Niños y niñas de 4 a 5 años: Cómo son. Características evolutivas.

2 4.346

Los niños de 4 años están repletos de energía. Quien tenga un niño de esta edad sabe que son inagotables, deseosos de aprender por sí mismos y con ganas de participar en las tareas de casa ayudando en todo lo que puedan, y se muestran mucho más independientes. Pero también son inestables emocionalmente, pasan de la risa al llanto con mucha facilidad y aparecen de nuevo las rabietas, es lo que llamamos pequeña adolescencia.

www.mimamapsicologainfantil.blogspot.com.es

En su desarrollo físico y motriz observamos:

  • muestran mayor coordinación en sus movimientos corporales.
  • Pueden recoger un balón en movimiento.
  • Su sentido del equilibrio mejora y pueden andar ya a la pata coja manteniendo el equilibrio sobre un pie. Se trata de un hito importante respecto a la anterior etapa.
  • Tienen mayor habilidad en la motricidad fina de sus dedos.
  • Puede recortar con tijeras.
  • Son capaces de vestirse y desvestirse sin ayuda. Lavarse los dientes, la cara y las manos. Los padres debemos fomentar estos hábitos de autonomía.

En cuanto a su lenguaje:

  • Son capaces de expresar verbalmente su estado de ánimo “estoy enfadado”, también sus necesidades personales y deseos. Y obviamente, intentan satisfacerlos.
  • Son capaces de combinar oraciones cortas.
  • Les entusiasma hablar con los adultos y vuelve a aparecer otra etapa del “¿Por qué?”. Preguntan por todo aquello que despierta su curiosidad y les inquieta. Es importante responderles siempre con la verdad. Es nuestra función como padres, ya que de este modo les estamos enseñando a pensar y a hacerse una idea del mundo en el que vive.
  • Les divierten las adivinanzas, chistes y juegos de palabras.
  • Muestran dificultad utilizando los tiempos verbales, por ejemplo es común oírles decir: “ya sabo” por “ya se”.
  • Entienden el argumento de algunos cuentos sencillos. 

A nivel conductual y emocional:

  • A esta edad los niños son egocéntricos, y quieren que el mundo gire a su alrededor, pero ya es capaz de compartir juegos y juguetes con otros amigos o compañeros.
  • Participan en juegos con otros niños de su misma edad y les gusta su compañía.
  • Empiezan a mostrarse independiente, pero es normal que en ocasiones muestren ciertas inseguridades ante situaciones y personas desconocidas.
  • Necesitan sentirse importantes para las personas de su entorno.
  • Reconocen las emociones y sentimientos de los demás.
  • Muestran actitudes de protección ante los más pequeños.
  • Les gusta hacer encargos y asumir responsabilidades en las tareas domésticas y escolares. De aquí que sean importante la figura de los “encargados” en las aulas.
  • Les gusta que los elogien cuando hacen las cosas bien, pero todavía no son capaces de reconocer sus errores.
  • Son fantasiosos y es probable que tengan algún amigo imaginario. Esta es la edad en la que aparecen con mayor frecuencia.
  • Mezclan fantasía con realidad.
  • Son capaces de interrumpir una tarea que les interesa y volver a retomarla después.
  • Aunque empiezan a controlar en cierto sentido su conducta y sus impulsos, es frecuente que vuelvan a aparecer las rabietas. Quieren imponer sus deseos desafiando a los padres, y aquí debemos seguir actuando con paciencia y mano izquierda, recordemos que son todavía muy pequeños y que nosotros como adultos los estamos educando.



Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).

He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.

Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantildesde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.

Latest posts by Sara Tarrés (see all)

You might also like More from author

2 Comments

  1. Sara Tarrés Corominas says

    Perdón por responder tan y tan tarde Jessica.
    Muchas gracias por comentar y explicar tu experiencia como madre. Cierto, cada día podemos aprender mucho junto a nuestros pequeños, solo es necesario mostrar interés ene ellos y tener el tiempo y la paciencia para dedicarles la atención que requieren. Como tú muy bien dices, cada niño es distinto, cada uno tendrá un modo diferente de reaccionar ante las mismas situaciones, lo importante es conocerles y respetarles, guiarles y acompañarles en su camino hacia la madurez.
    Saludos

  2. Jessica Alvarez says

    Buenísimo el artículo, aunque ya tengo un niño de seis, mi niño de cuatro es todo un suceso y encaja a la perfección con cada punto señalado, nunca deja uno de aprender con los hijos y cada uno es muy distinto al otro, lo importante es conocerlos y respetarles cada una de las etapas que están viviendo para poderlos formar y convertirlos en adultos exitosos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel