Paste your Bing Webmaster Tools verification code here
Para padres y madres que buscan respuestas.

Portarse mal para llamar la atención: no es un mal menor.

18 2.225

Obtén las actualizaciones a tiempo real.

Muchas veces los padres que consultan a un especialista, ya sea un psicólogo infantil, pediatra o incluso al tutor del cole, por cualquier motivo relacionado con los problemas de conducta de su hijo nos preguntan si ese “mal comportamiento” es solo para llamar la atención o si hay algo más detrás de esas conductas de oposición, rebeldía y enfado permanente.





Ciertamente, la gran mayoría de casos de comportamientos que calificamos como inaceptables o de malas conductas, en niños de 2 a 12 años, tienen como objetivo atraer la atención de papá, mamá y otros miembros de la familia. Lo que nos lleva a pensar que el origen del mal comportamiento reside en la sensación que tiene el niño de que sólo le prestan atención cuando se porta mal, mientras que cuando se porta bien o de forma adecuada … nadie repara en él.


Antes de continuar, aprovecho para recomendar la lectura del artículo publicado en este mismo blog: “10 motivos por lo que los niños se suelen portar mal“. En este artículo se explican las razones más frecuentes por las que nuestros pequeños suelen tener malos comportamientos, o dicho de otro modo, suelen enfadarse, tener rabietas, contestar mal, insultar, empujar, enfurruñarse, dar patadas, gritar, …. 

Cuando un niño se comporta mal para atraer la atención de sus padres desea ser atendido de forma única y exclusiva, anhela que lo dejemos todo para ver lo que está haciendo o diciendo. Desea ser el centro de todas las miradas y oídos, y lo necesita tanto que no le importa de qué modo le atendamos. No le importa que sea mediante regañinas constantes, ni castigos, ya que cuando le reñimos o castigamos comprueba que hablamos sobre él, nos ocupamos de lo que ha hecho o dicho, hablamos de ello con nuestra pareja, con sus tutores y profesores, … En definitiva, nos centramos en nuestro hijo pero de un modo erróneo. Focalizamos la atención en el mal comportamiento y no en todo lo bueno que hace nuestro hijo a lo largo del día. Por lo que le damos a entender que necesita portarse mal para que papá y mamá se den cuenta de que él está allí.

Otros casos y en otras ocasiones, lo que ocurre es que el niño está cansado y aburrido. Por ejemplo, es el caso de cuando tenemos que ir a un centro comercial a realizar diversas compras. ¿No os ha ocurrido? Nuestro hijo nos ha dicho que se aburre, que se quiere ir a casa, que está cansado y aunque tiene razón no podemos atender su petición. Como se siente ignorado, como se siente no atendido, nos monta una pataleta y … le hacemos acabamos cediendo.

Otro caso que hay que tomar con especial cuidado está relacionada con los celos que puede sentir alguno de nuestros hijos, no tiene que ser forzosamente el mayor. Las conductas inadecuadas se dan sobretodo cuando estamos centrados en alguno de nuestros hijos, así que el que queda “desatendido” empieza a portarse mal para desviar nuestra atención y seguir siendo el centro de atención, aunque siga siendo para que le regañemos … De esta forma ellos mismos manipulan a su familia con expresiones como “si me porto bien entonces…” “si no haces esto entonces me portaré mal”.

Por tanto, que el comportamiento inadecuado de un niño aparezca para llamar la atención de sus padres es una explicación frecuente y razonable, aunque no siempre es la única. En muchos se puede tratar de una falta de límites, de normas incoherentes y en casos extremos de un problema de conducta del niño o de la niña. ( Jesús Jarque García)


Por tanto, portarse mal para llamar la atención no es algo que debamos ignorar, todo lo contrario, debemos analizar qué es lo que ocurre para que nuestro hijo necesite esa atención constante:

  • ¿le dedicamos suficiente tiempo?
  • ¿son suficientes las normas y límites que hemos establecido? ¿son claras y adecuadas a su nivel de edad?
  • ¿descansa lo suficiente por la noche?
  • ¿realiza demasiadas extraescolares?
No, no es un mal menor tener que portarse mal para llamar la atención.


Obtén las actualizaciones a tiempo real.

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel