Para padres y madres que buscan respuestas.

Mandalas con botones y piedras.

0 244

La propuesta de hoy son mandalas con botones y piedras. Hacer mandalas es una actividad relajante y creativa que puede ayudarnos mucho a la hora de pasar una tarde entretenida con nuestros hijos en casa. Estas vacaciones de primavera o Semana Santa son una oportunidad magnífica para que puedas ponerla en practica.

mandalas pedres 5

Mandala es una palabra de origen sáncrito, una lengua clásica de la Índia, que significa círculo sagrado. En estos círculos empezaron representando formas o símbolos espirituales que ayudaban a quienes los realizaban a relajarse y a concentrarse. En la actualidad utilizamos los mandalas con la misma finalidad ya que permiten que los niños, en este caso, se centren en una actividad placentera que les ayuda a centrar su atención.

Mandalas con botones y piedras. Materiales.

Los materiales son bien sencillos. Bastará con tener una colección de botones coloridos y piedras de colores. En mi caso son los mismos materiales que he utilizado en otras ocasiones para clasificar colores.

  • Folio con un dibujo de un círculo,
  • piedras de colores,
  • botones de colores.

mandala botons 1

 

mandala botons 2

 

 

mandalas pedres 2

mandala botons 3

No hay ningún patrón a seguir, se trata que el niño desarrolle su imaginación y creatividad. Nosotros los padres podemos guiar un poco a lo largo de la sesión, sobre todo las primeras veces que lo realizamos.

 

¿Qué trabajamos haciendo mandalas con botones y piedras?

Los mandalas proporcionan una multitud de beneficios, ya sea pintándolos o realizándolos (como en este caso). Se trata de un ejercicio de  estimulación cognitiva donde intervienen todos los procesos cognitivos básicos (percepción, atención y memoria) pero que a la vez, tal y como he comentado en mi blog Mamá Psicóloga Infantil

  1. Fomentan la atención y la concentración.
  2. Favorecen el desarrollo de la psicomotricidad fina de manos y dedos.
  3. Promueven el bienestar interior del niño, al centrarse en una actividad placentera como es el hecho de pintar.
  4. Favorecen su creatividad e imaginación.
  5. Reducen el estrés y la ansiedad.
  6. Ayudan a desarrollar la paciencia, el tesón, la perseverancia y la constancia.
  7. Permiten que trabajemos conceptos geométricos: círculos, triángulos, cuadrados, estrellas, …
  8. Posibilitan que introduzcamos nuevo vocabulario, de colores, formas, tamaños o emociones.
  9. Propician el aumento de la autoestima, al permitir que el niño cree algo propio y único.
  10. Estimulan su sentido estético.

Te invito a que pruebes y que realices algunos mandalas con tus hijos estos próximos días.

 

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel