En el último artículo estuvimos hablando sobre las razones o motivos principales por los que los preescolares (niños de 2 a 5 años) no suelen hacer caso o desobedecer lo que les decimos. 


Vimos como la falta de capacidad para recordar varias instrucciones podía ser un motivo; otra causa puede encontrase en la necesidad de autonomía y su lucha por el control de sus acciones y, por último, vimos también cómo una excesiva cantidad de normas y "nos" pueden acabar por ser contraproducentes. 


En el artículo de hoy veremos algunas sugerencias para gestionar la falta de obediencia, qué hacer para que nuestros hijos hagan más caso a lo que les pedimos que hagan y no estemos todo el día con el "no" en la boca.


1. Hablarle con explicaciones e instrucciones simples y claras.

Cuando le pidamos algo a nuestro hijo debemos ser lo más claros y concretos que nos sea posible. De este modo, con instrucciones claras y simples, le resultará más fácil poder seguirlas y sabrá lo que queremos y esperamos de él.


Podemos, además, explicarle cómo debe hacer lo que le pedimos, y darle sugerencias para que vaya mejorando, eso sí, sin criticarle.


Por ejemplo, es más acertado decirle: "Es hora de guardar los juguetes. Guarda todas las piezas en su caja" en lugar de "Ya sabes que es la hora de recoger,¿por qué no recoges nunca sin que yo deba estar detrás tuyo?".


2. Elogiarle.

No nos olvidemos de este gran potenciador que es el elogio. Debemos elogiar a nuestros hijos siempre que nos hayan hecho caso, de este modo reforzamos la conducta de obedecer y les estamos enseñando también que apreciamos su esfuerzo, un "Gracias por haber hecho le que te he pedido" hace maravillas.


Elogiar los progresos es un modo de animarle a progresar, un modo de decirle y demostrarle que sabemos que lo está intentando. Por pequeño que sea el avance es muy recomendable elogiarle con una frase concreta como puede ser: "Muy bien, veo que ya has empezado a recoger".


3. Utilizar tablas de incentivos.

Podemos utilizar tablas de incentivos, como las que se han publicado en el blog, para motivarles a realizar ciertas conductas que vamos instaurando y con las que todavía tienen cierta dificultad para realizar o obedecernos cuando les pedimos que las hagan, como recoger los juguetes, lavarse las manos, los dientes, vestirse solo, ....

4. Contar hasta tres.

Esta es una vieja técnica, infalible diría yo. Es el clásico "cuento hasta 3 y si no ...


Podemos establecer esta norma, enseñarle que debe empezar a hacer una tarea antes de que contemos hasta 3. 


Por ejemplo podemos decirle "Es hora de recoger los juguetes, vamos a empezar a recoger 1 ..... 2 ..... 3" . El objetivo es que empiece antes de llegar a 3. 


5. Utilizar la cuenta atrás.

Viene a ser una técnica muy parecida a la anterior pero en este caso, el modo de aplicarlo es estableciendo una cuenta atrás desde 5, por ejemplo. 

6. La regla de la abuela.

Es más probable que una conducta se realice cuando se sabe que después de ella viene algo agradable. El ejemplo es este:  "Cuando hayas recogido tus juguetes podrás ver un rato los dibujos" o "Después de lavarte las manos vamos a comer".

7. Practicar, practicar y practicar!!!

Si vemos que nuestro hijo sigue y sigue sin obedecernos, debemos averiguar hasta dónde es capaz de seguir nuestras instrucciones, es decir, si es que todavía no puede hacer lo que le pedimos o bien si sencillamente no quiere hacerlo. En caso que sea perfectamente capaz de seguir nuestras instrucciones y sencillamente se niega a realizarlas, nos llenaremos de paciencia y sin perder los estribos le podemos decir: "Siento mucho que no hagas lo que te pido, ahora practicaremos cómo debes hacerlo". Practicaremos de 3 a 5 veces la tarea y por último les daremos la oportunidad de que la hagan solos. Si persiste en la negativa, continuaremos practicando y le diremos que cuando acabemos de practicar tal vez podrá ver los dibujos o jugar.


8. No decaer, no tirar la toalla, no nos demos por vencidos.

Cuando nuestro hijo no nos hace caso, es muy fácil tirar la toalla y decir "es que ya lo he probado todo y sigue sin obedecerme, no me hace caso haga lo que haga,..."


Nuestro discurso interno debe ser otro, algo así como " Ya se que mi hijo no quiere hacer lo que le pido, pero yo se qué es lo mejor para él. Necesito enseñarle dándole instrucciones más claras y sencillas, a la larga él sabrá y podrá hacer las cosas por sí mismo".


9. Enseñar en lugar de castigar.

Evitemos, en la medida que nos sea posible, castigar la desobediencia ya que es mejor enseñarle a obedecer, es decir, enseñarle cómo debe hacer las cosas. De este modo nos centramos en el aprendizaje y no en los fracasos de nuestro hijo, evitando lastimar su autoestima.




Fuentes consultadas:
Disciplina sin gritos ni bofetadas. Jerry Wyckoff - Barbara C. Unell.


Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales.

8 comentaris:

  1. Oh wow... Justo a noche estuve con mi niño muy seria, porque sé que intencionalmente no me contesta, le estaba preguntando algo, si quería su leche creo, y se voltea sin hacer el mas minimo gesto de que me escucha. Me acerque varias veces y me pare frente a él para que me viera a los ojos y se saco... Cuesta ciertamente mucho trabajo, y finalmente no me contesto... La verdad no se que hacer por que no es que no obedezca, sino que simplemente no me contesta si no le da la gana!

    ResponderEliminar
  2. Hola gabyovallarta,
    no comentas la edad de tu hijo, no se si es un peque de 2 años o un mayorcito de 6 o 7 años, ya que el modo de interpretar la obstinación en no contestarte y por tanto la forma de "retarte" y "desafiarte" es diferente en cada edad.

    Si es un pequeño de 2 a 4 años, en ocasiones no nos contestan porqué no saben como hacerlo o sencillamente no saben qué decir. Otras porqué están tan enfrascados en su juego, en los dibujos o en su enfado que no nos escuchan.

    Yo he estado toda una tarde con mi hijo mayor de 4 años intentando que me respondiera tras una rabieta. Sólo lo logré cuando yo misma le ayudé a hacerlo, tras tranquilizarme y sentarme junto a él clamada y serena.

    Difícil, sí, pero el día a día, con la constancia y la coherencia conseguiremos que nuestros niños sean más obedientes - no sumisos- porqué sabrán por sí mismos qué es lo que los demás esperan de ellos y qué deben hacer.

    Espero verte por el blog en otra ocasión. Y no dudes en comentar cuánto quieras, cualquier sugerencia, aporte, experiencia es bienvenida ya que nos ayuda a todos a crecer.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Mi hija de 3 años 9 meses no obedece cuando elijo su ropa.
    Generalmente no quiere usar la ropita que escojo para ella y hace berrinche por usar la q ella quiere Qué debo hacer

    ResponderEliminar
  4. Mi hija de 3 años 9 meses no obedece cuando elijo su ropa.
    Generalmente no quiere usar la ropita que escojo para ella y hace berrinche por usar la q ella quiere Qué debo hacer

    ResponderEliminar
  5. Hola, les comento que mi hijo de 4 años y 7 meses tiene una actitud similar a la que plantean en el articulo, pero además de eso, realiza berrinches y nos dice que nosotros no le hacemos caso. Ahora, ambos trabajamos y se queda al cuidado de su abuela, también les planteo que estoy embarazada de 7 1/2 meses y es niñita, mi hijo esta muy contento pero no se si eso le afecto, ya que antes si tenia un problema de hiperactividad, pero ahora esta revolucionado!, necesito un manual...jejeje

    ResponderEliminar
  6. Tengo una pequeña de tres años cumplidos, recién a entrado al Kinder apenas hace un mes, ya ahora le están dejando las tareas por semana, y ha sido todo un tormento en cuanto abro la libreta, es a querer cogerla y aventar la, o a querer rayarla toda y no lo que piden, a llorar y hacer berrinche, se me tira en el suelo, avienta todo, los colores etc, llega y me pone encima su juego de te y me dice quiere Ugar te? Y le contesto claro mi amor vamos a jugar al te después de tu tarea, mira los,colores q hermosos etc, y tira todo y llora y llora o se va, voy x ella y se me avienta, le recreo un buen ambiente con música instrumental para bebés o más movida, le saco todo para q se divierta haciendo la tarea y nada, le he tenido q dar un par de nalgadas, por que se vuelve intolerable su comportamiento y de la nada parece que entre más amor y empreño pongo para q sea obediente conmigo o me ponga atención ella a ser más grosera y berrinchuda conmigo, de verdad no se qué hacer, estoy en mi límite ayúdenme por favor con ideas nuevas de que hacer para que mi hija obedezca, ponga atención, se concentre en algo, estoy desesperada.

    ResponderEliminar
  7. Hola, les comento que mi hijo de 7 años años, no me obedece luego, hasta q el quiere o hasta q le dijo, ahora as x actividad, empieza hacer lo que le pedi primero y me molesta y lo empiezo a regañar y ahora asta me grita o se me pone al tu x tu. Que hago ya no se que hacer, le hablo x la buena no me obedece, le hablo x la mala a pegarle y tampoco, si me pudieran ayudar que hacer, ya estoy desesperada, porque ahora que le pego me dice que se va ir de la casa, ojala y me puedan ayudar se los agradeceré muchísimo

    ResponderEliminar
  8. Hola mi hijo tiene 4 anos y ultimamente me toma los productos personales como cremas, shampoo, maquillaje los tira y rebuelbe todos lo mismo hace con el jabon de labar y aromatisantes mi miedo es que se me pueda intocxicar o algo hasi si me pudieran dar algun consejo se los agradeseria muchisimo la verdad yo me desespero y no se como actuar o como hacerle entender q lo q hace esta mal por favor ayuda...

    ResponderEliminar

Gracias por tu tiempo y por compartir tu experiencia. Tus comentarios son muy importantes para el blog, con ellos aprendemos y compartimos conocimientos, creciendo día a día. Recuerda que te responderé justo debajo de tu comentario.

 
Top