Los celos infantiles, ¿aparecen para quedarse o algún día desaparecerán?

Los celos infantiles, esos celos que tanto nos preocupan a padres y madres.  Esos celos que empiezan a aparecer con la llegada de un nuevo hermanito y que no sabemos si aparecen para quedarse o si bién algún día desaparecerán. Este es un tema recurrente en el blog, hemos tratado el tema de los celos en numerosas ocasiones y seguiremos hablando de ello, porqué la finalidad del blog es intentar dar respuesta a todas las cuestioens que se nos van planteando diariamente. Ésta es una de ellas: ¿ los celos que siente mi hijo desaparecerán algún día?

Hermanos

 ¿Algún día desaparecerán los celos de mi hijo?

Tenermos que tener en cuenta que para poder dar una respuesta a esta cuestión, saber si los celos que siente nuestro hijo acabarán o no desapareciendo, depende en gran medida de dos factores muy importantes:

  1. El temperamento y personalidad del niño que sienta celos.
  2. Cómo reaccionemos y tratemos los padres  los celos de nuestros pequeños.

Hay que decir que los celos no son potestad única y exclusiva del hermano mayor, los medianos o pequeños sienten celos de igual modo que lo hacen los mayores.

Los padres debemos ir especialmente con cuidado con lo celos infantiles porque los celos son una reacción emocional normal en la infancia, un sentimiento producido por el miedo a perder la atención, el cariño o el amor de papá o mamá. No hay que castigar a un niño por sentirse así, por tener miedo a que le dejemos de querer, todo lo contrario, debemos hacer todo lo posible para que sienta que ese temor es infundado, que no queremos más a uno que al otro, y que les queremos por igual aunque no les tratemos de igual modo. Te recomiendo la lectura del artículo ¿Debemos tratar por igual a nuestros hijos? recientemente publicado en este blog.

Si bien lo más frecuente es que los celos vayan desapareciendo conforme los niños van creciendo, es decir,  en la medida que su desarrollo emocional les va permitiendo comprender que sus temores son infundados, lo cierto es que muchos niños y niñas llegan a la adolescencia arrastrando el lastre de los celos. ¿Por qué?

Quizás porque no hemos sido capaces de transmitirles la seguridad emocional que necesitan o  porque como dice la psicóloga Sílvia Álava en su libro “Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron de 0 a 6 años”  la competencia entre hermanos por la atención de los padres continua en esta etapa de la vida.

Mi recomendaciones son:

  • tratar de invertir tiempo a solas con cada uno de nuestros hijos,
  • intentar de ofrecer a cada uno de ellos lo que necesita para sentirse querido, atendido y respaldado en familia a la vez que procuramos evitar la competencia entre hermanos fomentando el trabajo en equipo y la colaboración entre ellos, sea cual sea su edad. Cuanto antes empecemos mejores resultados obtendremos.

Foto cortesía www.freeimages.com

Autor entrada: Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer