, no conviene dejarse llevar por el consumismo y estas fechas pueden resultar una oportunidad excelente para educar a nuestros hijos en este sentido.

No obtener todo lo que nuestros hijos han pedido a sus Majestades los Reyes Magos o a Papá Noel puede resultar una gran oportunidad para enseñarles que no siempre conseguimos todo aquello que queremos. Este tipo de ocasión, pues, bien aprovechada puede resultar una gran herramienta pedagógica: una forma para educar su tolerancia a la frustración de nuestros hijos.

¿Qué regalar a nuestros hijos por Navidad?

Depende de la edad de nuestros hijos claro está, porque un regalo que no sea adecuado para su edad corre el peligro de quedar olvidado en un armario. Pero lo que debemos tener siempre presente es que ese regalo debe ilusionar, despertar interés el niño y sobretodo gustar.

Pero en realidad cualquier objeto puede convertirse en un juguete perfecto siempre que nuestros hijos lo empleen para jugar. ¿No habéis visto, por ejemplo, que muchas veces nuestros hijos juegan más con las cajas y con el papel que envolvía el regalo que con con el juguete que contenía el paquete? Pues eso es a lo que nos referimos a que cualquier objeto puede ser un excelente juguete, pero claro, no regalaremos una caja vacía ¿verdad?.

Otro error en el que debemos evitar caer es el pensar que los mejores juguetes son aquellos más caros, aquellos con muchas luces, sonidos, que hacen de todo.

 … Lo importante es que los juguetes contribuyan a vivir experiencias variadas y fomenten la imaginación. Si un juguete lo hace todo , o tiene tantas instrucciones que es confuso, se trata de un mal juguete. Un buen juguete es aquel que hace volar la imaginación , le gusta al niño y le divierte”. (María José Díaz-Aguado, catedrática de Psicología de la Educación Universidad Complutense de Madrid.)

Fuente: Suplemento de La Vanguardia Estilos de Vida, número 324, sábado 14 de diciembre de 2014.
Foto www.photopin.com

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel