BREAKING NEWS
Estoy actualizando la imagen de blog. Disculpa las molestias

Tema del mes: la vuelta al cole

Desarrollo Emocional

Desarrollo Cognitivo

miércoles, 18 de abril de 2012

Mi hijo me llama tonta

"¡Mama Tooonta!" grita mi hijo de 3 años y medio. Y al poco rato suelta "te voy a matar".


A mi se me rompe el alma. Algo cruje cuando se dirige a mi con estas palabras. Atónita, asombrada y decepcionada, no con él sino con el entorno, me hago mil preguntas. Me explico.

En casa no utilizamos este tipo de lenguaje y menos delante de los niños. Controlamos muy bién, o al menos, eso creo, los contenidos que mi hijo mira en los programas de tv - obviamente dibujos animados- tipo Looney Toones, Los piratas de nunca jamás, Dora la exploradora,.... Y hace tiempo que no vamos al parque porqué hace frío. Y me pregunto ... ¿Dónde ha aprendido este tipo de cosas?

Sólo puede ser de un lugar, el cole!

 

¿Qué ha pasado, cómo hemos llegado hasta aquí?

Marc empezó este curso P3, en una escuela concertada del barrio dónde residimos, un barrio normal de clase media y trabajadora. Su conducta, típica de un niño de esta edad no revestía problema alguno, más que unos celillos hacia su hermanito pequeño. Pero de un tiempo a esta parte no deja de decir "tonta". Mi caso, lo sé, no es el único. Todas las madres y padres nos enfrentamos en un momento u otro a este problema. Y ... 
¿qué debemos hacer? ¿cómo actuar? ¿es sólo una cuestión a controlar en el medio familiar o bien el entorno escolar también debe poner medios?.

En mi opinión, todos somos responsables de la educación de nuestros hijos, familia y escuela. Los padres no podemos trabajar en solitario la educación en valores positivos, necesitamos que los maestros y profesores se involucren y trabajen tanto en el aula como en el recreo la educación del respeto hacia los demás.

 
Nosotros, los padres, con el ejemplo de un buen vocabulario y aplicando nuestras técnicas y métodos para disminuir la frecuencia y el uso de este tipo de palabras (hablaré de ellas más adelante), educamos día a día a nuestros hijos pero si el entorno dónde pasan la mayor parte de su tiempo no se involucra... mucho de nuestro esfuerzo es en vano. El respeto es lo que une a una familia, mantiene fuertes los vínculos y, con él y desde él intentamos formar a personas con criterio y valores positivos. 

Cierto es que no podemos poner a los niños en una urna de cristal para protegerlos de todo. Cierto es que en el cole aprenden muchas cosas, buenas y malas. Los niños aprenden los unos de los otros y ... la mala educación también. Pero 
no podemos tolerar las faltas de respeto, y éstas deben ser una prioridad educativa, en el entorno familiar y escolar

Bajo ningún concepto podemos tolerar que un niño, aunque sólo tenga dos años, trate con desprecio a sus abuelos, padres, hermanos o amigos. Bajo ningún concepto hemos de tolerar que les hable mal o conteste peor, de patadas, pegue, insulte o haga pedorretas. 
Si no se cortan de raíz estas conductas, que seguro han aprendido en el cole o en el parque, aumentarán progresivamente.(Ma.Luisa Ferrerós. ¡Castigado! ¿Es necesario?. Ed. Planeta.

Padres y maestros debemos trabajar juntos en la formación y educación de nuestros hijos. No podemos tener una actitud pasiva y pensar que es sólo una cuestión a tratar en el ámbito familiar, esto involucra tanto a la comunidad educativa como a las familias. Si no ... ¿que mensaje estamos dando a nuestros pequeños?. 

21 comentarios :

  1. Una vez mas me encanta tu blog, mi hija va al cole con tu hijo y afortunadamente palabrotas fuertes no se atreve o no las ha percibido.... Pero tonta lo ha intentado pero como bien dices lo corte de raíz!!! Estamos trabajando desde el cole para cortar con este tipo de comportamientos. Esperemos tener resultados positivos después de haber puesto en conocimiento al colegio. Sara publicara si ha habido algún cambio positivo en el ámbito escolar!!! Verdad Sara? Esperemos que si!!! Los cambios positivos también valen la pena publicarlos!!gracias de nuevo Sara!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Evidentemente hablaré de todos estos temas que nos preocupan y ocupan. Hablaré claro está de los cambios que se produzcan y elogiaré,claro está, todos los positivos.
    Gracias por tu mensaje y por el trabajo que estáis haciendo.

    ResponderEliminar
  3. A mi también me encanta tu blog, y bueno, mi hija de 4 años no me dice tonta, pero sí "mala" desde pequeña, ahora ya no lo suele decir, pero su hermana de 2 sí que me ha lo dicho alguna vez. Eso de "mama eres mala"... y todo porque no le dejamos hacer lo que quieren. Y la verdad es que te sientes impotente, porque después de ese mala mama, quiero a papá, o quiero a la abuela (porque le dan todos los caprichos.... y las cosas que tú no quieres que les den)...
    Pero por suerte no la he oído decir ninguna palabra fuerte y lo de tonta a su hermana, pues se le ha escapado alguna vez que otra, y no la dejamos.

    ResponderEliminar
  4. Si, nos chantajean con su lenguaje. Saben, porqué se lo hemos hecho saber, cómo nos duele que nos digan "mala","tonta", "quiero al papa", "tu, no, el papa" o a los abuelos. No debemos sucumbir ante este tipo de chantaje emocional pero sí dejarles claro que no nos gusta el lenguaje que utilizan. Próximamente hablaré de cómo afrontar estas situaciones.
    Gracias por compartir tu experiencia y seguir leyéndome.

    ResponderEliminar
  5. es un placer el leerte, y ver aspectos en los que nos identificamos.

    ResponderEliminar
  6. Sencillamente, me encanta!
    Gracias Sara por toda tu labor!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Laura, me estáis animando mucho a continuar con este pequeño proyecto recién lanzado al mundo.
    Seguiré escribiendo desde mi humilde experiencia profesional y mi papel como madre.

    ResponderEliminar
  8. Buenos días Sara,

    Soy Pilar,de mamasaldia,como te digo en twitter, tus comentarios son de gran ayuda para las mamás, nosotras sólo podemos aportar nuestra experiencia, pero tu nos ayudas con tus conocimientos!!!!!
    Ya estás viviendo el cambio radical de uno a dos hijos, los primeros meses para mi fueron caóticos, ahora que el pequeño tiene 28 meses se esta estabilizando la cosa.
    Mi chiquitín, Javier, me decía tonta y tenía la mano larga, ahora se le escapa de vez en cuando, pero se le ha quitado prácticamente la manía, razonándole no funcionó, el rincón de pensar tampoco, sólo dejarlo en su habitación funciona con él, explicándole que está mal decirle tonta a mamá a papá o su hermana, lo entiende todo y cuando sale, está suave, suave y besucón.
    Sigue dándonos tu apoyo y muchos ánimos por un trabajo bien hecho!!!!!

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Pilar,
    No puedo decir nada más que gracias, gracias por seguirme en twitter, gracias por tus RT, gracias por tus mensajes de apoyo y tus elogios.
    Y sí, el cambio de un niño a dos es abismal, el trabajo es mucho más que el doble!
    Y gracias por compartir tu experiencia!

    ResponderEliminar
  10. He leido tu post y lamento que opines tan categóricamente que en la escuela de tu hijo no se trabaja el respeto y que se inhiben ante actitudes irrespetuosas como llamar tonto a cualquiera. No conozco el colegio, ni quiero saber cual es, pero estoy segura de que te equivocas al pensar eso. Como madres debemos colaborar con la escuela, igual que ésta debe hacerla con las familias pero, a su vez debemos creer más en la entidad a la que hemos confiado parte de la formación de nuestros hijos. Si no puedes hacerlo, te recomiendo que cambies de colegio o que tramites la escolarización en casa, requiere dedicación, esfuerzo, recursos, condiciones especiales pero evitarías esos riesgos que te molestan...

    ResponderEliminar
  11. Anónimo, todas las opiniones son bienvenidas.
    Quizás no he conseguido explicar realmente el mensaje que pretendía dar con mi post. Pero lo aclaro.
    Sí confío en la escuela para la formación de mis hijos, plenamente, pensé los criterios de elección con detalle.
    Sí confío en la colaboración familia-escuela pero a veces las cosas se relajan y hace falta exigir algo más. Nuestros hijos pasan en ese entorno demasiadas horas como para que olvidemos que la escuela debe velar también por la educación y no sólo por la formación. Si bien es cierto que es trabajo de la familia en un 95% el saber transmitir valores positivos como el respeto a los demás, el 5% restante corresponde a la escuela y profesionales que trabajan en ella (no sólo la tutora o tutor)
    Es mi punto de vista, como madre y como profesional que ha trabajado dentro del mundo escolar asesorando a familias, maestros y personal educativo.
    Mi post no es sólo una queja hacia el colegio de mi hijo, es una demanda para todas. "Para educar hace falta toda la tribu" esto nos implica a todos.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  12. Hola Sara,
    Estoy de acuerdo contigo en que nuestros hijos pasan la mayor parte del día en el colegio y es dentro de el donde aprenden lo bueno y lo malo, pero creo que en esta sociedad nos hemos relajado con el tema de la educación de nuestros hijos delegando toda la educación en el centro escolar; Ya sea por motivos de trabajo, de horarios incompatibles, llegamos cansadas a casa y no estamos cerca de ellos.
    Es cierto, que la escuela debe ser quien trabaje juntamente con los padres en la educación de nuestros hijos.
    Como tu me encuentro en el momento en que mi hijo empieza a decir palabrotas y aun teniendo hermanos mayores en casa, jamás los ha oído de ellos, por eso no me preocupa, porque solo los ha dicho una vez, es listo y sabe que en casa no se dice porque supone un castigo, así que supongo que en la escuela si la maestra hace respetar su entorno, tampoco los dirá en clase.
    Tu blog es excelente y de gran ayuda para las mamas. Sigue escribiendo!!!

    ResponderEliminar
  13. Estoy totalmente de acuerdo con tu reflexión. Gracias por compartirla aquí.Espero poder seguir escribiendo y que los temas que publico sean de vuestro interés.
    Gracias por animarme a seguir.

    ResponderEliminar
  14. Yo no tolero insultos, ni a mi, ni mucho menos a los demás. Mi respuesta...si me vas a hablar así, no te escucho, te cuido, pero no te escucho.
    Pero mi hija (13 años) a partir de los 6 años se puede pasar el día entero con comentarios "no te peines que con esa cara tuya da igual" Ella y yo sabemos que es broma. Y eso sí está permitido.

    gracias

    ResponderEliminar
  15. Que bueeeennn tema de verdad fortificante recibir estos consejos tan importantes, mi hijo en ocasiones me dice palabras indebidas y tengo que llenarme de paciencia porque me da dolor castigarle, pero si trato de ponerme seria y hablar con carácter para que entienda mi rechazo a esa actitud, muy agradecida por tus recomendaciones, aquí les aporto un link www.universiaglobal.com/crianza_familia01.htm para ayudar a la crianza de los hijos

    ResponderEliminar
  16. Gracias Carmen por tu comentario y por el enlace al link que recomiendas. Lo tendré en cuenta.
    Saludos,
    Sara Tarrés.

    ResponderEliminar
  17. hecho de menos papas en estos lares...

    también nos preocupamos de esas cosas.

    Jesús
    Burgos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jesús,
      a mi también me gustaría tener más comentarios de papás en el blog, yo también los hecho de menos aunque se que vosotros también os preocupáis por vuestros hijos.

      Saludos,

      Eliminar
  18. hola...me enfrento a lo mismo y no se bien como actuar.....mi hija tiene casi 5 años y lleva un par de meses llamandome maligna o tonta o que no me quiere cuando no quiere hacer alguna de sus tareas......no tiene papa y no se si esto influye(se marcho cuando tenia un mes y no se nada de el), asi q.no tenemos papa......cuando la mando al rincon de pensar no me hace ni caso, entonces quito los dibujos una tarde y llora muchisimo.....no se que hacer....gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo,
      se y comprendo la desesperación que producen estos comportamientos. Como habrás podido comprobar yo misma, siendo psicóloga infantil, he pasado por esta etapa. Pocos son los que se libran de que en algún momento u otro nuestro hijo reaccione de este modo.
      Te adjunto un link, con otro artículo de este mismo blog donde escribo sobre qué hacer ante este tipo de comportamiento.
      http://www.mamapsicologainfantil.com/2012/05/tonta-mala-que-hago_02.html#.UWLCMZN7J8E

      Castigarles sin dibujos no suele tener mucho efecto y tampoco les estamos enseñando la conducta correcta ni por qué está mal decir este tipo de cosas a las personas que queremos. El rincón de pensar funciona si lo aplicamos bien, te adjunto también otro artículo sobre cómo aplicarlo.
      http://www.mamapsicologainfantil.com/2012/05/time-out-tiempo-fuera-o-silla-o-rincon.html

      Espero que leyendo los artículo que te recomiendo puedas enfocar esta situación de otro modo y que finalmente se resuelva. La paciencia y consistencia son nuestras mejores "armas". Estoy convencida que serás capaz de poner punto final a este "brote" de "mamá ya no te quiero" o "tonta, mala ...".

      Quedo a tu disposición para aclarar cualquier otro tipo de duda.
      Saludos,

      Eliminar
  19. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA


    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente.


    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar

Gracias por tu tiempo y por compartir tu experiencia. Tus comentarios son muy importantes para el blog, con ellos aprendemos y compartimos conocimientos, creciendo día a día. Recuerda que te responderé justo debajo de tu comentario.

 
Copyright © 2013 Mi mamá es psicóloga infantil
Share on Blogger Template Free Download. Powered byBlogger