Paste your Bing Webmaster Tools verification code here
Para padres y madres que buscan respuestas.

¿Por qué se chupan el dedo los bebés?

4 638

Son muchos los bebés y niños que se chupan el dedo. Éste es un hábito o una costumbre que algunos de ellos aprenden incluso antes de nacer en el vientre materno. Si alguna vez te has preguntado por qué se chupa el dedo mi bebé te diré que chuparse el dedo les produce una sensación placentera, les proporciona seguridad y felicidad, y al igual que otros succionan un chupete éstos otros niños prefieren el dedo de su mano para calmarse o dormirse. No hay nada malo en esta conducta por lo que no debes reprimirla.

bebe chupandose dedo

Chuparse el dedo puede hacer que los niños se sientan seguros y felices. Así pues les vemos chupándose el pulgar cuando están cansados, hambrientos, aburridos, estresados o cuando intentan de calmarse o dormir.

¿Me debo preocupar si mi hijo se chupa el dedo?

Tal y como decía al inicio de este artículo no hay nada malo en la conducta de chuparse el dedo, por lo que no debes castigar, regañar ni reprimir esta conducta. Poco a poco los niños van dejando de chuparse el dedo sin ayuda, es como si de repente ya no lo necesitaran. La mayoría de los niños dejan de chuparse el dedo por su cuenta cuando tienen de 3 a 4 años de edad. Van dejando de chuparse el dedo y encuentran otras maneras de consolarse, es así de sencillo, por lo que no debes preocuparte.

Los expertos llaman a esta conducta succión no nutritiva. Calma y tranquiliza a nuestros pequeños por lo que no debemos castigarles, reñirles ni reprimirles.

¿En qué ocasiones suelen chuparse el dedo nuestros bebés?

Normalmente los bebés se suelen chupar el dedo cuando

  • están intranquilos.
  • tienen hambre,
  • tienen sueño,
  • están tristes,
  • sienten vergüenza o miedo,
  • están malitos.

¿Chuparse el dedo es un problema para los dientes?

En principio no supone un problema para la dentición. El daño a los dientes o al paladar parece ocurrir más si un niño se chupa el dedo de manera fuerte. Si tu hijo hace esto, intenta ayudarle a que deje de chuparse el dedo hacia los 4 años para evitar daños y ofrécele alternativas pero nunca impongas. Ya te he comentado que los castigos no sirven de nada y que reñirles tampoco, por lo que intenta ser lo más cariñosa y  paciente que puedas restándole importancia al asunto. Chuparse el dedo no es nada grave ni supondrá problemas importantes en un futuro.

Si ves que el pulgar de tu hijo se pone rojo y agrietado, aplicale una crema o loción para que la piel se mantenga hidratada.

¿Cómo ayudar a mi hijo a que deje de chuparse el dedo?

Los hábitos por lo general no son fáciles de eliminar, y éste es uno de los que se nos resiste, así que la paciencia una vez más será nuestra mejor aliada. Como ya hemos visto anteriormente, por lo general los niños dejan de chuparse el dedo de forma natural y sin ayuda sobre los 3 o 4 años. Si tu hijo aún sigue chupándose el dedo con 5 o 6 años empieza a ser el momento de que hablemos con él y le expliquemos que sus dientes permanentes van a empezar a salir y que es importante que lo hagan bien, por lo que debe intentar ayudarles sin que encuentren obstáculos.

Conocer a nuestros hijos es imprescindible para poderles ofrecer ayuda, así que cuanto mejor sepamos las situaciones que le empujan a realizar esta conducta mejor, de este modo podremos brindarle alternativas para que encuentre consuelo y se sienta seguro. Por ejemplo:

  • Ofreciéndole un juguete o un animal de peluche.
  • Ponerlo  a dormir la siesta antes, cuando notes que le está dando sueño.
  • Ayudándole a que hable de sus frustraciones en lugar de chuparse el dedo para calmarse.

No olvides la importancia del refuerzo positivo y felicita a tu hijo por no chuparse el dedo.

 

En caso de dudas habla con tu médico o odontólogo, ellos podrán informarte mejor sobre qué hacer si la conducta se resiste a desaparecer.

 

Referencias: American Academy of Pediatrics. Pacifiers and Thumb Sucking. Healthychildren.org. http://www.healthychildren.org/English/ages-stages/baby/crying-colic/pages/Pacifiers-and-Thumb-Sucking.aspx. Accessed January 10, 2013.

Foto cortesía www.freepik.com

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

4 Comentarios
  1. […] constantemente, niños que han adquirido un mal hábito como puede ser el de morderse las uñas, chuparse el dedo o mordisquearse el pelo. Comportamientos que corresponden a un modo de calmar la ansiedad que […]

  2. […] todos los bebés les encanta estar en brazos, y nosotras las mamás adoramos la sensación de abrazarles […]

  3. Sara Tarrés dice

    Como muy bien sabes respecto a la crianza de los hijos hay diversidad de opiniones. La tuya es tan respetable como la de cualquier otro, incluida la mía. Uno puede estar o no de acuerdo con lo que los demás exponen, faltaría más! Yo me limito a dar mi opinión profesional que además coincide con la de muchos otros, por ejemplo en la revista Ser Padres del pasado mes de noviembre (2014) le dedican 2 páginas centrales a este tema coincidiendo con el punto de vista que yo expongo. En el citado artículo opinan odontopediatras quienes tampoco se ponen de acuerdo sobre la incidencia de chuparse el dedo y las alteraciones en la dentición que pueden producir. Si sigues el enlace de la fuente en la que el artículo de basa es exactamente más de lo mismo, aunque es normal que existan otros puntos de vista totalmente opuestos al mío, no todos pensamos igual ni tenemos las misma experiencias.

    Está claro que todos los hábitos son muy resistentes y tal y como expongo en el artículo éste es uno de los más difíciles de erradicar. Digo también que es una conducta que muchos niños aprenden incluso antes de nacer, que les consuela y calma, que los tranquiliza y les proporciona bienestar no solo físico si no también emocional. Hay que ver en qué circunstancias el niño mayor de 3 años sigue chupándose el dedo, con qué frecuencia e intensidad lo hace, quizás así podremos ver si el problema es solo el hecho de chuparse el dedo o hay algo más detrás de esta conducta. ¿El niño está estresado, tiene miedo, es un niño tímido que intenta autoprotegerse …?

    Dos más dos no siempre son cuatro en psicología, y tu deberías saberlo, hay niños más resistentes a las técnicas de modificación de conducta por su temperamento o por una mala aplicación, falta de constancia, de método, de paciencia, de ganas, … Pero lo que quiero dejar muy claro es que si in bebé se chupa el dedo no debemos reprimirle tal conducta, si necesita consuelo debemos proporcionarselo y chuparse el dedo es una conducta de autoconsuelo que debemos dejar de ver como algo terrible.

    Gracias por tu comentario, espero verte de nuevo por aquí aunque no estemos de acuerdo. Los puntos de vista divergentes o opuestos enriquecen las relaciones y son los que nos hacen crecer como personas.

    Saludos,

    Sara Tarrés

  4. Sara dice

    Hola, como madre de una niña de 5 años que se chupa el dedo, tengo que decirte que no estoy de acuerdo en que haya que dejar a los niños chuparse el dedo. Dices que a los niños dejan de hacerlo de forma natural pero no es cierto. A diferencia del chupete que se lo quitas y desaparece, el dedo siempre está y es muy difícil que un niño pequeño deje de chuparse el dedo, o deje de morderse las uñas, es lo mismo. Hace falta mucha fuerza de voluntad y para los niños es muy complicado aguantarse las ganas. Es lo mismo que ocurre a los mayores con el tabaco. Yo intenté por todos los medios que me hija no se chupara el dedo, pero desde que nació rechazó todos los tipos de chupete que le dimos, todos, no ha quedado marca ni modelo del mercado que darle. Si se evita de bebés mejor porque a los 5, 6 7 años ya es casi imposible y entonces empezamos con los problemas de dientes y paladar, y ya es tarde. No valen explicaciones porque son niños, si al adulto le cuesta dejar un hábito, cómo no le va a costar a un niño. Como madre que padece este problema yo recomiendo ofrecerle chupete desde el primer día que le vemos chuparse el dedo y no resignarse, en mi caso fue imposible como he explicado. Además de madre soy psicóloga, así que también hablo desde mi experiencia profesional. Yo hablo con mi hija le explico le doy alternativas y todo loq ue quieras pero ella se chupa el dedo a escondidas si hace falta. Hay gente mayor que me dice que ellos hasta los 8, hasta los 9, y que incluso hoy en día en situaciones de estrés o tristeza sienten el impulso de chuparse o que sueñan que se chupan el dedo.

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel