Esterilizadores, calienta biberones y otros imprescindibles para el bebé

Nadie puede cuestionar, hoy en día, las indudables ventajas que supone para l@s recién nacid@s la lactancia materna. Es evidente que, siempre que se pueda, ésta debería ser la primera opción para alimentar a nuestro bebé. Sin embargo, no siempre es posible y por diferentes motivos, antes o después, en muchos hogares debemos empezar a usar un biberón. Hoy hablamos precisamente de esto, de los biberones, de cómo esterilizarlos, cómo calentarlos y qué otros utensilios necesitamos, en este post perteneciente a la sección cuidados del bebé.

Esterilizar el biberón de nuestro bebé.

Tanto si tu bebé es de lactancia materna pero sobre todo si es de leche de fórmula, vas a necesitar esterilizar más de un biberón al día.

Esta es una de las muchas cosas que debemos hacer cuando nuestro bebé toma biberón, sobre todo durante los primeros meses. Siempre siguiendo las recomendaciones que nos ofrezca nuestro pediatra.

Cabe resaltar que el sistema inmunitario de nuestr@s bebés está en pleno desarrollo y que a lo largo de los primeros días y meses son altamente vulnerables a cualquier microorganismo que les puede enfermar.

Así, esterilizando tetinas y envases les estamos protegiendo contra cualquier infección que pudiera contraer por bacterias. Siendo una tarea simple y sencilla a algunos padres y madres les puede parecer mucho trabajo. Para esterilizar correctamente el biberón de nuestro bebé debemos seguir correctamente una serie de pasos, como limpiarlo todo perfectamente antes de ponerlo a esterilizar. Y lo primero que debemos mantener limpio antes de hacer cualquier cosa son nuestras manos.

Para facilitar todo el proceso que supone la esterilización de tetinas, envases y chupetes existen en el mercado diferentes tipos de esterilizadores de modo que tengamos a nuestro bebé libre de posibles infecciones bacterianas sin tener que invertir mucho tiempo en ello. Los hay para microondas o eléctricos, de diferentes formas y tamaños, y por su puesto de diferentes precios. Lo importante es que esterilicen correctamente, lo demás dependerá de tus gustos y capacidad económica.

Importante: evitar usar trapos de cocina para secar los biberones tras esterilizarlos.

Calentar el biberón de nuestro bebé.

Una vez nos hemos asegurado de mantener una buena higiene personal y esterilizado correctamente los biberones que vamos a ofrecerle a nuestr@ toca pasar a la siguiente fase. Calentar el biberón y cómo hacerlo bien.

Sobre calentar o no el biberón de nuestro bebé tendremos que seguir las indicaciones, como siempre, de nuestro pediatra. No hay duda que él es el profesional que nos puede orientar del mejor modo posible y en todo momento que lo necesitemos.

Dicho esto, sabemos por experiencia que hay bebés que toman biberón desde el primer instante sin calentar, esto es a temperatura ambiente. Otros, sin embargo, necesitan tomarlo a una temperatura similar a la que le ofrece la lactancia materna. Para ello debemos calentar la leche de un modo correcto con el mejor calienta biberones que consideremos y nunca en el microondas.

Al igual que ocurre con los esterilizadores encontramos una amplio abanico de calienta biberones ya que cada fabricante nos ofrece varios modelos para que encontremos el que mejor se adapte a nuestras necesidades. Sin embargo, antes de decantarnos por alguno debemos tener en cuenta que algunas marcas solo admiten sus propios biberones, así que este es un tema a tener en cuenta, porque quizás te interese más elegir un calienta biberones universal antes de comprar cualquier otro. Estos últimos te ofrecen la posibilidad de calentar cualquier tipo de biberón sea cual sea su marca.

Dentro de toda la variedad puedes encontrar también calienta biberones para el coche. Estos últimos son ideales si tenemos que realizar largos trayectos en coche. De este modo podrás tener listo el bibe de tu bebé cuando viajas.

Otros imprescindibles para el bebé

 

No podemos terminar este post sin hacer referencia a otros utensilios imprescindibles para el bebé que toma biberón. Me refiero a los cepillos para limpiar los biberones. Estos cepillos son muy útiles porque con ellos podemos llegar al fondo para limpiar los restos de leche de forma fácil y sencilla. Como con el resto de productos de los  que hemos hablado puedes encontrar diferentes cepillos según la marca que prefieras, escoge el que mejor se adapte a los biberones que vas a utilizar para asegurarte que van a estar siempre limpios y perfectos para su próximo uso

Autor entrada: Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer