Paste your Bing Webmaster Tools verification code here
Para padres y madres que buscan respuestas.

El niño frente la separación y divorcio de los padres.

7 111

Una gran decisión de los padres: separación y divorcio. Cómo afecta a los hijos.

Cuando los padres toman la determinación de separarse o divorciarse la duda de cómo afectará esta decisión al niño siempre surge. No es  fácil cuando hay niños, pero mejor separados que seguir viviendo situaciones conflictivas a diario que afecten o perturben la estabilidad emocional del niño.

niño triste foto rota padres, divorcio, separación


Son muchas las parejas que rompen, que se separan o se divorcian. Con la crisis económica de los últimos años, se ha reducido el número, pero solo por el tema económico que obliga a las parejas a vivir bajo el mismo techo por no poder emprender una vida en solitario. 

Cuando la pareja atraviesa un problema grave de convivencia o se ha tomado ya la decisión de separarse o divorciarse, hay que tener en cuenta cómo afectará a nuestro hijo y qué supondrá para él, ya que durante un tiempo las figuras de referencia (papá o mamá) fallarán. 

Fundamental que durante el proceso de separación o divorcio preservemos a los niños de todas las disputas que puedan surgir, por muy amistosa que haya sido la decisión.

Procurar no distorsionar o manipular la imagen del otro miembro de la pareja (papá o mamá) hablándole mal al niño, por muy cuestionable que haya sido su papel. Este tipo de conducta no ayuda para nada a nuestro hijo, ya que el otro cónyuge sigue siendo el papá o la mamá del niño y éste debe seguir respetándole y queriéndole.

Lo que no recomendamos, porqué es peor para los niños, son las uniones a la fuerza. Es decir, mantener la pareja unida por el bien de los hijos. Los niños captan enseguida que sus padres no son felices juntos y sentirse responsable de la infelicidad de papá o mamá es un peso que ningún niño debería cargar.

¿Qué hacer cuando ya se ha tomado la decisión de separación o divorcio? Consejos para los padres.

  • Cuando se ha tomado la decisión de separarse o divorciarse hay que informar a los niños de lo que pasa, sobretodo a partir de los dos años, y no pensar o caer en el error de creer que ellos no se enteran de nada porqué son muy pequeños. Les informaremos con un lenguaje apropiado a su edad y nivel de comprensión. Mejor que se haga de forma conjunta, papá y mamá, juntos, explicarán qué pasará a partir de este momento.
  • Despejar desde el primer momento las dudas o temores. El miedo a ser abandonados, el temor de ser los culpables. Hay que explicar que los papás se separan ellos, pero nunca les abandonarán ni dejarán de querer, y dejarles muy claro que ellos no tiene ninguna responsabilidad, ninguna culpa de lo sucedido. 
  • Informarles que la situación es definitiva. Así no les generaremos falses expectativas, y los niños podrán adaptarse más fácilmente a la nueva situación. 
  • El niño no debe tomar partido por ninguno de los miembros. Se debe procurar ante todo conservar el amor por ambos padres. 
  • No usar al niño como “arma arrojadiza”, no hablar mal del otro, no incumplir horarios u obstaculizar el régimen de visitas para molestar, incomodar o perjudicar al otro cónyuge. 
  • Facilitar la relación de los niños con su padre o madre. Intentar ser flexible en los horarios de visita, cediendo cuando sea posible, buscando siempre el bienestar emocional y el equilibrio personal de nuestros hijos.
  • Es muy importante la calidad y la frecuencia de los contactos con el progenitor que no tiene la custodia. Los niños deben seguir viendo a su padre o madre, no olvidemos que quienes han dejado de quererse son los   miembros de la pareja. Es de gran importancia estar con ellos para darles amor y cariño, seguir ofreciéndoles el bienestar físico y emocional que necesitan, así como apoyo incondicional. 
  • En los casos en los que no se ha logrado la custodia compartida, el progenitor que no tiene la custodia no debe convertirse en un “papá wii”. Es decir, el papá juguete, con el que solo se divierte y se lo pase bien. El papá que no impone normas ni límites porqué se lo deja todo a mamá. Tampoco debe convertirse en “Papá Noel” o “papá Rey Mago”, el papá que aparece siempre con regalos o que le compra todos los caprichos, sobornándole de este modo para “comprar” su cariño. Hay que cuidar mucho estos aspectos.
  • Tanto si es papá o mamá quien tiene la custodia, el progenitor tiene la obligación (por el bien de los niños) de apoyar la labor educativa que está realizando el otro
  • Mantener las rutinas diarias. Conviene que los niños mantengan las rutinas del día a día, enfrentándose a los menos cambios posibles, manteniendo siempre que se pueda su casa, su colegio, las mismas posibilidades económicas, amigos, …. En definitiva, evitar un exceso de cambios que puedan hacerle aún más difícil asimilar la situación.
  • No olvidar que los niños no son objetos. Los niños son personas con sentimientos a los que debemos evitar dañar. Luchar por ellos también significa permitir que sigan viendo a su padre o madre manteniendo una buena relación, solo hay un papá y una mamá. Para cada niño su padre o madre es único e irreemplazable, no deberíamos alejarles de ellos solo por despecho o venganza. 

Fuentes consultadas: La educación de nuestros hijos. Josefina Aldecoa y colaboradores. 

Foto cortesía de http://www.freedigitalphotos.net

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

7 Comentarios
  1. […] emocionalmente estresantes (nacimiento de un hermano, divorcio o separación de los padres, cambio de colegio o de […]

  2. […] separación o  divorcio de sus […]

  3. […] separación o divorcio de los padres, […]

  4. Sara Tarrés Corominas dice

    Anónimo,
    es normal que en un primer momento tu hija desee y anhele que sus papis vuelvan a estar juntos, es comprensible que quiera volver a la situación anterior a vuestra separación y que tenga las fantasías que comentas. Puedes ayudarla siguiendo los consejos que planteo en el artículo pero para nada cortando la comunicación con el padre. Nunca impedir que los hijos se comuniquen o vean a sus progenitores, eso no les hace ningún bien, todo lo contrario.
    Seguro que poco a poco y con el tiempo irá aceptando la situación. Ánimo.

    Saludos

  5. Anonymous dice

    Bueno soy casada. y hace meses estoy separada de mi esposo. por mutuo acuerdo. El caso es que tenemos una niña de 10 años. y Ella cosa de nada se pone a llorar, hasta siento que se a vuelto agresiva. y ella no pierde la fé que su papá regrese a casa. Cree mucho en DIOS y dice que ÉL le hará el milagro. cómo la puedo ayudar, Es bueno que ella esté en constante comunicación con papá o debo cortarsela. Por favor ayúdame con una respuesta sabia.

  6. Sara Tarrés Corominas dice

    Probablemente tu hijo esté llamándote la atención, piensa que detrás de todo mal comportamiento hay una necesidad no cubierta, y una separación y el estrés que ésta conlleva pesa también en nuestros hijos. Intenta dedicarle más tiempo, haz cosas con él, cosas que le gusten, dale tiempo a que se adapte a la situación actual y habla con el colegio por si le pueden brindar algún tipo de apoyo.
    Sobre ser siempre la mala, es normal que te sientas así, nos toca vivir este papel, pero educar es un proyecto a largo plazo donde poner normas y fijar límites es algo necesario para que nuestro hijo crezcan sabiendo qué es lo que pueden y lo que no pueden hacer.
    Tener más mano dura … castigar? Los castigo solo tienen un efecto inmediato sobre la conducta de los niños, y solo deberíamos utilizarlos como último recurso, cuando todo lo demás no nos ha funcionada. Debemos enseñarles las conductas apropiadas, sí, y aplicar consecuencias a las inadecuadas. Normalmente funcionan mejor las consecuencias naturales o pedagógicas. Si por ejemplo tu hijo te contesta mal, puedes pedir que repare el daño causado ayudándote a recoger la casa, que no quiere ducharse … no tendrá ropa limpia, solo son ejemplos.
    Pero gritar y castigar sin tele no tiene demasiado efecto sobre ellos. Y lo que para nada puedo aconsejar es que le pegues … nunca.

  7. Anonymous dice

    BUENAS TARDES ESPERO ME PUEDAN AYUDAR TENGO UN HIJO DE 8AÑOS Y SU COMPORTAMIENTO A CAMBIADO MUCHISIMO CONMIGO Q SOY SU MADRE HACE 8MESES ME SEPARE DE SU PADRE PUES EL ES CASADO Y SU SITUACION NO IBA A CAMBIAR Y YO ME CANSE , NOS SEPARAMOS Y MI HIJO EN EL COLEGIO SE DEPRIME Y SU MAESTRA A NOTADO SU CAMBIO LA GENTE ME ACONSEJA Q LO CASTIGUE O Q LE PONGA MANO DURA ENTIENDASE PEGARLE Y CREO Q LO PONGO MAS AGRESIVO… HABLO CON EL Y PARECE Q NO ME ESCUCHARA Q HAGO SOY JOVEN Y QUIERO HACER MI VIDA Y Q MI HIJO VUELVA HACER UN NIÑO EDUCADO Y Q ME QUIERA AYUDA CADA VEZ Q SE LO LLEVA VIENE MAS REBELDE CONMIGO Y SU PADRE NO LO REGAÑA ASIQ SOY LA MALA PARA TODO SU PADRE CASI NI LO LLAMA Y ESTOY PASANDO PROBLEMAS ECONOMICOS PORQ NO CONSIGO TRABAJO Y VIVIMOS ALQUILADOS

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel