Para padres y madres que buscan respuestas.

Cómo evitar las pesadillas

10 283
Todos los padres quisiéramos evitar que nuestros hijos se despertaran gritando a media noche, empapados en sudor y aterrorizados por las pesadillas que han vivido. ¿Cómo evitar que nuestros hijos tengan pesadillas? ¿Qué podemos hacer los padres? ¿Hay algún modo de que no tengan que sufrir por lo que sueñan? 

Todos, y creo que sin excepción, en algún momento u otro hemos vivido esta situación. Nuestros hijos nos llaman a gritos tras haber tenido una pesadilla que les ha causado un gran temor. 

Tener pesadillas es algo normal y frecuente durante la infancia. Suelen empezar sobre los 3 años.

Entre los 3 y los 6 años, los niños entran en una etapa propensa a los miedos. Su “pensamiento mágico” mezcla los mundos de la realidad y la fantasía. Además, en este período evolutivo, nuestros hijos experimentan importantes conflictos emocionales (celos, conflicto entre dependencia – independencia, …) que les generan mucha ansiedad. Esta ansiedad emerge por las noches en forma de representación simbólica: los sueños.

Los contenidos de sus malos sueños o pesadillas suelen ser: monstruos, brujas, lobos, animales feroces, … que amenazan, atacan, devoran …

¿Cómo evitar o prevenir las pesadillas?

  • Puede ayudar a reducir y prevenir la frecuencia de las pesadillas, acompañar un rato al niño en su habitación mientras se relaja antes de conciliar el sueño.
  • Podemos contarle un cuento, cantarles, hablar sobre cosas agradables que han sucedido a lo largo del día. Yo a mi hijo le digo, por ejemplo, lo siguiente: “Cierra los ojos y piensa en cosas bonitas, en lo bien que nos lo hemos pasado hoy pintando con las ceras”.
  • Nosotros, los padres, debemos abandonar la habitación antes de que el niño se duerma, para evitar que se despierte y se encuentre solo.
  • Los peluches, muñecos, … preferidos son una compañía muy eficaz.
  • Una luz tenue, la puerta entreabierta, también les tranquiliza mucho y les ayuda a dormir.
  • Animar a que dibujen y jueguen. El dibujo y el juego son medios de expresión mediante los cuales los niños elaboran y expresan sus fantasías y conflictos. 
  • Con el juego y el dibujo dan salida a una parte de sus emociones que de otro modo podrían dar lugar a malos sueños.
  • Evitar que vean películas y escenas de miedo.
  • Cuando se despiertan tras una pesadilla, también les podemos ayudar a darles un final a las escenas de terror que han vivido en el sueño. Así que una solución a las pesadillas recurrentes es sentarse con nuestro hijo un momento y dar un final creíble, que acabe bien y que él también acepte. Por ejemplo, con Marc (mi hijo) soñaba noche tras noche con el lobo. Un día, llegamos a un final para el lobo malo que le perseguía. Mickye Mousse (uno de sus personajes preferidos) vestido de cazador, llegaba para salvarle del lobo! Lo cogía por las orejas y se lo llevaba lejos, muy, muy lejos. Tras este episodio, las pesadillas fueron menos recurrentes. 

Estas pautas pueden ayudarnos a que nuestros hijos duerman más tranquilos cada noche, previniendo las tan angustiosas pesadillas.

En caso que las las pesadillas sean muy frecuentes e intensas, provocando un cambio en el comportamiento de nuestro hijo, deberíamos consultar con un profesional de la psicología infantil, ya que es probable que nuestro hijo esté respondiendo de este modo a un conflicto emocional importante.

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

10 Comentarios
  1. […] terrores nocturnos son un tipo de parasomnia, un trastorno del sueño, muy similar a las pesadillas pero mucho más espectaculares, llamativos y […]

  2. […] de los 3 a los 5 años, donde se abordan cuestiones como la importancia del juego, la imaginación, pesadillas, terrores nocturnos, […]

  3. Sara Tarrés Corominas dice

    Sandra,
    por lo poco que expones sobre las pesadillas que siente tu hija puedo pensar que tu hija siente mucho estrés a lo largo del día que descarga en forma de pesadillas a lo largo de la noche. En este caso es cuestión de reducir al máximo este estrés, buscar que la tarde sea lo más tranquila posible y sobre todo hacerla sentir segura de sí misma. La llegada de un hermano supone un cambio muy importante para algunos niños que ven amenazada su posición familiar. Ella debe sentirse importante y querida. Estoy segura que la amas por encima de cualquier cosa pero ella se siente desplazada aun cuando tu se lo des todo. Entiendo por lo que estás pasando porque yo pasé por lo mismo con mi hijo mayor, quien tuvo pesadillas a lo largo de un año de forma recurrente y casi intermitente, justo también después de la llegada de su hermano Pol.

    No me comentas si habéis acudido al pediatra para exponerle esta cuestión, si no es así te recomiendo que lo hagas para poder tener una opinión más al respecto.

    Dicho todo esto lo mejor que puedo aconsejarte es que tras hablar con el pediatra y también, por qué no, con su tutor en el cole busquéis el modo de reducir estos episodios de pesadillas. Existen profesionales, psicólogos infantiles que pueden ayudaros mucho a volver a tener unas noches tranquilas y sin sobresaltos.

    Si todas las pautas que aconsejo en el post no os han ayudado os recomiendo que os lo penséis y valoréis junto con vuestro pediatra.

    Mucho ánimo,

  4. Sandra dice

    Buenos días. Tengo una hija de 5 años que, desde hace algo más de uno, tiene pesadillas todas las noches. De 2 a 3 veces por noche, lo que la hace levantarse muy cansada y a los demás también. Al día siguiente no recuerda nada.
    Tuvo un hermanito hace 14 meses y las pesadillas comenzaron poco después de su nacimiento. La relación con el niño es muy buena, aunque en ocasiones siente celos.
    Ya no sabemos qué hacer y estamos todos realmente cansados de no poder dormir una noche entera.

  5. Anonymous dice

    Hola mi nina tiene tres anos y todas las noches se despierta llorando eso me asusta mucho por que no se que hacer ella a pasado por sutuaciones fuertes sobre su salud cada dos meses le hacen examenes de sangre quiciera saber que hacer para evitar eso

  6. Yolanda Delgado dice

    Gracias Sara, todos estos documentos son una maravilla para apoyar mi trabajo como psicóloga infantil y aportar beneficios a niños y padres.
    Yolanda delgado V

  7. Sara Tarrés Corominas dice

    Anónimo,
    no te angusties por las pesadillas que pueda tener tu bebé. A los 2 años es frecuente que empiecen a tenerlas, sobretodo si estáis viviendo un momento de estrés como el que vivís. Una separación de los papás causa gran ansiedad en los niños, como cualquier otro cambio importante en sus vidas.

    El hecho que su padre le diga que estarán juntos sin mamá, no debería tomarse como un chantaje psicológico, aunque depende del tono y la intención en que lo diga, pero piensa que también es un modo de preparar a tu hijo para esos días en los que tu no estarás presente. Quizás debes tomartelo de este otro modo. La ansiedad de separación que siente tu hijo cuando llega a la guardería es la típica de esta edad, intenta que las despedidas sean cortas, un abrazo , un beso y adiós. Prolongar las despedidas y hacerlas más dramáticas provoca que los niños crean que el lugar donde les dejamos y con quien les dejamos es un lugar malo donde no confiamos. Debemos ser capaces de trasmitirles la seguridad y la confianza de que allí estarán bien cuidados y atendidos. Piensa que esto también puede provocar que tu hijo tenga pesadillas por la noche.

    Procura que viva en un ambiente relajado y libre de estrés, liberalo de la angustia de la separación y cuando lo acuestes mira de que esté lo más tranquilo y relajado posible. Las pesadillas forman parte del desarrollo de nuestros pequeños, podemos realizar pequeños cambios en nuestras vidas para que no sean tan frecuentes pero ello no significa que vayan a desaparecer por completo.

    Saludos,

  8. Anonymous dice

    Hola, me gustó mucho la forma en que explicas las cosas todo muy bueno.
    Estoy muy angustiada por mi bebé de 2 años. Terminé mi relación con su padre el que a partir de esto ya no quiere las visitas supervisadas que tenemos pactadas actualmente, por lo que iremos a juicio por ello. El problema es que lo he sorprendido diciéndole a mi bebé “Vamos a estar solos sin la mamá” en reiteradas ocasiones, y eso es obvio que mi pequeño no lo entiende, cree que no verá mas a su mamá. Empezó con pesadillas, me llama mamá mamá muy angustiado, con un terror enorme a que yo no esté. La llegada a la guardería es mas caótica aún y al despertar o cuando voy a otra habitación la misma cosa. Creo que lo que hace su padre es maltrato sicológico, que opinas tu?
    Por mi parte me levanto a darle contención a mi bebé todas las noches, le digo que siempre estaremos juntos, pero sigue durmiendo mal… esto empezó hace un mes, y el con los síntomas hace 2-3 semanas. Ayuda plis que me aconsejas. Mil gracias

  9. Sara Tarrés Corominas dice

    Muchas gracias! Es todo un placer poder aportar mi granito de arena.
    Saludos.

  10. Anonymous dice

    (H) excelente, muchas gracias. Como psicólogo infantil, lo incluiré dentro de mis recomendaciones.

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel