Siguiendo con las propuestas de actividades lúdicas para el desarrollo infantil, la sugerencia de hoy trata de fomentar y desarrollar la psicomotricidad fina de nuestros hijos mediante el uso de las tijeras. 



papel y tijeras
http://www.freedigitalphotos.net




La psicomotricidad fina se refiere a todas las actividades o acciones que realizamos específicamente con las manos, y para las cuales debe tener control óculo-manual como son:

  • escribir, dibujar, pintar, 
  • punzar, 
  • rasgar, cortar, 
  • usar herramientas, 
  • coser, 
  • hilvanar, 
  • coger los cubiertos, 
  • amasar, moldear, 
  • ... 

Cortar con tijeras, una habilidad manual compleja.

Saber recortar con tijeras es una habilidad manual compleja que los niños empiezan a desarrollar a partir de los 3 o 4 años, ya que requiere una gran coordinación entre el cerebro de nuestro pequeño y sus manos. Sí, de ambas, ya que recortar con tijeras es una actividad que precisa movimientos bimanuales, o lo que es lo mismo, el uso de las dos manos: con una sujeta el papel mientras que con la otra recorta con la tijera.

Requisitos previos.

Al ser una actividad compleja requiere que previamente nuestros hijos hayan desarrollado otras habilidades como una buena coordinación mano-ojo y cierta destreza manipulativa. Estas habilidades podremos observarlas a diario y comprobar su adquisición si nuestros hijos ya son capaces de realizar acciones como por ejemplo:
  • saber utilizar una cuchara o tenedor,
  • abrir y cerrar las manos,
  • saber utilizar las manos de forma complementaria, un ejemplo sería tapar una botella de agua.




niño recortando
photo credit: tracy the astonishing via photopin cc

¿Cuándo empezar?

El correcto uso de las tijeras es, como todo aprendizaje, un proceso que necesita tiempo, práctica y la maduración cerebral suficiente para que nuestro hijo sea capaz de hacerlo correctamente.

Previo a este aprendizaje podemos empezar a enseñarle a rasgar con los dedos, una actividad que a todos los niños suele gustarles mucho y que podemos empezar a poner en práctica a partir de los 18-24 meses.

A partir de los 3 o 4 años nuestros hijos ya podrán empezar a utilizar las tijeras siempre bajo la atenta mirada de un adulto.


¿Cómo empezar?

Cuando nos dispongamos a enseñar a nuestro hijo el uso de las tijeras lo haremos con sumo cuidado y con unas tijeras apropiadas para ellos, como son las tijeras con puntas redondas, especialmente diseñadas para preescolares.

A los 4 años nuestros hijos ya son capaces de cortar en línea recta, y poco a poco irán aprendiendo a hacerlo en otras direcciones. Por tanto primero dejaremos que recorten como sepan y después ya empezaremos con líneas rectas, curvas y en zig-zag.

Existen páginas imprimibles en la red para que nuestros hijos realicen prácticas de corte. Las podemos encontrar con líneas rectas, líneas curvas, líneas en zig-zag y algunas líneas curvas aleatorias. Estas hojas que podemos descargar e imprimir van dirigidas a niños de preescolar y son perfectas para cualquier padre, maestro o homeschooler que buscan ayudar a los niños a desarrollar la psicomotricidad manual fina de los niños mediante actividades de recorte con tijeras. 


¿Qué materiales utilizar?

Para realizar este tipo de actividad solo necesitamos tijeras y papel, aunque podemos sofisticarla más y utilizar otros materiales, por ejemplo:

  • papel de periódicos,
  • revistas,
  • folletos,
  • cartulinas de colores,
  • goma eva,
  • cartón fino,
  • celofán,
  • papel pinocho,
  • papel de seda o charol,
  • lana,
  • tela,
  • ...

Ideas para realizar.


Podemos sencillamente recortar papel sin más, con el único objetivo de desarrollar la habilidad manual con el uso de las tijeras, pero además podemos llevar a cabo actividades más divertidas, amenas o motivadoras. 

Algunas de ellas y a modo de sugerencia podrían ser las siguientes:

  1. Hacer un collage con diferentes trocitos de papel de diferentes colores, ya sea de recortes de revistas o de papel charol.
  2. Recortar dibujos de series temporales, ordenarlos y pegarlos sobre una cartulina.
  3. Recortar un dibujo en varios trozos para hacer un puzzle. Se trata sencillamente de realizar varios cortes en un dibujo o foto y luego pegarlos sobre un cartón para confeccionar nuestro propio puzzle. 
  4. Recortar fotos o dibujos de diferentes elementos, animales, personas u objetos para clasificar y formar grupos, por ejemplo fotos de yogures, de galletas, niños, niñas, ...
  5. ....
Todo es cuestión de ponerle ganas, tiempo e imaginación.



0 comentaris:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu tiempo y por compartir tu experiencia. Tus comentarios son muy importantes para el blog, con ellos aprendemos y compartimos conocimientos, creciendo día a día. Recuerda que te responderé justo debajo de tu comentario.

 
Top