Para padres y madres que buscan respuestas.

Juego simbólico espontáneo

0 127

Obtén las actualizaciones a tiempo real.

¿De qué hablamos cuando hablamos de juego simbólico espontáneo?

Todos, de niños, hemos jugado a ser mamás, papás, médicos, princesas o vete tú a saber qué tipo de animal, súper héroe o personaje de ficción queríamos representar en nuestros días de tierna infancia. Este tipo de juego, espontáneo, representando un rol diferente al nuestro en escenarios imaginarios es lo que llamamos juego simbólico espontáneo y es el tipo de juego por excelencia que domina gran parte de la infancia de todos los niños.
Por definición llamamos juego simbólico al juego que realizan los niños utilizando su capacidad de representar mentalmente un objeto y jugar con esa idea menta, como por ejemplo el niño que coge la escoba y lo usa como caballo para desplazarse por una imaginada pradera. Esto es juego simbólico en estado puro.
Este es el tipo de juego que aparece de modo espontáneo en casa, el parque o en las escuelas infantiles sin que nadie les dirija, sin reglas, sin objetivos pedagógico, sin ningún otro sentido más que el de imaginar, crear mentalmente situaciones que satisfagan la gran necesidad de aprender que sienten nuestros hijos y nada más.

¿Qué es el juego simbólico espontáneo?

En el juego simbólico espontáneo, no dirigido por un adulto, el azar interviene constantemente y, por eso, observaremos cómo los niños inmersos en estos juegos cambian incesantemente de una cosa a la otra, ahora son un gatito manso para poco después coger un lápiz y simular un peine con el que peinar a un muñeco que tienen a su alcance. La imaginación en esta edad es tan poderosa que cualquier objeto común puede convertirse en lo que ellos sean capaces de crear en sus mentes.
Es importante que mientras los niños están inmersos de lleno en este tipo de juegos los adultos nos mantengamos lo más al margen posible para que sean ellos quienes tomen las riendas de lo que quieren representar. Tengamos en cuenta que es mediante este tipo de juego como aprenden muchas de las reglas sociales, a ponerse en el lugar de los demás y a representar situaciones que de otro modo no serían capaces de vivir. Dejemos que pongan en práctica todo cuanto van viendo y observando de su entorno real o imaginario para que desarrollen todo su potencial creativo e imaginativo.
En el momento que busquemos o persigamos algún que otro objetivo pedagógico hablaremos de juego simbólico dirigido, el que desarrollaremos en otro artículo con ejemplos claros y sencillos para que los podáis poner en práctica.
En este artículo ponemos solo el énfasis en la definición de juego simbólico espontáneo, el juego simbólico en estado puro, aquel en el que no hacen falta muchas cosas para ponerlo en práctica, sólo la imaginación de los niños como en la imagen que ilustra la foto, una niña montando a caballo a lomos de su hermano.

 

Obtén las actualizaciones a tiempo real.

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel