Portabebés: cuántos tipos existen

No hay nada como sentir a tu bebé entre tus brazos, unos brazos que lo protegen, lo acunan, lo mecen y lo tranquilizan. Estoy convencida que somos muchas y muchos quienes estaríamos horas y horas así, ofreciendo a nuestros pequeños esta sensación que tanto les reconforta. Sin embargo, los quehaceres del día a día no nos lo permiten. Necesitamos movernos, cocinar, limpiar, … Son precisamente bajo en estas circunstancias en las que vemos como los portabebés son la mejor opción para que tu bebé siga cerca de ti, escuchando tu corazón y sintiendo tu calor, mientras realizas las tareas de casa o te desplazas de un lugar a otro.

Muy al contrario de lo que alguien podría pensar esto no es algo nuevo y moderno, si bien en los últimos 10 años se han vuelto a poner de moda promovidos por diferentes movimientos conocidos como crianza con apego o crianza natural, entre otros. Pero la verdad es que los portabebés, sean del tipo que sean, han sido usados por diferentes culturas y civilizaciones a lo largo de la historia de la humanidad aportando muchos beneficios tanto para los bebés como para los padres. Beneficios que llevamos tiempo observando y por ende, quienes tenemos la oportunidad de hacerlo, explicándolo al resto de papás y mamás. Hoy hablamos precisamente de este tema, de los portabebés, de cuántos tipos existen y qué beneficios aportan a tu pequeño.

Tipos de portabebés

Lo cierto es que el porteo, en el que tanto insisten los movimientos de crianza natural o crianza con apego, ofrece muchos beneficios (de los que hablamos también en este artículo) para los bebés. Insistimos en que ésta ha sido la forma en la que las madres, a lo largo de milenios, han transportado a sus hijos.  Vemos como en diferentes culturas, ya sean africanas o asiáticas o sean del continente que sean , las madres portean a sus hijos mientras trabajan en el campo, salen a buscar agua o realizan cualquier otro tipo de actividad. Vemos como de un modo totalmente natural los bebés siguen al lado de sus madres, manteniendo el contacto físico, a pesar de que ellas continúen con su ritmo de vida. Vemos como en cada cultura ha ido adaptando diferentes estilos o modos de portear, todos igual de seguros para los más pequeños. Estilos que se han ido modernizando y adoptando hasta llegar hoy en día a nuestros hogares.

Como podemos observar, si nos fijamos en las madres que portean, existen diferentes tipos de portabebés, desde las bandoleras a las mochilas pasando por los fulares, pouches o los tradicionales mei tais o onbuhimos asiáticos. Tenemos tantas opciones que seguro que encontramos la que mejor se adapte a nuestro estilo de vida y a lo que necesite nuestro pequeño. Los hay que te permiten portear a tu hijo hasta los 5 años, como algunas mochilas portabebés, mientras otros fulares son los más apropiados para portear a tu recién nacido bien pegadito a ti durante los primeros meses. Pero todos cumplen con un objetivo: mantener a tu bebé cerca de ti todo el tiempo que te sea posible de una forma totalmente segura.

Sea el que sea el por el que te acabes decidiendo seguro que le aportará muchos beneficios a tu pequeño que destacamos en el siguiente apartado.

Beneficios de los portabebés

Son muchos los beneficios de llevar a tu pequeño junto a ti, de portearlo cerca de tu piel transmitiéndole el amor que sientes por él en cada uno de tus gestos o en cada una de tus caricias o miradas. Se ha hablado mucho sobre los beneficios que aportan los portabebés y nosotros solo recogemos en este pequeño post algunos de los que consideramos más importantes para su desarrollo emocional, el cual tiene un impacto directo en su desarrollo físico y psíquico:

  1. Recrean un entorno muy similar al vientre materno. El bebé siente cerca los latidos del corazón de su madre, su calor y su voz.
  2. Aportan seguridad al bebé. Al estar en contacto directo con la madre el bebé se siente protegido y seguro, por lo que su estres es mucho menor ante situaciones que no conoce.
  3. Lo tranquilizan y lo calman.
  4. Reducen en llanto.
  5. Fomenta el apego seguro.
  6. Favorecen el sueño y la lactancia.

Podríamos seguir enumerando los beneficios de los portabebés y hablar de los que tiene para los padres, que también son muchos como por ejemplo la libertad que supone portear al bebé en lugar de llevarlo en el cochecito o la tranquilidad de saber que tu bebé respira tranquilo junto a ti mientras duerme plácidamente.

 

 

Autor entrada: Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer