Para padres y madres que buscan respuestas.

Irene la valiente

Un cuento clásico para hablar del valor de la valentía y la tenacidad

0 109

Irene la valiente de editorial Blackie Books es uno de esos cuentos que podemos considerar clásicos. De esos de toda la vida, de los que sus historias nunca pasan de moda y de los que contienen importantes valores que nos ayudan a educar a nuestr@s hij@s. Escrito e ilustrado en 1986 por William Steig, creador del conocidísimo ogro Sherk, llega hoy a mis manos gracias a la colaboración que mantengo con la librería online Boolino.

Irene la valiente, sinopsis

En “Irene la valiente no esperéis encontrar una historia de princesas desvalidas y apuestos príncipes que las rescatan tan típica de los cuentos de hadas. Aquí no ocurre nada de esto. Éste no es el relato de “Irene, la valiente”, porque a pesar que nos narra las peripecias de una heroína, ella no es más que una humilde niña con una gran fortaleza interior.

Irene, nuestra protagonista, es la hija de una costurera que cae enferma tras trabajar duramente en un vestido nuevo para la duquesa. Nuestra pequeña deberá cumplir una misión: entregar el vestido a tiempo. Es invierno y hace mal tiempo. Pero a Irene no la acobardarán ni la tormenta ni el viento quienes insisten en darle miedo. A pesar del frío, de hundirse en la nieve y de caminar en plena noche sola conseguirá sobreponerse a las adversidades.

La valentía y la tenacidad de Irene la Valiente

En “Irene la valiente” se trabaja uno de los valores que aparecen de forma recurrente en muchos cuentos tradicionales: la valentía. A lo largo de sus páginas veremos cómo la protagonista planta cara a sus miedos y se enfrenta a situaciones complicadas, supera adversidades y se esfuerza para no desfallecer.

Una bonita historia que nos ayuda a explicar a nuestros hijos la necesidad de no rendirse ante el primer contratiempo así como verdadero significado de la valentía. Entendida como la capacidad de enfrentarnos a nuestros miedos.

Libros como éste ayudan a los padres a enseñar a sus hijos el valor del coraje. De este modo la lectura se convierte en una herramienta indispensable para fomentar esta virtud y ayudar a los más pequeños a sacar fuerzas  y valor de sus debilidades.

Con una mentalidad adecuada todos podemos ser más valientes, ya que la valentía no es otra cosa que ser capaces de enfrentarnos a los desafíos y retos que nos encontramos en el  día: en el colegio, en la calle, en las relaciones familiares y con los amigos.

Sin duda, la autoestima y la autoconfianza están directamente relacionadas con la valentía y el coraje. Porque una adecuada y sana autoestima permite a los niños encarar cualquier pequeño o gran obstáculo que encuentre sin rendirse a la primera o abandonar sin tan siquiera intentarlo.

Vinculada a la valentía encontramos otra importante cualidad humana, la tenacidad. Un valor imprescindible para alcanzar nuestros objetivos, ya que supone mantenerse firme en lo que hacemos y resistir pese a las dificultades que encontramos en el camino. Lo que implica constancia.

Si deseas que este libro te ayude a transmitir estos valores a tus hijos puedes adquirirlo desde aquí.

 

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel