¿Por qué miente mi hijo? 5 motivos por los que los niños mienten.

¿Por qué miente mi hijo? ¿Quién le ha enseñado a mentir? ¿Qué motivos le llevan a hacerlo? Hoy intentamos responder estas cuestiones que tanto nos preocupan a los padres cuando de repente pillamos a alguna mentirijilla de nuestro hijo.

boys-554644_1920

Explicábamos en un artículo anterior, Mi hijo miente: las primeras mentiras, el sentido meramente exploratorio de las primeras mentiras en los niños. Éstas son más un juego que un engaño con mala intención, así que una de las primeras razones por las que un niño miente es por jugar, explorar

Los niños mienten por diferentes razones pero todos empiezan mintiendo por un motivo muy sencillo : el juego. Los niños exploran las reacciones que tienen los demás, exploran sus límites y los ajenos. Las mentiras ayudan a nuestros hijos a dar un paso más en su desarrollo cognitivo aprendiendo que aquello que piensan no tiene porqué saberlo nadie más.

Como hemos hablado en otras muchas ocasiones, sabemos que los niños aprenden por modelado, por imitación, así que evitemos mentirles si lo que queremos es que nuestros hijos sean sinceros con nosotros. No podemos pedirles que hagan algo que nosotros no somos capaces de cumplir.

En resumen, los niños mienten por las siguientes 5 razones principales:

  1. Para jugar. El niño fantasea, mezcla realidad y ficción en su cotidianidad sin ningún tipo de mala intención.
  2. Para evitar una regañina o un castigo. Ante las exigencias familiares o escolares el niño inventa alguna excusa que le libre de sus obligaciones.
  3. Para darse importancia. La inseguridad y la baja autoestima están bajo estas mentiras. Podemos observar un niño decir que él saber hacer algo muy bien o que su padre tiene esto o aquello, …
  4. Para llamar la atención. Son típicas las mentiras tipo me “me duele mucho la tripa”, “me encuentro mal”, “tengo miedo de ir solo”, … mentirijillas que atraen la atención de los padres, quienes dejamos todo para ver qué ocurre con nuestro pequeño.
  5. Para obtener un beneficio. Por ejemplo cuando nuestro hijo nos dice que no tiene deberes para poder ir a jugar o ver la tele.

Qué hacer cuando nuestro hijo nos miente es la segunda parte de esta cuestión, pero lo primero que debemos hacer es tratar estas primeras mentiras con calma, sin irritarnos en exceso y buscar las causas de sus mentiras.

Autor entrada: Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer