Paste your Bing Webmaster Tools verification code here
Para padres y madres que buscan respuestas.

Emociones negativas ¿Cómo ayudo a mi hijo a manejarlas? (Parte II)

2 97

Antes de continuar leyendo, te recomiendo que leas Emociones negativas ¿Cómo ayudo a mi hijo a manejarlas? (Parte I). En este primer artículo hablamos de la ira o del enfado que todos, sin excepción, hemos sentido alguna vez. En el encontrarás algunas de las estrategias o recursos que puedes utilizar para ayudar a tu hijo a manejar sus emociones negativas. 


Como continuación del anterior artículo, te propongo seguir trabajando algunas de las estrategias que podemos poner en práctica para ayudar a nuestros hijos con sus emociones negativas.
  • Prestar atención a las explosiones de ira, tomando nota de los antecedentes de su comportamiento agresivo. Pregúntate a ti mismo:
  • ¿Qué sucedió justo antes de la explosión?
  • ¿Cómo fue la sensación de nuestro hijo?
  • ¿Qué es lo que necesita o quiere?
  • ¿Qué puedo hacer para mejorar la situación para mi hijo?
  • Anticipar explosiones de ira y organizar las actividades para reducirlas. 
  • Ayudar a nuestros hijos a comprender que la ira es una emoción natural que cada uno tiene. Decir cosas como: “Es normal sentirse enfadado. Todo el mundo se siente enfadado a veces, pero no está bien hacerse daño a sí mismo o a los demás.”
  • Detener los comportamientos agresivos. Diga: “No puedo dejar que hagas daño los demás”, o “No puedo dejar que me hieras.” A continuación, sacarle del lugar lo más suavemente posible.
  • Proporcionar un lugar tranquilo donde calmarse si está fuera de control. Es lo que llamamos time-out y aunque muchas son las personas que no lo acaban de ver adecuado, es una técnica que ayuda a calmarse.
  • Resistir nuestros propios ataques de ira cuando nuestro hijo con su comportamiento nos está desbordando.
  • Reconocer las emociones fuertes, ayudando al niño a controlarlas. Por ejemplo podemos decirle: “Debe ser difícil aceptar que has obtenido una nota tan baja después de haber trabajado tanto, lo comprendo y entiendo tu forma de sentir.”
  • Ayudar a nuestros hijos a usar un vocabulario de palabras de sentimientos. Leer libros que piden los niños a verbalizar un momento en que se sentían diferentes emociones puede ayudarnos mucho en esta tarea.
  • Utilizar palabras de sentimientos para ayudar al niño a entender las emociones de los demás. Por ejemplo, “María está sentada sola y se ve muy triste, quizás se sienta sola”, o “Cuando Manuel tropezó, se veía avergonzado.”
  • Ayudarles a comprender sus propias emociones al poner sus sentimientos en palabras. Por ejemplo decir: “Me sentí rabioso, enfadado cuando les oí llamarme con ese apodo”.
  • Escuchar, reflexionar y validar sin juzgar los sentimientos que el niño expresa. Después de escuchar, ayudar al niño a identificar el verdadero sentimiento que subyace a la ira, como dolor, la tristeza, la decepción, el miedo o la frustración.



  • photo credit: Marcin Kowalski via photopin cc

    Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

    2 Comentarios
    1. […] Neuronas espejo: base neurobiológica de la empatía y la imitación de conductas.Emociones negativas ¿Cómo ayudo a mi hijo a manejarlas? (Parte II) […]

    2. Anonymous dice

      Hola de nuevo Sara!! me parece superinteresantes las pautas que das. Mi hijo de 6 años sufre últimamente esos ataques de ira, en casa cuando le reñimos por algo, y en el parque cuando los amigos le fastidian a propósito o no hacen lo que él quiere, suele explotar gritando, llorando e incluso pegando a los demás. Lo veo que sufre y se siente frustrado y desbordado y no sé muy bien como actuar, en el parque suelo llevarlo a parte y sentarlo para que se calme, pero no sé como enseñarle a controlar esa ira y a resolver sus conflictos de otra forma más adecuada.
      Gracias

    Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

    A %d blogueros les gusta esto:
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
    Cancel