Para padres y madres que buscan respuestas.

Disfrutar de los hijos

0 557

Obtén las actualizaciones a tiempo real.

Disfrutar de los hijos es mucho más que ir de vacaciones, pasar un feliz fin de semana o ir a un parque de atracciones, que también, no lo vamos a negar. Disfrutar de los hijos debería ser algo que debiéramos realizar  en el día a día, con solo parar un instante y mirar a nuestros hijos a los ojos, escuchar sus risas o leer sus pensamientos.disfrutar de los hijos

Todos los padres queremos disfrutar de los hijos, disfrutar de nuestros niños, gozar de su infancia, de su ternura, de su inocencia … pero también es cierto que en múltiples ocasiones sufrimos más que otra cosa. Sufrimos por no tener tiempo para estar con ellos, sufrimos porque no sabemos qué les pasa, porque nos desobedecen, porque nos retan o nos ponen entre las cuerdas. Sufrimos porque el tiempo se nos escapa y la realidad topa contra la imagen idealizada que nos habíamos conformado antes de ser padres, lo que provoca que en lugar de disfrutar de los hijos nos angustiemos más día tras día, porque nos sentimos las peores madres del mundo o creemos que no lo estamos haciendo del todo bien.

El tiempo pasa rápido y los hijos crecen mientras nosotros, los padres, estamos inmersos en una vorágine diaria que nos consume: levantarnos pronto, preparar desayunos, uniformes, ropa, trabajar, pasar largos ratos en los transportes públicos, las tareas domésticas que se amontonan … y un sin fin de ocupaciones acumuladas que nos agotan y estresan.

Disfrutar de los hijos es lo que todo padre y madre desea y anhela, yo incluida, y muchos de nosotros esperamos los fines de semana para empaparnos de risas y abrazos pospuestos. Y cuando llega el viernes estamos tan agotados como ellos por lo que disfrutamos poco y nos frustramos más.

La verdad es que deberíamos aprender a disfrutar de los hijos en cualquier momento y lugar, por breve que sea el instante, por poco tiempo que tengamos y aunque sea solo ese beso fugaz de las mañanas tras despertar. Disfrutar de los hijos es algo que no podemos posponer, su infancia pasa rápido y sin darnos cuenta todas esas actividades que dejábamos para otro momento … ya no nos valdrán.

En demasiadas ocasiones nuestros hijos nos ven ocupados, sin tiempo, sin ganas, sin paciencia.  Convencida como estoy que ellos tienen las mismas ganas que nosotros de disfrutar de nuestra compañía, quiero lanzar este mensaje para que padres y madres seamos conscientes que debemos parar por un momento y disfrutar de los hijos cada día un poco. Ese poquito tiempo que tenemos por las mañanas, mientras les peinamos. Ese poquito tiempo de las noches mientras les bañamos o acostamos.

Olvidemos por un instante el estrés del día a día, el enfado por habernos desobedecido y aprendamos a disfrutar de los hijos, de todo lo que tienen por enseñarnos, que no es poco. Aprendamos a escuchar todo lo que tienen que contarnos, de su día a día, sus anhelos, deseos, miedos o esperanzas.

Ser madre (padre) es un trabajo de 24 horas 365 días al año, el trabajo más importante que desarrollaremos en nuestras vidas, de nosotros depende el equilibrio emocional de nuestros hijos, de nosotros depende su progreso, su formación y en definitiva en qué se convertirán el día de mañana. No hablo de si serán ingenieros, astronautas o barrenderos, qué más da si al final lo que realmente cuenta es si son o no personas plenas y felices, sin traumas, sin complejos, sin resentimientos … Y eso no se consigue sin unos padres que estén a su lado y les enseñen la importancia de disfrutar de su compañía, entre otras muchas cosas imprescindibles en la educación de nuestros hijos.

imagen http://www.freedigitalphotos.net/

Obtén las actualizaciones a tiempo real.

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel